Malas decisiones en el Bomboya

Enorme montaña es mudo testigo de la muerte de Ciro Castillo

Publicado en el diario El Pueblo el 30 de Octubre del 2011

Es necesario destacar, que el Bomboya es una montaña ubicada al lado derecho del valle del Colca, no sólo es el escenario de una de las tragedias que mantuvo en vilo a todo un país por más de seis meses, sino que también cuenta con unos paisajes espectaculares y la constante presencia de los cóndores hace muy enriquecedora la experiencia para quien llega hasta allí.

“La mala suerte no existe, solo, se toman malas decisiones”, era una de las citas favoritas del fallecido Ciro Castillo Rojo – García Caballero, antes de perderse en la inmensidad del cañón del Colca ubicado en Chivay (Caylloma) junto a su expareja Rosario Ponce López, el pasado 4 de Abril. La desaparición del estudiante universitario mantuvo en vilo a todo el país porque su padre Ciro Castillo Rojo Salas, en una titánica labor, consiguió sensibilizar hasta el más duro corazón para proseguir la búsqueda y finalmente hallar a su hijo.

Los periodistas siempre a la caza de noticias encontramos en el caso la excusa perfecta para contar la historia de una familia que se resiste a perder a uno de sus integrantes en la inmensidad de la montaña. Las historias se pueden contar de mil formas, sin embargo, para conseguir la esencia de la nota los hombres de prensa deben estar en el teatro de operaciones.

Sin embargo, a mí me interesaba conocer la dimensión de la mala decisión de Ciro Castillo, al aventurarse de ir caminando desde el distrito de Madrigal al pueblo de Tapay sin un guía o poblador que conociera la ruta. En el trayecto debía cruzar la inmensidad del cerro Bomboya, espectacular montaña que puede ser apreciada en toda su magnitud desde el Mirador del Cóndor situado en el lado izquierdo del cañón del Colca.

La tarea era muy complicada, pero Ciro y Rosario se aventuraron sin la menor medida de seguridad para evitar una tragedia y ahora conocemos los resultados de su audacia, pero aún se desconoce con exactitud las circunstancias de cómo pereció el joven estudiante de la Universidad Agraria La Molina.

El inicio del recorrido comenzó el pasado domingo en Madrigal, un pueblo pequeño de la provincia de Caylloma, donde todos los habitantes proceden del mismo árbol genealógico, es decir, todos tienen un cierto grado de parentesco. Los pobladores se dedican a la agricultura y ganadería.

Los periodistas intentando acortar el camino de ascenso al Bomboya, decidimos ascender desde el lugar conocido como Relave porque a un costado se ubica un centro minero de extracción de oro. Desde ese punto supuestamente la caminata debía ser menos dificultosa para los citadinos hacia la montaña. Antes de partir, es obligatorio asegurar reservas de agua suficientes para calmar la sed y motivarse para una larga y dificultosa caminata.

Penosamente para muchos –me incluyo– el inicio es una verdadera tortura, no importa si estás acostumbrado a realizar alguna actividad física, porque sientes cómo las piernas no resisten el peso propio, sumado a la mochila donde están los alimentos, carpa, bolsa de dormir y otros. El cerro se hace respetar e impone sus condiciones a sus visitantes, porque quienes quieran conocer la verdadera dimensión del cañón del Colca deben sudar la gota gorda.

El martirio es constante y sólo se puede tomar un respiro en Malata y el descanso debe ser por minutos porque si el cuerpo se “enfría” el deseo de coronar la cima se pierde con las gotas de sudor. La larga caminata, en busca de la noticia continúa hasta el sector conocido como Labra. Algunos colegas solo para alcanzar este punto demoraron cuatro horas.

VISTA PRIVILEGIADA

El Labra se ubica a más de 3 mil metros sobre el nivel del mar y pasado el mediodía ya se puede sentir la fuerza de las corrientes del viento que pueden llegar a hacer perder el equilibrio a una persona que no se siente firme en el suelo, pero sí nos ofrece una vista privilegiada del valle del Colca, pareciera una recompensa a tanto esfuerzo físico.

Algunos colegas que no pudieron continuar con el trayecto porque la tarde les ganó y si continuaban exponían su integridad decidieron acampar y pasar la noche del domingo, sin sospechar que, al día siguiente disfrutarían del vuelo del majestuoso cóndor. El ave voladora más grande el mundo en ese lugar puede ser observada a escasos metros para deleite de los visitantes y lo mejor de todo es que pasa una y otra vez haciendo más grata e inolvidable la experiencia.

En la cima del cerro los cóndores, en ocasiones, pasan en grupo realizando formaciones como si se tratase de aviones de guerra. Gracias a su estructura aerodinámica los fuertes vientos nunca consiguen perturbar su majestuoso vuelo. Incluso se puede escuchar cuando sus poderosas alas rompen las corrientes de aire generando un ligero silbido. La espectacular experiencia dejó un grato recuerdo a un colega, quien regresó a su casa con una enorme pluma de cóndor.

RETOMANDO EL SENDERO

Regresando al camino para seguir los pasos de Ciro Castillo, el grupo de periodistas descendió por una quebrada donde nace una pequeña senda que desaparece en medio de unos queñuales. El descenso es peligroso para quien no tiene los zapatos adecuados porque un resbalón puede acabar en un grave accidente.

A pesar que desde el Labra hasta Casita Peigh donde la fiscal Rosario Lozada y los policías instalaron su campamento existe una senda definida, lo agreste del camino hace muy dificultosa la caminata donde hay que tener mucho cuidado porque una inoportuna patinada puede llevarte al abismo. A esto se suma los cactus que pueden impregnarse en cualquier parte del cuerpo o las lesiones musculares.

Llegar a Casita Peigh, en mi caso, fue un verdadero alivio porque sentía que los músculos de las piernas ya no daban más y luego de beber todas mis reservas de agua me dediqué a buscar información. Al campamento llegué a las 15:40 horas del domingo.

Por la mañana se había realizado la inspección del cuerpo y era vox pópuli entre los efectivos participantes de la diligencia que Ciro Castillo, había resbalado cayendo al abismo de 600 metros de profundidad.

Mirando a la parte superior de la enorme montaña comprendí que efectivamente Ciro Castillo, no tuvo mala suerte, simplemente tomó una mala decisión que acabó costándole la vida porque iniciar un recorrido por un terreno desconocido sin un guía es una verdadera locura. Cabe indicar que Ciro y Rosario no llegaron ni a la cuarta parte del camino que conduce a Tapay y se perdieron.

DATO

Eloy Cacya, el rescatista que encontró los restos de Ciro Castillo, consideró que si el joven pereció debido a una caída su compañera Rosario Ponce López, debe estar muy agradecida con Dios porque le han dado una segunda oportunidad para vivir y no debe desaprovecharla.

Anuncios

La Prisión Preventiva en el nuevo Código Procesal Penal

I – Los Presupuestos de la Prisión Preventiva

Artículo 268 Presupuestos materiales.-

1. El Juez, a solicitud del Ministerio Público, podrá dictar mandato de prisión preventiva, si atendiendo a los primeros recaudos sea posible determinar la concurrencia de los siguientes presupuestos:

a) Que existen fundados y graves elementos de convicción para estimar razonablemente la comisión de un delito que vincule al imputado como autor o partícipe del mismo.

b) Que la sanción a imponerse sea superior a cuatro años de pena privativa de libertad; y

c) Que el imputado, en razón a sus antecedentes y otras circunstancias del caso particular, permita colegir razonablemente que tratará de eludir la acción de la justicia (peligro de fuga) u obstaculizar la averiguación de la verdad (peligro de obstaculización).

2. También será presupuesto material para dictar mandato de prisión preventiva, sin perjuicio de la concurrencia de los presupuestos establecidos en los literales a) y b) del numeral anterior, la existencia de razonables elementos de convicción acerca de la pertenencia del imputado a una organización delictiva o su reintegración a la misma, y sea del caso advertir que podrá utilizar los medios que ella le brinde para facilitar su fuga o la de otros imputados o para obstaculizar la averiguación de la verdad.

Artículo 269 Peligro de fuga.- Para calificar el peligro de fuga, el Juez tendrá en cuenta:

1. El arraigo en el país del imputado, determinado por el domicilio, residencia habitual, asiento de la familia y de sus negocios o trabajo y las facilidades para abandonar definitivamente el país o permanecer oculto;

2. La gravedad de la pena que se espera como resultado del procedimiento;

3. La importancia del daño resarcible y la actitud que el imputado adopta, voluntariamente, frente a él;

4. El comportamiento del imputado durante el procedimiento o en otro procedimiento anterior, en la medida que indique su voluntad de someterse a la persecución penal.

Artículo 270 Peligro de obstaculización.- Para calificar el peligro de obstaculización se tendrá en cuenta el riesgo razonable de que el imputado:

1. Destruirá, modificará, ocultará, suprimirá o falsificará elementos de prueba.

2. Influirá para que coimputados, testigos o peritos informen falsamente o se comporten de manera desleal o reticente.

3. Inducirá a otros a realizar tales comportamientos.

Artículo 271 Audiencia y resolución.- 

1. El Juez de la Investigación Preparatoria, dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes al requerimiento del Ministerio Público realizará la audiencia para determinar la procedencia de la prisión preventiva. La audiencia se celebrará con la concurrencia obligatoria del Fiscal, del imputado y su defensor. El defensor del imputado que no asista será reemplazado por el defensor de oficio.

2. Rige en lo pertinente, para el trámite de la audiencia lo dispuesto en el artículo 8, pero la resolución debe ser pronunciada en la audiencia sin necesidad de postergación alguna. El Juez de la Investigación Preparatoria incurre en responsabilidad funcional si no realiza la audiencia dentro del plazo legal. El Fiscal y el abogado defensor serán sancionados disciplinariamente si por su causa se frustra la audiencia. Si el imputado se niega por cualquier motivo a estar presente en la audiencia, será representado por su abogado o el defensor de oficio, según sea el caso. En este último supuesto deberá ser notificado con la resolución que se expida dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes a la conclusión de la audiencia.

3. El auto de prisión preventiva será especialmente motivado, con expresión sucinta de la imputación, de los fundamentos de hecho y de derecho que lo sustente, y la invocación de las citas legales correspondientes.

4. El Juez de la Investigación Preparatoria, si no considera fundado el requerimiento de prisión preventiva optará por la medida de comparecencia restrictiva o simple según el caso.

II – La duración de la Prisión Preventiva

Artículo 272 Duración.-

1. La prisión preventiva no durará más de nueve meses.

2. Tratándose de procesos complejos, el plazo límite de la prisión preventiva no durará más de dieciocho meses.

Artículo 273 Libertad del imputado.- AI vencimiento del plazo, sin haberse dictado sentencia de primera instancia, el Juez de oficio o a solicitud de las partes decretará la inmediata libertad del imputado, sin perjuicio de dictar concurrentemente las medidas necesarias para asegurar su presencia en las diligencias judiciales, incluso las restricciones a que se refieren los numerales 2) al 4) del artículo 288.

Artículo 274 Prolongación de la prisión preventiva.- 

1. Cuando concurran circunstancias que importen una especial dificultad o prolongación de la investigación, y que el imputado pudiera sustraerse a la acción de la justicia, la prisión preventiva podrá prolongarse por un plazo no mayor al fijado en el numeral 2 del artículo 272. El Fiscal debe solicitarla al Juez antes de su vencimiento.

2. El Juez de la Investigación Preparatoria se pronunciará previa realización de una audiencia, dentro del tercer día de presentado el requerimiento. Ésta se llevará a cabo con la asistencia del Ministerio Público, del imputado y su defensor. Una vez escuchados los asistentes y a la vista de los autos, decidirá en ese mismo acto o dentro de las setenta y dos horas siguientes, bajo responsabilidad.

3. La resolución que se pronuncie sobre el requerimiento de prolongación de la prisión preventiva podrá ser objeto de recurso de apelación. El procedimiento que se seguirá será el previsto en el numeral 2) del artículo 278.

4. Una vez condenado el imputado, la prisión preventiva podrá prolongarse hasta la mitad de la pena impuesta, cuando ésta hubiera sido recurrida.

Artículo 275 Cómputo del plazo de la prisión preventiva.-

1. No se tendrá en cuenta para el cómputo de los plazos de la prisión preventiva, el tiempo en que la causa sufriere dilaciones maliciosas atribuibles al imputado o a su defensa.

2. El cómputo del plazo, cuando se hubiera declarado la nulidad de todo lo actuado y dispuesto se dicte un nuevo auto de prisión preventiva, no considerará el tiempo transcurrido hasta la fecha de la emisión de dicha resolución.

3. En los casos en que se declare la nulidad de procesos seguidos ante la jurisdicción militar y se ordene el conocimiento de los hechos punibles imputados a la jurisdicción penal ordinaria, el plazo se computará desde la fecha en que se dicte el nuevo auto de prisión preventiva.

Artículo 276 Revocatoria de la libertad.- La libertad será revocada, inmediatamente, si el imputado no cumple con asistir, sin motivo legítimo, a la primera citación que se le formule cuando se considera necesaria su concurrencia. El Juez seguirá el trámite previsto en el numeral 2) del artículo 279.

Artículo 277 Conocimiento de la Sala.- El Juez deberá poner en conocimiento de la Sala Penal la orden de libertad, su revocatoria y la prolongación de la prisión preventiva.

III – La impugnación de la Prisión Preventiva

Artículo 278 Apelación.-

1. Contra el auto de prisión preventiva procede recurso de apelación. El plazo para la apelación es de tres días. El Juez de la Investigación Preparatoria elevará los actuados dentro de las veinticuatro horas, bajo responsabilidad. La apelación se concede con efecto devolutivo.

2. La Sala Penal se pronunciará previa vista de la causa, que tendrá lugar, dentro de las setenta y dos horas de recibido el expediente, con citación del Fiscal Superior y del defensor del imputado. La decisión, debidamente motivada, se expedirá el día de la vista de la causa o dentro de las cuarenta y ocho horas, bajo responsabilidad.

3. Si la Sala declara la nulidad del auto de prisión preventiva, ordenará que el mismo u otro Juez dicte la resolución que corresponda con arreglo a lo dispuesto en el artículo 271.

IV – La revocatoria de la comparecencia por Prisión Preventiva

Artículo 279 Cambio de comparecencia por prisión preventiva.-

1. Si durante la investigación resultaren indicios delictivos fundados de que el imputado en situación de comparecencia está incurso en los supuestos del artículo 268, el Juez a petición del Fiscal, podrá dictar auto de prisión preventiva.

2. El Juez de la Investigación Preparatoria citará a una audiencia para decidir sobre el requerimiento Fiscal. La audiencia se celebrará con los asistentes que concurran. El Juez emitirá resolución inmediatamente o dentro de las cuarenta y ocho horas de su celebración.

3. Contra la resolución que se emita procede recurso de apelación, que se concederá con efecto devolutivo.

V – La incomunicación

Artículo 280 Incomunicación.- La incomunicación del imputado con mandato de prisión preventiva procede si es indispensable para el establecimiento de un delito grave. No podrá exceder de diez días. La incomunicación no impide las conferencias en privado entre el Abogado Defensor y el preso preventivo, las que no requieren autorización previa ni podrán ser prohibidas. La resolución que la ordena se emitirá sin trámite alguno, será motivada y puesta en conocimiento a la Sala Penal. Contra ella procede recurso de apelación dentro del plazo de un día. La Sala Penal seguirá el trámite previsto en el artículo 267.

Artículo 281 Derechos.- El incomunicado podrá leer libros, diarios, revistas y escuchar noticias de libre circulación y difusión. Recibirá sin obstáculos la ración alimenticia que le es enviada.

Artículo 282 Cese.- Vencido el término de la incomunicación señalada en la resolución, cesará automáticamente.

VI – La cesación de la Prisión Preventiva

Artículo 283 Cesación de la Prisión preventiva.- EI imputado podrá solicitar la cesación de la prisión preventiva y su sustitución por una medida de comparecencia las veces que lo considere pertinente.

El Juez de la Investigación Preparatoria decidirá siguiendo el trámite previsto en el artículo 274.

La cesación de la medida procederá cuando nuevos elementos de convicción demuestren que no concurren los motivos que determinaron su imposición y resulte necesario sustituirla por la medida de comparecencia. Para la determinación de la medida sustitutiva el Juez tendrá en consideración, adicionalmente, las características personales del imputado, el tiempo transcurrido desde la privación de libertad y el estado de la causa. El Juez impondrá las correspondientes reglas de conducta necesarias para garantizar la presencia del imputado o para evitar que lesione la finalidad de la medida.

Artículo 284 Impugnación.-

1. El imputado y el Ministerio Público podrán interponer recurso de apelación, dentro del tercer día de notificado. La apelación no impide la excarcelación del imputado a favor de quien se dictó auto de cesación de la prisión preventiva.

2. Rige lo dispuesto, en lo pertinente, en los numerales 1) y 2) del artículo 278.

Artículo 285 Revocatoria.-

La cesación de la prisión preventiva será revocada si el imputado infringe las reglas de conducta o no comparece a las diligencias del proceso sin excusa suficiente o realice preparativos de fuga o cuando nuevas circunstancias exijan se dicte auto de prisión preventiva en su contra. Asimismo perderá la caución, si la hubiere pagado, la que pasará a un fondo de tecnificación de la administración de justicia.

Fiscalía solicita prueba de ADN para mamá de Ciro

Publicado en La República el 19 de Abril del 2012

En el último documento emitido por la Segunda Fiscalía Penal, se solicitó la extracción de muestras mitocondriales (ADN) a Rosario García Caballero Matta, mamá del fallecido Ciro Castillo Rojo. Este examen deberá realizarlo la División de Biología Molecular del Instituto de Medicina Legal en Lima.

La fiscalía señala en el documento que servirá para una homologación (comparación) con algunos restos. No indican fecha para este análisis, que por lo general se aplica en investigaciones forenses.

La fiscal María del Rosario Lozada Sotomayor también solicita a Medicina Legal de Lima que le remitan la reconstrucción virtual que realizaron durante el levantamiento del cadáver de Ciro. Mientras que Rosario Ponce fue citada para el 7 de mayo.