Piden investigar muerte de guía fallecido en ascenso al Misti

Guillermo Rendón, representante de Asociación de Guías de Caylloma asegura que joven fue obligado por agencia de viajes a realizar expedición al volcán arequipeño.

Publicado en RPP el 29 de Noviembre del 2012

La Asociación de Guías de Caylloma pide investigar la muerte del guía oficial de turismo Cristhian Enriquez García, de 24 años, quien falleció en la víspera cuando ascendía al volcán Misti, junto a dos turistas españoles, en la región Arequipa.

Guillermo Rendón Cuadros, integrante de la asociación, declaró que la denuncia será presentada ante el Ministerio Público y la Unidad de Salvamento de Alta Montaña (USAM) de la Policía Nacional, pues responsabilizan a la agencia de viajes Quechua Explorer del deceso del joven guía.

Y es que según denunció, las agencias de viaje funcionan sin importarles poner en riesgo la vida de los trabajadores a cambio de dinero, pues Cristhian Enriquez era un guía de turismo recién egresado de la universidad y no especialista en alta montaña; sin embargo, fue obligado a acompañar a los turistas, sino iba a ser despedido.

Aclaró que Cristhian en los ascensos a montañas, como su participación en la búsqueda del universitario Ciro Castillo-Rojo, solo “fue como ayudante y/o acompañante” puesto que no era especialista, por lo que “no debió subir al Misti”.

Ante estas denuncias, indicó que el presidente de la Asociación de Agencias de Viaje y Turismo, Eddy Carpio Cuadros, fue declarada como persona no grata en la provincia cayllomina, esperando que como representante exija un mayor control en las entidades a las que representa para que se respete los derechos de los trabajadores.

Comisión británica recomienda autorregulación a la prensa

La comisión Leveson recomienda un órgano de autorregulación para la prensa

Por Claudia Rahola – Publicado en AFP el 29 de Noviembre del 2012

LONDRES — La comisión Leveson recomendó este jueves la creación de un nuevo órgano de autorregulación, respaldado por la ley, para una prensa británica que a veces en los últimos años se ha comportado de manera “vergonzosa”, en un anticipado informe fruto de ocho meses de investigación.

El primer ministro británico, el conservador David Cameron, artífice de esta comisión, creada a raíz del escándalo en el hoy desaparecido News of the World, debe responder en el Parlamento a esta recomendación, que provoca divisiones dentro de la propia coalición gubernamental con los liberaldemócratas.

Cameron, expresó este jueves “serias preocupaciones” con respecto a la propuesta de la comisión Leveson de una nueva legislación para respaldar un nuevo sistema independiente de autorregulación de la prensa. “Tengo serias preocupaciones y dudas sobre esta recomendación”, declaró el primer ministro en la Cámara de los Comunes poco después de que el juez Brian Levesos, presidente de la comisión sobre la ética de la prensa creada en 2011 a raíz del escándalo de las escuchas en el News of the World presentara sus conclusiones fruto de ocho meses de investigación.

En su presentación a la prensa en Londres, Leveson negó que estuviera planteando una regulación de la prensa por ley. “Propongo una regulación independiente para la prensa organizada por la propia prensa, con un proceso de verificación estatutario para apoyar la libertad de prensa, dar estabilidad y garantizar para el público que este nuevo órgano es independiente y eficaz”, explicó el juez.

Leveson defendió su propuesta diciendo que algunos periódicos ignoraron en numerosas ocasiones durante los últimos años su actual código de conducta y “causaron estragos en las vidas de gente inocente” al priorizar de “una manera temeraria” las exclusivas.

“Ha habido demasiadas veces en las que, persiguiendo una historia, parte de la prensa ha actuado como si su propio código, que ella misma escribió, simplemente no existiera”, explicó. Según él, “en algunas ocasiones su conducta sólo puede ser descrita como vergonzosa”.

El juez Leveson lamentó también que la prensa hubiera desarrollado una “relación demasiado estrecha” con la clase política, como ya admitió el propio Cameron en su comparecencia ante la comisión.

Cameron, que no está obligado a acatar sus recomendaciones, debe presentar ahora su respuesta al informe, de alrededor de 2.000 páginas, que ha podido estudiar desde el miércoles.

El primer ministro, que creó este comisión en julio de 2011 debido a la oleada de indignación provocada por la revelación de que el News of the World escuchó ilegalmente el contestador automático del teléfono de una adolescente secuestrada y asesinada, tiene ante sí un dilema.

Cameron debe responder por un lado a las exigencias de las víctimas, que como gran parte de la opinión pública, quieren una mayor regulación de la prensa, sin granjearse por otro la antipatía de los medios que, respaldados por una mayoría de diputados conservadores, defienden el actual sistema de autorregulación a través de la Comisión de Quejas de la Prensa (PCC).

Su viceprimer ministro, Nick Clegg, favorable a una mayor regulación que Cameron, hará una declaración separada después, algo inédito desde la creación de la comisión en mayo de 2010.

Para elaborar su informe sobre la cultura, las prácticas y la ética de los medios, la comisión Leveson interrogó durante ocho meses, en audiencias públicas y bajo juramento, a 474 testigos que fueron desde Cameron hasta Rupert Murdoch, pasando por víctimas como el actor Hugh Grant, Sienna Miller o los padres de la asesinada Milly Dowler, que presionan por un endurecimiento de las reglas.

Los testimonios sacaron a relucir prácticas discutibles por parte de la prensa sensacionalista, pero también su relaciones con la policía y los políticos.

El propio Cameron admitió que existe una relación “demasiado estrecha” entre la prensa y el poder, después de que salieran a la luz sus vínculos cercanos con dos exprotegidos de Murdoch, Andy Coulson y Rebekah Brooks, quienes comparecieron este jueves ante un juez por cargos derivados del escándalo de las escuchas por los que deben ser juzgados en 2013.

El informe cierra la primera parte de la investigación de la Comisión Leveson, que ha costado unos cuatro millones de libras (6,4 millones de dólares, 5 millones de euros) y continuará una vez terminado el proceso judicial.

Trabajadores del PJ: Nos piden producción con estándares europeos, pero nuestras condiciones son africanas

Publicado en La República el 29 de Noviembre del 2012

Pidieron disculpas a la ciudadanía por la huelga, pero solicitaron la comprensión del público para encontrar soluciones que beneficien a todos.

El Presidente del Sindicato de trabajadores del Poder Judicial del Cono Norte, Franklin Quiroz, exhortó a la comprensión de la ciudadanía con respecto a la huelga que vienen llevando a cabo, la cual busca mejorar las condiciones remunerativas con las que viene trabajando.

“Entendemos que les afecta y a nosotros no nos gusta paralizar. Somos profesionales. Pero esta es una medida extrema ante la indolencia del Ejecutivo. Les pedimos perdón a los afectados, pero deben entender que una mejora para nosotros beneficiará a todos”, refirió en una entrevista realizada por una televisora loca (original).

Quiroz agregó que los trabajadores de su sector laboran “en condiciones arcaicas”, cargando fardos, cosiendo lonas y revisando muchos papeles que bloquean incluso los accesos a las oficinas.

“Trabajamos de 10 a 11 diarias, incluso a veces fines de semana y feriados. Y así nos piden producción con estándares europeos cuando nuestras condiciones son africanas”, agregó.

El representante sindical señaló que su solicitud se centra en igualar su remuneración con sus homólogos del Tribunal Constitucional, que ganan aproximadamente el triple que ellos. Este aumento, de aproximadamente un 30% en un principio, podría ser pagado con lo recaudado por el Poder Judicial “para que no le ocasione un gasto al Estado”,

Muerte de Christian Enriquez – Dos versiones de LA PRENSA

Versión de Arlen Palomino Ramos – Publicada en La República el 29 de Noviembre del 2012

En la mañana del último lunes, el intrépido muchacho inició su último viaje al volcán junto a dos turistas españoles. Por la tarde llegaron a los 4 mil 500 metros sobre el nivel del mar, donde iban a descansar para alcanzar la cima en la madrugada. Cristian se separó un momento del grupo y cuando volvió, según los turistas, les dijo que se resbaló y su cabeza se golpeó con una piedra. Nadie pensó que era de gravedad. A los pocos minutos comenzó a sangrar por el oído. Los turistas dieron aviso a otro grupo de excursionistas franceses que acampaban a pocos metros. La agencia “Quechua”, donde trabajaba Cristian ocasionalmente, envió a siete rescatistas para trasladarlo a Arequipa. Ellos comenzaron el ascenso a las 20.00 horas aproximadamente.

Versión de Juan Guillermo Mamani – Publicada en Correo el 29 de Noviembre del 2012

De acuerdo a la versión de algunos montañistas y de su propia familia, Christian fue contratado por la agencia de turismo “Quechua” para guiar a dos españoles, pero cuando llegaron al campamento denominado “Las Pirámides”, el rescatista se separó del grupo. Pasadas las horas se le reportó como desaparecido, pero al promediar las 18 h del martes otros guías de montaña lo encontraron en una pendiente de 8 metros de profundidad, sin vida.

 

 

Falleció guía de montaña que participó en búsqueda de Ciro

Por Juan Guillermo Mamani – Publicado en Correo el 28 de Noviembre del 2012

Cristian Enriquéz García (24) era un joven que se desempeñaba como guía de montaña, lo que lo llevó a participar en la búsqueda de Ciro Castillo-Rojo en el Valle del Colca hace más de un año atrás; pero lamentablemente su cuerpo fue hallado la noche de ayer sin vida, luego de haber caído en un acantilado del volcán Misti.

Como parte de su trabajo en la agencia de turismo Quechua Explorer, Cristian partió la mañana de ayer – a pesar de estar con una luxación en la pierna derecha – junto a una pareja de ciudadanos españoles con la finalidad de ascender al Misti y horas más tarde se detuvieron en el campamento Pirámide. Al parecer, el joven se fue a caminar y no volvió más.

Al promediar las 18 horas de ayer, fue reportado fallecido por otros compañeros que lo hallaron en un acantilado de más de 8 metros a aproximadamente 4,580 m.s.n.m.

Cabe recordar, que Cristian participó con un grupo de jóvenes, en una de las últimas delegaciones que fue a buscar a Ciro en el Colca, junto a Los Topos, Eloy Cacya y los jóvenes de Soluciones Verticales.

 

Lozada’s Report – The devil is in the details – Part 2

The Driving Force of a Third Party

By Victorio Neves de Baers – November 5, 2012

You can read Part 1 here – The gloves

Parra’s report

On December 9, 2011, prosecutor Lozada received the report from anthropologist Roberto Parra Chinchilla containing his conclusions regarding Ciro’s fall:

The anthropological analysis of the circumstances surrounding the death claim that the pattern of injuries to the victim’s skull is consistent with “violent impact to the head, further associated with standard fractures to the facial bones in response to the fall being suddenly broken by the rock.”

Impact occurred on the right side of the head, which was necessarily subject to heavy pressure, thus leading to fractures in the face, neck (2nd cervical vertebra) and right arm.

The absence of injury to other parts of the body, like the chest and legs, eliminate the possibility of a plunge or free fall. Therefore, evidence points to an abrupt slide from a height of only approximately 4 meters (13 feet).

Victim’s weight: 78 kg (172 pounds)

Slide angle: 85°

Speed of the fall: 35 km/hour (22 mph)

Parra’s presentation

On April 9, 2012, Mr. Parra presented his findings to the prosecutor and the parties’ attorneys. There he stated:

“There may have been outside forces that caused the fracture to Ciro Castillo’s 2nd cervical vertebra and damage to the right side of his skull after a fall from a height of fewer than four meters. (13 feet)”

At the presentation, the question was raised as to the possibility that Ciro had been pushed, to which Mr. Parra responded affirmatively, stressing however that evidence was inconclusive as to whether he had been physically pushed or it had been a massive slip.

After the presentation, both Dr. Ciro and his attorney Mr. Medina used the term “outside force” as a synonym for “push,” which is incorrect since Mr. Parra had used the term “outside forces” to explain the origin of the fractures after the fall and not to explain the origin of the fall.

The metamorphosis of Lozada’s report

Dr. Lozada has equivocal adopted the use of the term and has converted it, beyond the shadow of doubt, to “driving force from a third party.” In other words, the plural “forces” has now become “force” so as to be able to attribute such to a single “third party.”

She has also added the word “driving,” which does not exist in Parra’s explanation since his report states, “violent impact to the head, further associated with standard fractures to the facial bones in response to the fall being suddenly broken by the rock.” The rock does not serve as a “driving” force, rather as “external forces” in contradiction to a driving force displacing Ciro’s body.

Note the difference:

Parra: fall -> outside forces -> fractures

Dr. Ciro and attorney: outside force -> fall

Dr. Lozada: driving force from a third party -> fall

Ultimately we see a garbling of terms with a bias toward putting words in Mr. Parra’s mouth.

You can read Part 3 here – The Weather

La cochinada daily news

Prensa y poder, mejor peleados que aconchabados.

Por Augusto Alvarez Rodrich – Publicado en La República el 28 de Noviembre del 2012

Un exceso de franqueza de Ollanta Humala al sumarse con entusiasmo a la crítica de siempre de Rafael Correa contra la prensa, desató iras y furias de distinto calibre en el periodismo local, pero sería bueno recordar que, en la relación entre prensa y poder, mejor andamos peleados que aconchabados.

“Cada vez que me hacen esa pregunta en Europa les digo que allá jamás permitirían publicar la cochinada que publica la prensa aquí (en Ecuador). En el caso peruano no puedo decir lo mismo porque son capaces de publicar eso y más”, dijo el presidente Correa el viernes pasado, en Cuenca, lo cual no sorprendió a nadie pues su animadversión a la prensa ya es tradicional.

Lo que sí sorprendió fue que, a continuación, Humala dijera que “(en el Perú) son iguales”.

El premier Juan Jiménez trató de ‘barajarla’, aunque con poco éxito pues concluyó que “bueno, uno puede tener una opinión, pero es parte de la libertad de expresión”.

Es evidente que, desde hace tiempo, Humala demuestra una animadversión creciente hacia el periodismo, pero no sería el único.

El presidente Correa me contó en una entrevista que, en todas las reuniones de jefes de Estado de la región, cuando están en privado, los presidentes ‘rajan’ sin misericordia de la prensa, solo que –agregó– muy pocos lo dicen, como él, en público.

Ollanta Humala tiene, además, buenas razones para creer que el periodismo difunde cochinadas. Durante la campaña electoral, varios medios le echaron excremento con ventilador para impedir su victoria.

Lo paradójico es que esos mismos medios son hoy sus principales adulones, pero eso, en lugar de limpiar su imagen ante Humala, simplemente constata que, antes que un compromiso con la verdad –el fin del periodismo–, lo que les interesa realmente es la plata, el vil metal.

De otro lado, como consumidor diario de unos quince periódicos peruanos, además de revistas, programas de televisión y radio, puedo dar fe de que, en mi humilde opinión, no todo lo divulgado recibiría el premio Pulitzer. Es más, se puede concluir que la cochinada abunda en todos los sentidos de este término.

Pocos son los mandatarios que, al menos mientras ejercen la función pública, se dan cuenta de que la fiscalización de la prensa los ayuda a gobernar mejor. Y casi ninguno estaría dispuesto a coincidir con Thomas Jefferson en que “es preferible una prensa sin gobierno, que un gobierno sin prensa”.

Mientras la hostilidad del gobernante no llegue a acciones ilegales como las que, lamentablemente, se ven en varios países de la región, en la relación con el poder, los periodistas debiéramos preferir insultos antes que elogios. Mejor de lejitos.