La increíble supervivencia de Linda

Por Victorio Neves de Baers – 4 de Setiembre del 2012

Linda Forney, enfermera de 25 años, decidió en sus vacaciones visitar, sola, las cataratas de la reserva india Havasupai, en el Gran Cañón del Sur Oeste de los EEUU.

No tenía entrenamiento en supervivencia, ni era de contextura atlética, cometió errores imperdonables, sin embargo sobrevivió 20 días sin alimento sólido en una de las partes más inhóspitas del planeta.

El 1ero de Agosto de 1975, terminada su jornada de trabajo, y teniendo 3 semanas de vacaciones, Linda empacó su mochila, y partió en su carro con la sola compañía de su pequeño perro “Cocoa Gin”, estacionó su carro cerca al cañón y empezó a descender con la idea de llegar esa misma tarde a las cataratas, para lo cual, según el mapa debía caminar 13 kilómetros.

Suma de errores

Había pedido orientación en una estación de gasolina donde le habían indicado que luego de descender encontraría una señal que le dirigiría hacia la reserva india; sin embargo, cuando Linda se encontró frente a la señal tomó el camino contrario, tal vez confundida por el inclemente sol que elevaba la tempertatura hasta los 38 grados.

Cuando la oscuridad descendió sobre el cañón, Linda abandonó su mochila, siguió caminando y empezó a gritar por auxilio; allí se inició su pesadilla, sola con su perro, vistiendo blue-jeans, una simple blusa, y mocasines, sin una gota de agua, y sin probar alimento sólido, confundida y desesperada se tuvo que enfrentar al congelante frío de la noche cuando la temperatura desciende a 8 grados.

Los primeros días no probó una sola gota de agua, ni absolutamente nada de alimento, hasta que encontró una gotera que caía desde lo alto del cañón, la cual aprovechó improvisando el estuche de sus lentes como receptor, con lo cual llegaba a juntar luego de algunas horas una mínima porción de agua.

Linda estableció ese lugar, la gotera, como su base, y a partir de allí empezó a explorar cada día hacia diferente lugar, al Norte, Sur, Este y Oeste, tratando de encontrar ayuda.  En sus exploraciones encontró algunos cactus que le sirvieron de alimento. Un día, Cocoa Gin volcó el estuche cuando ya estaba casi lleno, y cuando Linda le regañó, su perro se escapó para nunca más regresar. En las madrugadas hacía tanto frío que desesperadamente deseaba que apareciesen los primeros rayos del sol para calentarla, y en la tarde hacía tanto calor que deseaba que cayera la noche para refrescarla.

Esperanza

En otra de sus exploraciones encontró una botella de vidrio, la cual llenó completamente con el agua de la gotera, y eso le dio la valentía para dejar su base, y ascender por el cañón, pues sabía que nadie la echaría de menos en las 3 semanas de sus vacaciones, pues no había avisado a nadie, y que si tenía que salvarse era por sus propios medios. Para su mala suerte, apenas se había alejado unos kilómetros de su base la botella se le cayó y se rompió, pero ella decidió seguir ascendiendo.

Ascendió apenas una parte del cañón pero al divisar desde allí la grandiosidad del mismo, llegó a comprender que nunca podría salir de allí; muy debilitada empezó a ver visiones, y se acostó para esperar la muerte.

Sin embargo, ella había enviado unas postales a sus familiares desde la estación de gasolina, sin decirles que se iba a internar en el cañón, pero ellos las rastrearon y habían empezado su búsqueda, habían encontrado a Cocoa Gin, y cuadrillas de nativos indios la estaban buscando.

Luego de 20 días de increíble supervivencia una cuadrilla de nativos indios la encontró desfalleciendo y la rescató.

http://news.google.com/newspapers?nid=950&dat=19750821&id=NOMLAAAAIBAJ&sjid=QlgDAAAAIBAJ&pg=5330,1082010

7 comentarios en “La increíble supervivencia de Linda

  1. Ja ja ja. Eso no es aplicable al caso de Rosario Ponce. Y tù lo sabes, triste Victoria. Cuèntanos una de vaqueros. Pero a colores….

  2. Esto y muchos casos muestran que el ser humano tiene una capacidad de supervivencia extraordinaria y se manifiesta en estas situaciones extremas. Lamentablenmente la mayoría de peruanos no han vivido situaciones de inclemencias de la naturaleza y casos extraordinarios de supervivencia y también de muerte; los citadinos creen que cuando hay un cadáver es por que un carro lo ha atropellado o ha sido asaltado por delincuentes; no conocen nuestra selva, nuestros desiertos, nuestro mar, nuestros nevados; y se aventuras a sacar conclusiones en base a su mundo urbano. Pregunten en los años setenta cómo unos pescadores de Chimbote naufragan en alta mar, todos intentan nadar hacia al costa de noche, solo sobrevive un cojo por que a éste le ayudaba el resto a nadar en sus espaldas, pero todos pierden fuerza y van muriendo, finalmente el sobreviviente inválido llega a la costa flotando sobre los cadáveres inflados de sus compañeros.

  3. El aspecto que tiene esta mujer es compatible con la historia que narra. Sin embargo, la apariencia de Rosario al ser encontrada era la de una persona que había estado bajo el sol sólo unas cuantas horas y nada más. Además, increíblemente estaba con la ropa y calzado limpios.

    No nos quieran dar gato por liebre sobre la falsa supervivencia heroica de Rosario.

  4. Està de mas recordarle a los Sres. ciberdefensores de Rosario Ponce, que, segùn las imàgenes vistas en TV el estado de la susodicha dama no era compatible con el tiempo y la forma en que dice haber sobrevivido. Ropa media limpia (cualquiera que ha ido de campamento sabe perfectamente que a los 3 dias la vestimenta, sin haberse lavado està hecha una m…). Mejor no sigo, porque esa es la parte màs dèbil del testimonio de la aùn imputada. Y vuelvan a leer las declaraciones de la primera especialista mèdico que la atendiò en una posta…. De alli sacaràn sus propias conclusiones….

  5. Como escribiò muy claramente Ricardo Uceda: “Rosario dice que sobreviviò 9 dias… Tal vez fueron menos..” (ese “tal vez fueron menos” lo dijo luego de desmenuzar una por una las diversas justificaciones y/o coartadas al respecto).

Deje un comentario (no es obligatorio el email)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s