El rescate de Rosario

Por Victorio Neves de Baers – 13 de Abril del 2012

Declaración oficial de Rosario:

“… El 4 de Abril en la noche decidimos ponernos un poncho para que nos vean, es por ello que al caer la noche Ciro se sentía decepcionado por no ser rescatados. Pasamos la noche y Ciro se levanta temprano el 5 de Abril y aún se veían las luces de los pueblos y el me dice “sigamos caminando”, y yo le dije que estaba débil y me quedé descansando, Ciro me comenta que va a subir para ver las luces de Tapay. Cuando me despierto al existir sol busqué a Ciro y al no encontrarlo pensé que éste había ido a pedir ayuda, por lo que decidí pedir ayuda y sólo veía carros por la otra banda y al llegar la noche, decido con el sleeping y con la manta hacer un lugar donde dormir…”

Extracto del Libro de Rosario:

“… Esta aventura que viví en el Colca fue desafortunada, ya que emprendimos el viaje junto con mi compañero, amigo y enamorado Ciro Castillo Rojo García Caballero y de la cual sólo yo hasta el momento he sido rescatada.

Cada día y noche en la oscuridad y soledad de la montaña le agradecía a Dios por el día que me había regalado, porque mis fuerzas no se desvanecieran. Y le rogaba indesmayablemente para que al día siguiente me rescataran. Le rogaba para que me protegiera porque estaba en esta agreste e infinita montaña llamada Bomboya.

Diariamente, desde el lugar donde me encontraba, gritaba por ayuda, gritaba el nombre de Ciro. Mi voz no descansaba durante el día a pesar de que no tenía la seguridad de que me escucharan al otro lado del río Colca.

Pero la voluntad y las ganas de sobrevivir me llevaban a soportar días con sol intenso, durante los cuales, a falta de agua, tuve que tomar mis propios orines. Días durante los cuales sabía que tenía que cuidar mi salud si quería salir de esa montaña con vida. Y de las interminables noches durante las cuales tuve que recurrir al ingenio para abrigarme con las mantas que guardaba en la mochila, protegiéndome y evitando mojarme. Así logré capear las noches más frías que hasta ese entonces había sentido. La lluvia y el granizo traían para mí momentos esperanzadores, ya que esa agua era mi único sustento durante los días que me encontré perdida en el lugar que luego se bautizó con el nombre de “zona de las mochilas”.

Trataba de encontrar soluciones a la situación, de sacarle una sonrisa al sufrimiento. Pude ver lo enorme e imponente que era la montaña, pude ver bailar a los cóndores en el cielo y verlos regresar por las tardes antes que la neblina cubra este hermoso valle.

El 10 de abril, y con el recuerdo de una promesa hecha en Lima en los primeros días de marzo a mi hijo Santiago, esa estrellita que me acompañaba diariamente, y tras varios días de solo alimentarme a base de agua y hormigas, que fue la peor comida, ya que era demasiado astringente, decidí ir en busca de “mi casa”, que para mí significó seguir caminando hasta encontrar ayuda, hacer lo imposible por llegar a algún lugar donde hubiera agua y comida.

No sabía en qué parte de la montaña ni en dónde me encontraba, lo único que sabía era que tenía que caminar, cuidarme físicamente ya que una caída significaría que no podría seguir caminando (…) pero no tenía idea de cuántos días me llevaría llegar a “mi casa”, pero no me detendría.

Y fue así que caminé hasta el día miércoles 13. Aproximadamente a medio día me rescataron. Recorrí los parajes más complicados y hermosos que haya podido observar. Es así como yo, Rosario Ponce, una chica de 24 años, hice todo lo imposible para cumplir una promesa. Me puse al límite y logré salir viva. Di todo de mí porque sabía lo mucho que valía y que me esperaban en casa. Dios me dio una oportunidad más de vida y le doy gracias.”

Primera información a la prensa

El día Miércoles 6 de Abril del 2011, Peter Ríos, suboficial superior de la Unidad de Salvamento de Alta Montaña (USAM) del Colca, informó a la prensa:

“El último lunes recibimos una llamada de auxilio del señor Efraín Matos, quien informa que sus compañeros Ciro Castillo Rojo y Rosario Ponce López estaban extraviados en el Colca. La intención de los jóvenes era hacer trekking hacia la localidad de Tapay, y en medio de la zona hay algunos nevados, entre ellos el Bomboya”.

Refirió que las operaciones de búsqueda, la cuales están al mando del mayor PNP Robert Grández, jefe de la USAM – Arequipa, son complicadas debido a la intensa nieve y lluvia que cae en la zona.

“Los efectivos están cubriendo la ruta desde Madrigal hasta el nevado Bomboya, y de Tapay hacia el mismo nevado. Entre Madrigal y Tapay hay unas 14 horas de caminata. La joven, en su comunicación, refiere que estaban frente al Bomboya”.

Explicó que se ha elaborado un plan de operaciones, el cual considera recorrer la zona por donde los visitantes iniciaron su recorrido, por cuanto no contaban con el servicio de guiado. Esperan en la próximas horas dar con su paradero y encontrarlos sanos y salvos.

Búsqueda complicada

El día Miércoles 6  y Jueves 7 de Abril no se pudo realizar la búsqueda por tierra de manera completa, porque el mal tiempo lo dificultaba.

Se ofreció un helicóptero MI-17 de la Policía Nacional para la búsqueda el día 8 de Abril, el cual recién estuvo disponible a partir del 9 de Abril a las 9 de la mañana debido a la intensa lluvia y neblina que caía en la zona.

El día 9 de Abril la brigada de búsqueda y rescate estaba conformada por 14 especialistas.

El día Lunes 11 de Abril se sumaron perros adiestrados a la búsqueda, todos estos días en el Colca se presentó baja nubosidad y poca visibilidad.

El 12 de Abril, los familiares de Ciro Castillo Rojo se entrevistaron con el Ministro del Interior, Miguel Hidalgo, el cual se comprometió a continuar disponiendo el helicóptero de la PNP para la búsqueda de los jóvenes.

El helicóptero de la PNP hizo en total 3 vuelos, y su búsqueda se concentró en las partes nevadas altas del Bomboya, por la ruta de Madrigal a Tapay, donde supuestamente se extraviaron los jóvenes.

Se incrementó el número de rescatistas, con la orden de no parar hasta encontrarlos, se peinó desde Madrigal hasta Tapay.

El 13 de Abril

El 13 de Abril desde las 5 de la mañana salieron 5 patrullas, compuesta por miembros de la policía, los bomberos Unidos sin Fronteras de Arequipa, y por pobladores de la zona de Madrigal, a las 7 am las patrullas se encontraban por la zona de Fortaleza; al mismo tiempo el helicóptero empezó a sobrevolar ese día por la zona baja del Bomboya, porque ya se había descartado las zonas altas.

Antes del mediodía del 13 de Abril, una pobladora del lugar estando cerca al río Colca, escuchó gritos de auxilio provenientes del lugar conocido como la casita de Peigh, zona baja del Bomboya, muy cerca al río; la mujer llamó a la comisaría de Madrigal y la información fue comunicada al mayor Grandez, encargado de dirigir las operaciones de búsqueda. El mayor Grandez dispuso que una patrulla mixta se diriga a esa zona, la cual ya había sido peinada en días anteriores, la patrulla llegó allí a la 1 de la tarde, y en la quebrada Condorshencca, encontraron a Rosario Ponce exactamente a la 1:05 pm.

Luego de los primeros auxilios en el lugar del rescate fue trasladada a Madrigal donde llegó a las 10pm y trasladada a Arequipa en ambulancia a donde llegó a las 3am del día siguiente Jueves 14 de Abril.

La mamá de Ciro, contó esa mañana este testimonio: “… mi esposo me comentó que cuando la llevaron a Madrigal, lo primero que dijo (Rosario) es que no quería que se la llevaran hasta que no lo encontraran a Ciro, eso es lo que pidió ella …”.

Fue revisada en el área de Emergencia del Hospital Nacional Carlos Alberto Seguín Escobedo (EsSalud) en Arequipa y luego, al mediodía, trasladada  a Lima en un avión Antonov de la Policía, para su recuperación total en la clínica San Pablo, buscando que se recupere lo más pronto para que vuelva al Colca a prestar su testimonio para ubicar a Ciro Castillo.

Gracias a las indicaciones de Rosario se pudo llegar al lugar de las mochilas a 4,000 msnm, donde se encontraron las mochilas.

Anuncios

7 comentarios en “El rescate de Rosario

  1. ¡MENTIROSAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

    Nunca quisiste a Ciro, lo demostraste hasta la saciedad con tu conducta inhumana para con su familia y para con él, no colaborando en la búsqueda y mas bien levantando falsas calumnias contra Ciro y su familia.

  2. Pingback: Alonso Málaga Machicao « El crimen perfecto

  3. Pingback: Carlos Eduardo Ponce García « El crimen perfecto

  4. Pingback: Carlos Mateo I Tueros « El crimen perfecto

  5. Pingback: Darío Hurtado Cárdenas « El crimen perfecto

  6. Pingback: Jorge Vargas Bueno « El crimen perfecto

  7. Pingback: Rosario Ponce da una quinta versión sobre la desaparición de Ciro « El crimen perfecto

Deje un comentario (no es obligatorio el email)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s