Historia de los otros “Ciro” desaparecidos en el Cañón del Colca

En lo que va de 2012 se registró la muerte de tres turistas extranjeros que cayeron a precipicios y otras 12 personas se perdieron pero fueron rescatadas. Funcionarios de Autocolca sostienen que las rutas del Cañón del Colca son seguras.

Por Carlos Herrera – Publicado en La República el 29 de Octubre del 2012

El Cañón del Colca es el principal destino turístico de Arequipa. Recibe al año 120 mil visitantes extranjeros y más de 30 mil turistas nacionales. Sus andenes, accidentes geográficos, iglesias y la cultura viva de sus pueblos, hacen de este valle un lugar atractivo. Pero sus encantos naturales esconden en sus entrañas grandes riesgos para los más aventureros, que prefieren recorrer sus depresiones o trepar sus escarpadas cumbres.

La desaparición de Ciro Castillo Rojo, en abril de 2011, fue un caso que tuvo una desproporcionada resonancia mediática, pero no fue la única persona que perdió la vida en los vericuetos de esta impresionante hendidura de la naturaleza. El Cañón del Colca es uno de los más profundos del planeta, y en los dos últimos años, al menos cuatro turistas murieron en la zona.

Ciro Castillo Rojo y su enamorada Rosario Ponce se perdieron en el nevado Bomboya cuando intentaban cruzar el cañón por la ruta de la margen derecha que une a los pueblos de Madrigal y Tapay. Ambos desaparecieron. Ella fue hallada con vida nueve días después, mientras que el cuerpo de él, luego de seis meses. El padre del muchacho denunció a Rosario por presuntamente atentar contra la vida de Ciro y esta semana se conocerá por fin si se formaliza acusación contra la sobreviviente de aquella tragedia.

Los otros “Ciro”

En lo que va de 2012 se registró la muerte de tres turistas en el Cañón del Colca. La primera ocurrió en julio, cuando la turista brasilera Paula Sipou cayó a un abismo de 200 metros desde el caballo que montaba. La precipitación se produjo cuando recorría el camino de herradura de Sangay (Oasis), en el distrito de Cabanaconde.

El otro fallecimiento se produjo el 21 de octubre. Javier Gonzáles Bautista, de nacionalidad española, cayó a un abismo de 150 metros en un camino de herradura que integra el pueblo de Cabanaconde con Malata. El extranjero sufrió el accidente por querer recoger dos botellas de agua que se le cayeron.

El gerente de Autocolca, Freddy Jiménez Barrios, explicó que además del fallecimiento de la brasileña y el español, este año otro turista encontró la muerte en la Cruz del Cóndor. Aquí se encontró a un varón oculto en una cueva del cañón. Su cuerpo estaba en estado de descomposición, debido a que falleció mes y medio atrás.

Jiménez sostiene que estas muertes no son causadas por falta de medidas de seguridad en las rutas de trekking. “Existe irresponsabilidad de los turistas y los guías que no les advierten de los riesgos. Por ejemplo, la muerte de la turista brasilera se produjo porque la acémila estuvo sobrecargada y no pudo transitar por un camino estrecho. El caso del español fue por separarse del camino”.

Autocolca toma medidas para evitar que los turistas recorran solos el cañón. “En los controles se advertirá a los turistas que no pueden ir solos por esas rutas, además se solicitará la acreditación de los guías”.

No es novedad

Pero estos no son los únicos casos de fallecimientos ocurridos en el Cañón del Colca. El rescatista y guía de alta montaña Miguel Zárate Flores cuenta que en 1985 murieron dos personas cuando realizaban una travesía desde Huambo a Cabanaconde.

En esa ocasión Gonzalo Pizarro, José Luis Corpancho, Luis Figueroa, Álvaro Ibáñez, la ciudadana belga Carolina Thiangg y Javier Bello partieron de la hacienda de Cancco a bordo de una balsa, por el río Ayo. A través de este afluente querían alcanzar el río Colca, para luego seguir camino a pie. La balsa se volteó y hundió, provocando la muerte de Luis Figueroa y Carolina Thiangg. Nunca se halló el cuerpo de Álvaro Ibáñez. Solo se salvaron Gonzalo Pizarro y José Luis Corpancho.

Sin embargo, Zárate agrega que no se debe estigmatizar al Colca por las muertes y desapariciones.

Deje un comentario (no es obligatorio el email)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s