La entrevista más larga a Rosario – Parte II

Lea aquí la parte I.

Has enfrentado y eres consciente que aún enfrentas, un juicio público adverso para ti; la Fiscalía puede exculparte, es una posibilidad bastante probable, y finalmente no seas acusada por lo que el padre de Ciro te acusa.

Ahora, ¿cómo harás, para que, pese a lo que diga el fiscal, cómo harás para administrar tus emociones? cuando en la calle la gente pueda que siga gritándote asesina, ¿cómo vas a hacer para recuperar tu vida? porque el lío legal, el lío fiscal, va por un lado, pero el juicio público, parece ir por otro, distinto al cauce del fiscal, ¿cómo vas a hacer para ser otra vez Rosario Ponce?

Tengamos en cuenta que quien a generado todo esto, ha sido el padre de Ciro, junto con la ayuda de mucha prensa; que lo único que se han limitado a sacar son videos cortados, editados para su conveniencia y elevar su rating, o elevar su tiraje, y por ende recibir más billete, por así decirlo, ¿no? más dinero.

Dinero.

Entonces, digo yo, ¿qué es lo que puede pensar el público?, en realidad, que piense, que no se deje llevar como ovejitas, diciendo, sí, ella lo mató, lo mató, ella tiene contradicciones; pero, ¿en qué momento las han escuchado? ¿en un video cortado, en un video editado? ¿en prensa escrita, que ponen Rosario dijo esto, Rosario dijo que se peleaba con Ciro?, yo en ningún momento me he peleado con Ciro; y hay un montón de cosas que aclarar, hay un montón de cosas que denunciar, porque uno no puede, no puede difamar a una persona, no puede quitarle el derecho de presunción de inocencia, y decirle ella lo mató, asesina, como han publicado durante todos estos siete meses en sus titulares, eso es algo que no se puede hacer.

¿Y cómo vas a hacer para recuperar tu vida?

Las heridas superficiales, como lo físico, es lo que más rápido sana, pero las heridas internas son cicatrices que quedan, y son heridas que quedan abiertas y que no se pueden ver. Yo creo que durante bastante tiempo, tengo que salir adelante de alguna forma, pero lo voy a llevar durante mucho tiempo, durante mucho, mucho tiempo; esto es una herida que no solamente me ha causado a mí, y eso es algo que yo siempre lo voy a repetir, es una herida que ha causado a muchas personas.

¿Cuánto tiempo crees que pase para que tengas una vida normal?

Por ejemplo, un ejemplo que siempre pongo, que es lo de los mineros de Chile, ellos están con un estrés postraumático, hasta ahora no se recuperan de su estrés postraumático ¿cuánto tiempo va?.

Yo no solamente tengo ahora un estrés postraumático, también tengo un linchamiento público, un linchamiento mediático encima mío durante siete meses; eso es lo más difícil.

Si alguna vez me preguntaran ¿qué fue más difícil sobrevivir a la montaña, o a estos siete meses?, para mí ambos han sido muy difíciles, ambos no sabía cuando iba a acabar, en la montaña yo no sabía cuando a mí me iban rescatar; esto, yo no sé cuando va a acabar, en qué momento va a decir cuándo es el punto final de esta historia, o de este circo que se ha hecho, de esta novela que se ha hecho durante todos estos siete meses; y que han permitido la familia de Ciro que se haga; porque al final, si ellos hubieran dicho no, stop, un pare, prensa, esto no es lo que nosotros como familia pensamos, hubiera sido distinto, pero ellos no han dicho en ningún momento por favor deténganse, al contrario, han ido alimentando, alimentando a esta prensa que está sedienta de una noticia, totalmente que no tiene ninguna parte de contradictoria, que simplemente es la verdad, y la han hecho en una hipótesis macabra, en una historia totalmente ficticia, más que Sherlock Holmes, yo diría, esto ya no se avecina a que la señorita de canal 9, la señorita de canal 5 o Frecuencia Latina, quiere investigar, sobre cómo es que, presuntamente, cómo es que Ciro se murió, sino quieren investigar la vida íntima y pública de una persona, que es mí persona; publicar mensajes totalmente incoherentes, que ellos piensan, porque esa es la palabra, ellos piensan que, simplemente, sí son para esclarecer la noticia, pero esto es simplemente para satisfacer el morbo del público, y eso yo lo veo de esta manera, como joven lo veo así.

Porque si Ud. entra a las redes sociales, dicen, “tú eres más fácil que Rosario Ponce”, ¿qué quiere decir eso?. Yo tengo un hijo, ¿y quién ha llevado a todo esto?, el Sr. Uceda; y hay que decirlo así con nombre, el Sr. Uceda llevó a lo que esto sea simplemente morbo, morbo sexual, porque eso es lo que él ha provocado con su gran publicación en La República.

Yo no sé quién le dio la carta blanca para que publique este tipo de cosas, pero me imagino que no es el único responsable, porque siempre hay un editor, una persona quien se encarga de pensar si esto se puede publicar o no se puede publicar, así como en la televisión hay responsable, porque el video de la cámara gesell también pase por un montón de abogados para ver si se puede publicar; y una persona con ética, una persona con ética no publicaría una cosa así, porque esto no lleva a ningún desenlace bueno, lleva, al contrario, a opacar la dignidad y honra de una persona; no sé si esto sea correcto, una decisión, buena o mala, la tomaron, ahora lo único que les queda es esperar, y tienen que ellos mismos ver si lo que han hecho es correcto o incorrecto, como persona analizar, y pues, tienen que asumir sus responsabilidades, porque a sabiendas lo han hecho.

Hace un momento hiciste una distinción que me pareció interesante, entre la prensa internacional y la prensa peruana; ya que has sido tema, en la prensa local, de portadas, innumerables artículos y todo lo que mencionas; tienes una opinión sobre el tratamiento de los medios informativos peruanos ¿cómo crees que se diferencia el tratamiento de los medios sobre tu caso, afuera, con respecto a los medios peruanos?

Cierta prensa, y cabe resaltar que no es toda la prensa peruana, hay muy buenos periodistas y hay personas que no son periodistas que a su vez también hacen lo que es información al público, ¿no? como periodistas, pero lo más interesante es que la prensa internacional no se inmiscuye, simplemente espera los resultados, ser objetivo y ser imparcial, espera lo que diga la Fiscalía y no averigua tipo Sherlock Holmes, cuál va a ser el próximo punto a seguir, o luego donde vamos a atacar, o qué es lo que haremos; no quieren hacer morbo, lo que quieren es informar; ésa es la diferencia, no quieren desvirtuar el tema.

¿Así a secas lo has sentido, así de claro, así de directo?

Yo hasta ahora no he sentido en ningún programa que hayan sido parciales, así imparciales totalmente; han sido parcializados, y concretamente al decir, ahorita se quieren limpiar las manos, por así decirlo, quieren decir yo nunca dije esto, yo nunca dije aquello, yo creo que la culpa la tiene Rosario Ponce porque ella nunca salió a prensa a hablar. Pero recordemos que yo no tenía que salir a hablar la prensa; yo lo que tenía que hablar es ante la fiscalía y la policía, por que ellos son los que son responsables de que esta búsqueda siga, de que esta investigación siga.

Yo opino que la prensa, sí, es importante, pero es importante para que informe, pero no para que haga de esto una novela, y que venda por capítulos, porque esto es lo que está haciendo.

Tu abogado, Jorge Carpio, ha adelantado que 23 personas van a ser demandadas por ti; es decir tu defensa va a hacer las acciones legales, pero tú eres la representada; a 23 personas decía, por difamación, entre estas personas se incluyen a periodistas y a una productora que grabó a quienes la tildaron de asesina, ¿tantos son los que te han difamado? ¿23 personas?

Yo creo que 23 queda corto.

¿Así?

Sí, yo creo que 23 queda muy corto, si entramos solamente al Facebook, personas que ni siquiera dan la cara, y no ponen su nombre, cuántas personas han puesto allí, “asesina”, “voy a raptar a tu hijo para que cuentes la verdad”, “loca”; esas son cosas muy fuertes, y a veces son niños, una vez me encontré con una niña de 14 años, imagínate una niña de 14 años, que tenga todo ese rencor y todo ese odio adentro, para que ponga esas barbaridades en redes sociales; claro, es más fácil dar la cara por redes sociales, y ponerte y esconderte tras un computador, y poner tus pensamientos y lo que tú crees, pero, anda dilo a la Fiscalía, porqué no me lo dicen en mi cara, no lo hacen.

Hay muchas personas que tienen sus sentimientos, yo no sé si lo han sumado a esto un apasionamiento del tema, como lo que han hecho muchas reporteras, que ya se han apasionado demasiado, diría yo; no han sido objetivas, sino han sido parciales, han sido demasiado parciales, y demasiado apasionadas.

Entre estas 23 personas, entiendo, hay reporteras, ¿si? directores de programas periodísticos, ¿quién más? básicamente hombres de prensa.

Si, básicamente.

Los 23 son hombres de prensa, hombres y mujeres.

No, hay personas que son naturales, o sea, que no tienen nada que ver con la prensa, ellos también están allí.

Ah, también, pero fundamentalmente estas 23 personas, básicamente hablando de periodistas, porque los periodistas tenemos la responsabilidad de hablar en público, y nos ganamos a pulso una credibilidad que se suma por años, y eso tiene que ver fundamentalmente por, qué informas, cómo lo informas, y bla, bla, bla; no voy a ponerme a dar clases de periodismo, pero, yo puedo adivinar quiénes son los que están en la lista, es casi un juego sencillo, pero ¿tú no me lo quieres decir?.

Yo no tengo porque decirlo, esa es la parte legal, como yo siempre he dicho, yo soy un prospecto de ingeniero forestal, yo no estoy estudiando leyes, yo no sabría definir con palabras o con términos legales…

Ah, ¿cada uno tiene una acusación concreta?

Si, pero eso lo tienen que manejar los abogados, me gustaría, si en alguna oportunidad consideras invitarlos, ellos te podrían explicar punto por punto.

Si, si, si.

Pero yo en sí no sé de leyes, lastimosamente no te podría explicar ahorita, pero sí sé que ellos están haciendo un buen trabajo, y que mejor que una persona que ya, la verdad, y que la han acompañado durante todo este tiempo, a sabiendas de que nosotros tenemos la verdad, a pesar de todo lo que han dicho; pero están allí, acompañándonos durante todo este tiempo, yo les doy las gracias, también, a estas dos personas.

Uno, cuando sienta una denuncia a través de su abogado, aspira a algo, ¿no?; dice, yo quiero que esta persona pague una reparación civil, yo quiero que esta persona vaya a la cárcel, yo quiero que esta persona…; uno se plantea más o menos, un objetivo, ¿te lo has planteado tú, qué quieres con estas 23 personas?

Yo no tanto aún, la verdad es que yo estoy ahorita más preocupada y esperando, de que todo este proceso con la Fiscal sea imparcial y objetivo; a mí sí me preocupa bastante la objetividad y la imparcialidad de la Fiscal, porque en muchos casos hemos visto que el primer Fiscal no hacía nada objetivo, ni nada imparcial; porque si hubiera querido ser imparcial me hubiera escuchado desde el primer momento, y no hubiera salido a burlarse de mi persona en prensa televisiva, no lo hubiera hecho.

Y acá yo te puedo dar el nombre, sí, se llama el Fiscal Leonel Angulo, y él lo debe estar escuchando, y dentro de él debe de estar diciendo ¿porqué no escuché?, ¿porqué no la supe escuchar a esta chica?, que en todo momento me contó la verdad, ¿en qué momento salí a burlarme de ella en prensa televisiva?, y ¿en qué momento salí a decir, ella no quiere colaborar, ella no quiere hacer el esto, el otro?, él lo sabe.

Lastimosamente el Ministerio Público tiene que avanzar, y con este nuevo Código Procesal Penal, que es el que se está llevando a cabo, porque estamos afuera de Lima, estamos en provincia, hay muchas cosas que resolver, hay bastantes cosas que mejorar, incrementar, para hacer este nuevo Código Procesal Penal más rico, para que ya no suceda lo que ha sucedido en este caso, que todas las pruebas han salido a la luz, que la prensa se tome de detective, de investigadores y que quieran decir, hasta de jueces y fiscales acusando directamente a una persona, acusando directamente a varias personas también.

Hay bastantes cosas que mejorar, pero yo lo veo del lado positivo, y lo positivo es que con este caso nos ha servido a todos, también a mí, en hacer un mea culpa, ¿en qué estoy mal?, ¿qué es lo que he hecho mal?, no solamente como persona, como periodista, como juez, como fiscal, como abogado, como cualquier persona. ¿Porqué estoy haciendo esto? ¿porqué estoy diciendo tantas cosas?, ¿porqué estoy cultivando tanto odio? ¿porqué odio tanto? ¿porqué tengo tanto rencor? ¿de dónde nace la intolerancia? ¿porqué no soy más tolerante?.

Hay varias cosas que tenemos que hacer un mea culpa, como cualquier persona y ponernos a pensar ¿este caso, porqué ha sido visto de esta manera?, ¿porque ha querido la televisión que se viera de esta manera?, esa es la pregunta.

En este tiempo, tú has pasado por muchas cosas, y has aprendido un poco de derecho, has aprendido un poco de periodismo, quizá en un momento, de una manera no tan grata, pero tú estudias ingeniería forestal, ¿has pensado seguir otros estudios después?, es decir, estás escribiendo un manuscrito que probablemente sea una novela, o un libro de memorias, o un documental en el cine.

Sí, eso es algo que no hemos descartado.

¿Quieres estudiar otra cosa?

Lo que siempre me ha apasionado a mí es la fotografía, es algo que a mí me encanta, que varias veces he concursado, así no haya ganado, pero he concursado; y es algo que a mí me apasiona bastante, a mí me encantaría tener una cámara profesional, y que me enseñen a usarla, porque no solamente es tenerla; sino, saber en que consiste cada botoncito, cada menú, que significa. Yo conocía mi cámara al revés y al derecho, que es una cámara básica, que cualquier persona tiene, pero con ella tomaba fotos muy bonitas y muchas de las fotos que han salido en los periódicos que hemos visto son hermosas, en realidad son muy bonitas, pero lastimosamente tampoco estas personas han pedido el derecho, no han pedido permiso para usar mis fotos, simplemente las han usado como han querido.

Lo que se llama el copyright, los derechos de autor; a no, ¿nunca te llamaron, puedo usar tus fotos?.

No, ninguno, solamente cabe resaltar, dos; dos si me llamaron, me dijeron ¿Rosario, podemos usar las fotos?, sí, úsenlas; pero lo que me pareció bien sorprendente porque ya había pasado tiempo, cuando toda la prensa ya había publicado las fotos; me pareció particular, porque dije, o sea, sí, hay personas que se preocupan porque las cosas se hagan bien, pidiendo permiso, diciendo las cosas y por favor, y gracias; eso es lo extraño, encuentras muy pocos periodistas que agarren y te digan por favor, Rosario, danos una entrevista, gracias por haber venido, les digo yo siempre, ¿no? pero hay periodistas que te meten el micro, no importa donde estés, ni con quién estés, ni donde te encuentres, simplemente te meten el micro y te meten la cámara.

No todo está perdido pues ¿no?

No.

Hablábamos de escribir, ¿cómo crees que se escribirá la vida de Rosario Ponce después de Ciro?

Yo creo que tengo un futuro muy brillante, yo creo que tengo un futuro con bastante felicidad a mi lado, tengo algo hermoso que es un hijo, y pues, eso es algo que no me ha quitado la sonrisa hasta ahora, y no me la va a quitar, yo tengo que luchar por él, acabar mi carrera, así sea, como mi papá y mi mamá me dicen, en un año, un año y medio, pero tienes que acabarla, porque también mi carrera para mí me apasiona bastante, para mí es algo que me gusta hacer.

Entonces hay varias cosas que me deparan muy buenas en el futuro, yo creo que si he pasado por todo esto durante siete meses, como se dice, lo que no mata engorda, y yo estoy feliz de estar acá, haber aprendido todo lo que he asimilado durante estos siete meses, que es también, cómo dirigirme a las personas, cómo hablar; he crecido muy rápido durante estos siete meses, como persona, en valores, en formas que no podría contarte, en realidad no sé como describirlas, pero he crecido bastante y eso me da bastante alegría.

Porque si tú ves a la niña que salió de la montaña, que salió asustada, que, en verdad, no sabía como expresarse, ni que decir. Ahora sí, ahora sí se defenderme, ahora sí puedo defenderme, porque ya estoy mejor, también no es que esté bien, porque no estoy bien, tengo un montón de cosas que curar dentro mío, sicológicamente y psiquiátricamente, pero estoy bien, estoy mejor, me puedo defender, puedo hablar.

Si me hubieras entrevistado, digamos, seis meses atrás, no hubiera podido hablar contigo, me hubiera desmoronado muy rápido, pero no, mi mamá, gracias a Dios, tuve la suerte de que esté conmigo, con mis padres, y mi familia, y ellos me guiaron paso por paso, “no, aún no sales”, yo me acuerdo muy bien cuando mi mamá me dijo; le dije, “pero mamá, yo quiero salir a prensa, quiero decir algo”, me dijo “el día que tú realmente quieras salir a prensa, y quieras sobrepasar todo lo que te van a decir”, porque de hecho cuando uno sale a prensa, te viene un montón de gente diciendo, oye porque no dices, porque no has hecho esto; eso es lo que quería mi mamá, que yo sea suficientemente fuerte para luchar con lo que se venía, no en sí como hablar con una persona, sino toda la ola que se venía encima.

El día que yo salí en CNN, yo dije, puchis, ahora ¿qué voy a hacer?, pero no, todo lo que yo había dicho en CNN, se me notaba nerviosa, normalmente en prensa nacional se me veía bien tranquila, pero estaba nerviosa, porque yo estaba dirigiéndome a otro tipo de público, que sí me quería escuchar, que sí quería saber la verdad.

¿Es fácil manejar tu exposición pública?

No, no es muy fácil.

¿Quiénes te asesoran, aparte de tus padres?

Mis padres, y bueno mi abogado y su familia, que son grandes amigos de mis padres, también.

¿Ensayas tus respuestas antes?

No, es algo que surge natural, yo siempre he pensado de que…

Pero sí ideas, ¿no, tampoco?

No, hay algo que sale espontáneo de una persona, si te has dado cuenta yo uso las mismas frases, las mismas muletillas, porque es mi personalidad y es mi forma de ser, es lo que yo siento; yo no hablo con algo preparado, porque sería ilógico grabarte algo en la memoria, y decir yo tengo que decir esto y esto, y parametrar, no podrías tener una conversación fluida con una persona.

¿Crees que la sobre exposición pública, ya que hablamos de exposición pública, esta sobre exposición pública que el caso ha tenido, le ha hecho bien al Dr. Ciro Castillo?

Como alguna vez dije, la prensa ha endiosado a una persona demasiado, y ha hundido a otra demasiado. Yo pienso que debieron poner todo en una balanza y decir cuál es la verdad, ¿qué es lo que yo quiero sacar con todo lo que yo estoy haciendo?, ¿qué quiero ganar?, pero no lo hicieron, apostaron porque yo era una asesina, apostaron porque yo era una mentirosa, y apostaron porque, como cualquier padre, incluyendo a todos los padres que tienen sus hijos desaparecidos o sus esposas desaparecidas, buscarían un hijo, es algo que todo el mundo haría, es algo que yo no le niego a nadie.

Si tú vez todo el apoyo que ha recibido esta familia, es gratificante, porque son varios los apoyos que ha recibido, pero digámoslo desde este punto, ¿porqué al resto de peruanos le quitaron esa posibilidad de que le manden un helicóptero, que vayan por él a buscarlos los sinchis, que vayan a buscarlos diversas personas?, ¿porqué? ¿porqué ese caso especial? ¿porqué ese tratamiento especial con una persona?.

Recordemos que este señor hizo daños en el INC allá en Chivay, desenterró huesos en el cerro, supuestamente estando allí su hijo; y siendo él doctor, una persona que conoce, una persona inteligente, ¿porqué dice, estos huesos son de mi hijo, acá puede estar mi hijo? cuando se ve que esos huesos a simple vista son antiguos, o sea ha hecho mucho daño; hasta el INC le ha dado permiso para que excave, entonces, ¿cualquier papá, cualquier padre puede hacer todo lo que ha hecho este señor, se le va a permitir a cualquier padre llamar asesina a cualquier persona, simplemente por el hecho de buscar a su hijo? ¿en qué punto vamos a llegar?

Tú has descrito bien cierta necesidad de rating de algunos colegas míos, ¿cómo conectas esa necesidad con el comportamiento del Dr. Ciro Castillo, están vinculadas?

Yo también alguna vez me hice una vez una pregunta, ¿quién utiliza a quien? ¿el señor Ciro a la prensa, o la prensa al señor Ciro para seguir sacando rating?, esa es la pregunta, yo hasta ahora no me la respondo, porque si vemos, es como una simbiosis, ambos necesitan uno del otro para seguir; porque recordemos, que si este caso no hubiera mantenido a la prensa, tal vez el Estado no hubiera proporcionado tanta ayuda como ha dado.

Pero también lo que a mí me indigna, es que hay muchas personas, muchos niños, muchos jóvenes desaparecidos y que no les dan el mismo tratamiento a los padres, no les prestan la mayor ayuda, se desaparecieron; como vi una señora en la morgue de Arequipa diciendo, mi hijo se ha desparecido un día antes que Ciro, pero no han hecho nada por este chico, no han hecho nada por encontrarlo; el Mayor Bazán, que ahorita han reabierto el caso, pero yo no sé hasta cuándo investigaron; o sea, todos somos peruanos, y de eso se han olvidado, todos tenemos derechos, incluyéndome a mí, yo tengo el derecho de presunción de inocencia, y se me ha negado, totalmente negado.

Ese futuro promisorio que describías hace algún momento, ¿contempla la posibilidad del amor, crees que puedes volver a enamorarte?

Bueno, por el momento en realidad no; por el momento estoy enamorada de mi hijo, por así decirlo.

Este caso ¿te atrapa un poco, te impide poder amar a otra persona?

Por el momento sí.

¿Porqué, ah?

Por el momento lo que quiero es relajarme, pensar en otras cosas, pensar más en mí, enfocarme más en mí, y ver que es lo que he estado haciendo mal, ver de avanzar positivamente, ver de avanzar y avanzar, y en su punto todo puede llegar; pero por el momento no, yo estoy esperando con mi hijo, estoy gozándolo, cosa que había descuidado, y cosa que me lamento, sí; pero lo hice, pero aquí estoy de vuelta porque yo le prometí volver; yo le prometí volver un 10 de Abril, lastimosamente volví tres días después; pero yo llegué, llegué a mi casa, y lo tengo aquí, y tengo para disfrutarlo durante todo lo que me quede de vida, y eso es lo más importante, él para mí fue esa estrellita que me guió y me guió en mi camino, porque sabía que por él yo tenía que volver, sabía que por él yo tenía que sobrevivir, a cuestas, yo por mí, como le dije a mi mamá, yo por mí hubiera llegado caminando a cualquier lado, pero como lo dicen los rescatistas y el doctor, tú no hubieras podido llegar, porque yo ya me estaba yendo hacia el río, yo me iba a desbarrancar, si caminaba unas horas más yo me hubiera terminado desbarrancando, hacia el río; y si hubiera también seguido unas horas más, hubiera entrado en un shock, me hubiera desmayado y posteriormente me hubiera muerto.

Tú y Ciro ¿se amaban, o eran dos chiquillos jugando al amor?

Yo creo que sí nos queríamos, nos teníamos bastante respeto y bastante amor, pero como se dice la relación recién estaba empezando; eran los mejores tiempos.

¿Era más ilusión?

Como se dice, sí, y como cualquier relación, los tres primeros meses son los de mayor ilusión, los mejores que se pueden vivir; con el tiempo se va armando el amor, con el tiempo se va armando esa confianza.

Si pudieras retroceder el tiempo, ¿evitarías que se vaya a ver las luces? ¿serías más, te saldría más el ímpetu para que evites que él cruce ese camino?

No, yo creo que Dios nos puso en este camino, Dios nos dio este final a cada uno, este desenlace, triste sí, pero nos lo dio; yo pienso que nos espera para cada uno, Ciro en el cielo, sé que está con Dios, y que ha de estar feliz, porque ¿qué más que estar con Él?, junto a Él, es estar como en la luz. Y bueno, yo, a pesar de todas las dificultades que ahorita están en mi camino, sé que Dios me depara algo grande, algo inmenso.

Yo como joven, debo confesar de que cuando me fui a la montaña tenía unas dudas muy grandes acerca de Dios, para mí era, “mamá no quiero ir a la iglesia, mamá pero porqué, porqué no quiero ir”, como cualquier joven y niño que le dicen, “oye pero vamos a la iglesia”, y tú le dices, no, y te arrebatas porque no quieres ir.

Pero ahora no, yo veo a Dios como mi salvador, estuvo en la montaña conmigo, Él no me dejó sola, porque si me hubiera dejado sola no estuviera acá, Él me acompañó durante estos días, Él me hizo que yo tuviera esas ganas de seguir adelante, esas ganas de seguir viviendo, de querer pelear y luchar por mi vida; y eso fue lo más bonito, reencontrarme con Dios en la montaña; de repente fue la forma más dura de reencontrarme con Dios, pero sé que existe alguien que está arriba y nos está cuidando a todos.

Gracias Rosario por venir.

Gracias, gracias a ti.

Ha sido un gusto.

Anuncios