El Escuadrón de Rescate de la Policía tiene la tarea más fea de las tragedias

ESFUERZO.

Están preparados física y mentalmente para asistir a otras unidades de la Policía en casos difíciles, como rescatar cuerpos en zonas agrestes o buscar desaparecidos durante semanas. No siempre se llevan los créditos, como en los casos de Ciro y Olivier.

Por Arlen Palomino – Publicado en La República el 19 de Mayo del 2013

Cuando un miembro del Escuadrón de Rescate de la Policía sale en una misión, no sabe cuándo regresará. Puede volver el mismo día o varias semanas después. Los veinticuatro efectivos que conforman este pelotón tienen que estar preparados para todo, aunque todo signifique a veces rescatar los cuerpos destrozados de las víctimas de un accidente, como el despiste del ómnibus de la empresa Andares, en marzo pasado. Esa vez murieron 27 pasajeros.

Sacar los cuerpos mutilados de los asientos de este vehículo que cayó a un barranco en la carretera Arequipa-Puno, dejó una cicatriz en el alma de Lucio Mendoza, efectivo policial a cargo del Escuadrón de Rescate. Lucio es el miembro más experimentado; con 45 años, su estado físico aún sorprende a sus compañeros más jóvenes.

Los hombres del Escuadrón de Rescate tienen la tarea más fea y difícil de las tragedias: descender quebradas para rescatar muertos, caminar días enteros para buscar desaparecidos (como el caso de Ciro Castillo Rojo y Olivier Toledo), entrar en las gélidas aguas de ríos para rescatar cuerpos, etc. La mayoría de casos demanda esfuerzos físicos y resistencia.

Pero aunque en el desfile por Fiestas Patrias tienen una presentación pomposa, amarrados con sogas y arneses, trabajan con muchas carencias de equipos y logística.

Un helicóptero, carros modernos que permitan el ingreso a cualquier terreno y el cambio adecuado de implementos como sogas y kits de primeros auxilios, son primordiales. El director de operaciones de los Bomberos Unidos Sin Fronteras, Alonso Málaga, detalló que en el país esta situación ha mejorado en los últimos años, pero aún no superamos a países como Brasil y Colombia. Los brasileños, por ejemplo, cuentan con policías bomberos, capacitados para todo tipo de emergencias.

De los cinco patrulleros destinados a este escuadrón, uno tiene 12 años de antigüedad. Todos son 4×2 y no pueden acceder a terrenos accidentados. El grupo forma parte de la Unidad de Emergencia de la Policía, a cargo del comandante PNP Raúl Acosta Vera.

Contra el tiempo

Su última misión los llevó por cinco días a caminar en el desierto de Polobaya en busca de Olivier Toledo, quien se perdió caminando a Chapi. Pasaron hambre, sed y la desesperación de ver correr el tiempo con temperaturas extremas.

La misma experiencia por la que pasó el muchacho perdido. Al final, el crédito del rescate se lo llevó el guía de montaña Eloy Cacya. Lo mismo sucedió con el caso de Ciro Castillo Rojo en el Bomboya. Por esta razón, la opinión pública cuestiona sus capacidades y condiciones.

Desafío de rescatista

Integrar el Escuadrón de Rescate no es para cualquiera. De 60 estudiantes en promedio se gradúan solo unos 25 policías. Los requisitos básicos son: tener buen físico y estar preparado psicológicamente. Cuando Lucio Mendoza realizó su curso de capacitación corría el 2005. Fue la primera promoción en el sur del país y hasta la fecha solo se programaron cuatro cursos.

Los efectivos se preparan por un periodo de tres meses. Cada prueba es eliminatoria; es decir, si no pueden escalar, utilizar las cuerdas o concluir una larga caminata, no podrán graduarse: serán separados inmediatamente. El último desafío es caminar cerca de 180 kilómetros en tres días, desde la playa de Mollendo hasta la base en Mariano Melgar. Lucio recuerda su experiencia y reconoce que la pampa de San José es lo más duro.

“Nosotros hallamos el camino por donde Cacya encontró a Olivier”, dice como consuelo uno de los efectivos. Su trabajo muchas veces no es comprendido.

Salvavidas de vocación en cada caminata cargan cerca de 10 kilos

Lucio Mendoza Mendoza lleva la vocación de salvar vidas en el alma. En verano se traslada a las playas para custodiar a los veraneantes desde su puesto como salvavidas y el resto del año lidera el Escuadrón de Rescate. En los años que lleva vistiendo el uniforme policial, recuerda que un día arrancó de las manos de la muerte a 18 personas en las playas de Ilo.

Con su experiencia sabe que un rescatista carga en su mochila un promedio de 8 a 10 kilos. Aunque existen reentrenamientos periódicos, cada efectivo es responsable de mantener su excelente estado físico.

En el sur solo existe un Escuadrón de Rescate, en Arequipa. En Cusco se formó un grupo hace poco, pero el resto de ciudades no cuenta con este personal especializado.

Arequipa: Quince fiscales fueron sancionados por control interno

Según jefe de la Oficina, doctor Uriel Terán, las amonestaciones y multas fueron impuestas por incumplir plazos de la investigación e inadecuada persecución del delito.

Publicado en RPP el 19 de Mayo del 2013

En lo que va del año, la Oficina Desconcentrada de Control Interno del Ministerio Público sancionó a quince fiscales del distrito judicial de Arequipa debido al incumplimiento de plazos razonables de la investigación, la falta de una buena de persecución del delito y maltrato a los litigantes; según lo informó el doctor Uriel Terán Dianderas.

El jefe de la Oficina precisó que en su mayoría las sanciones impuestas fueron de amonestación o llamadas de atención; así como multas con descuentos de haberes entre el 5 y 25 % (gradual), existiendo solo un caso por una inadecuada persecución del delito que aún se encuentra en etapa de investigación.

El fiscal superior Uriel Terán manifestó que en los primeros meses del año se recibieron 140 quejas, el 40 % de la cifra referida a la demora del plazo razonable en la etapa de investigación y la cifra restante a otros factores como la excesiva carga procesal e incremento del número de fiscales en el distrito judicial.

Durante el año 2012 se atendieron unas 400 quejas de litigantes esperando que la cifra se incremente en 10 % debido a la expectativa que tiene la ciudadanía en el Ministerio Público para buscar apoyo en la defensa de sus derechos.

Desde la entrada en vigencia del Nuevo Código Procesal Penal en Arequipa (01 de noviembre del 2008, la Oficina elevó cuatro propuestas de destitución de fiscales debido a faltas graves de inconducta funcional referida al proceso de investigación para la identificación y sanción de los presuntos autores de los delitos.

Eloy Cacya y “Los exterminadores”

Artículos publicados en Correo el 19 de Mayo del 2013

Rescate con poco equipo

Aquel viernes 10 de mayo, cuando Eloy Cacya viajó a Chapi para rescatar al joven Olivier Toledo Carlos, partió a las 4 de la madrugada solo con ropa liviana, algunas cuerdas, una bolsa de dormir, comida para dos días, su GPS y binoculares. Pero, al llegar a la zona del rescate del cuerpo, no necesitó nada, solo su habilidad para bajar las quebradas.

“Me hubiera gustado llegar antes y encontrarlo vivo, pero estuve en un curso de actualización de guía de montañas y vine apenas culminé mis clases, tal vez ahora otro sería el destino del muchacho, solo faltó un poco más de organización de la policía para hallar el cuerpo”, manifestó Cacya.

Eloy Cacya nunca la tuvo fácil, pero logró cumplir sus metas

Vida llena de obstáculos

Lamenta no haber podido ascender en la FAP por problemas burocráticos

Por Libertad Merma

Eloy Cacya, reconocido por encontrar los cuerpos de los jóvenes Ciro Castillo Rojo y Olivier Toledo Carlos, cuenta que ha logrado adquirir un conocimiento profesional en el rescate de víctimas y no solo como guía de montaña, gracias a sus estudios en el Ala Aérea N°3 desde los 18 años.

“El secreto para lograr los rescates es haber recibido capacitación en esta institución”, manifestó Cacya.

Obstáculos

Eloy narra que, al ingresar a la FAP, sus primeros sueños se hicieron realidad; cada curso fue desarrollado con gusto. Se preparó cuatro años en la institución desde 1986, alcanzando el grado de sargento primero; quiso ascender más, pero sus ganas de “seguir creciendo en la institución fueron truncadas por la burocracia y algunos problemas de entonces”, lamentó.

En el Ala Aérea N°3 aprendió diferentes especialidades: paracaidismo, supervivencia en la selva, en el mar, lectura de cartas, entre otras.

Al salir de la FAP, tuvo que trabajar en el extranjero en diferentes oficios.

Recién a los 27 años comenzó su carrera de guía de montaña, pero de manera empírica. En ese entonces era guardián en la Cruz del Cóndor, en el Colca, y ante la demanda de turistas, comenzó a guiarlos.

Después se profesionalizó, primero en un curso como acompañante local, luego viajó a Huaraz para formarse en el Centro de Estudios de Alta Montaña.

Sueño

Natural de Pinchollo (Caylloma), espera que lo apoyen para instruir a nuevos guías de montaña.

Pedido

Agregó que como guías de montaña necesitan un seguro médico, ante los riesgos que corren y los esfuerzos que realizan. Quiere que las promesas se conviertan en realidad.

Dato

Este 2 de junio, la promoción del Ala Aérea N°3, que integró Eloy Cacya, cumple Bodas de Plata. La ceremonia se realizará en Vitor. El guía de montaña cuenta que su grupo se denominó “Los exterminadores”.