Por los indicios los conoceréis

Por el experto en Derecho Penal Mario Amoretti – Publicado en El Comercio el 13 de Octubre del 2012

En términos legales, la prueba indiciaria es la que una sala o tribunal establece con la suma de varios indicios a lo largo de un proceso. Se trata de una figura que tiene por lo menos 15 años en el Código Penal, y es aceptada para absolver o condenar a una persona allí donde las evidencias concretas e irrefutables no pueden establecerse.

Por ejemplo, las condenas al ex Presidente Alberto Fujimori y al cabecilla senderista Abimael Guzmán se fijaron con pruebas indiciarias, pues aunque era más que probable que ellos estaban a cargo de las acciones que otros ejecutaron bajo sus órdenes, no había manera fehaciente de probar por escrito, por video o por cualquier otro medio que ellos las habían ordenado. ¿O acaso se demostró que Guzmán ordenó la matanza de Lucanamarca? No. Se llegó a esa conclusión judicial con base en testimonios, inferencias y análisis de los hechos. Justo lo que ha sucedido con el caso Fefer: lógica, ciencia y experiencia, en una sala integrada por magistrados de trayectoria y carrera impecables.

Si bien no se conocen las conclusiones para todos los implicados en este caso, lo de Alejandro Trujillo Ospina es razonable. Él entró en esa casa a matar, no por un simple robo. Había cosas de valor que no se llevó y la víctima peleó por su vida durante 20 minutos. Esos son los hechos. Sí, no son pruebas de que fue contratado para ese caso, pero sumados a su conducta posterior, demostrada en correos electrónicos descubiertos después del crimen, conducen a corroborar que sí se dedicaba al homicidio por lucro. Es decir, hay suficientes indicios que apoyan no solo su participación, sino sus motivos para cometer el crimen.

¿Pero que el sicario sea culpable implica que Eva Bracamonte y Liliana Castro también lo son? Considero que todavía es prematuro afirmarlo. Aunque en la sala ya se habló de responsabilidad penal, y por lo menos dos argumentos sobre Eva apuntan a que ella tuvo alguna participación, la lectura no concluyó y la sala aún tiene la última palabra.

Esta precisión es necesaria, pues según nuestras leyes ningún procesado puede ser condenado si no está presente en la sala durante la lectura de su sentencia.

Si el tribunal ya hizo la salvedad de que este Lunes 15 se conocerá el fallo, con o sin Eva Bracamonte presente por una cuestión de salud, tal vez su futuro legal tarde un poco más en hacerse oficial.

Todos somos inocentes hasta que se pruebe lo contrario. Así no lo parezca, la prueba indiciaria busca eso: establecer justicia.

La policía hace milagros

Publicado en Correo el 12 de Octubre del 2012

La realidad es otra y más dura, pero los efectivos policiales a pesar de las críticas y carencias logísticas, deben seguir adelante en la desigual lucha contra la delincuencia. No solo tienen que llevar sus propias computadoras e impresoras. También deben pagar su conexión a internet, y desde hace más de dos años los presupuestos de los vehículos e insumos para realizar pericias no llegan con regularidad.

¿Cómo trabajan? Es un verdadero milagro.

Las cinco especialidades de la policía tienen múltiples carencias: Investigación Criminal, Criminalística, Inteligencia, Orden Público y Administración.

MALOGRADOS

Los símbolos policiales son los patrulleros, pero éstos esconden una verdad: su antigüedad. Según información confidencial de la policía, todas las unidades de emergencia datan de la década del 90 y el 2000.