El periodismo que supera a la telenovela

Rosario, Eva, Elita… el periodismo como telenovela

Por Juan Gargurevich – Publicado en el blog del tío Juan el 16 de Octubre del 2012

¿Qué tienen común Rosario Ponce, Eva Bracamonte, Elita Espino? Todos lo sabemos: son las mujeres más mediáticas de los últimos años, es decir, son las que han acaparado más portadas y notas de diarios de bajo precio.

Y todavía más: sus historias, ciertamente dramáticas, han superado el rating de cualquier telenovela pues los lectores que siguen sus tristezas son ya muchos más que los telespectadores.

Agrego una tercera: las tres han sido víctimas del peor periodismo amarillo de la comarca y en particular la primera, la pareja del infortunado Ciro Castillo.

El periodismo sensacionalista se nutre de las noticias policiales pero en particular de aquellas que llamamos “de seguimiento” y que los gringos nombran de “follow up”. Son aquellas que reúnen elementos noticiosos que despiertan atención en el público por los personajes involucrados y que los periodistas nutren, alimentan, para fomentar el interés, atraer lectores.

Hay “seguimientos” históricos, como la muerte de Marita Alpaca, por ejemplo, que se inició cuando el Hotel Sheraton avisó del hallazgo del cadáver de una mujer, “quizá una empleada de limpieza”, al lado de la piscina. Fueron cuatro años largos de notas cotidianas que culminaron con la sentencia de Leandro Proaño, el hombre que la arrojó por la ventana.

El caso de Elita acusada de instigar el asesinato de su madre ha culminado con una sentencia de 30 años. Eva Bracamonte ha recibido una condena igual. Y mucho tememos que la fiscal de Arequipa decida abrir proceso penal contra Rosario Ponce, con lo cual se iniciaría una segunda etapa del drama.

El periodismo amarillo acecha, buscando personajes dignos de convertirse en actores o mejor, actrices, de historias que deben hacerlas durar no menos de un año. Ha aprendido ese mal periodismo a tocar puntos sensibles que harán “vibrar”, como sexo, dinero de por medio, homofobia, machismo, racismo… Cuando es posible juntar esos elementos el éxito estará asegurado.

Las universidades no enseñan ese periodismo. Lo imponen editores no periodistas que no aceptan que el periodismo es un invalorable bien social que transmite cultura, experiencias que imitar y que debe ser un arma poderosa de promoción de valores.

Disculpa Rosario, cuánto lo lamento Eva, qué lástima Elita.

8 comentarios en “El periodismo que supera a la telenovela

  1. Coincido en la parte que dice que es como una telenovela, al menos en el caso de la ex de Ciro, (los otros 2 casos los conozco muy poco). La señora Ponce mintió, omitió, dramatizo y el caso parece asesinato pasional, digno de una telenovela de Televisa. Solo falta el final “feliz” en donde los/las criminales pagan su culpa refundidos en la cárcel. Espero impaciente la denuncia formal a la imputada.

  2. Faltò Abencia Meza, cuyo caso no es tan reciente. Y una tipa que cometiò un crimen acaso peor que las anteriores condenadas: Isabel Tello, asesina confesa de su hija Pierina. Solo que esta criminal no tiene alma de “figuretti” y està màs rayada que Elita.

    Por cierto, a Rosario, independientemente de que haya dicho o no toda la verdad, no se le ha probado nada. Lo ùnico que yo diria es que dificil o imposible que ella pudiera probar su “supervivencia” al menos en la forma y duraciòn en que la narrò.. Por lo demàs, creo que el final de este caso serà algo “parecido” al de EVa Bracamonte: Quien pensàbamos que podria salir màs “chamuscada” pasarà piola y habrà un par que si “pagaràn pato”. Apuesto a que uno es un universitario eterno y el otro un “toche”…

  3. Parte de las pruebas indiciarias del caso Eva Bracamonte son la mentira de Trujillo Ospina en negar ser sicario y decir que solo es un ladrón de residencias, la mentira de Trujillo Ospina en decir haber subido por unas rejas cuando en ese entonces no había rejas, la sangre encontrada en el pasadizo donde de acuerdo a la versión de Trujillo Ospina no transitó por ese lugar, las cosas de poco valor robadas. Aunque este sicario confesó su crimen siempre negó que Eva la haya contratado, pero sus mentiras ponen en evidencia que alguien dentro de la casa le haya ayudado a ingresar y la mas sospechosa es Eva, mas que nada por ser la beneficiaria directa de la muerte de su madre. Creo que sea culpable o nó Eva, su caso es comprometedor y esas contradicciones de Trujillo Ospina la delatan. Por mi parte creo que, al margen de las investigaciones oficiales, lo que mas hace creíble la culpabilidad de Eva es que la supuesta suegra de Trujillo Ospina, y él mismo en la cárcel de Argentina, hayan dado una pista del crimen que prácticamente iba a quedar como un caso no resuelto; el testimonio de la policía argentina es crucial, si ese mismo testimonio acertó en dar con el ADN de Trujillo Ospina, también dijo que Eva le había contratado, es decir si la fuente es creíble en un caso, es bien probable que la segunda aseveración también lo sea; solo faltaban las pruebas. Desconozco las pruebas de que Trujillo era sicario de profesión, pero el solo hecho de haber sido atrapado en Argentina por extorsionar a un empresario cobrándoles dinero para no matarlo, indica que sí era sicario y el asesinato de Miriam Ferrer fue por dinero. El crimen de esta empresaria es vil, cruel, fruto de una ambición desmedida y calculadora, iba a quedar impune con los autores gozando del botín, creo que el poder judicial ha hecho su trabajo, se trata de dar ejemplo a la sociedad, dar con los culpables y castigarlos. El caso de Rosario está a miles de leguas de distancia, no hay prueba ni siquiera de crimen, y en lugar de tener esas pruebas contundentes como la pista de la policía argentina solo se tiene las especulaciones chichas de la prensa y las afiebradas teorías conspirativas sin sustento. Claro, ver a una chica convulsionar, luego verla llorar con su pareja, eso sí conmueve al un sector del pueblo, ese mismo sector que quiere la cabeza de Rosario por no haber hecho igual teatro cuando desapareció su enamorado.

    • Tanto floro para no decir algo nuevo. Por si acaso eso de las “convulsiones” de Eva Bracamonte, pràcticamente no se las creyò nadie (quizà solo su abogado o su aparentemente “esposo” actual, una conocida dama del teatro quien hoy dia en lugar de seguir trabajando ejerce una presiòn mediàtica tan igual o peor que la que ejerce el Dr. Castillo. Si el desmayo, “chiripiolca” o pataleta de Eva fueron reales, eso solo lo sabe ella, pero no hay dudas en que fue oportuno. Nada que comparar con el caso de Rosario Ponce, a quien nadie le pedia que se corte las venas porque su pareja “se cayò, se cayò, ja ja ja” sino que simplemente su extraña actitud, aunada a los muchos indicios de que gran parte de lo narrado sobre lo que ocurriò sean una vulgar mentira, no solo significaba una reacciòn fuera de los cànones considerados como “normal” o “equilibrado” o simplemente la dieron como culpable de pretender ocultar algo y se ganò “a pulso” el repudio de gran parte de la opiniòn pùblica.

      Por cierto a Eva Bracamonte la han condenado por los numerosos indicios sobre la participaciòn de un “tercero” en la violenta muerte de su propia madre, pese al vergonzoso e inverosimil intento del asesino de “limpiarla” (previa “aceitada” de eso no hay duda alguna) pero a ella nadie la vio abrièndole la puerta al sicario o callando a los perros para que no hagan bulla. Fue la suma de contradicciones y mentiras en las que cayò lo que la delataron como culpable. Salvando las distancias, si el MP procediera de la misma forma en el Cuentazo, perdòn Caso del Colca, es evidente que, por lo menos, se justificaria la formalizaciòn de la investigaciòn y su paso a denuncia ante el PJ. Porque està claro como el agua que, asi Ciro “se haya caido solito” hay indicios y hechos que no son compatibles con esa facilista teoria. Y mucho màs sobre la “supervivencia” por 9 dias (tal vez fueron menos) de la principal investigada.

    • Así es Eugenie, Miriam Fefer fue la asesinada por el sicario Trujillo Ospina, Eva Bracamonte, su hija fue condenada a 30 años por matricidio.

  4. Este “periodista” hubiera preferido que las culpables queden en libertad y gocen de las fechorías que han hecho. Hasta pide disculpas a las asesinas (excluyendo a Rosario, de quien pienso que no es la asesina, pero sí cómplice del homicidio de Ciro y culpable de obstrucción a la justicia).

    Es triste ver que a lo bueno dicen malo y a lo malo dicen bueno.

Deje un comentario (no es obligatorio el email)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s