Informes “encontrados”

Por Victorio Neves de Baers – 20 de Diciembre del 2012

La duplicidad de funciones entre las áreas especializadas en criminología de la Policía y del Ministerio Público, genera caos en la administración de Justicia.

El mediático caso de la muerte del mayor FAP Jorge Olivera Santa Cruz, ocurrido en Marzo de este año así lo demuestra; revise esta noticia de El Comercio del 5 de Abril:

Del IML del Ministerio Público:

El informe del Instituto de Medicina Legal descarta la versión del suicidio del mayor FAP Jorge Olivera Santa Cruz (39), quien fue hallado muerto el 23 de marzo en la pista de aterrizaje de la base aérea Las Palmas, en Surco.

El documento precisa que la prueba de absorción atómica resultó negativa en ambas manos. Es decir, el mayor no disparó ningún arma.

De la DIRINCRI de la PNP:

Como se informó, el 26 de marzo, el general César Cortijo, jefe de la Dirección de Investigación Criminal de la PNP, informó que la prueba de absorción atómica de la policía aplicada a la mano derecha del fallecido confirmó que este se disparó y se trataba de un suicidio.

En mi opinión todo esto se origina por una mala legislación, el nuevo Código Procesal Penal debiera haber delimitado las funciones con exclusividad, pero no fue así, tímidamente asigna al Ministerio Público la dirección de la investigación, y deja en su potestad la elección de cuál cuerpo especializado invocar; cuando debió ser más claro y definir qué institución es la que va a realizar las labores de cada especialidad.

En el caso Ciro

En el caso de Ciro Castillo también pareciera que sucede algo similar, en nota de La República del 15 de Noviembre, se comentan los informes del perito de la Policía y el del Ministerio Público:

El perito de la Policía Nacional, Eduardo Miranda Cabello, ayer se ratificó en su informe, donde señala que Ciro Castillo Rojo García Caballero falleció luego de resbalarse en el nevado Bomboya (Caylloma) el 5 de abril de 2011.

Como se recuerda, existe otro examen pericial que sostiene lo contrario, es decir que Ciro cayó por acción de una fuerza extraña, y que la fiscal reseñó para acusar a Rosario Ponce. Éste fue elaborado por el antropólogo Roberto Parra Chinchilla del Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público.

Aunque en mi opinión en el informe del antropólogo Parra, que hoy debiera estar volviendo a ser interrogado, no se afirma lo que los acusadores interpretan, que Ciro fue empujado.

Todo esto me recuerda a un caso (ficticio) que leí en un sitio de Criminología cuando la policía encontró el cadáver decapitado de una persona en el baño de una vivienda. Tenía las extremidades descuartizadas, dos en la tina, junto al tórax, y las otras dos en el lavatorio, la cabeza en el water (inodoro), y su miembro viril colgando de la ducha. Los investigadores concluyeron que se trató de un suicidio.

¡Feliz Navidad Señores Congresistas! (Otorongo sí come pavo)

¡Ah! y un ¡VENTUROSO Año 2013!

Un comentario en “Informes “encontrados”

  1. ¡Cuándo no los polis haciendo espíritu de cuerpo y dando los “peritajes” que les conviene. A lo largo del caso Ciro se ha visto todo esto.

    ¡Justicia para Ciro! ¡PEDIMOS RECONSTRUCCIÓN EN EL COLCA!

Deje un comentario (no es obligatorio el email)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s