Rosario en diligencia “No voy a contestar eso”

“No voy a contestar eso” fue la frase más usada por Rosario Ponce, en la última diligencia realizada en Arequipa que busca investigar que sucedió con el estudiante universitario Ciro Castillo.

Publicado en el diario Correo el 8 de Mayo del 2012

De acuerdo a documentos oficiales de la fiscalía, la ex-enamorada de Ciro decidió ampararse en su derecho al silencio ante las interrogantes de la fiscal María del Rosario Lozada.

Rosario, se puso nerviosa cuando la fiscal mencionó que según los resultados del registro de llamadas de su celular se comprobará que tenía señal hasta el 13 de abril, y que incluso había recibido mensajes “calentones” desde Chiclayo.

Rosario solo sonrió y prefirió no contestar de quien eran esos mensajes.

NO ME ACUERDO. Ponce también dijo “no me acuerdo” cuando se le preguntó que dia viajo a Chivay, o a Yanque, asesorada por sus abogados, respondió, “eso ya lo respondí en otra diligencia”.

Comentario de Victorio Neves de Baers

Este párrafo no tiene sentido, está equivocado o no ha sido escrito apropiadamente:

“… la fiscal mencionó que según los resultados del registro de llamadas de su celular se comprobará que tenía señal hasta el 13 de abril…”

Lo correcto sería decir “…tenía batería hasta el 13 de Abril…”, porque la señal irradiada por las torres celulares es independiente de si uno tiene batería o no; y (aunque suene contradictorio), la señal en el celular depende de la batería.

Y, es probable que la Dra. no interprete bien el registro de llamadas, (no tiene porqué hacerlo pues no es una especialista en eso), pues los mensajes de texto enviados por otros no necesariamente indican que uno tuviera batería y por lo tanto señal en el celular.

Padre de Ciro Castillo condenó agresión contra Rosario Ponce

Sin embargo, el doctor Ciro Castillo Rojo Salas consideró que hay animadversión contra la joven por sus “imágenes de cinismo”

Publicado en El Comercio el 8 de Mayo de 2012

El doctor Ciro Castillo Rojo Salas condenó la agresiones verbales y físicas a las que fue sometida Rosario Ponce López por unas 50 personas que la esperaron ayer a su salida del despacho de la fiscal María del Rosario Lozada Sotomayor, a donde acudió para ampliar su declaración por la desaparición y muerte del joven Ciro Castillo Rojo.

Aunque sostuvo que la ex pareja de su hijo ha labrado la animadversión en un sector de la población por sus “imágenes de cinismo”, consideró que “todo ello no justifica en absoluto que se tomen acciones de tipo violentista”.

“De la misma manera como condenamos al terrorismo, de esa misma manera condenamos la violencia nacida de otra cosa que no sea ley, que no sea el estado de derecho en el que vivimos”, refirió.

En declaraciones al noticiero de TV “Buenos Días Perú”, el médico dijo esperar en que la fiscal valore las pruebas que, a su juicio, confirman que el joven universitario fue víctima de un homicidio, del cual tendría conocimiento Ponce López.

En ese sentido, insistió en que sería “un absoluto contrasentido” que Rosario sea declarada inocente. “Por lógica, no cabe la posibilidad”, añadió.

Resultados de análisis a cabellos de Ciro se conocerían en 45 días

Así lo adelantó abogado de la familia del joven hallado sin vida en el Colca en octubre pasado. Rosario Ponce continúa declarando ante fiscal

Publicado en El Comercio el 7 de Mayo de 2012

En las prendas de Ciro Castillo Rojo, hallado sin vida en el valle del Colca en octubre del año pasado tras permanecer desaparecido más de 200 días, se encontraron cabellos. Por ello el Ministerio Público ordenó que se realicen pruebas de ADN mitocondrial a más de 24 personas que tuvieron contacto con el joven, desde Rosario Ponce López hasta los socorristas que encontraron el cuerpo.

Los resultados de esas pruebas se conocerían hasta en 45 días hábiles, adelantó esta mañana en declaraciones a la prensa el abogado de la familia de Castillo Rojo, Juan de Dios Medina, en base a información de los peritos.

Por su parte, el abogado de Ponce López, Jorge Carpio Valencia, señaló que la investigación se encuentra avanzada en un 50%, pero dijo esperar que en 45 días se reúnan las pruebas que faltan y se realicen los peritajes e informes pendientes.

La ex pareja del estudiante continúa brindando una nueva declaración en el despacho de la fiscal María del Rosario Lozada Sotomayor en Arequipa, a donde ingresó pasadas las 8 a.m. de hoy.

Antes de la diligencia, Carpio Valencia señaló que si la toma de declaración culmina rápido, Rosario Ponce regresaría a Lima inmediatamente.

Al interior de la fiscalía se encuentra un grupo de aproximadamente 15 personas que piden justicia por la muerte de Ciro Castillo Rojo.

El interrogatorio

Detalles del interrogatorio filtrados a diversos medios, cabe resaltar que toda esta información es sin confirmar.

Perú21

Sin embargo, fuentes del Ministerio Público informaron a Perú21 que Rosario Ponce se quebró y se puso a llorar cuando la fiscal Lozada le preguntó si Ciro la celaba constantemente. “Sí, es verdad”, habría dicho la joven.

Asimismo, también rompió en llanto cuando se le inquirió sobre cómo sorteó la agreste geografía del Colca para ubicarse en un claro donde los rescatistas podrían verla.

Según se informó a este diario, Rosario narró entre sollozos cómo, pese a su debilidad, se arrastró hasta un claro del valle. De igual forma, describió qué comió y cómo se guareció del frío en una cueva.

La República

El interrogatorio consistió en la aplicación de un cuestionario de 400 preguntas. En un primer término la fiscal Rosario Lozada le preguntó sobre la forma que iniciaron el viaje (Rosario y Ciro) en enero de 2011. La joven respondió que en enero y febrero realizaron excursiones a diferentes regiones del país como Puerto Maldonado, Madre de Dios, Cusco, Puno. Además indicó que en marzo decidieron recorrer el Cañón del Colca. Agregó que Ciro armaba escándalos. Ello ocurrió en Cusco.

Ya en Chivay los jóvenes decidieron, el 29 de marzo, recorrer el Colca por la margen derecha. Esta zona es de difícil recorrido debido a la falta de caminos. Empero ambos jóvenes acordaron hacer la travesía. Indicó que para ello fueron a la Comisaría de Madrigal, a preguntar sobre la ruta a Tapay. Allí les informaron cómo llegar y les invitaron un menú.

Posteriormente compraron champán. La fiscal preguntó para qué compraron este producto, si fue para tomarlo. Rosario respondió que fue para hacer fuego y por cada botella pagaron entre un sol y sol con 50 céntimos.

Genera dudas

Otra de las preguntas que la fiscal le hizo a Rosario y que no respondió con certeza, fue cuando se le consultó con cuántos policías habló antes de subir al Bomboya. Ella dijo no recordar ni nombres ni el número de los efectivos.

También dejaron dudas las respuestas de Rosario cuando le consultaron la forma cómo se tomaron las fotos (Rosario y Ciro). La fiscal le mostró un álbum con 60 tomas. La estudiante dijo no recordar cómo lo hicieron, pero negó que haya existido una tercera persona con ellos.

María del Rosario Lozada le inquirió por qué se separaron en la zona de las mochilas, cuando ya se sentían perdidos. Rosario indicó que esa no era la primera vez que se separaron. Indicó que en otras oportunidades lo hicieron. “Él no era mi perro”, refirió. En este punto los abogados de Ponce aclararon que su patrocinada solo trató de “efectuar una recreación”.

Otra de las interrogantes fue sobre los mensajes de texto enviados de diferentes celulares y a correos electrónicos las fechas que estuvieron en el nevado. Ponce no supo responder con certeza estas preguntas, dijo que no recordaba y que ambos llegaron a tener cinco celulares y fue por ello que existieron mensajes de diferentes números.

Sobrevivencia

En cuanto a los nueve días que permaneció sola en el nevado Bomboya (del 5 al 14 de abril de 2011), se le preguntó cómo es que sobrevivió allí sola, sin agua y alimentos, además de las bajas temperaturas, a lo que respondió que en su casaca impermeable recogió agua de la lluvia y de los hielos que existían en la montaña. Además volvió a señalar que tomó sus orines y que comió hormigas durante esos días.

En cuanto a la forma como descendió del nevado, manifestó que lo hizo arrastrándose en las pendientes. Al término del interrogatorio la fiscal María del Rosario Lozada, exhortó a Rosario Ponce a tener más orden en su vida y a no estar metiéndose en problemas que generen este tipo de investigaciones.

En la diligencia, Rosario no solo se contradijo, sino también manifestó no recordar aspectos relevantes de su travesía por el Colca. Además, indicó que entre Ciro y ella usaron cinco celulares durante sus viajes, cuando el año pasado afirmó que solo usaron dos.

Ponce manifestó a la magistrada que compraron las botellas de champán para hacer fuego y que por cada botella pagaron entre un sol y 1,50 céntimos. Sin embargo, esta bebida alcohólica se oferta en toda la ciudad a más de dos soles la unidad. Otra de las preguntas que Rosario no respondió con certeza fue cuando se le preguntó con cuántos policías habló antes de subir al nevado del Bomboya. Ella respondió que no recordaba ni nombres ni el número de efectivos que la rescataron.

También dejó dudas cuando fue consultada sobre cómo fueron tomadas las fotografías en el nevado, el porqué se separaron y cómo es que ella sobrevivió tantos días en la montaña sin alimentos. Luego refirió que usaron varios celulares para mandar mensajes de texto. Reveló que usaron en total cinco celulares.

Rosario Ponce negó que fumaba marihuana con Ciro Castillo Rojo

El abogado del padre de Ciro Castillo Rojo, Juan de Dios Medina, durante el interrogatorio preguntó a Rosario si ella fumaba marihuana. La joven respondió que no, cuando meses atrás refirió que sí lo hizo. Asimismo dijo no saber por qué Ciro tenía en sus manos estas sustancias. Señaló que ella no lo vio consumir estos productos.

En cuanto a cómo financiaba sus viajes, la estudiante indicó que eran sus padres quienes le enviaban dinero para continuar con sus travesías, que eran parte de sus estudios en la Universidad Agraria de La Molina.

La fiscal Rosario Lozada fue incisiva al preguntarle a Rosario Ponce si conocía las partes donde el cuerpo de Ciro presentaba heridas. En este punto los abogados de la estudiante evitaron que la joven respondiera, debido a que ella ya había referido que no estuvo junto a Ciro cuando este sufrió sus heridas. Refirieron que no podía responder sobre un tema el cual ella no tenía conocimiento.

Andina

De otro lado, trascendió que el interrogatorio de Ponce López se centralizó en la forma de comunicación de Ciro y Rosario con sus familiares desde los celulares que tenían para este fin, así como la emisión de mensajes de textos el día que se extraviaron en el valle del Colca el 4 de abril del 2011.

Algunas preguntas fueron obviadas en el interrogatorio como lo dicho por la integrante de Bomberos Unidos Sin Fronteras, María Teresa Pilco, sobre las expresiones de Rosario después de ser rescatada (que Ciro tenía un brazo y una pierna rota), así como el contenido de los mails de la laptop de Ciro Castillo Rojo.

El Popular

Fuentes de la fiscalía indicaron que la diligencia inició con la narración de Ponce sobre la relación que tuvo con Ciro y sus viajes juntos. En este punto cayó en contradicciones.

Primero cuando se le preguntó para qué compraron las botellas de champán. La joven refirió que fue para hacer fuego y que por cada botella pagaron entre un sol y sol con 50 céntimos. Pero esta bebida alcohólica tiene un costo superior a dos soles por unidad.

Otra de las preguntas que se le hizo a Rosario y no respondió con certeza fue cuando se le consultó con cuántos policías habló antes de subir al Bomboya. Ella respondió no recordar ni nombres ni el número de efectivos.

También dejó dudas cuando se le preguntó la forma como se tomaron las fotos, el porqué se separaron y cómo es que ella sobrevivió tantos días en la montaña sin alimentos. También se le cuestionó sobre el envio de mensajes de texto. Rosario indicó sobre este último tema que la variedad de mensajes y de diferentescelulares se debía a que entre los dos tenían más de un celular.

Trome

El interrogatorio duró más de diez horas y en un momento del mismo la joven se quebró en llanto. Fue cuando la magistrada inquirió sobre su vida sentimental y el número de enamorado que fue Ciro en su vida.

Sin embargo, cambió de actitud rápidamente y se reía, nerviosamente, al seguir respondiendo. Aseguró que Ciro era muy celoso y por eso siempre tenían problemas.

Ante las incisivas preguntas de la fiscal sobre cómo sobrevivió nueve días en el Colca, tras haberse separado de Ciro, Ponce dijo: “Doctora, soy una persona joven y tengo buena alimentación, es por eso que resistí”.

Agregó que en ese trance sufrió heridas en las manos, que fueron curadas por los paramédicos.

“CIRO TOMABA”

También insistió en que Ciro tomaba bastante alcohol “para desahogar su frustración”.

Más adelante, la fiscal le preguntó sobre la versión de la rescatista María Teresa Pillco, quien señaló que Rosario le dijo que conocía el lugar donde estaba Ciro. La estudiante negó haber dicho algo así, pero habría admitido que sí le indicó el lugar donde se separó de su enamorado.