Valle del Colca espera recibir al menos 15.000 turistas estas fiestas

Evento en honor a la Virgen de la Inmaculada Concepción llevará turistas a nivel nacional, según estimaron las autoridades (Andina).

Publicado en El Comercio el 8 de Diciembre del 2012

Al menos 15.000 visitantes prevé recibir Chivay, capital de la provincia arequipeña de Caylloma, con motivo de las festividades de la Virgen de la Inmaculada Concepción, las cuales empezaron hoy y se extenderán hasta el lunes 10 de diciembre, informó hoy la Autoridad Autónoma del Colca (Autocolca).

Fredy Jiménez Barrios, gerente de la Autocolca, señaló que durante los tres días habrá diversas actividades artístico-culturales y religiosas que reúnen a la población de los 19 distritos de la provincia de Caylloma, que llega a la zona para participar de la fiesta. Además de los lugareños llegan a Chivay turistas nacionales y extranjeros interesados en participar de las festividades en honor a la patrona de la provincia de Caylloma.

Para hoy está prevista la fiesta central en honor a la Virgen Inmaculada Concepción, que incluye la quema de fuegos artificiales, música y danzas del Colca. Mañana se realizará un festival de comidas típicas del valle del Colca y la presentación de altares religiosos en honor a la patrona de Caylloma. El lunes se llevará a cabo el Concurso Regional del Wititi, danza típica de la zona declarada Patrimonio Cultural de la Nación, en el que participarán más de 20 grupos de danza provenientes de los distritos de Caylloma y de otras zonas del departamento.

Los visitantes aprovecharán su estadía para hacer turismo a lo largo del valle del Colca.

El demérito de cierta prensa

La mujer objeto de la broma de una reportera que se hizo pasar por la reina Isabel II es una víctima colateral del mal periodismo

Publicado en El País el 8 de Diciembre del 2012

Cuando se conoció el embarazo de Kate Middleton, la esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra, muchos observadores giraron su foco hacia la prensa. El anuncio coincidió con las recomendaciones de la comisión presidida por el juez Brian Leveson para evitar los excesos de periodistas que, como los de News of The World, no parecían tener empacho en sobornar a las fuentes o interceptar las comunicaciones de cualquier ciudadano; entre ellos las de una joven secuestrada y asesinada después. ¿Respetaría ese tipo de prensa la intimidad de la familia real? ¿Cómo haría el seguimiento del embarazo de la popular pareja, llamada a subir al trono de una de las monarquías de mayor alcurnia de Europa?

Como si el destino se hubiese empecinado en torcer vidas inocentes, los acontecimientos se han desarrollado de la manera más inesperada. El martes pasado una periodista llamó al hospital donde estaba ingresada la duquesa de Cambridge por los vómitos y mareos provocados por su embarazo para interesarse por su salud y obtuvo la información que buscaba.

El problema es que la periodista no respetó el código deontológico de la profesión y no solo no se identificó como profesional de la información, sino que se hizo pasar por la reina para lograr su propósito. El truco le dio resultado. Obtuvo los datos y, además, su conversación telefónica quedó grabada de manera que, en días posteriores, fue reproducida en todos los medios. Tres días más tarde, la persona que recibió la llamada, la que creyó estar hablando con Isabel II y pasó la llamada a otra enfermera que pudo darle cumplida cuenta del estado de la duquesa, ha sido hallada muerta.

Nadie dudaba ayer de que fuera un suicidio y de que este estuviera relacionado con la broma de la que fue objeto.

Jacintha Saldanha, la mujer muerta, se ha convertido así en una víctima colateral de un periodismo sin respeto por la propia profesión; lo que no es exclusivo de los medios británicos. De hecho, la broma partió de una radio australiana, a la que no se puede culpar de una muerte, pero sí de colaborar en el desprestigio de una cierta prensa incapaz de medir su poder y de ejercerlo con responsabilidad.