Citarán a otro testigo por caso Ciro

La fiscal a cargo del caso convocará a tres personas nombradas por Rosario Ponce durante el interrogatorio del último lunes.

Publicado en Perú21 el 10 de Mayo del 2012

Un nuevo nombre apareció en las investigaciones de la muerte de Ciro Castillo Rojo. Fuentes del Ministerio Público confirmaron a Perú21 que la fiscal a cargo del caso citará a tres personas nombradas por Rosario Ponce durante el interrogatorio del último lunes. Se supo que dos de ellas ya habrían prestado su manifestación anteriormente, pero el tercero sería convocado por primera vez por la Fiscalía.

Anuncios

Rosario Ponce recibió amenazas en Arequipa

Por Yenny Quispe – Publicado en Correo el 9 de Mayo del 2012 

Frases como “entrégate”, “dí la verdad”, “asesina”, “criminal” y “el pueblo de repudia”, es solo un extracto de cientos de mensajes y llamadas que recibió Rosario Ponce en los 2 días que estuvo en Arequipa.

Su abogado Jorge Carpio Valencia, señaló que todas las llamadas fueron realizadas desde un teléfono público y los mensajes de texto fueron enviados por internet.

Además, el jurista indicó que “la portátil” que estuvo todo el día en la fiscalía, y que incluso lanzó basura a su patrocinada, serían los principales sospechosos de dichas llamadas. “Hemos grabado todos los noticieros para poder identificar a estos sujetos e incluso tenemos la certeza que hay dos requisitoriados” dijo.

Acerca de las versiones de que Rosario no quiso responder a varias interrogantes de la fiscal María del Rosario Lozada, el abogado negó estas afirmaciones.

Mencionó que las únicas preguntas que Rosario no respondió fueron de carácter personal, como que método anticonceptivo usaba, o sí tenia enamorado antes de conocer a Ciro.

No buscaron a Ciro en el Colca

Presumen que policía ni “sinchis” peinaron la zona, lo cual retrasó el hallazgo del cadáver.

Por T. Paredes, publicado en Trome el 10 de Mayo del 2012

Tras meses de investigación, la fiscal María del Rosario Lozada habría llegado a una conclusión importante sobre la muerte de Ciro Castillo-Rojo: Los miembros de la policía que fueron en busca del universitario al valle del Colca no habrían cumplido con su trabajo, al no verificar en las coordenadas que se les asignaron.

Esto quiere decir que los miembros de la Unidad de Salvataje de Alta Montaña de Arequipa y Cusco, y hasta los “sinchis” que llegaron al valle para la supuesta búsqueda del joven habrían dando informes errados a sus superiores y así habrían retrasado el hallazgo del cuerpo.

“Ciro fue hallado en el rango de búsqueda de los efectivos. Ellos, según los informes que entregaron, habían “peinado” la zona. Meses después de esta supuesta búsqueda fue hallado por una empresa particular”, dijo la fuente.

Agregó que de comprobarse esto, los efectivos implicados podrían ser denunciados por el delito de falsedad genérica, en perjuicio de terceros.

De otro lado, se supo que entre los peritajes que falta recabar por la Fiscalía están los resultados de los cabellos hallados en los guantes y la gorra de Ciro, que fueron encontrados 50 metros antes del lugar donde supuestamente habría empezado la precipitación de Ciro.

DENUNCIA

En tanto, el abogado de Rosario Ponce, Jorge Carpio, dijo que denunciarán a las personas que agredieron a su defendida a la salida de la Fiscalía de Arequipa, pues pudieron “hasta haberla matado”. “Un piedrón, un palazo en la cabeza y ¿quién responde? Vamos a tomar medidas, porque los tenemos identificados”, dijo el doctor.

Rosario recibió doce mensajes “cariñosos”

Desconocido le escribía mientras estuvo perdida con Ciro

Publicado en Ojo el 10 de Mayo del 2012

Rosario Ponce López recibió mensajes de texto “cariñosos” en su celular de Movistar de una persona desconocida nada menos que desde Chiclayo.

Lo confirmó el abogado de la joven imputada, Jorge Carpio, pero le restó importancia indicando que su patrocinada no reconoce los mensajes y menos conoce a alguien de esta ciudad norteña.

La Fiscalía trabaja en la identificación de la persona a quien corresponda el número telefónico, a fin de confirmar o descartar algún vínculo e incluirlo (a) en la investigación sobre la muerte de Ciro Castillo-Rojo.

Son 10 a 12 mensajes “cariñosos” que obran en el celular de Ponce durante los últimos días de marzo y primeros de abril de 2011, fechas en que ya estaba perdida con Ciro en el Colca.

Durante el interrogatorio de diez horas, la fiscal María del Rosario Lozada le mostró los mensajes y le preguntó:”¿Reconoces estos mensajes?, ¿de quién son?”, a lo que ella respondió: “No los reconozco. De repente son de Ciro”.

Según Rosario, su celular lo usó Ciro durante el viaje al Colca, ya que el teléfono del joven fallecido se malogró en Cusco.

Se supo que en los mensajes se leía: “Te espero a las …”, “Se me hizo tarde”, “Te llamé y no me contestaste”, “Te mando saludos”.

El abogado de la familia Castillo-Rojo, Juan de Dios Medina, dijo que sería un valioso aporte que diga de quién son los mensajes porque los recibió en la época que enamoraba con Ciro.

Para la defensa de Ponce en los mensajes “no se ha encontrado nada relevante”.

A propósito de la llegada de Rosario

Publicado en ACTOS FALLIDOS, blog de Alan Caira Vivanco el 9 de Mayo del 2012

Me sorprende que este caso siga en las noticias y que la prensa y la población sigan en el mismo rollo de antes de linchar a Rosario, pensaba que con el hallazgo del cuerpo del infortunado joven y su posterior estudio, todo esto terminaría, pero no fue así. Con todo esto, recordé el ensayo que escribí el año pasado: “Medios de Comunicación y Sociedad en el Caso Ciro Castillo Rojo” y que lo presente en el “I Encuentro Macroregional de Estudiantes de Sociología”. Ahí va un resumen del texto.

1.1. Medios de Comunicación

Después de conocer los primeros resultados de las investigaciones algunos diarios suavizaron su postura con respecto a Rosario; sin embargo, todavía existe un importante sector de la prensa que sigue tratando de encontrar pruebas que la incriminen. ¿Que pasa si Rosario no es culpable? La noticia perdería suspenso y el melodrama se acabaría ahí, como consecuencia de esto, los diarios tendrían un menor tiraje y algunos programas televisivos, tendrían que encontrar otras formas de subir en el rating ante el descenso de su audiencia. El objetivo de la prensa no es finalmente encontrar la verdad, ni ayudar a la justicia, sino simplemente alimentar el morbo de la gente para vender más.

De esta forma, la mercantilización de la información en los medios de comunicación hizo que la prensa explotara al máximo esta noticia y dramatizara en sus conjeturas e hipótesis durante más de seis meses convirtiendo a un caso más de las estadísticas de desaparecidos que se suceden en el país todos los días, en una telenovela con tintes melodramáticos que enganchó muy bien con el público peruano acostumbrado a este tipo de espectáculos, por lo que cada día pedía más sobre el tema.

El público se deja fácilmente arrastrar por la opinión que generan los medios de comunicación, tal influencia llega a veces al extremo de creer que si algo no sale en la prensa simplemente no existe. Eso lo sabía muy bien el padre de Ciro por eso siempre buscó una presencia en los medios y cuando la tuvo trató de explotarla al máximo. Pero esta presencia mediática no sólo es producto de la necesidad de encontrar a su hijo sino que está en la cultura popular de los peruanos de exhibir su dolor y hacer un espectáculo de su propia vida, como el señor Ciro lo mostró cuando un día después del entierro de su hijo asistió a un programa de espectáculos.

En el Perú al año se reportan desaparecidas miles de personas de quienes nada se dice en los medios porque no tienen ese componente melodramático que sí tiene el caso Ciro. Quizá el caso más emblemático de desaparecidos con poca cobertura mediática sea el del mayor Bazán, perdido en Bagua después de los enfrentamientos entre la policía y los indígenas. A pesar de provenir de una familia más acomodada, no tuvo el mismo respaldo del gobierno ni de la población ¿por qué? La respuesta se la dio el mismo doctor Ciro Castillo: “le ha faltado manejarse mediáticamente”.

1.2. Género y familia

La solidaridad con la familia de Ciro y el linchamiento mediático y popular de Rosario se debería a la identificación de los peruanos con una familia más tradicional, patriarcal, en donde el padre es el héroe, el aventurero, el hombre fuerte y perseverante, mientras que la madre es una mujer de casa, sufrida y débil a la que siempre se le ve llorando. El grado de identificación persiste a pesar de haberse puesto al descubierto algunos defectos de la familia, como que el padre pegaba a la madre o que el hijo era un mal estudiante y además consumidor de marihuana. Pero aquí lo importante es que ellos encajan en el modelo tradicional de familia.

Por el lado de la otra familia tenemos a una madre que asume el rol principal de la defensa de su hija, su exposición mediática es mayor en comparación con el padre, quien generalmente está a la sombra de la madre. La madre es una mujer fuerte y poco sensible como la hija. Centrándonos ahora en Rosario diríamos que su reacción no fue la que esperaba la mayoría de peruanos, de histerismo y entrega total a la búsqueda del enamorado perdido, sino que por el contrario se mostró con algo de apatía y distanciamiento del caso, algo que los medios aprovecharon para reforzar su hipótesis del crimen al mismo tiempo que lo hacía el público.

Al público le cuesta asimilar que ella se salve y él se pierda en esta historia, porque lo que el público espera de una historia de amor es que la pobre mujer se pierda y el valeroso hombre la rescate. Los patrones culturales de género de los peruanos giran en torno a que la mujer debe estar siempre a la sombra del hombre y debería afligirse frente a su desaparición. Es así que el público esperaba una actitud diferente de Rosario Ponce, similar a la del padre, de no descansar hasta encontrar a su ser querido. Como la actitud de la joven no encajaba con el modelo mental de la gente, esperaban verla desesperada y abatida todo el tiempo, es cuando empieza la sospecha de un crimen.

El drama de un crimen pasional atrae al público y aunque lo más probable es que no sea así, los medios se encargaron de que la hipótesis del crimen se posicionara. ¿Qué hubiese pasado si a Ciro lo hubieran encontrado días después de encontrar a Rosario?, probablemente la historia no hubiera durado tanto tiempo, tampoco se hubiera sabido que Rosario Ponce era madre soltera o que dejó a su hijo con sus abuelos mientras ella se iba de viaje con el enamorado. En el imaginario social cuando una madre tiene un hijo, su propia vida (el de la madre) pasa a un segunda plano y no puede ser más importante que la de su hijo, por lo tanto una persona de estas características no puede ser una buena persona, tiene que ser una villana.

1.3. Cultura Popular

A pocos se les ocurrió reconocer la proeza de una joven de sobrevivir 10 días en una geografía tan agreste y adversa. Si Ciro hubiera aparecido antes que Rosario probablemente ella hubiera sido más bien aplaudida por su esfuerzo de sobrevivencia y porque no se le hubiera descubierto su vida íntima. Por otro lado, si a Ciro se le hubiera encontrado unos días después de encontrar a Rosario sabiendo lo que se sabe hasta hoy, que se desbarrancó sin mayor epopeya, es probable, que su historia y su vida haya quedado en el olvido de los peruanos.

Sin dejar de reconocer el mérito de un padre que no desfalleció hasta encontrar a su hijo, es necesario señalar que Ciro Castillo padre fue uno de los principales promotores del linchamiento mediático hacia Rosario Ponce pues tuvo una actitud beligerante hacia ella y la joven alimentaba el morbo del público con una actitud poco colaboradora, de esta forma se establecieron los requisitos necesarios para que se creara una corriente de opinión contraria hacia Rosario y de colaboración y empatía hacia Ciro, que continuó hasta el final. La víctima finalmente se convirtió en un héroe de las circunstancias a quien la población vio como un santo o un ángel bendito.

Pero ¿porqué los peruanos tenemos esa facilidad de crear santos y héroes populares? ¿Cuál es la hazaña de Ciro? Empezaré respondiendo la segunda pregunta aunque de una manera poco grata, pues quizá la única hazaña que se le puede acreditar al joven universitario fue haber fallecido de una manera sospechosa. Otros dirán que la verdadera hazaña no la hizo él sino su padre, pero me parece que ni siquiera podríamos decir que fue una hazaña lo que santificó a Ciro, sino una extraña relación entre los medios de comunicación, que telenovelizaron la noticia y crearon la figura de una víctima y una asesina, con un público que se enganchó con la historia y se volvió en un consumidor de la novela por partes que le entregaban día a día con el fin de reforzar su hipótesis de un crimen pasional.