Inician 116 procesos disciplinarios a magistrados y trabajadores del Poder Judicial

Arequipa

Publicado en El Búho el 23 de Abril del 2013

Si en el trimestre del año pasado se recibían de 10 a 15 quejas por semana, el panorama de litigantes con reclamos ha cambiado. Hoy la suma bordea las 20 quejas semanales que llegan a la Oficina Descentralizada de Control de la Magistratura (Odecma), la encargada de evaluar las irregularidades.

Es así que hasta el momento se han iniciado 116 procesos disciplinarios. Principalmente por la demora en las diligencias judiciales, inobservancias de leyes, maltrato o abuso y por tráfico de influencias (corrupción).

Según Jhonny Cáceres Valencia, jefe de la Odecma, un solo caso requiere 30 días promedio de investigación y un tiempo prudente para emitir la resolución.

De enero a marzo se ha emitidos 26 resoluciones, de las cuales 21 fueron amonestaciones, tres multas y dos pedidos de suspensión. De estos, la mayoría de sancionados fueron auxiliares, secretarios y técnicos con 16 resoluciones, 8 jueces, y dos letrados de paz.

Fiscal no mostró tercer guante pero la investigación prosigue

Acusación tambalea. Juez ordenó mostrar las tres prendas que sustentaron la resolución con que la fiscal María de Rosario Lozada formalizó investigación contra Rosario, pero solo exhibió un guante y su forro. Mientras que Segunda Sala Penal de Acusaciones desestimó pedido para archivar el caso.

Por Elizabeth Huanca y Arlen Palomino – Publicado en La República el 23 de abril de 2013

La fiscal María del Rosario Lozada Sotomayor no mostró los tres guantes que supuestamente encontraron junto al cuerpo de Ciro Castillo Rojo García Caballerro, en el nevado Bomboya, tal como ordenó el juez de Chivay, Giancarlo Torreblanca. La diligencia de visualización se cumplió, pero Lozada solo mostró un guante y su forro, lo que acrecientan las dudas sobre la solidez de los argumentos del Ministerio Público para investigar a Rosario Ponce por la muerte de Ciro.

La fiscal formalizó investigación preparatoria contra la estudiante, argumentando entre otras cosas, el hallazgo de tres guantes: uno en la mano izquierda de Ciro y otros dos a cuarenta centímetros. Con esta evidencia Lozada concluyó que Rosario estuvo junto a Ciro cuando cayó por el despeñadero, situación que Rosario negó en todo momento.

Mientras eso sucedió ayer temprano, en horas de la tarde la Segunda Sala Penal de Acusaciones de la Corte Superior de Justicia declaró infundado el pedido de improcedencia de acción que la defensa de Rosario Ponce presentó para dar por concluido el caso. Con todos estos matices, la investigación se prolongará hasta el 3 de mayo.

¿DÓNDE ESTÁ EL GUANTE?

Hasta el despacho de la fiscal Lozada, a cargo del caso, llegaron ayer los abogados de la estudiante, Gonzalo Bellido y Miguel Cabrera, junto a la madre de la investigada (María del Carmen López). Por parte de Ciro Castillo Rojo asistió el letrado Juan de Dios Medina.

En el despacho solo se abrió el sobre que custodiaba un guante sintético blanco y el forro interno de este, de color negro. La prenda tiene como marca Vancouver 2010. La defensa de Rosario cuestionó en el acto que no se trataba de dos guantes, como lo presentó la fiscal, sino de una sola prenda y su forro.

El guante izquierdo no fue mostrado durante la diligencia. Este se encuentra en Lima, donde peritos de Criminalística lo vienen estudiando.

La fiscal Lozada habría asumido la existencia de tres prendas, en base al acta policial del levantamiento de cadáver en octubre de 2011. “Se encontró cerca del cuerpo un par de guantes” dice textualmente en la página 52 del documento. Los efectivos policiales habrían confundido la cantidad de prendas.

DEFENSA SATISFECHA

Para Gonzalo Bellido, con esta diligencia se demostró que no existe un tercer guante como lo aseguró la fiscal en su resolución con que formalizó la investigación contra Rosario Ponce, por delito de homicidio simple. Al no existir el tercer guante, se desbarata el argumento de que Rosario Ponce estuvo con Ciro Castillo Rojo cuando éste cayó.

María del Carmen López, madre de Rosario, fue más clara. “Es arbitraria la posición del Ministerio Público contra mi hija. Está probado que no hay tres guantes”, dijo. La mujer lamentó que su familia tenga que cargar con la acusación de homicidio por más de dos años sin que existan pruebas. “Mi hija se ha presentado a todas las diligencias y ha colaborado con la investigación”, agregó.

Por su parte, el abogado de la familia Castillo, Juan de Dios Medina, dijo que esta diligencia no debió realizarse porque corresponde a la etapa de juicio oral. El letrado no quiso dar más detalles, solo que los argumentos se realizarán en la siguiente etapa del proceso.

El 3 de mayo vence el plazo para que la Fiscalía formalice denuncia contra Rosario o archive el caso.

Defensa de Rosario acudirá a Corte Suprema para pedir archivamiento

Tras el fallo judicial que declaró infundado el pedido de la defensa de Rosario Ponce para archivar el caso en torno a la muerte de Ciro Castillo Rojo, el abogado de la joven, Gonzalo Bellido, señaló que interpondrán un recurso de casación ante la Corte Suprema de Justicia.

Gonzalo Bellido pidió el sobreseimiento (archivamiento) del caso, amparándose en que la Segunda Fiscalía Penal Corporativa, que lleva adelante la investigación, no presentó elementos de convicción que sustenten la investigación abierta contra Rosario, por lo que la imputación hecha (homicidio simple) no encaja en ningún tipo penal.

Los jueces superiores desestimaron ayer la solicitud y ratificaron que la presentación de las pruebas no es propia de la etapa de investigación preparatoria, fase en la que se encuentra el caso. Aun así, Bellido, acompañado de María del Carmen López, dijo que buscarán que la Corte Suprema evalúe y siente jurisprudencia, ya que al no existir pruebas de ningún tipo, no se puede calificar el delito que habría cometido Rosario. Por lo tanto no cabe la investigación.

Rosario Ponce no empujó a Ciro Castillo en el Colca

CASO CERRADO. Fiscal no pudo probar la existencia de los tres guantes que dijo que se habían recogido en el Bomboya. Solo mostró uno y su forro, el cual fue confundido como otro guante. El otro está en Lima.

Publicado en Peru21 el 23 de abril del 2013

Peritos fiscales que acompañaron a Lozada al Colca habrían consignado por error que habían ubicado tres.

La acusación contra Rosario Ponce por la muerte de Ciro Castillo Rojo pende de un hilo pues uno de los elementos principales usados por la fiscal María del Rosario Lozada para responsabilizar a la joven fue desmentido ayer.

A las 9 de la mañana, la fiscal debía mostrar a la defensa de Rosario los tres guantes que dijo que se habían recogido durante el levantamiento del cadáver de Ciro. No obstante, ayer dijo en la diligencia que el guante que se halló en la mano del muchacho aún permanece en el Ministerio Público de Lima. Por lo tanto, refirió que solo exhibiría los guantes que fueron hallados cerca del cuerpo del joven.

Luego de abrir una bolsa lacrada, la fiscal extrajo un solo guante al cual, al momento de ser ubicado en el nevado Bomboya en octubre de 2011, se le había salido su forro. Esto habría inducido a la equivocación a los agentes que realizaron la pericia en el Colca, quienes consignaron en su informe que habían ubicado tres guantes. Ayer se corrigió ese error y se dejó constancia de que solo se ubicó un par de guantes en el sitio donde se encontraron los restos de Ciro.

CRASO ERROR

Cabe señalar que en la disposición fiscal N° 30, del 29 de octubre de 2012, donde la fiscal responsabiliza a Rosario de homicidio simple, la magistrada sostiene que en la escena del crimen se hallaron tres guantes, uno en la mano izquierda de Ciro y otros dos a 40 centímetros del cadáver. Para Lozada, ese hallazgo demostraría que Rosario estuvo junto a Ciro cuando éste cayó por una pendiente.

“De acuerdo a la experiencia, una persona solo usa un par de guantes. Entonces, al existir en la escena tres, se infiere que existió otra persona además del agraviado. Así, conociéndose que a Rosario se le encontró sin guantes, se puede concluir que esta estuvo con Ciro cuando se produjo su muerte”, se puede leer en la página 52 de la mencionada disposición fiscal.

Hay que tener en cuenta que el tema de los guantes no es el único elemento que usa la fiscal para responsabilizar a Rosario por la muerte de Ciro. Sin embargo, sí es la única prueba real. Todos sus demás argumentos son solo indicios, entre ellos la fiscal considera el hecho de que Rosario y Ciro sostenían discusiones violentas. Asimismo de que las pericias psicológicas indican que Rosario tiene conductas temerarias.

SABÍA QUE

– Juan de Dios Medina, abogado de la familia de Ciro Castillo Rojo, protestó por la exhibición de los guantes. Dijo que el juez se extralimitó al ordenar que se muestren las pruebas, cuando ese proceso corresponde a un juicio oral.

– Gonzalo Bellido, defensor de Rosario, asegura que al demostrarse que no existe un tercer guante, no hay manera de que la fiscal sostenga que su patrocinada estuvo junto a Ciro en el momento de su muerte.

– Antes del 15 de mayo, la fiscal Lozada debe anunciar el archivo o acusación por homicidio contra Rosario.