Rosario Ponce estará en Arequipa el viernes 13

Por Cinthia Lozada

Publicado en Correo el 27 de Marzo del 2012

Oficialmente la segunda Fiscalia Penal Coorporativa de Arequipa, emitió la disposición fiscal, donde Rosario Ponce Lopez estará en nuestra ciudad, curiosamente, el viernes 13 de abril, en el documento tambien se expresa otras diligencias, como el interrogatorio al doctor Ciro Castillo Rojo para el 3 de abril.

La disposición fiscal fue emitida el dia de ayer en horas de la mañana, a ambas partes involucradas, y se tiene programado que los interrogatorios comenzarán con los peritos, químicos y biólogos forenses que estuvieron a cargo de la investigación de la muerte del joven universitario.

Aparte de las citas a Rosario Ponce, y a don Ciro, la fiscalía ha dispuesto a que se levante el secreto telefónico de los padres de Rosario, María del Carmen Lopez Córdova y Manuel Ponce García, además del estudio biologo de los cabellos de varios agentes de esta invetigación.

Anuncios

Chungui, Ciro y yo

Por  Wilfredo Ardito Vega

Publicado en su columna Reflexiones Peruanas de El Búho el 13 de Noviembre del 2011

Hace dos semanas, mientras los medios de comunicación atosigaban a lectores y televidentes con las noticias sobre el hallazgo del cadáver de Ciro Castillo Rojo, en la comunidad de Chungui (Ayacucho) eran exhumados los restos de 20 personas brutalmente asesinadas por los militares en los años ochenta. Entre los cadáveres había diez niños abaleados, cinco de ellos de menos de cinco años de edad.

El macabro hallazgo de Chungui refleja la impunidad de muchos militares y policías peruanos, que cometieron crímenes similares hacia miles de campesinos en los años ochenta, desde Umasi hasta Putis. Esta impunidad contrasta con la condena a cadena perpetua que también la semana pasada fue impuesta a Alfredo Astiz, el siniestro militar responsable de la tortura, asesinato y desaparición de decenas de personas en Argentina, incluyendo la fundadora de las Madres de la Plaza de Mayo.

En el Perú, en cambio, mucha gente piensa que es mejor olvidar las gravísimas violaciones a los derechos humanos que fueron cometidas y dejar que los responsables sigan viviendo tranquilos. Cuando, después de años de intencional olvido, la Comisión de la Verdad osó volver a recordar estos hechos, fue acusada de “reabrir heridas”, más aún porque llegó a señalar que durante varios años, los de Belaúnde, los crímenes habían tenido carácter sistemático.

La indiferencia de tantas personas frente a la desaparición de sus compatriotas ayacuchanos y los esfuerzos de sus familiares por encontrarlos mostraría una sociedad profundamente insensible… pero la semana pasada, parecía que más bien vivíamos en un país muy compasivo, al ver las multitudes desfilar conmovidas frente al cadáver de Ciro, llevando flores, rezando y llorando, tanto en Lima como en Arequipa.

Para la opinión pública es más fácil sentir empatía frente un crimen donde no existe ninguna connotación política y no se afecta el status quo. Por eso, los padres de los desaparecidos ayacuchanos, que tanto han luchado por ubicar a sus hijos y obtener justicia, han sido considerados un estorbo, mientras que a los padres de Ciro se les considera héroes por hacer lo mismo, contando el apoyo de los medios y las autoridades. Inclusive mucha gente respaldó al padre de Ciro cuando, sin prueba alguna, denunció a Rosario por homicidio. Varias personas me dijeron que, como ella tenía un hijo de una relación anterior seguramente “es mala”.

De esta manera los peruanos parecen tener sentimientos muy variables en relación a los homicidios: hay personas que a priori son consideradas asesinas, mientras hay asesinos que merecen vivir en la impunidad. Y con frecuencia, hay una justificación moral: hay quienes merecen morir, quienes merecen que los maten y aquellos cuya vida no importa. Cuando hace unas semanas un juzgado declaró inocente al coronel Elidio Espinoza, muchos trujillanos se sintieron satisfechos… no porque supieran que era inocente, porque todos saben que no lo es, sino porque siendo culpable no había sido condenado. Estaba “conectado”.

Importante entrevista al penalista Lamas Puccio

Extracto de esta importante entrevista, de 35 minutos, de Jaime Chincha, al abogado penalista Luis Lamas Puccio, sobre muchos detalles e implicaciones del caso Ciro Castillo, emitida el 28 de Octubre del 2011 en Con Café y Noticias.

La Srta. Ponce ¿tiene razón, cuando adelanta una probable denuncia contra un medio de comunicación, por emitir el Exámen Sicológico, que le hicieron en el Ministerio Público?

“Sí, porque esta información, o sea una de las características de este nuevo proceso, es la reserva de la investigación, y todos aquellos que participan en una investigación preparatoria, asumen un compromiso profesional respecto a que esa información es una información reservada, y no debe salir del ámbito de la investigación… “

Cuando el melodrama se hace noticia

Por David Valdez E.

Publicado en lamula.pe el 29 de Octubre del 2011

Todos tememos a la muerte, ya sea la propia o la de algún ser querido. Su arribo inevitable une a aquellos que ven partir al elegido y llegado el momento se agitan los pañuelos, se escapan las lágrimas, se pronuncian palabras tardías e inolvidables. Las personas cercanas, y las que no son tanto, acompañan la despedida con rostros serios, con sentidos de pésame y algunas flores que a los pocos días también morirán.

El adiós al joven Ciro Castillo Rojo hubiera sido así, sin embargo algo sucedió en el camino, algo que se acumuló durante los seis meses de búsqueda y que detonó finalmente esta semana. Primero en Arequipa, en donde había permanecido perdido su cádaver; y luego en Lima donde fue finalmente enterrado por su familia, ante los ojos de una multitud que sin saber nadie cómo, también quería decir adiós.

¿Qué fue lo que pasó?

“El melodrama clásico”

Para Santiago Alfaro, sociólogo y profesor de la Pontificia Universidad Católica, el caso Ciro “tiene todos los componentes del melodrama clásico que siempre ha movilizado pasiones: una desaparición misteriosa, una víctima y un héroe”. Sin embargo para el docente lo que llama más la atención es el manejo mediático del caso.

“En el melodrama clásico siempre hay una víctima y un victimario. Entonces los medios se han convertido en jueces y han creado sus propios relatos para tener más tiraje y más audiencia” explicó.

De similar forma opinó la psicoanalista Matilde Caplansky, para quien hubo un “manejo mediático bastante criticable” en torno a la figura de Rosario Ponce, ex pareja que se extravió junto a Ciro Castillo Rojo pero que finalmente fue rescatada con vida.

“Creo que le hubiesen perdonado si se hubiese muerto. Creo que lo que queda pendiente es porqué ella se salva y él se muere” expresó la también miembro de la Sociedad Peruana de Psicoanálisis.

“Un fenómeno universal”

Consultada sobre qué fue lo que movilizó a tantas personas a asistir al entierro del joven perdido en el Colca, Caplansky señaló que se trata de un fenómeno de masa universal que ha sucedido en países tan civilizados como Alemania o Italia.

“Podemos pensar en un pueblo más culto que el nuestro como el alemán y que sin embargo deliró ante un tipo como Hitler” explicó precisando que no se debe considerar como normal la “poca inteligencia” del comportamiento de la masa.

Para el sociólogo Santiago Alfaro, el multitudinario adiós a Ciro Castillo se explica con la “relación cercana” que mantuvo la población con los familiares del joven desaparecido. “Uno vive dentro de los medios de comunicación [por ello] muchos han sentido como propia la historia de Ciro”.

Agregó que mucho tiene que ver la visibilidad mediática del caso el cual fue aprovechado con fines lucrativos: ”Es la conversión de la información en mercancía y no en bien común. Los medios han creado sus propios relatos para tener más tiraje y más venta […] Ya no se apela al argumento, sino a las narraciones, la cuales se venden en partes”.