Rosario Ponce califica de “vacías” acusaciones de fiscal

Publicado en Correo el 1ero de Noviembre del 2012

Rosario Ponce consideró que el informe de la fiscal María del Rosario Lozada presenta “acusaciones vacías” que no pueden ser corroboradas.

En comunicación con RPP Noticias, lamentó que las autoridades hayan tardado en informar a sus padres y abogados del referido documento. “Qué falta de ética y profesionalismo de la fiscal. La prensa ya tenía el informe y nosotros nada aún”, manifestó.

“Me sorprende que pasada las dos de la tarde no nos hayan hecho llegar el informe final, siendo divulgado a las ocho de la mañana. Esperaron hasta las dos y media de la tarde para notificarnos y a las ocho de la mañana ya había salido”, expresó.

De otro lado, la joven reiteró su inocencia, subrayando que sobrevivió nueve días a las duras condiciones de la montaña. “Hay personas que sobreviven mucho más días y en peores condiciones en las que yo he estado. Yo me reafirmo en que yo he sobrevivido en la montaña”.

La fiscal María del Rosario Lozada Sotomayor llegó a la conclusión, luego de 16 meses de investigación, que Ponce empujó a Ciro Castillo Rojo y utilizó una coartada falsa para ocultar su culpabilidad, poniendo en duda que haya sobrevivido nueve días sin alimento ni abrigo.

Anuncios

Rosario Ponce: Yo no voy a detener mi vida

Luego de conocerse que la fiscalía que lleva el caso de la muerte del joven Ciro Castillo Rojo decidió investigarla por homicidio simple, Rosario Ponce aseguró sentirse “tranquila”.

Publicado en Correo el 1ero de Noviembre del 2012

“Estoy tranquila porque la verdad no hay delito cometido entonces a ¿qué tengo que temerle?”, refirió la joven en una entrevista a Canal N.

Aseguró que lo más importante del anuncio de la fiscal Rosario Lozada es que el juez que lleva el caso se pronunció y refirió que la letrada se excedió en los plazos y que le exigirá que los cumpla.

Volvió a reiterar que se encuentra tranquila y que no ha dejado de hacer su vida.

“Yo regresé de esa montaña viva gracias a Dios. Tengo a mi hijo en casa, debo salir adelante y luchar por él. No voy a detener mi vida por lo que la gente quiera decir o por lo que a la opinión pública se le ocurra. Yo debo salir adelante y demostrar que pese a las adversidades uno debe seguir luchando”, declaró.

Descarta reconciliación con familia Castillo Rojo. Al ser inquirida si existiría la posibilidad de una reconciliación con la familia del joven, Rosario Ponce aseguró que no lo haría.

“La verdad es que ellos han hecho mucho daño a mis seres queridos. Lo único que ha hecho (Ciro Castillo Rojo padre) ha sido humillar. No pensaría en reconciliarme con alguien así y que no conozco… Es entendible lo que hizo: buscó a su hijo y lo encontró. Para mí eso tiene validez pero eso no le da derecho a acusar, mentir, manchar honras y no solo la mía. Se ha dedicado a lanzar barro con ventilador a quien se le ocurre”, concluyó.

No pudo probar su inocencia

Da la impresión de que las confusiones de Rosario Ponce la habrían condenado, ya que en el Perú no es el sistema judicial el que debe probar la culpabilidad de un acusado, sino que recae en el procesado tener que demostrar su inocencia para evitar ser sentenciado.

Por Fritz Du Bois – Publicado en Peru21 el 1ero de Noviembre del 2012

Por otro lado, las resoluciones judiciales que requieren de un fuerte grado de interpretación ante el nivel de subjetividad de quienes las han formulado están aumentando.

Así, hemos tenido recientemente la absolución de Montesinos y Hermoza en el caso Chavín de Huántar, en cuyo fallo se ha dejado abierta la puerta para acusar a los comandos, que eran los subordinados. Asimismo, está la sentencia a Eva Bracamonte, que la condena a 30 años de prisión solo por indicios de su intervención en el asesinato de su madre, pero deja totalmente libre a quien era su pareja, también acusada de haber participado.

Ahora, después de dieciocho meses, y cuando todo indicaba que el caso de Ciro Castillo sería archivado, sorpresivamente se abre investigación preparatoria a Rosario Ponce, que es el primer paso para acusarla formalmente de haberlo matado. Un vuelco total basado solo en indicios en un proceso que –al igual que los otros dos mencionados– es increíblemente mediático.

En todo caso, resoluciones impredecibles como esas crean una sensación de desorden jurídico que dejan en una posición aún más vulnerable a quienes son procesados. En lugar de la predictibilidad, que es fundamental en un sistema judicial, tenemos una creciente discrecionalidad en los fallos que se vienen dictando. Los cuales, dicho sea de paso, parecen orientados a tratar de darles algo a todos los involucrados para que no sean cuestionados, antes que buscar impartir justicia de un modo objetivo y adecuado.

Al final, el ciudadano que cae en manos de un fiscal o magistrado no tiene la menor idea de cómo o cuando saldrá liberado.

Parió Paula

La avalancha de noticias y notas inexactas el día de ayer fue tanta que no pude ni leer, ni analizar, ni llegar a copiar todas las notas publicadas. Hoy día, luego de leer las más importantes y creíbles, llego a la conclusión que finalmente la opinión pública tiene en su conocimiento indicios razonables por los cuales se podría acusar a Rosario Ponce.

Por Victorio Neves de Baers – 1ero. de Noviembre del 2012

Antes de esto, la opinión pública, no los tenía, y si juntamente con la prensa condenaron a Rosario, no dejó de ser un linchamiento mediático y un atentado contra la presunción de inocencia, probablemente muchos lo hicieron por un sexto sentido que yo no poseo, y por eso siempre consideré que todo esto era una de las más grandes canalladas ocurridas en nuestro país.

Hoy, siento como que hemos regresado a un punto de partida, a Agosto 2011, cuando toda la prensa acumulaba titulares y artículos en contra de Rosario y muy pocos, entre ellos yo, empezó a opinar que esto no era correcto, que no disponíamos de pruebas para condenar a Rosario y si lo hacíamos, estábamos dejando de ser civilizados. Pero a diferencia de Agosto 2011, hoy considero que la Fiscal ha revelado, o al menos la prensa ha logrado filtrar, evidencias importantes que analizaré con la mayor objetividad posible. Al mismo tiempo que se han desechado decenas de otros “indicios” que servían para construir descabelladas hipótesis.

No quiero dejar de agradecer a los lectores de este blog, sobre todo a los que se animaron a escribir comentarios; éste es un espacio humilde, la cantidad de lecturas de un mes de todo el blog, no llega a todas las lecturas de un solo artículo en línea de Ojo o Trome. Por los reportes que brinda la plataforma sé que hay lectores de hasta 54 países, sin embargo, pocos se han animado a comentar; les animo a hacerlo, probablemente han tenido algún recelo, es comprensible; pero espero que luego de algunos meses de lectura, hayan comprendido que aunque no comparto la opinión de la mayoría, sí respeto el debate de ideas.

Paula vio la luz

Inicialmente consideré, basado en las declaraciones de la misma Dra. Lozada, que ella estaba usando la formalización de la investigación preparatoria, sólo para poder cumplir con las diligencias no realizadas, pero evidentemente no ha sido así, su propósito es fortalecer las pruebas para acusar a Rosario Ponce; es decir, me equivoqué en mi apreciación del día de ayer.

Primer indicio – Los guantes

Nunca antes se mencionó que en la escena se encontraron 3 guantes, dos de ellos de Rosario Ponce. ¿Cómo pudo suceder esto? no le encuentro explicación, si Rosario perdió los guantes, la explicación más probable es que ella también cayó, pero no hay ninguna evidencia de eso. Si ella estuvo presente en la caída que causó la muerte de Ciro, y ella tuvo alguna responsabilidad, no tendría que haber dejado sus guantes allí.

Segundo indicio – La fuerza externa

Interpreté por las últimas semanas que Parra -a quien curiosamente desde que tomé conocimiento de su participación en la necropsia, lo califiqué como “la manzana de la discordia”- se refirió al golpe de la cabeza de Ciro contra las rocas cuando dijo “fuerza externa”, pues lo menciona luego de la expresión “tras la caída”. Sin embargo la Dra. Lozada parece haberlo interpretado como el origen de la caída; probablemente en el establecimiento de las pruebas para un probable juicio el antropólogo Parra será invitado para aclarar sus expresiones.

Los otros puntos en el informe son mencionados como cosas “raras” que creo que no tienen suficiente peso como para ser considerados como evidencia.

Fiscal concluye que Rosario empujó a Ciro y mintió en su versión

Nuevas diligencias. No se descarta que Rosario Ponce pueda volver al Colca con la formalización del proceso judicial. Fue una sorpresa para su entorno que fiscal tome la decisión.

Carlos Herrera – Edwar Quispe – Publicado en La República el 1ero de Noviembre de 2012

En manos de la justicia. Estos indicios hallados por la titular de la Segunda Fiscalía Provincial Penal, Rosario Lozada Sotomayor, tendrán que probarse ante el Poder Judicial. Habrá 120 días de plazo para la investigación.

Tuvieron que pasar 19 meses para que la titular de la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa, Rosario Lozada Sotomayor, formalizara investigación preparatoria a Rosario Ponce López, por el delito de homicidio simple en contra de su ex pareja Ciro Castillo Rojo García Caballero. Ambos se perdieron en el nevado Bomboya (Chivay – Caylloma), el 4 de abril del 2011. Solo Rosario fue rescatada con vida. Ciro fue encontrado muerto tras siete meses de intensa búsqueda.

La República tuvo acceso a la resolución 030-2012, donde se fundamenta los indicios que atribuirían responsabilidad en Rosario. El documento concluye que el joven excursionista murió como consecuencia de un desbarrancamiento. Este se produjo por la aceleración provocada por fuerza motriz de un tercero. Ponce es la principal sospechosa.

¿Qué pudo provocar este desenlace? En la resolución se enumera varios indicios. La investigación determina que ambos jóvenes tenían una relación violenta. Se explica por ejemplo que pelearon el 18 de marzo de 2011 cuando estuvieron en Cusco. Estaban hospedados en la casa de un amigo común, Juan Pablo Gonzales. Este les solicitó que se retiraran de la vivienda por esa pelea.

Para reforzar su tesis, la fiscal expone los resultados de la pericia psicológica practicada a Ponce. La define como una persona que “tiene débil control racional de sus impulsos. Es caprichosa y ansiosa. Se deja llevar por la situación, aun a pesar del peligro que signifique. También se señala que tiene un manejo inmaduro de los impulsos, poca tolerancia a la frustración y tiende a conductas de riesgo y temerarias”, que podrían poner en riesgo la vida de un tercero.

Hay otro indicio que compromete a Rosario según la resolución. Se señala que en el lugar donde se encontró el cuerpo de Ciro se halló tres guantes, uno en la mano de Ciro y los otros dos a cuarenta centímetros de su cuerpo. Las prendas eran propiedad de Rosario Ponce”.

La fiscal acota que “de acuerdo a las máximas de la experiencia, una persona usa un par de guantes, al existir en la escena tres, se infiere que existió otra persona además del agraviado. Como a Rosario se le encontró sin guantes, se puede concluir que ella estuvo con él cuando se produjo su muerte”.

Asimismo, Rosario Lozada manifiesta que “resulta extraño que Rosario haya dado cuenta sobre la ubicación y lesiones que podría presentar Ciro, como así lo hizo conocer a Teresa Pilco Condori (integrante de Bomberos Unidos Sin Fronteras). Si se advierte que quien no sabe de la ubicación de una persona ni lo que le hubiese pasado pueda suponer una posibilidad tan particular y exacta (lugar y lesiones en el cadáver de Ciro), salvo que haya sido protagonista del hecho precedente”.

En otro párrafo se agrega que “otra máxima de la experiencia, es que quien se va a buscar “ayuda” lleva consigo sus efectos personales (canguro) y Rosario indicó que Ciro solo se quitaba el canguro para dormir, donde tenía sus billetera y su DNI, corroborándose una vez más que Rosario nunca se separó de Ciro”.

Declaraciones falsas

La representante del Ministerio Público también sostiene que Rosario ha caído en contradicciones. Dijo que Ciro se fue la madrugada del 5 de abril a buscar ayuda siguiendo las luces de Tapay, un pueblo del valle de Colca ubicado en la margen derecha y a donde se dirigían.

Para la fiscal esta afirmación no es creíble. Ello se desprende de la declaración del efectivo policial de la comisaría de Madrigal, Edson Espezua Leyva. Este señaló que Ciro y Rosario le preguntaron el 31 de marzo del 2011, cuál era la ruta para llegar a la Fortaleza de Chimpa y después al poblado de Tapay. “Se ha establecido que Rosario y Ciro no conocían el camino que los llevaría a Tapay ni el tiempo que les tomaría llegar. Por tanto no resulta coherente ni lógico que Ciro hubiera ido a ver las luces de un lugar que no conocía”.

Otro de los puntos cuestionados de la declaración de Rosario es el tiempo que permaneció perdida en el nevado. Dijo que en este lugar no tenía alimentos, tomó orines, agua de los deshielos, comía hormigas y tenía sangrado vaginal. “Objetivamente es improbable que Rosario, sin alimentos y en situaciones climatológicas adversas según reporte del SENAMHI, haya sido encontrada en las condiciones que fueron referidas por los efectivos policiales y miembros de BUSF”.

Se acota que el médico legista Julio Llerena Gamero, dijo que: “tomar agua de granizo implicaría la presencia de problemas bronco-pulmonares, diagnóstico que no presentó Rosario al momento de su evaluación médica”.

Por todos estos hechos la fiscal concluye que: “…Rosario Ponce ha fabricado una coartada falsa ante circunstancias que la incriminan. Por tanto, quedaría descartada la alternativa de que la caída por derrapamiento abrupto que determinó la muerte de Ciro fue producto de un accidente”.

Todos estos indicios le hacen concluir a la fiscal Rosario Lozada, que Ciro y Rosario siempre estuvieron juntos y que por ello conocía de la muerte del joven.

Juez denegó pedido de Control de Plazos solicitado por Rosario

La mañana de ayer, mientras en Arequipa la fiscal Lozada daba a conocer que formalizó investigación por homicidio simple a Rosario, en el juzgado de Investigación Preparatoria de Chivay, el juez Jean Carlo Torreblanca llevó adelante la audiencia de control de plazos solicitada por la defensa de Rosario Ponce, la cual fue denegada.

En la diligencia estuvieron los abogados de Rosario y su padre Eduardo Ponce. Además de los fiscales José Tito y Eden Apaza. A la salida de la audiencia, el padre de Rosario señaló que es injusta la denuncia en contra de su hija y que analizarán las acciones a tomar para revertir la decisión de la Fiscalía. La formalización implica que la investigación durará 120 días más.

ENFOQUE – Miguel Cabrera – Abogado de Rosario

Fiscalía nos faltó el respeto

La Fiscalía una vez más nos ha faltado el respeto. Primero al comunicar a los medios de comunicación la resolución de formalización de denuncia en contra de Rosario Ponce. Hasta antes de iniciar la audiencia no se nos ha notificado ningún documento. Ustedes saben que ayer (martes 30) fuimos en dos oportunidades a la Fiscalía para que nos notifiquen, pero ello nunca sucedió, y ahora en audiencia se nos indica que la resolución fue elaborada y firmada el 29 de octubre, eso nos genera muchas dudas y molestia.

Ahora vamos a tomar un real conocimiento de la resolución para entender el porqué de la formalización y las razones del archivo de los otros delitos, donde estaban involucrados integrantes de la Policía. La formalización implicará que el juez esté supervisando el actuar de la Fiscalía y que no se exceda los plazos.

ENFOQUE – Juan de Dios Medina – Abogado de Ciro

Esperamos que fiscal acuse

Tomamos con calma la formalización de la investigación. Consideramos que la fiscal ha encontrado suficientes indicios que le hicieron tomar esta decisión, ahora esperamos que en los 120 días que se haga la nueva investigación se encuentre los elementos de prueba que lleven a la fiscal a presentar un requerimiento de acusación y se llegue a juicio.

Por hora guardaremos reserva de todos los hechos materia de investigación y sobre las nuevas diligencias que se programarán por parte de la Fiscalía para verificar su hipótesis de homicidio simple.

He conversado con el padre de Ciro, y éste se mostró conforme con la formalización, pero a la vez contrariado por los 18 meses que se han tomado para revelar esta decisión que en el pasado nosotros ya la dijimos.