El premio consuelo

Por Victorio Neves de Baers – 21 de Mayo del 2012

La denuncia contra Rosario Ponce por presentar un certificado de salud supuestamente falso, pasará a engrosar la larga lista de “indicios” que el Dr. Ciro enumera en cada entrevista.

Esta denuncia fue presentada en Arequipa el año pasado y desestimada, por que no correspondía a su jurisdicción, y luego presentada en Lima, hace 3 meses, el 17 de Febrero del 2012 ante la Fiscal Bertha Velásquez Heredia.

La denuncia no prosperará porque no existe una prueba de la falsedad del certificado, el cual corresponde a una enfermedad no somática, sino psíquica, y por lo tanto la prueba de un video donde se aprecia a Rosario participando en actividades sociales, no niega que ella esté sufriendo esa enfermedad. ¿Cómo se podría demostrar que Rosario no tenía estrés postraumático en Julio 2011?

Es más, parte de la cura del estrés postraumático es la socialización, es decir lo contrario a permanecer encerrado en su casa, o metido en la cama, como es el pretendido mensaje entre líneas al presentar este video como evidencia.

¿Qué hubo de nuevo en las noticias de este fin de semana? Absolutamente nada, observe esta noticia del 17 de Febrero:

http://www.elcrimenperfecto.wordpress.com/2012/02/17/acusadores-hacen-nueva-denuncia-a-rosario/

Fue el Dr. Amoretti quien estuvo detrás de esta acusación, y sin embargo esta semana el Dr. Medina, dijo que viajará a Lima para revisar el avance de esta investigación, ¿ya viajó a Puerto Maldonado tras las importantes pistas que ligaban la desaparición de Ciro con el narcotráfico?, parece que todo es bulla sólo para engrosar la lista de “indicios”.

Desenmascaran estas declaraciones la pobreza de los acusadores, no poseen siquiera una prueba en la acusación de homicidio, y esta “nueva” acusación se constituye en un premio consuelo de los abogados hacia el Dr. Ciro, “no le hemos conseguido ninguna prueba de homicidio, pero allí tiene un nuevo indicio para su lista, úselo a su antojo”.

La República

Este diario fue quien lanzó esta “novedad” el fin de semana pasado, y ayer Domingo publicó esta ambigua nota:

“La República informó que la Policía de Estafas de la Dirincri sostuvo que el certificado era falso cuando todavía no era encontrado el cadáver de Ciro.”

“… cuando todavía no era encontrado el cadáver de Ciro…” ¿qué cambia en cuanto a la veracidad o falsedad de un certificado médico que el cadáver de otra persona haya sido encontrado o no?

La nota es ambigua porque se puede interpretar de diferentes maneras, y sin embargo, todas carecen de lógica:

1.  La Dirincri sostuvo, cuando todavía no era encontrado el cadáver de Ciro, que el certificado era falso.

2. La República, cuando todavía no era encontrado el cadáver de Ciro, informó que la Policía de Estafas de la Dirincri sostuvo que el certificado era falso.

3. El certificado era falso cuando todavía no era encontrado el cadáver de Ciro.