Mayra Marti – Desesperanza

Anuncios

El Precio de hacer Justicia – I

Copio de El País un artículo acerca de jueces españoles y su esfuerzo por cumplir con su misión, lo he dividido en 5 partes. Sí, es sintomático.

La investigación de los procesos contra la corrupción más importantes está en manos de instructores cuyo único punto en común es la durísima presión que reciben. Este es su retrato

Por Jerónimo Andreu – Publicado en El País de España el 3 de Marzo del 2013

Con información de Silvia R. Pontevedra, Fernando J. Pérez, Jesús García, Andreu Manresa y Javier Martín-Arroyo.

precio1Pilar de Lara, una magistrada menuda y de maneras suaves, llegó en 2007 al Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo y encontró una causa de la que nadie quería oír hablar. Trataba sobre un cabo de la Guardia Civil que, a cambio de favores bajo las sábanas, ofrecía a prostitutas brasileñas pasar por alto su situación irregular. De Lara, con 37 años entonces, venía de bregar en un juzgado de Mieres con el narcotráfico y casos como el de Trashorras, el exminero responsable de los explosivos del 11-M. Lugo parecía un destino tranquilo, una melancólica capital de provincia con una pertinaz lluvia desdibujando las murallas romanas.

De Lara interrogó a centenares de prostitutas, ordenó escuchas a sus clientes y registró comisarías. Levantando piedras, encontró un trazo escalofriante: una red de corrupción que desde los burdeles se extendía por la columna vertebral de Galicia como un sarcoma. La juez averiguó que mandos policiales hacían la vista gorda ante los abusos del proxeneta del Queen’s (los fundamentos del llamado caso Carioca); y desde ese mismo prostíbulo dio con una pandilla de empresarios que, sabiendo que jugaban en terreno seguro, se vanagloriaban de tener alcaldes a sueldo para conseguirles contratos y favores (la Operación Pokémon). Las pesquisas de De Lara están extendiéndose ahora a Asturias y Cataluña (Operación Manga). En total, más de un centenar de imputados por delitos de trata, abusos sexuales, tráfico de drogas, blanqueo, malversación, sobornos… Algunos de la talla de los alcaldes de Lugo, Santiago y Ourense o el jefe de Policía Municipal de esta última localidad.

El premio a la osadía de esta juez ha sido vivir aislada y rodeada de imputados que le han declarado la guerra. Amenazas, ataques políticos y confabulaciones policiales se han sucedido para intentar que De Lara abandone la ciudad.

El patrón suele repetirse: un juez recién llegado empieza a escarbar en lugares en los que no pasaba nada porque nadie removía nada. Pero resulta que sí había algo. Entonces el togado se convierte en el enemigo. Los más expuestos a estas presiones del entorno son magistrados de base que trabajan apoyándose en pocos medios y muchas tripas. Jueces que no responden a un perfil ideológico y que pueden ser tanto veteranos como bisoños. Individuos aislados que, cada uno desde su rincón del mundo, están poniendo al descubierto la corrupción que inunda todos los estamentos de un país: de sus burdeles a sus palacios.

Más detalles sobre cómo se llega a tener una ciudad en contra. El acoso empezó por las prostitutas que declararon ante la juez. Mensajes de matones: “Márchate de Lugo o la poli irá a por ti”. De Lara, implicada con las mujeres hasta el punto de avalarlas a la hora de encontrar empleo o residencia, se esforzó para que ninguna se echara atrás. Luego las amenazas llegaron a ella y a su hija. Con la policía tampoco puede trabajar después de haber imputado a parte de su cúpula; por eso se apoya en la Guardia Civil de fuera de la provincia. Un agente confesó que le habían ofrecido 22.000 euros por demandar a la juez, y los foros policiales de Internet están llenos de insultos hacia De Lara y la otra magistrada decidida a limpiar Galicia, Estela San José, responsable de la Operación Campeón y a la que la presión sobre su vida privada ha llevado a un traumático divorcio y a querellas contra agentes. Incluso la Confederación Española de Policía denunció manejos para presionar a De Lara y boicotear su investigación. Los políticos tampoco se han quedado cortos al acusarla de contemporizar con la intención de que las imputaciones más sonadas coincidan con citas electorales. El PSG se agarra a la única mácula que presenta el historial de independencia de De Lara: su matrimonio con Roberto Menéndez Mato, miembro del PP local, al que conoció en Asturias. En la Audiencia provincial a la juez tampoco le sobran aliados. Las presiones han sido tan acusadas que en 2011 un grupo de ciudadanos de Lugo (incluidos simpatizantes del 15-M e IU poco sospechosos de connivencias con el PP) organizaron una manifestación en apoyo de De Lara y San José.

PILAR DE LARA, CASOS CARIOCA, POKÉMON Y MANGA  Cartagena, 1971.  Casada y con una hija.  En 1999 llegó al juzgado de instrucción 2 de Mieres. En 2007 pasó al de instrucción 1 de Lugo, su destino actual.  A partir de una investigación sobre trata de blancas, imputó a empresarios y políticos que pactaban negocios ilegales en burdeles protegidos por la policía. Las tres operaciones acumulan más de 100 imputados por tráfico de drogas, cohecho, agresiones, corrupción...

PILAR DE LARA, CASOS CARIOCA, POKÉMON Y MANGA
Cartagena, 1971.
Casada y con una hija.
En 1999 llegó al juzgado de instrucción 2 de Mieres. En 2007 pasó al de instrucción 1 de Lugo, su destino actual.
A partir de una investigación sobre trata de blancas, imputó a empresarios y políticos que pactaban negocios ilegales en burdeles protegidos por la policía. Las tres operaciones acumulan más de 100 imputados por tráfico de drogas, cohecho, agresiones, corrupción…

Para no dejar flancos expuestos, la juez se ha construido una vida monacal: ida y vuelta de casa al trabajo en sesiones hasta la madrugada, aunque tenga la gripe A o por la fatiga llegue a desvanecerse. La prensa local la vigila hasta el punto de señalar que abusa del Red Bull en sus jornadas maratonianas. A ella esas intromisiones le molestan. En parte porque lo que de verdad le gusta es el té y en parte porque rehúye a los medios. Las únicas declaraciones que se le conocen se encuentran en un reportaje en el que pedía más medios para los juzgados. Hay quien sospecha que esa falta de recursos no es casual y que no hay demasiado interés en equiparla para investigar. En su juzgado se ha visto a funcionarios adelantar el dinero del tóner de las impresoras, en gran medida porque es una mujer cuya dedicación se aprecia. En su círculo de fieles, aparte de su amiga San José, destacan dos agentes de la Guardia Civil y una secretaria judicial. Ellos son su escudo contra la presión.

Leer aquí la parte II.

De los secretarios del príncipe

Se cumplen quinientos años de “El Príncipe” de Maquiavelo, tratado pequeño -mas o menos la misma cantidad de palabras escritas por mí en “Los Indicios”- pero que ha permanecido en el debate de la política y los negocios cuando de conspiración se habla. Copio aquí el capítulo XXII.

No es punto carente de importancia la elección de los ministros, que será buena o mala según la cordura del príncipe. La primera opinión que se tiene del juicio de un príncipe se funda en los hombres que lo rodean: si son capaces y fieles, podrá reputárselo por sabio, pues supo hallarlos capaces y mantenerlos fieles; pero cuando no lo son, no podrá considerarse prudente a un príncipe que el primer error que comete lo comete en esta elección.

No había nadie que, al saber que Antonio da Venafro era ministro de Pandolfo Petrucci, príncipe de Siena, no juzgase hombre muy inteligente a Pandolfo por tener por ministro a quien tenía. Pues hay tres clases de cerebros: el primero discierne por sí; el segundo entiende lo que los otros disciernen, y el tercero no discierne ni entiende lo que los otros disciernen. El primero es excelente, el segundo bueno y el tercero inútil. Era, pues, absolutamente indispensable que, si Pandolfo no se hallaba en el primer caso, se hallase en el segundo. Porque con tal que un príncipe tenga el suficiente discernimiento para darse cuenta de lo bueno o malo que hace y dice, reconocerá, aunque de por sí no las descubra, cuáles son las obras buenas y cuáles las malas de un ministro, y podrá corregir éstas y elogiar las otras; y el ministro, que no podrá confiar en engañarlo, se conservará honesto y fiel.

Para conocer a un ministro hay un modo que no falla nunca. Cuando se ve que un ministro piensa más en él que en uno y que en todo no busca sino su provecho, estamos en presencia de un ministro que nunca será bueno y en quien el príncipe nunca podrá confiar. Porque el que tiene en sus manos el Estado de otro jamás debe pensar en sí mismo, sino en el príncipe, y no recordarle sino las cosas que pertenezcan a él. Por su parte, el príncipe, para mantenerlo constante en su fidelidad, debe pensar en el ministro. Debe honrarlo, enriquecerlo y colmarlo de cargos, de manera que comprenda que no puede estar sin él, y que los muchos honores no le hagan desear más honores, las muchas riquezas no le hagan ansiar más riquezas y los muchos cargos le hagan temer los cambios políticos. Cuando los ministros, y los príncipes con respecto a los ministros, proceden así, pueden confiar unos en otros; pero cuando proceden de otro modo, las consecuencias son perjudiciales tanto para unos como para otros.

Fiscal Rosario Lozada pide ampliar por 60 días más investigación de caso Ciro

Ampliación. Fiscal Rosario Lozada amplió por 60 días más investigación por la muerte de Ciro Castillo Rojo.

Justificación. Rosario Lozada señaló que durante dos meses se tomarán muestras de ADN, declaraciones, etc. Defensa de Rosario exige archivo inmediato.

Por Carlos Herrera – Publicado en La República el 4 de Marzo del 2013

La fiscal de la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa, Rosario Lozada Sotomayor, amplió por 60 días más la investigación por la muerte de Ciro Castillo Rojo García Caballero. El proceso se encuentra en investigación preparatoria que determina una presunta responsabilidad de Rosario Ponce en la muerte del estudiante.

La resolución fue emitida ayer por la tarde. Esta será comunicada en las siguientes horas al juez de Investigación Preparatoria de Chivay – Caylloma, Jean Carlo Torreblanca, y a los abogados de la familia de Ciro Castillo y de la investigada Rosario Ponce López.

Lozada dijo que están pendientes diligencias. Una de ellas, levantar el secreto a las comunicaciones del celular de Ciro Castillo Rojo García Caballero. Esta pesquisa permitirá conocer qué personas se comunicaron con el estudiante antes de su muerte.

También se pide a la Universidad Nacional de Ingeniería y el Instituto Peruano de Energía Nuclear, una pericia física de las posibles fuerzas que produjeron la caída y posterior muerte de Ciro en el nevado Bomboya (Caylloma).

Solicita además al Instituto de Medicina Legal de Lima, los exámenes de homologación de muestras de cabellos practicados a 21 policías que participaron en el rescate y la búsqueda de Rosario y Ciro.

Fuentes de la Fiscalía indicaron que con estas diligencias se piensa concluir la investigación. Explicaron que con los resultados se determinará si se acusa a Rosario Ponce por la muerte de Ciro o no.

Piden archivar caso

Por su parte, el abogado de Rosario Ponce, Gonzalo Bellido, dijo desconocer la decisión fiscal. Señaló que el proceso ya debió concluir, porque el plazo de 120 días demandado por Lozada concluyó el 3 de marzo. “Ya le pedimos que lo archive. No se logró probar que Rosario tenga responsabilidad en la muerte de Ciro”.

Asimismo indicó que hace una semana se solicitó al juez de Investigación Preparatoria de Chivay fije fecha para la audiencia donde se obligue a la fiscal mostrar los tres guantes que se señala fueron encontrados con el cuerpo de Ciro, además de otras pruebas. La audiencia fue programada para el 26 de marzo.

Bellido también señaló que está a la espera de que la Sala de Apelaciones de la Corte de Arequipa programe la audiencia de apelación del pedido de excepción de improcedencia de acción (archivo por no existir pruebas que vinculen a Rosario con la muerte de Ciro). Fuentes de la Corte indicaron que la audiencia se programará en los siguientes días.

Retoman labores

El reinicio del año judicial de ayer trajo consigo la reanudación de 103 mil 481 expedientes civiles, penales, laborales y de familia. Esta es la carga procesal que la Corte deberá resolver en los próximos 10 meses. El presidente de la Corte Superior de Justicia de Arequipa (CSJA), Benito Paredes Bedregal, solicitó a jueces y servidores trabajar para reducir la carga.

Hay procesos denominados emblemáticos. Además del caso Ciro está el proceso que involucra a la abogada Helen Aizcorbe Delgado, la suspendida trabajadora de la Contraloría, Dyana Díaz y la ex fiscal penal Katy de la Torre. Las tres son acusadas de ser partícipes en la presunta extorsión que se le hizo al alcalde distrital de Vítor, Christian Cuadros. La autoridad las denunció en setiembre del 2012, por solicitarle 48 mil dólares a cambio de que la Contraloría no investigue su gestión municipal.

Ex alcalde Vidal Pinto espera audiencia de control de acusación

Otro proceso pendiente incluye a Vidal Pinto Paredes, ex alcalde de Uchumayo. Él es acusado de cobrar una coima de 8 mil soles a un empresario a cambio de entregarle la ejecución de una obra. Hace dos semanas, a Pinto se le cambió su mandato de prisión por uno de comparecencia. La modificación fue cuestionada porque éste se encontraba prófugo de la justicia. Actualmente Pinto está a la espera de la audiencia de control de acusación que se realizará el 14 de marzo. Por ahora se presenta todos los viernes a firmar el libro del juzgado.

A partir de ayer, volvió a la normalidad la atención al público en todos los órganos jurisdiccionales, servicios y dependencias de la Corte. En promedio se realizan 60 audiencias en el área Penal, 30 audiencias civiles, 16 de Familia, 10 en Paz Letrado y aproximadamente 15 en los Juzgados de Trabajo.

Asimismo, la Central de Notificaciones volvió a trabajar, diligenciando en promedio 6 mil cédulas de notificación diarias de todos los juzgados y salas de la Corte. Por su parte, el Centro de Distribución General atenderá en sus 16 ventanillas, recibiendo en promedio un total de mil escritos diarios.

Caso Ciro Castillo Rojo: culminó plazo de fiscalía para investigar a Rosario

Abogado de la ex pareja del fallecido joven espera que la denuncia por homicidio se archive o la fiscal solicite una ampliación de 120 días

Publicado en El Comercio el 5 de Marzo del 2013

Ayer se cumplió el plazo de 120 días que la fiscalía tenía para investigar aRosario Ponce por el delito de homicidio de Ciro Castillo Rojo en el valle del Colca.Ahora la defensa de la joven espera que la fiscal Rosario Lozada archive la investigación o solicite una ampliación de 120 días.

El abogado Miguel Cabrera explicó que durante la investigación preparatoria realizada por la fiscalía no se encontró indicios de culpabilidad en su defendida.Como se informó, el padre del estudiante universitario, el doctor Ciro Castillo Rojo Salas, denunció a la joven madre en julio del 2011 ante el Ministerio Público de Arequipa por los delitos contra la vida, el cuerpo y la salud, y por encubrimiento real y personal.

En octubre del 2011, Ciro Castillo Rojo fue hallado sin vida en el valle del Colca tras seis meses de búsqueda. Rosario fue rescatada el 13 de abril de ese año, tres días después de separarse de su entonces pareja en esa zona de Arequipa.