Investigarán laptop de Ciro Castillo-Rojo

Publicado en La República el 5 de Marzo del 2012

Juan de Dios Medina, abogado de la familia Castillo-Rojo, reveló hoy que la laptop del joven encontrado muerto siete meses después de su desaparición, será sometida a peritaje por especialistas de Lima.

El representante legal dijo, que la laptop les fue requerida en enero, pero recién ahora pudo ser entregada a María del Rosario Lozada Sotomayor -fiscal del caso-, debido a algunos inconvenientes de tiempo.

“La laptop va a ser peritada por personal especializado de Lima, a fin de establecer si hay alguna información valiosa, esperamos que esto se haga a la brevedad posible”, señaló.

Al ser consultado sobre la presunta existencia de un video de Ciro y Rosario Ponce (su pareja al momento de su desaparición) en la laptop, dijo que desconocía eso porque no revisó su contenido.

“La verdad no sé si Ciro y Rosario grabaron algún tipo de conversación en la laptop, en todo caso cumplimos con entregarla a la fiscalía que analizará eso. A nosotros nos fue entregada la laptop entre mayo y junio del año pasado y desde esa fecha hasta el día de hoy estuvo guardada”, sostuvo.

Reprogramación de las diligencias

Medina señaló, que la fiscal le informó que en el transcurso de la semana se les remitirá la disposición con el nuevo cronograma de interrogatorios y declaraciones testimoniales pendientes.

El sacrificio del Bomboya

Copaccochas: así llamaban los incas a los adolescentes puros, sin mácula, que eran entregados en sacrificio a las montañas sagradas, los Apus. Esos sacrificios de la antigüedad son los que los arqueólogos contemporáneos descubren como momias, vestigios orgánicos que son testimonio cultural e histórico de vidas pasadas. Solo en Arequipa se han descubierto las momias Urpicha del volcán Pïchu Pichu, Sarita en Sara Sara, cinco más en el Misti y la internacionalmente conocida Juanita del nevado Ampato hallada por el arqueólogo de montaña Johan Reinhard en 1995.

Publicado en Caretas el 28 de Octubre 2011

El nevado Bomboya en Arequipa, infausto escenario de la desaparición del estudiante Ciro Castillo, es actualmente considerado un Apu por algunos músicos, quienes le llevan sus instrumentos musicales a manera de ofrenda para tocar mejor.

El cuerpo de Ciro Castillo fue descubierto semimomificado por el clima al cabo de 206 días sobre los 3,800 metros de altura. Estaba a solo 800 metros de distancia de donde se separó de Rosario Ponce, el lugar conocido como “la zona de las mochilas”. El resultado de la necropsia anunciado por el presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Arequipa, Jesús Fernández, es que Ciro murió por “politraumatismo severo”. No hubo crimen, no hubo conspiración. Se desbarrancó solo. Una terrible ofrenda que el Bomboya habría reclamado.

LA ZONA DE LAS MOCHILAS

El cruel y extendido drama de la familia Castillo pudo haber terminado mucho antes. Exactamente, el día en que rescataron a Rosario Ponce, el 13 de abril. “Ciro está por la zona de las mochilas”, dijo Rosario en el helicóptero que la rescataba ese día.

Según declara la rescatista Carol Chamán Comotto, 46, de los Topos de México, cuando ellos llegaron a la zona en junio pasado a embarcarse en el rescate la policía les dijo que ya se había inspeccionado ese lugar. Entonces ella y su compañero, el mexicano Ramón Flores Méndez, 31, dividieron el Bomboya en cuadrantes y empezaron a trabajar por los lugares donde no se había buscado. Así se perdieron 4 meses.

Hace unos 20 días, los ‘topos’ y un equipo de alta montaña de la empresa Soluciones Verticales, al mando del experimentado rescatista Eloy Caclla Cárdenas, volvieron sobre sus pasos y se enfocaron en la ‘zona de las mochilas’ y sus alrededores en un radio aproximado de 5 kilómetros a la redonda.

Chamán contó que, la mañana del domingo 16, se encontraban trabajando en el Bomboya y, al no haber novedades, se arriesgaron a descender con cuerdas 400 metros abajo por uno de los desfiladeros. “Fue allí cuando Eloy Caclla divisó el cuerpo”, recordó ella.

QUEBRADA MORTAL

La quebrada por la que cayó Ciro tiene una altura de 1,200 metros en un ángulo de 60 grados. “Es un despeñadero rocoso, empinado e inaccesible”, resume Chamán. Ese fue el motivo por el que los restos fueron rescatados por unos 30 brigadistas recién el lunes 24.

El cuerpo de Ciro se encontraba en una saliente a mitad de la pendiente, en una “cuna de roca”. Estaba en posición cúbito dorsal, un brazo extendido y otro recogido; sin zapatos y con medias.

María Castillo, hermana del universitario, declaró que le parecían “extrañas” las circunstancias que rodearon la aparición del cadáver, pero la ‘topo’ peruana explica que Ciro pudo haber perdido los zapatos al caer por el abismo.

Chamán y Cacya se inclinan a pensar que Ciro resbaló accidentalmente. Los 4 testimonios que Rosario Ponce brindó a la fiscalía ayudan a comprender lo que pasó.

LA SEPARACIÓN: UNA CRONOLOGÍA

Según estas declaraciones de Ponce, la pareja de estudiantes de la Facultad de Ingeniería Forestal de la Universidad Nacional Agraria llegó al pueblo de Chivay el 30 de marzo. Al día siguiente partieron a Tapay y, por la tarde, descansaron en la fortaleza de Chimpa, a 3,000 metros sobre el nivel del mar. En el trayecto, una mochila cayó por una pendiente, perdiéndose víveres y 2 carpas. El 1 de abril emprendieron el ascenso al Bomboya e instalaron un campamento en una cueva. Al día siguiente llegaron a una planicie de queñuales y deciden acampar allí porque empezó a llover. El domingo 3 caminan lentamente porque ella se da cuenta que tenía un sangrado vaginal. Al día siguiente, el lunes 4, ambos llegaron a una zona llamada Casca. Rosario dice que los mapas no los orientaban bien y, al ver los desfiladeros, creyeron estar perdidos. Acampan en una cueva a 3,500 metros de altura y unos 4 grados bajo cero. Granizaba.

Al amanecer del martes 5 de abril, Rosario aseguró que se despertó y no encontró a Ciro, por lo que supuso que “había ido a Tapay a buscar ayuda”.

Ciro, según Chamán, pudo coger una ruta más fácil, pero todo indica que decidió caminar hacia la derecha bordeando el Bomboya para llegar a Tapay. “Escogió la peor ruta porque es un lugar plagado de abismos. Encima no llevaba su calzado de alta montaña, sino zapatillas Vans con los que puedes resbalar fácilmente”, indica Chamán.

CIRO, ENTRE EL RATING Y EL FERVOR

Algunos medios que inicialmente sentenciaron a Rosario Ponce empezaron a recular en las últimas semanas. El domingo 23, por ejemplo, Rosario estuvo en vivo en los sets de Cuarto Poder, de Canal 4. La entrevista hizo 19.6 puntos de rating, convirtiéndose en el programa más visto del fin de semana pasado.

El increíble Caso Ciro ha mantenido cautivo al país por el misterio que rodeaba la búsqueda, los testimonios que algunos medios calificaron de “contradictorios” y por los extraños percances que sufrieron los rescatistas. La inicial actitud de Rosario Ponce, entre los nervios y la frialdad extrema, tampoco ayudó. Es comprensible que el dolor de la familia Castillo haya alimentado una exacerbación en contra de Rosario Ponce, pero ahora, dadas las evidencias factuales de lo que habría sucedido, su actitud debería replantearse ante el recogimiento y luto por el hijo perdido accidentalmente.

Chamán cree que “el hallazgo del cuerpo es un milagro”. Ese sentimiento religioso ha sido notorio en Arequipa desde que el Bomboya devolviera el cuerpo. Pobladores de Chivay espontáneamente lo recibieron con la banda del pueblo antes de ser embarcado rumbo a Arequipa. En Arequipa una masa hacía vigilia nocturna fuera de la morgue con flores y fotos de Ciro haciendo suyo el reclamo primario de justicia, que a la larga no es sino la necesidad de una explicación ante un sacrificio inútil: la pérdida precoz de una vida joven. La única respuesta posible se quedó en el Bomboya, el Apu.

Comentario ante nueva información de informe Físico Matemático

Ante la aparición de más detalles del informe físico matemático a presentarse el día de hoy, tengo los siguientes comentarios.

Melchor Siesquén Sandoval, no está registrado en el Colegio de Matemáticos del Perú; se sugiere al Catedrático Siesquén regularizar su situación, lo cual debió haber hecho antes de involucrarse en este caso tan mediático.

Comentarios acerca de la caída libre, en seco:

Ya se comentó la semana pasada que no era el caso de Ciro, (ver aquí el enlace a la noticia y comentario anterior) sin embargo hay que añadir lo siguiente:

La noticia anterior habló de 504 Km/hora, (el Dr. Medina dijo en entrevista a un medio de televisión: “500 Km/hora en PROMEDIO”), y algunos comentaristas hablaron de que eso era imposible porque había una velocidad límite o terminal, y otro comentarista aportó el dato histórico de un salto que llegó a cerca de los 900 Km/hora; éstas dos informaciones eran contradictorias hasta cierto punto, sin embargo hay que anotar que el salto realizado se hizo desde la estratósfera, con un traje especial y bajo condiciones especiales, es decir buscando batir un record.

Busqué información y encontré que debido a la fricción y rozamiento, en la práctica sí existe una VELOCIDAD TERMINAL, donde ya no hay aceleración, que es alrededor de 72.5 mt/seg, o 261 Km/hora, la cual puede ser menor pues depende de la forma de la caída, de la superficie del individuo, de su vestimenta y de las condiciones ambientales; sin embargo, como concluí la vez anterior éste no es el caso de Ciro, pues no se trató de una caída libre.

Como también expliqué la semana pasada, el procedimiento es primero observar el cuerpo y sus lesiones o fracturas, y así determinar la velocidad y altura que pudieron haberlas ocasionado, también se debe considerar la geografía del lugar.

También debo observar que no existe la palabra “desbarrancamiento“, que muchos la hemos usado, aunque sí el verbo desbarrancar; usaré en adelante “deslizamiento” y/o “rodamiento”.

Datos acerca de la caída:

  • El total de la altura del abismo por el que cayó Ciro es de más de 1000 metros.
  • El cuerpo de Ciro sólo recorrió 600 metros aproximadamente de este precipicio.
  • El cuerpo de Ciro fue encontrado en un talud, o pendiente, de 60 grados, compuesta de cascajo y piedras de todo tamaño, incluso mayores que él, como se puede apreciar en la foto.
  • Se encontraron pertenencias de Ciro en el mismo talud o pendiente, entre unos 20 a 30 metros más arriba; no se apreciaron huellas humanas alrededor del cuerpo o de las pertenencias de Ciro.
  • No se pudo hacer llegar al lugar de los hechos al escáner 3D, debido a consideraciones que pueden ser tratadas en otro artículo
  • Ciro murió por múltiple traumatismo severo en el cráneo
  • Ciro tuvo además múltiples lesiones y una fractura en su brazo derecho.
  • No hay evidencia que afirme que Ciro fue transportado luego de muerto hasta este lugar
  • Peritos que fueron al lugar de los hechos, en Noviembre 2011, para determinar lo que pasó concluyeron que:

“… Ciro tomó un camino de herradura, creyendo que le llevaría hasta Tapay, pero al llegar a cierto punto avistó un terreno agrícola, al que trató de llegar tomando alguna ruta, pero que desistió al percatarse de que no había ninguna ruta segura, y por lo tanto decidió regresar al lugar de las mochilas.

Al querer retornar donde Rosario le esperaba, no tomó la misma senda por la que vino, sino que, tal vez equivocado, por causa del cansancio o por tomar un atajo, tomó otra ruta mucho más peligrosa (camino de zorro), en la cual perdió el equilibrio, resbaló, cayó y dando tumbos llegó al lugar donde fue encontrado muerto…

Más conclusiones

Si el cuerpo fue hallado en un talud de 60 grados, y sus pertenencias unos 20 a 30 metros más arriba, es bastante seguro que el golpe en la última caída parcial de Ciro sucedió cercano a donde se encontraron sus pertenencias, y que luego, su cuerpo, rodó o se deslizó hasta el lugar donde fue encontrado, siendo detenido por la roca donde se encontró su cuerpo. Cabe recordar que en Abril por este lugar se desplazaba agua a gran velocidad proveniente de las alturas del Bomboya (lluvia y deshielo), hacia el Colca.

Haga clic en la foto para obtener más detalle:

Velocidad de Rodamiento

Por carecer de más datos, no es posible saber con exactitud la velocidad a la que cayó Ciro a este talud, sin embargo sí podemos calcular la velocidad de su desplazamiento una vez caído hasta que alcanzó la posición final; la fórmula es similar a la anterior: Velocidad final = √ ( 2 x aceleración de gravedad x altura), con la diferencia que la aceleración ya no es la gravedad (9.81 mt/seg²), sino una razón trigonométrica de ésta dada por la pendiente:  Aceleración = seno( 60 ° ) x gravedad

Aceleración = 0.866 * 9.81 mt/seg² =8.496 mt/seg²

La nueva velocidad final teórica será: √( 2 x 8.496 mt/seg² x 25 mt ) = 20.6 mt/seg.

Ésta velocidad teórica se da cuando rueda un cilindro o una esfera en una pendiente totalmente plana, en nuestro caso se verá disminuida por tratarse de cascajo, que amortigua el rodamiento, las piedras de todo tamaño, y la no uniforme forma del cuerpo humano, que además va girando, convirtiéndose sus extremidades en palancas o cuñas que frenan la caída. Considerando todo eso se puede estimar que la velocidad de Ciro en ese deslizamiento podría estar alrededor de 10 mt/seg, cuando se topó con la roca donde se detuvo.

La fiscal encargada del caso, con su cuerpo de fiscales, INTERPRETAN los diversos informes, REPREGUNTAN a los peritos, cuestiones que no les estén muy claras, y llegan a una conclusión final.

Vea aquí Noticia y comentario anterior

Vea aquí la última noticia publicada en perupuntocom

Vea aquí el artículo ¿Cómo llegó allí Ciro?

Nuevas evidencias en caso Ciro Castillo comprobarían asesinato y no caida

Publicado en Perupuntocom.com el 3 de marzo de 2012

Padre de estudiante vuelve a la carga y presentará pruebas ante fiscal.“El cuerpo (de Ciro) no presenta las características de un desbarrancamiento, ya que habría sufrido una fracturación severa en el sistema óseo y del cráneo con expulsión de masa encafálica, físicamente eso no es posible, no reúne las condiciones de una persona que se precipita”. El abogado de la familia Castillo Rojo sostuvo que los mechones de cabello encontrados en el polo, la casaca y la polera de Ciro serían de la tercera persona que participó en el crimen. Este lunes se retoman las investigaciones del caso de Ciro Castillo-Rojo y según se supo la fiscal Lozada reprogramará nuevas diligencias. El conteo regresivo parece irreversible para Rosario Ponce quien ha caído en contradicciones en sus declaraciones.

A esta conclusión llegó el catedrático de la Universidad Pedro Ruiz Gallo, Magister Melchor Siesquén Sandoval, cuyo estudio basado en la física expuso en Lambayeque y lo entregó luego al padre de Ciro.

OJO conversó con el profesional, quien además es solicitado por la Fiscalía y el Poder Judicial para esclarecer casos complejos de caídas y accidentes con subsecuente muerte.

Explicó que en el caso del extinto Ciro su investigación científica se basó en dos hipótesis: la de la precipitación y la del desbarrancamiento. En ambos casos desde una altura de mil metros.

De acuerdo al estudio de la física, dijo que en el primer caso la velocidad de la caída en seco sería de 504 kilómetros por hora. De ser la segunda la velocidad de caída alcanzaría los 450 kilómetros por hora, menos que la primera porque al caer y chocar con otros cuerpos se va perdiendo el 60% de energía y con toda seguridad la muerte es instantánea.

“En cualquiera de los casos el cuerpo no tendría que haber quedado como está (sino como un saco de nueces) porque por efecto de la caída los brazos y piernas tienden a abrirse y Ciro quedó encogido y boca abajo. Además, tendría que haber quedado con los dientes destrozados al igual que las rodillas y codos. Los órganos internos, vísceras, hígado, bazo y pulmones tendrían que encontrarse muy dañados, además del desprendimiento de estos por la gran velocidad de impacto”, reveló.

¿Y si la caída hubiera sido de unos 30 metros de altura?, preguntamos. “La velocidad de la caída habría sido de 100 kilómetros por hora, igual no es una caída corta y los daños tendrían que haber sido los mismos, pero en menor grado”, concluyó.

Este estudio será presentado a la fiscal María del Rosario Lozada para tomarlo en cuenta en las investigaciones, pues don Ciro Castillo sigue sosteniendo la hipótesis de que a su hijo lo mataron en otro lugar y luego lo colocaron en el sitio donde fue encontrado muerto. “Lo único que queremos es saber la verdad, aquí hay algo turbio y grave, y queremos descubrirlo”, señaló.

Por su parte, Juan de Dios Medina, abogado de los Castillo Rojo, señaló que el análisis probaría la teoría de que el joven no murió al desbarrancarse, sino que terceras personas lo habrían matado y habrían colocado su cuerpo en la zona donde fue hallado el 21 de octubre del 2011.

Cabe resaltar de que, tras cumplirse el periodo de vacaciones en el Ministerio Público, la fiscal María del Rosario Lozada, quien dirige las investigaciones del caso Ciro Castillo, retomará las diligencias este lunes.

Se supo que entre las manifestaciones pendientes se programará un nuevo interrogatorio a Rosario Ponce, quien –según su defensa– habría aceptado regresar a la Ciudad Blanca, También se llamará a su exenamorado Víctor Cabrera.

Lea un comentario acerca de esta noticia aquí