¿Qué es derrapamiento?

El antropólogo forense del Instituto de Medicina Legal, Roberto Parra, en el informe presentado a la Fiscalía concluye que Ciro no murió por caída libre, sino por un “derrapamiento” abrupto.

Derrapar es deslizarse de costado; generalmente es usado para referirse a los autos cuando patinan de costado.

Tomado del Diccionario Automotriz MOTORGIGA:

” Con los términos derrape y derrapaje, de origen francés (derapage) se indica un modo particular de recorrer una curva. El piloto traza la curva en derrape cuando el vehículo es obligado a patinar por su parte trasera hacia el exterior de la curva; luego se efectúa la maniobra de contravolante para cortar el patinazo y volver a situar al coche paralelamente a sí mismo. Forzando las cosas al límite, puede llegar a provocarse el patinazo simultáneo de las 4 ruedas, controlándolo en todo momento con el volante y el acelerador.

La costumbre de afrontar las curvas en derrape se remonta a los principios del automovilismo deportivo, cuando las carreteras de tierra lo convirtieron casi en una exigencia. Sobre asfalto, el piloto que por encima de todos los demás ha sabido relizar esta maniobra ha sido probablemente Juan Manuel Fangio. Esta técnica de conducción fue abandonada posteriormente, ya que ante las enormes dimensiones de los modernos neumáticos de competición, la adherencia transversal alcanza valores muy altos, rindiendo superfluo el derrape. No obstante, esta técnica se usa todavía en los rallies.”

Ciro no resbaló, alguien lo empujó

Por Rosario Aronés – Publicado en El Popular el 10 de Abril del 2012

El antropólogo forense del Instituto de Medicina Legal, Roberto Parra Chinchilla, declaró ante la fiscal corporativa de Arequipa, Rosario Lozada Sotomayor, que la caída al precipicio de Ciro Castillo Rojo en la zona de Casca en el valle del Colca fue producto de un empujón y no de un resbalón.

Indicó que, según el examen practicado al cadáver del estudiante, y de acuerdo al cálculo físico matemático, la caída fue a una velocidad de 35 a 40 kilómetros por hora. “Fue una aceleración tan alta y veloz del cuerpo que su cráneo terminó impactando en la piedra, ocasionando una fractura”, detalló.

Parra Chinchilla señaló, además, que a consecuencia de ese impacto se produce la desaceleración del cuerpo, es decir, que en cuestión de segundos se producen otras lesiones y fracturas en el cuello, brazo y vértebras. Pero aclaró que el impacto mortal fue en la cabeza. “Si se hubiese tratado de un resbalón la aceleración — de la caída– hubiese sido menor y se habrían producido otro tipo de lesiones”, explicó.

Ante la magistrada de Arequipa, el antropólogo ratificó su informe final forense practicado a Ciro Castillo.

Indicó que este fue elaborado “en base a la simulación de fuerza”, que indica que la caída del estudiante fue de una altura aproximada de cuatro a cinco metros.

“Si la caída hubiera sido desde arriba, o sea a 600 o 700 metros de altura su cuerpo se habría destrozado y no tendría dientes”, acotó.

Sin embargo, refirió que no puede explicar de qué lugar cayó Ciro, porque en el momento del levantamiento del cadáver, el 24 de octubre del 2011, no bajó a la zona, por lo difícil del descenso y porque esa no era su función.

De otro lado, el antropólogo forense Pablo Baraybar vía teleconferencia declaró ayer ante la Fiscalía de Turno de Lima y la de Arequipa, que sí conoce a Rosario Ponce y acudió a su vivienda para hacerle una entrevista para su página web.

Sobre las coordenadas que recibió de la ubicación del cadáver de Ciro, dijo no conocer quién se las entregó.

Comentario de Victorio Neves de Baers

Este artículo relata un razonamiento ilógico desde mi punto de vista:

“… fue producto de un empujón y no de un resbalón…” “…Si se hubiese tratado de un resbalón la aceleración — de la caída– hubiese sido menor y se habrían producido otro tipo de lesiones…”

La diferencia de lesiones producidas entre un resbalón y haber sido empujado, es inmaterial, no se puede medir, ni determinar por parte de algún perito observando el cuerpo (sí se podría deducirla observando la escena de la caída).

Hay 3 posibles causas que originan la caída: accidente (resbalón, involuntario), ser empujado, y caída libre (suicidio, voluntario); sólo la última es posible determinarla observando las lesiones en el cuerpo, pero en el caso de las dos primeras (resbalón o ser empujado), no es posible.

Por lo tanto, siendo que el antropólogo no lo puede determinar desde su ciencia (el origen de la caída), y sabiendo además que el informe escrito no lo dice, creo que esa conclusión del título y primer párrafo (no resbalón, sino empujón), es una información incorrecta, originada en la filtración de la noticia o en el escritorio del redactor.