Wilfredo Pedraza: “A la prensa solo le interesa el morbo”

Según Pedraza las compras grandes para la PNP las hace su ministerio: “Los policías lo que tienen que hacer es ser policías, no manejar recursos”.

Entrevista por Rosa María Palacios – Publicado en La República el 17 de diciembre del 2012

Publicados los Decretos Legislativos que regulan el sistema policial, la atención se centró en la sanción homofóbica e inconstitucional contenida en el Régimen Disciplinario de la PNP. Publicada el viernes una salvadora “fe de erratas” el ministro Wilfredo Pedraza no ha parado de dar entrevistas explicando los temas de fondo de la reforma y minimizando lo que califica como un “asunto doméstico” fruto del morbo periodístico. De estos temas hablamos el viernes en la tarde en el despacho ministerial.

-Ya terminaron de aprobar el paquete de decretos legislativos que van a regular a la Policía Nacional. ¿Cuáles son los grandes cambios para la seguridad ciudadana que vamos a ver los ciudadanos?

En principio, una Policía que en el marco normativo tiene una nueva estructura, un nuevo sistema disciplinario, un nuevo sistema de ascensos de carrera policial y un nuevo sistema educativo, cada uno con sus características. En segundo lugar, la reforma pensionaria y remunerativa; y en tercer lugar, la inversión en infraestructura y equipamiento para la Policía.

-En lo primero, en estos nuevos marcos normativos, no se ven grandes cambios. En la estructura del Ministerio del Interior ¿el gran cambio es que se han creado dos superintendencias?

Migraciones y control de armas responde a la necesidad de potenciar. En el tema de migraciones, por ejemplo, de hacer una entidad autónoma que responda a la demanda que hoy tiene el país en materia de turismo. Queremos potenciar el control, pero sobre todo el servicio a estas doce millones de personas que tienen contacto con el tema de migraciones. Yo diría que la reforma fundamental, el policía tiene varios parámetros. Primero, finalmente hoy la Policía tiene un sistema de administración organizada, estructurada, sistémica que no tenía.

-¿No tenía Oficina General de Administración el Ministerio del Interior?

La tenía pero dependiente del Director General de la Policía Nacional. Lo que hemos hecho es sacar todo eso, sacar áreas que estaban en el Estado Mayor.

-Para que el lector lo tenga claro, áreas de administración que correspondían a la estructura de la Policía Nacional hoy corresponden a la estructura del Ministerio del Interior. ¿Ese es el cambio administrativo más grande?

En términos administrativos, sí. Lo que hemos hecho es crear una dirección que agrupa logística, administración, asesoría jurídica, que digamos potencia el sistema de administración de recursos en la Policía que es una tarea complicada.

-Si la Policía como institución no podía manejar bien su administración ¿qué nos hace creer que el Ministerio del Interior va a poder manejarla mejor?

Yo creo que a las pruebas me remito. Nosotros tenemos 9 unidades ejecutoras en la Policía y el nivel de ejecución de esos presupuestos ha sido del 10% aproximadamente. ¿Por qué no ejecutan más?, por temor, y yo diría que por desconocimiento. El policía no tiene conocimiento en el sistema de compras. Los recursos grandes de inversión en Policía hoy se manejan en el Ministerio del Interior. Hoy tenemos un sistema mucho más grande de compras, manejamos en simultáneo 300 proyectos (42 proyectos de inversión) y por tanto tenemos un nivel de compra bastante importante.

-Es también un tema de poder. Quien tiene el presupuesto es el que manda. ¿Le ha quitado al Director General de la Policía la capacidad de manejar las compras?

Desde la reforma anterior, de hace 3 años, las compras grandes siempre se han hecho ya por el sector. Los policías lo que tienen que hacer es ser policías, no manejar recursos.

-Si ya se había hecho hace tres años entonces, ¿qué es lo que se está reformando ahora?

Lo que hemos hecho es organizar el sistema de administración de la Policía para que responda a la estructura de un sistema y no de una dirección. Lo explico así: el ministerio conserva la capacidad de hacer las grandes compras policiales. En Policía se mantiene las compras pequeñas: equipamiento, refacciones, etc. Hay 9 unidades ejecutoras; pero en perspectiva la idea es que la Policía fuera a retomar a un sistema de compras y por eso es que fue necesario fortalecer y crear esa dirección de administración.

-Entonces, no entiendo, ¿quién va a comprar?

Vamos a compartir compras. En términos de administración es muy simple el tema. Toda organización que maneja recursos tiene que tener un sistema de administración, logística, asesoría legal, abastecimiento; eso no tiene la Policía de un modo organizado. Ocurre que la Policía de todas maneras maneja recursos pero lo hace de un modo desordenado. O sea, no toda compra se hace desde el ministerio, aquí se hacen las grandes compras que se van a seguir haciendo.

-Entonces ¿cuál es la reforma?

Yo diría es un trozo pequeño: el fortalecimiento del área de administración en Policía.

-Entonces, ¿no es una gran reforma?

Es que depende, me has preguntado sobre el tema de administración. La gran reforma en la Policía está en la nueva estructura que supone nuevas grandes direcciones en las que resalto la dirección de seguridad ciudadana, la dirección de tránsito –que estaba muy relegada– y la dirección de criminalística. Tres temas que son vitales. Seguridad ciudadana, hoy va a ser una Dirección General. En la Policía no la había, es un tema que compete al sector pero estaba disperso por todos lados, hoy habrá una gran dirección general que va a tener como tarea articular con los gobiernos regionales, los gobiernos locales, con las juntas vecinales; segundo gran tema, criminalística ha sido una oficina dependiente del director general, perdida, y no hay Policía científica. Ahora sí.

-¿Y qué va a pasar con medicina legal que depende del Ministerio Público ?

Simplemente es un tema de delimitar adecuadamente las funciones.

-Leyendo la norma hay un conflicto de competencias.

No. El código procesal penal señala claramente que el responsable de decidir qué pericias se hacen es el fiscal y nosotros somos los ejecutores. Además, estamos en proceso de aprobar con el Ministerio Público un protocolo de intervención que fija y delimita las funciones de cada uno. Recuperar criminalística supone para la Policía que finalmente tenga un sistema de laboratorios propios. Vamos a construir un gran laboratorio para la Policía en Lima y laboratorios regionales en Trujillo, Arequipa, y pequeños laboratorios en comisarías que tengan vinculación con el nuevo modelo procesal. Es un sistema de criminalística que potencia algo vital, o sea, si la Policía no brinda peritajes sólidos con base científica la investigación se cae.

Para terminar con criminalística, ¿no se ha podido tener el sistema de huellas digitales para todo el país? La última vez que conversamos nos dijo que iba a salir muy pronto y hasta ahora no tenemos el sistema.

No es exacto. Ya estamos en proceso de instalar el nuevo sistema tetradactilar. Desde la última vez que conversamos por ejemplo ya tenemos el sistema de control balística funcionando, estamos en proceso de implementación del control de huella dactilar no solo en Lima sino en Trujillo y en dos ciudades más. Es que estas cosas cuando se hacen con seriedad toman tiempo.

-¿Mérito o antigüedad para ascender? He recibido algunas quejas de policías en actividad diciendo que hemos regresado nuevamente al sistema en el cual se le da mayor peso a la antigüedad que al mérito.

No es verdad. Hemos cambiado el sistema de ascenso. Se valora 1) la formación académica, 2) la disciplina, 3) la experiencia policial, y 4) la antigüedad. La antigüedad tiene peso 1 de 10, entonces, ¿qué peso tiene? Ninguno. ¿Y por qué es importante esto? Porque junto a eso hemos prolongado la permanencia del policía sobre los 40 años y hemos prolongado la permanencia en grado para postular al siguiente grado de 4 a 6 años en algunos casos y en otros de 5 a 6.

-¿Por qué quieren tener policías más viejos?

Porque nuestra percepción es que los policías se iban muy jóvenes, a los 50 a 55 años. Queremos que esos policías que tienen gran experiencia permanezcan en el servicio, por tanto no es verdad que se haya perdido la meritocracia.

-El régimen disciplinario –con la destitución del policía si tuviera sexo con persona del mismo género y causara escándalo– es el tema que más atención ha recibido. Han tenido que sacar una fe de erratas para corregir lo que era ya un escándalo público. ¿Por qué se ha hecho por fe de erratas si claramente no era una errata?

Lo fue.

-Fue un error pero no una errata.

Yo creo que fue un error que en su momento se detectó y que no se cambió en la versión final. Esa infracción tiene tres años de antigüedad. Es una ley que aprobó el Congreso que en la propuesta inicial se mantenía pero en la revisión de consistencia de la norma se pidió corregir y no se corrigió.

-¿Y no saben corregir?

Yo creo que es un tema absolutamente doméstico porque la reforma real en el sistema disciplinario no está en esa falta, que la verdad que yo sepa nunca se aplicó en los últimos tres años. La verdadera reforma está hoy en Inspectoría. En el plano disciplinario se hará un sistema con inspectorías regionales en todo el país.

El año pasado 32 mil policías recibieron sanciones. En una fuerza que no llega ni a los 100 mil hombres.

Sí. Pero hay que decir que son 32 mil, de los cuales aproximadamente 20 mil son sanciones leves por temas pequeños. Las cifras son cifras acumuladas, no es la cifra anual. La cifra anual es de 18 mil sanciones leves y más o menos unas 330 muy graves. Para las muy graves que son imputaciones de delitos la gran reforma tiene dos características. Primero que ya no la va a imponer en decisión final la Policía sino que estamos creando en el Ministerio del Interior el Tribunal Disciplinario Policial que va a ver el 100% de las sanciones vía consulta y el 100% de casos de inconductas que se imputan a generales de la Policía. Esto muestra la vocación de no impunidad y de acabar con ese falso espíritu de cuerpo.

-Las normas de disciplina establecen que las relaciones extramatrimoniales escandalosas entre miembros de la PNP tienen una sanción de 15 días. Sin embargo, todas las relaciones sexuales escandalosas (ahora con la fe de erratas) tienen una sanción de destitución. Entonces, si un PNP tiene una relación con un miembro de la PNP tiene 15 días de sanción, pero si tiene una relación con alguien que no es miembro de la Policía lo destituyen. ¿Tiene eso algún sentido?

No es la interpretación. Principio de especialidad: cuando la relación extramatrimonial incluye sexo con escándalo es muy grave, cuando no la incluye, no.

-Discúlpeme, ¿cuál es la relación extramatrimonial sin sexo?

Una relación de pareja.

-Eso es un disparate pues, ministro, ¿cómo va a ser así? Aquí dice: relación extramatrimonial. Si estoy fuera de un matrimonio y me he ido con otro u otra. ¿A qué me he ido?

A lo que tú puedes presumir, pero para fines sancionatorios tú no lo puedes presumir.

-¿Una es besito nomás y la otra es sexual?

Es que la sanción disciplinaria no la puedes presumir. En verdad para nosotros este es un asunto absolutamente doméstico que resumo del siguiente modo: hay un tema de género y especie, una relación extramatrimonial entre miembros de la Policía sin sexo evidente es falta grave. Imagínese la pareja de policías que vía relación extramatrimonial hacen visible la relación o discuten en la comisaría. El policía que es reclamado por la amante y que evidencia una relación extramatrimonial esa es la falta grave; pero cuando la falta grave evidencia el sexo entonces es muy grave.

-¿No cree Ud. que la fe de erratas ha terminado siendo un mal parche? Han debido eliminar todo pero ahora han sancionado con destitución todas las relaciones sexuales que causen escándalo o menoscaben la imagen de la institución.

Yo creo que nadie pretende ser homofóbico. La verdad que a mí me parece un tema absolutamente doméstico. La reforma que el país demanda no pasa por ese tema, la verdad. Creo que es un escandalete que no tiene ningún significado, que nunca tuvo ninguna aplicación y que simplemente suena porque a la prensa solo le interesa el morbo. Creo que el tema de la reforma que yo quiero rescatar es el tema de fondo que apunta a tener una nueva Policía más especializada, adecuadamente organizada.

-Pero si fuera así y usted presenta un paquete legislativo, ¿no lo debió prever?

Yo suscribo todo porque cada letra la he revisado yo. Cada letra la hemos trabajado con un equipo integrado por civiles y policías. He formado grupos de trabajo presididos por un civil. Han hecho propuestas, por supuesto que ha habido muchas versiones de este tema, yo mismo he participado en ese proceso y en la revisión final de cada texto. Pero es verdad, se nos pasó obviamente porque uno se preocupa más del texto de la ley y no de esa lista larga de sanciones. Además cuando lo detectamos pedimos que lo corrijan, como que se corrigieron 50 versiones anteriores.

-Nuevas superintendencias en migraciones y control de armas. ¿Terminará la corrupción en estas dependencias?

Los cambios que son serios tienen que hacerse por etapas y de modo progresivo. Migraciones hoy es una superintendencia que va a tener un régimen privado. Vamos a cambiar toda su estructura, dotarla de logística, de informática, y nos vamos a vincular al sistema internacional que permite anticipar quiénes vienen al país para un seguimiento de seguridad. Por supuesto, eso nos va a permitir reformular todos los procedimientos de expedición de pasaporte, de revalidación y de nacionalización…

-En reforma del Estado a veces se le pone un cartel muy grande a algo que sigue siendo exactamente lo mismo …

La ley tiene 5 días.

-Lo sé, pero las coimas tienen años. Se ha mejorado remuneraciones y pensiones pero la pregunta sigue siendo la misma. ¿Qué hacemos con el problema de la corrupción de la Policía Nacional? ¿No hay ninguna norma que trate directamente el tema?

Falso. Hay una reforma que jamás se ha dado en la historia del país. El sistema disciplinario estuvo siempre en manos de la policía. Hoy finalmente lo que tenemos en el Ministerio del Interior es una Inspectoría que va a ser el órgano rector de todo el sistema disciplinario policial. Esta y el Tribunal Disciplinario Policial serán manejados por civiles, absolutamente.

Esto no es un juego. Es una política de estado reformar la Policía, fortalecer la Policía, que creo que es importante verlo en paquete completo y el paquete completo significa cambio de estructura, cambio de sistema de ascenso, cambio en el sistema disciplinario, en el sistema educativo, en el sistema remunerativo, más policías, ampliación de la capacidad de formación. También equipamiento diferenciado en comisarías, unidades especializadas y Vraem por más de 800 millones de soles. Es decir, esto no es un juego, el gobierno no está jugando con el tema de la Policía. Y no se parece, ni de lejos, con esos intentos que simplemente han quedado en norma, esto es una reforma presupuestada, el tema remunerativo vale mil 200 millones de soles, en equipamiento este año y el siguiente 800, es decir, hay dos mil millones de soles que el gobierno decide poner a la Policía porque queremos una Policía fuerte.

-¿Cuánto significará esto en reducción de los índices de criminalidad en el Perú?

Lo que estamos haciendo es un overhaul en la Policía. Yo tengo la absoluta certeza de que con ese grado de equipamiento, con una Policía mejor remunerada y además con un rediseño por supuesto en la forma como se va a operar con gobiernos locales, regionales y juntas vecinales estoy absolutamente seguro de que la situación va a cambiar, esta es una reforma seria. Lo que puedo decir es que para diciembre del próximo año vamos a tener 300 comisarías equipadas, ampliadas, con sistemas de comunicación, con un nuevo modelo de trabajo, vamos a tener unidades especializadas

-Pero, ¿si lo pone en cifras de éxito, al menos en percepción?

Es muy complejo decirlo pero estoy absolutamente seguro de que va a tener un gran impacto en dos, en percepción así como en victimización. Hay un dato que es vital. El INEI ya ha reportado que en diciembre del 2011 el nivel de victimización era de 41%, hoy estamos en 36%.

Anuncios

4 comentarios en “Wilfredo Pedraza: “A la prensa solo le interesa el morbo”

  1. Para mí hay un conflicto de competencias en lo que son los laboratorios especializados de soporte en criminalística. Se suponía que con el nuevo Código Procesal Penal, era el Ministerio Público quien iba a contar con los laboratorios especializados de criminalística; lo que se esperaba en la práctica era que la función especializada iría gradualmente pasando desde la Policía hacia el Ministerio Público.

    Pero ahora se anuncia una gran inversión en laboratorios especializados de criminalística de la Policía, y al mismo tiempo el Ministerio Público reclama presupuesto para lo mismo.

    Esta duplicidad de funciones no sólo incrementará el malestar, que ya existe, entre ambas instituciones, sino también pone en una encrucijada a un joven que desee hacer carrera como investigador criminal, ¿a dónde debe apuntar, a la Policía o al Ministerio Público? ¿qué tal si embarca su carrera en una de estas dos instituciones y luego se ve truncada por alguna decisión de alto nivel que decida acabar con la duplicidad?

Deje un comentario (no es obligatorio el email)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s