Con escultura de Ciro, Autocolca busca fomentar el turismo por Semana Santa

Publicado en El Búho el 20 de Marzo del 2012

En total son 14 esculturas de aproximadamente dos metros de altura y entre 100 y 200 kilos de peso que representan a danzantes tradicionales de los pueblos del valle del Colca, con las que Autocolca fomentará sus actividades por Semana Santa.

Las esculturas se exhibirán en la plaza de armas los días 22, 23 y 24 del presente para luego ser trasladadas a la alameda Salaverry en Chivay.

Los artistas que elaboraron las esculturas fueron los hermanos Yanqui junto a Edgar Choque, quienes demoraron 6 meses para la elaboración de las descomunales piezas. Las estatuas, entre las que figura el estudiante muerto en un farallón del Colca, Ciro Castillo-Rojo, están hechas de yeso mientras que el plasmado fue hecho en fibra de vidrio.

El subgerente de Autocolca manifestó que para la develación de las estatuas, que se realizará en el Valle del Colca, se ha invitado al doctor Ciro Castillo-Rojo, padre del estudiante encontrado muerto.

Resbalón es cuento

Rescatistas: imposible caminar por ese cerro y no creen en informe forense

Publicado en el Diario Ojo el 20 de Marzo del 2012

En medio del asombro y ligeras sonrisas respondió Eloy Cacya Cárdenas a una parte del informe forense que revelaría que Ciro murió tras desbarrancarse desde una altura de 4 metros. “Para empezar, es imposible que una persona pueda caminar por esa zona porque no hay camino definido. Yo tuve que usar sogas para descender hasta llegar al lugar donde se encontraba el cadáver de Ciro, arriesgando incluso mi vida”, dijo el montañista.

“¿Quien podría querer bajar por ese cerro para buscar ayuda si es peligroso?”, se preguntó.

Eloy, quien halló el cadáver de Ciro, después de internarse más de dos meses en el Bomboya, no quiere opinar sobre este resultado forense, pero sin duda no le da crédito.

“¿Por qué?. Es simple, porque un foráneo como Ciro o cualquier otro no podría haber intentado desplazarse por ese lugar, puesto que no hay camino”, recalcó varias veces.

El integrante de la Asociación de Guías de Montaña recordó que fue el primero en recorrer casi todo el territorio del Bomboya cuando aún ningún rescatista pisaba ni contaminaba el lugar.

Así, dice que al día siguiente del que encontraron a Rosario Ponce López (13 de abril de 2011), él se desplazó hasta la zona de las mochilas y llegó a pie hasta la cima del cerro (el cual a mitad fue encontrado el cadáver de Ciro) y lo único que descubrió fue un “camino de zorro” y huellas de venado. No habían huellas de personas.

“Lo que hice fue seguir las pisadas del venado para ver dónde terminaban, pero no continué porque el lugar era peligroso, el abismo era profundo y me regresé”, dijo.

Además, recordó que esos días el terreno era más peligroso porque en el día estaba resbaladizo y en las noches cubierto de nieve.

“La nieve se derretía en el día y el terreno quedaba mojado y resbaladizo, era peligroso caminar y menos si no tenías implementos, sobre todo zapatillas. Yo no quiero opinar sobre ningún resultado forense, pero lo único que puedo decir es que nadie podría caminar por ese lugar”, acotó.

Esta versión coincide con el también integrante de la Asociación de Guías de Montaña, Michel Obando, quien afirmó que difícilmente Ciro Castillo-Rojo pudo haber bajado cierta altura caminando, como dicen, y lo más probable es que lo haya hecho arrástrandose o sujetándose de plantas y/o rocas, por lo que le extraña que no hayan encontrado tierra en sus uñas.

En su opinión, es posible que el estudiante fallecido escogió esa ruta porque estaba escapando de algo o alguien, por lo que ya no pudo dar marcha atrás y continuó hasta caer. No cree que el cuerpo haya sido dejado en el lugar, “no tiene sentido” pues “si alguien quiere esconder un cadáver, lo oculta, no lo deja tan a la vista como se encontró”.

“Esa es una zona muy compleja para llegar, no hay un camino marcado. Yo creo que quizás él haya estado escapando de una situación y optó por bajar por ese lugar (cerro) deslizándose y finalmente por cansancio no ha podido continuar y cayó”, explicó.

Obando considera que lo más lógico era regresar, “a menos que haya visto a alguien que lo ha estado persiguiendo”.

Lo que también resulta extraño -mencionó- es que habiendo caído 4 metros, que no es mucha altura, se haya quedado sin zapatillas, y mucho menos que éstas hayan salido volando. Agregó que, en todo caso, debieron caer en un radio de entre 15 a 20 metros, por lo que deberían haberlas encontrado, por lo menos una de ellas, si tenemos en cuenta que el cuerpo cayó en una plataforma más o menos amplia. “El mecanismo de caída no ha sido brutal como para que no aparezcan las zapatillas”, comentó.

Para el rescatista, Ciro pudo haber llegado al lugar sin zapatillas, tal vez las perdió o se las quitaron antes, y luego escapó.

Otra cosa que también le llama la atención es que después de 206 días de haber sido encontrado su cadáver, haya estado entero y no se lo haya comido ningún animal de la zona, teniendo en cuenta el tiempo transcurrido.

Comentario de Victorio Neves de Baers

En las últimas horas se hacen múltiples comentarios sin fundamento; nadie ha dicho que el área hasta donde llegó Ciro, o  hasta 4 metros antes de donde se encontró su cuerpo sea caminable, menos que haya caminos.

Lo que el estudio del departamento de Criminalística de la Policía indica, luego de haber estado en el lugar de las mochilas, el lugar hasta donde presuntamente ascendió (las torres), y observar el lugar donde el cuerpo fue encontrado, es que Ciro empezó a descender (no 1000, ni 700, ni 600 metros como exageradamente afirman los que descalifican el informe apelando a la imaginación del abismo),  sino que, luego de haber visto un terreno de cultivo cerca al río, empezó a descender (la cantidad de metros no ha sido provista), y que eso sí es posible,  Y ASÍ LO DEMOSTRARON VICTORIANO ALCA Y LUIS MEZA, QUIENES SÍ CAMINARON “POR ESE CERRO”,  pero luego, al ver que era imposible continuar, Ciro decidió retornar al lugar de las mochilas, y es allí, en ese “camino de zorro”, donde resbaló, se deslizó, derrapó o cayó por SÓLO 4 METROS, anotando que esta altura mencionada de 4 metros sólo corresponde a la etapa de caída, y no de deslizamiento, pudo haberse deslizado cientos de metros.

El lugar donde se encontró Ciro es un talud, en el cual hasta cierto punto es caminable (hay videos y fotos de Cacya y otros rescatistas alrededor del cuerpo), porque es una pendiente de cascajo de 60 grados, sin embargo, las áreas superior e inferior de ese talud son de roca pura, y no son caminables.

Para más información lea el artículo ¿Cómo llegó allí Ciro?

Foto de Eloy Cacya y otros rescatistas “caminando” por donde Ciro caminó, el Domingo 16 de Octubre del 2011, horas antes de avistar el cuerpo:

Foto del talud donde fue hallado el cuerpo:

Eloy Cacya Cárdenas

Michel Obando

Faltan pericias por efectuar en caso Ciro

Publicado en el Diario El Pueblo el 20 de Marzo del 2012

El presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Arequipa, Jesús Fernández Alarcón, indicó que todavía faltan algunas pericias por revisar en el caso de Ciro Castillo Rojo, por eso es que calcula que el proceso demandará unos meses más de investigación.

Aseguró que no habrá una nueva ampliación porque considera que cuando termine esta averiguación en julio y agosto próximo, la fiscal a cargo del caso, Rosario Lozada Sotomayor, tendrá todos los elementos para emitir una conclusión final.

Remarcó que si bien es cierto el Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público emitió un informe final, sus conclusiones no son definitivas y las diligencias programadas por la magistrada continuarán.

Recordó que son 19 diligencias o pericias solicitadas por la fiscal encargada del caso, de las cuales efectuaron doce.

Fernández Alarcón detalló que en diciembre del año pasado se dio una ampliación de este caso por ocho meses, plazo que concluirá a mediados de este año.

Remarcó que todas las pericias, que son peritajes físicos, informes de ingeniería forense y otros serán concatenados en su momento, para así sacar una conclusión y determinar a cabalidad si se trató de un accidente o de un homicidio, pero ello deberá estar demostrado a cabalidad.

Jesús Eliseo Martín Fernández Alarcón

Pedirán nuevo informe forense sobre la causa de muerte

Desacuerdo. Padre de estudiante indicó que informe forense no tiene sentido. Abogado Juan de Dios Medina afirma que ante inconsistencias solicitarán a la Fiscalía que se haga una nueva pericia.

Por Carlos Herrera y Elvis Vizcarra.

Publicado en La República el 20 de Marzo del 2012

El informe forense donde se revela que el estudiante Ciro Castillo Rojo García Caballero murió al resbalarse en una quebrada del nevado Bomboya en el Cañón del Colca (Caylloma), fue rechazada por la familia del estudiante. El padre del universitario, Ciro Castillo Rojo Salas, insiste en la tesis del asesinato. Sostiene que el muchacho fue ultimado en otro lugar y su cuerpo arrojado en el precipicio donde fue hallado tras varios meses de incesante búsqueda.

La historia de Ciro Castillo Rojo se inició en abril de 2011, cuando se extravió en el nevado Bomboya junto a Rosario Ponce. Esta última fue rescatada de la montaña. Tras once meses de investigaciones, se supo a través de un documento oficial la causa de muerte del estudiante: habría resbalado.

Para el padre del estudiante, el documento forense es “tendencioso”, además de tener incoherencias. Sobre el tema, el abogado de la familia, Juan de Dios Medina, indicó que ante estas deficiencias, se solicitará a la fiscal del caso, María del Rosario Lozada Sotomayor, que se realicen nuevas pericias forenses.

“En los próximos tres días ingresaremos este requerimiento. Es necesario que peritos que no sean de Arequipa hagan un nuevo informe en base a las muestras y estudios que se le realizaron al cuerpo de Ciro”, refirió Medina. Agregó que la confianza en la Policía y los peritos de la Fiscalía de la región ha quedado desacreditada debido a las diferentes declaraciones que han dado a lo largo de la investigación.

Dijo que la Policía en un primer momento sostuvo que la zona donde murió Ciro era inaccesible, por ello indicaron que con sus equipos les era imposible ingresar a la zona. “Ante esta situación la fiscal tuvo que delegar al equipo de alta montaña, Soluciones Integrales, que contratamos, que haga la búsqueda y rescate del cuerpo de Ciro. Ahora en el informe forense se indica que la zona sí era accesible. Es decir la Policía mintió en un inicio o lo hace ahora en el informe”.

Hipótesis del homicidio

Juan de Dios Medina afirmó que las incongruencias del informe fortalecen la idea de que Ciro murió en un lugar distinto a la zona donde fue hallado. “Si la caída fue de cuatro metros, entonces por qué perdió las zapatillas. Nosotros no cuestionamos la causa de muerte que es por un golpe, en eso estamos de acuerdo, pero lo que sostenemos es que ha sido en otro lugar”.

El letrado afirmó que para probar su hipótesis del homicidio han programado viajar a Puerto Maldonado, para descubrir el móvil de porqué se habría atentado contra la vida de Ciro. “No vamos a decir cuándo se realizará el viaje, pero será en los próximos días. No es cierto lo que dice la defensa de Rosario. Vamos a ir a conseguir testigos”.

Analizará pericia

Por su parte, el abogado de Rosario Ponce, Miguel Cabrera, indicó no conocer a detalle el informe forense que se elaboró por encargo del Ministerio Público. “No tenemos copias de los documentos para estar repartiéndolos en los medios de comunicación, para generar escándalos. Hoy (ayer) nos hicimos presentes en la Fiscalía para solicitar este informe que ha salido a la luz, además de las demás pericias que ya fueron elaboradas, para analizarlas”.

Finalmente acotó que Rosario Ponce está dispuesta a volver a Arequipa, por una quinta vez, si la Fiscalía la requiere y ésta le presta las garantías para resguardar su integridad física. “A nadie le gusta llegar a un lugar para ser insultada y agredida”.

CLAVE

A lo largo de la investigación, el padre del estudiante Ciro Castillo Rojo sostuvo que su hijo fue asesinado en el Valle del Colca y que su ex pareja Rosario Ponce López “sabe mucho y que está implicada en su muerte”. Ponce ha negado todas estas afirmaciones.

Juan de Dios Medina

Miguel Cabrera