Gloria Huerta Huerta

Pobladora de Yanque.

Anuncios

Entrevista anterior a Rosario Ponce

Acusada del homicidio de Ciro Castillo – Rojo. Ella afirma que su ex pareja está oculto en algún lugar y dice que ha recibido correos electrónicos de él. En medio de una tormenta de acusaciones, la joven estudiante niega la hipótesis de asesinato de Ciro en comisaría de Madrigal.

Por Claudia Toro

Publicada en La República el 4 de Setiembre del 2011

¿Qué opinas del cambio del fiscal Jean Frak Zegarra en plena inspección del proceso? ¿Consideras que hizo un buen trabajo?

Sí, porque a pesar de su físico terminó el recorrido en el Colca. Pero si el fiscal de la Nación lo cambia porque es joven, entonces cómo se espera que un joven vaya aprendiendo y gane experiencia.

Ahora hay una tercera Rosario: Tú, su madre, y Rosario Lozada, la nueva fiscal.

No me parece extraño que también se llame Rosario. Por internet pude ver su rostro, escuchar su voz, y me gustó mucho la energía que proyectaba: tiene esa felicidad y esa risa que tanto se critica en mi persona.

¿Confías en que la investigación ahora será más efectiva y justa para ambas partes?

Confío en ella, y en la fiscalía. Se que hará un buen trabajo. Pero me parece raro que justo cuando el padre de Ciro se reunió con el fiscal de la Nación y con un grupo de congresistas, se produjera todo este cambio. Mi familia nunca ha acudido a ninguna autoridad, porque esperamos que esta investigación sea imparcial y justa, pero ahora me pregunto si es necesario hacerlo para que las cosas salgan bien.

Entonces, ¿piensan reunirse con el fiscal de la Nación para pedir garantías en el proceso?

Sí, sería importante que vaya con mi familia para exponer nuestra voz.

¿Y cual sería tu voz?

Que todo lo que se haga sea transparente, porque al principio todo esto parecía un juego; los exámenes médicos, la cadena de custodia (…) asumo que por ello cambiaron al ex fiscal Leonel Angulo. En cambio Zegarra manejó las cosas como mejor pudo y lo considero una persona correcta.

Se dice que a Zegarra le faltó autoridad en la última diligencia y que tuvo preferencias contigo.

Lo he visto dos veces, una en Lima y otra en Arequipa, y en la oportunidad en que fui a la montaña. Por último quien más ha tenido contacto con él ha sido la familia de Ciro.

El día de la diligencia se te criticó por haberte tomado fotos con tu familia en vez de seguir el recorrido. ¿Crees que fue una buena actitud?

Se criticó todo en realidad. No solo eso. Hablan hasta de si me quité o me puse la casaca (…) si alguien va con mirada negativa a la montaña, me parece que no ayuda a la investigación. Tengo entendido que los únicos que debimos asistir ese día eran mi abogado, yo, y el abogado de Ciro, más no toda su familia.

¿Porqué piensas que ellos no tenían nada que hacer ahí? ¿No crees que por ser la familia de Ciro debieron estar?

No sé, lo tomo tal cual lo dijo el fiscal Zegarra. Él dijo eso y me parece correcto y tampoco la prensa debió ingresar. Se dice que me tomé fotos con mis padres, sí lo hice, no lo voy a negar. Pero Antonio, el hermano de ciro, también grabó toda la caminata, ¿Cuál es la diferencia entre nosotros dos? además cuando el ex fiscal Zegarra me llamó la atención ya no lo volví a hacer.

Ese día también se iba a reconstruir la captura de la polémica foto, de la que se dice fue tomada por una tercera persona, pero no llevaste la cámara ni explicaste con claridad cómo se tomó esa foto.

Esa cámara está malograda y no tenía entendido lo que se iba a hacer. Si el fiscal me lo hubiera solicitado la habría llevado con gusto. Es más, cuando me encontraron quise dejarle la cámara al ex fiscal Angulo, pero no quiso y solo se quedó la memoria.

Además obviamente sabia dónde había tomado la foto, pero que recuerde exactamente en qué piedra la tomé es difícil.

Entonces, no hubo una tercera persona.

Es que nunca la hubo. Las fotos han demostrado los días, la hora y los lugares en donde hemos estado. Estas fotos han pasado por un peritaje, y ahora van a pasar por un segundo peritaje. Y negar lo que es evidente es lo peor, porque nosotros estuvimos perdidos en la montaña.

Se dice que no quisiste culminar el recorrido porque en realidad nunca te perdiste con Ciro.

Ese día no se pudo terminar la diligencia, porque nos hicieron firmar un acta en el que nos responsabilizábamos de lo que nos pudiera pasar. Yo tenía derecho a ir con mi abogado, y él ya no podía seguir. Además ¿Qué hacían ahí los topos de México? Ellos no son familiares de Ciro.

¿Te sientes atacada por Los Topos de México?

En realidad no siento que me ataquen. Siento que son personas que deben respetar las leyes que hay en Perú y me parece ridículo que se quieran burlar de la policía diciendo que cuando encuentren el cuerpo de Ciro no le van a dar parte a las autoridades, sino que están esperando que dos amigos más vengan del extranjero para recogerlo, cuando lo correcto sería que le dieran parte a la fiscalía. Y espero que esta semana acudan a declarar.

¿Por qué se creó esta enemistad entre tu familia y la de Ciro?

Yo me quise acercar a la mamá de Ciro. La llamé y le dije que mi familia estaba rezando para que Ciro apareciera, pero al día siguiente salieron titulares en diarios de cosas que yo no había dicho. Y un día cuando llamaron, mi papá escuchó que alguien decía: “ya puede hablar, ya estamos grabando”. Por eso preferí alejarme de ellos.

¿Cómo te sentiste luego que ellos te denunciaran por el homicido de Ciro?

Esa denuncia no tiene sustento. Está hecha a base de dichos y supuestos. Creo que si ellos han denunciado es porque ya no están buscando a Ciro vivo, sino solo el cuerpo de su hijo. Eso es más que evidente.

¿Qué pasaba por tu mente cuando empezaste esta travesía con Ciro?

Reconozco que fuimos irresponsables. Nosotros estábamos en Cusco, yo quería ir a las ruinas de Choquequirao, y Ciro me dijo que vayamos por el margen del Colca. Tampoco llevábamos herramientas preventivas, no teníamos GPS y cuando se cayó la carpa debimos volver, pero aun si seguimos. Fue negligencia nuestra, pero así se dieron las cosas.

¿Tu relación sentimental con Ciro nace en la universidad o en este viaje al Cusco? ¿Realmente estabas enamorada de él?

En enero comenzamos una relación tras un viaje. Sí, estuve enamorada en su momento. Y él también estaba enamorado de mí. Nos llevábamos muy bien, a ambos nos gustaba la naturaleza, la aventura, teníamos muchas cosas en común. Creo que si Ciro estuviera acá, ambos podríamos responderlo.

¿Qué paso realmente con el DNI de Ciro? ¿Se lo entregaste o no a la policía?

Cuando me encontraron tenía quemaduras de primer grado y deshidratación severa. No se lo que paso con el canguro de Ciro. Mi hermana me dijo que se le entregó a un oficial de la policía, pero que solo aceptó el DNI de Ciro.

Entonces, ¿como así fue hallado por un poblador el día que volviste a Arequipa?

La verdad, desconfío de esa información. Lo que vi en un diario fue una foto de un DNI que parece adulterado, no es la misma tipografía que usa la RENIEC. Parece falso. No se si tienen o no el DNI en su poder, pero qué coincidencia que cuando vuelvo a Madrigal, justo ocurra esto. Parece demasiado confabulado y mucha casualidad.

Según la mujer bombero que te asistió, tu le dijiste que Ciro estaba herido. ¿Qué fue lo que realmente ocurrió?

Cuando me encontraron recuerdo que yo decía: “Ciro está vivo, por favor ubíquenlo, no dejen de buscarlo”. Es más, pensé que a Ciro ya lo habían hallado primero. Me llama mucho la atención que esta bombero salga a decir esto después de cuatro meses. Yo le mandé un correo a ella para que me contara todo lo que había pasado cuando me encontraron, y en el mail que me responde nunca me dijo nada.

Hay pobladores que afirman haberlos visto cerca al Madrigal el día tres de abril, fecha en la que, según tú, ambos estaban perdidos en la montaña.

La verdad es que las fotos hablan por sí solas. Nosotros nos separamos el cinco de abril (…) si nos vieron el tres de abril debieron decirlo desde un principio y no después de cuatro meses. Y eso de ir al cementerio a desenterrar las tumbas, no tiene sustento. Simplemente hacen que la fiscalía pierda el tiempo, tratando de comprobar si son ciertas y falsas. El ex fiscal Zegarra fue a Madrigal y comprobó que todo esto es falso.

El alcalde de Madrigal dice que también los vio.

No lo conozco. Nunca lo he visto. Sí fuimos a la comisaría, pero sólo para preguntar cómo podíamos llegar a la Fortaleza de Chimpa y hacia Tapay, luego almorzamos un menú. De ahí nos fuimos de frente hacia la montaña. Y Ciro salió perfectamente bien. Es injusto que se le acuse a policías amables.

¿Recuerdas qué día fue eso?

Como te digo, no me acuerdo, pero si vamos a seguir así, en verdad ya no te voy a poder responder (…) porque ahora todo el mundo sale a decir que nos han visto, no solo el alcalde. Porque si nos fueron siguiendo hasta la montaña y vieron que estábamos perdidos, entonces no nos quisieron ayudar.

¿Qué trastornos mentales padeces a raíz de lo que te ocurrió?

Mi siquiatra me ha dicho que tengo estrés postraumático. Lo normal en un test que me tomaron es que una persona tenga 15 puntos, y yo tengo 35. Lo máximo es 45. Ahora estoy tomando pastillas para mantenerme estable, tomo Diasepán y otros medicamentos fuertes. Por eso la vez pasada me desmayé en mi casa y me lesioné la naríz.

¿Crees que el tema de Ciro te seguirá persiguiendo por el resto de tu vida?

No, yo voy a salir adelante. Tengo a mi hijo, y debo hacerlo por él. Quien pretenda arrastrar ese tema siempre, es alguien que no se cura. Pero espero que todo termine pronto.

Muchos critican tu frialdad o poca tristeza tras su desaparición. ¿Qué sentimiento te causa el hecho de que Ciro no aparezca?

Pero el hecho de que no me vean llorando no significa que no sufra. Yo tengo dignidad y no tengo porqué arrastrarme por la calle. También tengo un hijo que ver. No me puedo tirar a la cama a llorar. Por eso llevo una terapia. No siento pena. Sé que Ciro esta por ahí y le pido que salga, que no tenga miedo, que nada malo le va a pasar.

Tampoco tienes pruebas de que se haya fugado o que esté vivo.

Entonces, ¿tú si apruebas esta acusación de homicidio? Porque salen a decirme asesina, me acusan sin base, ni fundamento. En cambio yo sí tengo bases.

Entonces, para ti Ciro nunca se perdió ni pereció.

Como te estoy explicando, Ciro conocía muy bien el camino.

¿Que piensas hacer ahora? ¿Vas a volver a la universidad?

Este lunes (mañana) volveré a la universidad. Pienso acabar en julio, poco a poco. Tengo que volver a ser la misma chica alegre que era. Antes vivía en una burbuja, pero siempre tuve a mis amigos y a mis padres apoyándome. La chica de ahora desconfía mucho de las personas, principalmente de la prensa.

¿Volverías a Arequipa si la fiscal te lo pide?

Sí, siempre y cuando me den garantías de que no vayan periodistas a Chivay, puesto que es una investigación reservada. Mientras se respete eso y que lleven un médico, evaluaría volver a Arequipa.

“Mi teoría es que Ciro se ha fugado”

¿Tú llamaste a la policía mientras estuvieron perdidos?

Hicimos la llamada el 4 de abril por la tarde. Nos dijeron que volviéramos a llamar a las dos. Él me dijo que yo llamara porque como era mujer me iban a hacer mas caso. Les dije que estábamos entre Madrigal y Tapay, y que al frente veíamos un nevado. Nos dijeron que iban a ir y los llamáramos dentro de dos horas. Luego volvimos a llamar, pero no podían encontrarnos.

Entonces, si Ciro sabía que la policía iba en camino a rescatarlos, ¿por qué se fue a ver las luces de Tapay?

Porque sabía que yo estaba muy mal, perdía sangre vaginalmente, y no era producto de una menstruación. El esfuerzo físico y el frío provocó el sangrado. Tampoco habíamos comido en días, y no teníamos agua.

¿Y él estaba bien cuando se fue?

Él estaba perfectamente. Se fue caminando.

¿Crees que Ciro esté vivo?

Yo pienso y mi teoría es que Ciro se ha fugado. Además me llegó un correo vacío de Ciro hace dos días. También vi que aceptó gente en su Facebook. Me sorprendió bastante, porque si él no está acá, ¿cómo está manejando su cuenta? Son cosas que no cuadraban, pero ahora todo está más claro. Ojalá que la fiscal Rosario evalúe la hipótesis de fuga.

¿Por qué se fugaría?

Porque cuando estábamos perdidos yo estaba disminuida físicamente y él lo sabía. Tal vez le dio miedo de que muriera y que él se haya ido. Es más, sus propios padres dicen que él ya había hecho el camino de Tapay a Madrigal. Y si ya lo conocía, ¿entonces por qué nos perdimos? Es extraño que mienta sobre un viaje que ya había hecho antes.