“Técnicamente el caso Ciro debe ser archivado”

TAJANTE. Expresidente de la Sociedad Peruana de Medicina Legal, David Ruiz, también asegura que Ciro se cayó solo.

Por Elizabeth Huanca – Publicado en Peru21 el 30 de junio de 2013

David Ruiz es cirujano plástico y médico forense. Su hoja de vida revela que intervino a Naamin Timoyco para “cambiarle de sexo”. Ha hecho unas 20 intervenciones similares. Su palabra tiene peso en el mundo de la cirugía estética, pero también en la medicina forense. En esta entrevista habla sobre la muerte de Ciro Castillo, él tuvo acceso a todos los peritajes que se hicieron en la investigación. Fueron 45 pruebas en las que se concluye que el estudiante murió por una caída. Ruiz estuvo en Arequipa para coordinar un Congreso de Criminalística programado del 5 al 7 de setiembre.

Era presidente de la Sociedad de Medicina Legal cuando murió Ciro Castillo Rojo. Hizo un pronunciamiento controvertido en ese momento…

Luego de unos meses de investigación dije que no había evidencia que podía sostener la participación de terceros en la muerte de Ciro y eso no gustó. Los medios querían que dijera que Rosario Ponce era la asesina.

En medicina forense se dice que el cuerpo habla solo. ¿En el caso de Ciro el cuerpo habló?

Todo el tiempo y no miente. Si a un cuerpo le ponen cal, lo entierran o le prenden fuego, igual habla.

¿El cuerpo de Ciro dijo toda la verdad?

Dijo todo lo que pudo decir sin posibilidad alguna de mentir. Hay cerca de 2,000 páginas de pericias, además fotos, filmaciones.

¿La investigación es concluyente?

Desde el punto de vista técnico- científico no hay evidencia de participación de terceros en la muerte. En eso se concluye. Desde mi punto de vista personal se cayó.

¿Qué fue determinante para llegar a esa conclusión?

La ausencia de evidencia.

¿Qué tendría que haber presentado el cuerpo para insinuar la participación de terceros? 

Lesiones previas que no estén vinculadas con la muerte. Por ejemplo, fracturas, heridas o cortes previos al hecho. Además que en el cuerpo del tercero (Rosario Ponce) tendría que haber signos como sangre o por lo menos huellas digitales de la víctima, eso sería suficiente para investigar, pero no para condenar.

¿Entonces lo congruente es no formular acusación fiscal?

Si estos indicios hubiesen pasado a prueba sería suficiente para que haya una acusación fiscal y si esas pruebas fuesen concluyentes sería suficiente para que haya condena, si no es así no se puede condenar a nadie. No hay nada para hacer la acusación fiscal.

Bueno, es un caso que ha durado dos años…

Yo confío en la idoneidad de la fiscal para archivar el caso. En el Perú los fiscales están con tendencia de siempre acusar, porque cuando no acusan los acusan a ellos y los tildan de corruptos. Los fiscales en el tercer mundo siempre acusan; en el primer mundo no, hasta se negocia legalmente para hallar una pena congruente. Si el fiscal acusa, le pasa la papa caliente al Estado y se lava las manos y eso solo nos hace perder recursos.

¿La conclusión forense es 100% certera?

Es una conclusión desde el punto de vista técnico – científica certera.

¿Bajo su criterio este caso debe ser archivado?

Técnicamente debe ser archivado. Pero en el supuesto de que no se cierre y se inicie un juicio, técnicamente no la van a poder condenar. Si no se cierra, le van a hacer gastar al país miles de dólares. Sería torpe insistir en un juicio si sé en qué va a acabar.

Usted analizó el caso de Walter Oyarce (joven que murió por una caída en el Estadio Monumental- Lima), ¿cuál es la diferencia entre Ciro y Walter?

En el caso Oyarce, si bien no se vio esa caída, el impacto principal está en la zona cefálica toráxica, típico de las caídas provocadas.

En el caso de Ciro Castillo, ¿el impacto también es de ese tipo? ¿Por qué decir que se cayó solo?

En el caso de Ciro hubo derrapamiento y hubo factor interviniente (rocas). Cuando no hay otro factor interviniente más que el aire, como en Oyarce, asegurar que lo empujaron es válido.  En Ciro hay muchísimo factor interviniente.

¿Y eso no puede crear dudas?

Por supuesto, pero con eso tú no puedes condenar a nadie.

¿Tampoco podemos decir que se cayó solo?   

Lo que es concluyente es que no hay evidencia de participación de terceros.

¿Entonces las pericias no arrojan una verdad 100% demostrable?

En medicina de investigación, no se trabaja con la verdad real, sino con la verdad demostrable.

“Si Caso Ciro Castillo se archiva estaríamos en la impunidad de siempre”

El doctor Ciro Castillo Rojo Salas también comentó que una eventual reparación civil iría a una fundación benéfica

Publicado en El Comercio el 29 de Junio del 2013

La eventual reparación civil por S/. 500 mil por el Caso Ciro Castillo serviría para organizar una fundación benéfica, afirmó el padre del joven que falleció en el Valle del Colca, en Arequipa.

“Creo que son 500 mil soles simbólicos. Si es que se diera, se va a utilizar íntegramente en la organización de apoyo de gente necesitada y tenga este tipo de problemas”, dijo el médico Ciro Castillo Rojo Salas.

Indicó que ningún monto de dinero le devolverá a su hijo y manifestó estar a la expectativa de la decisión de la fiscal María del Rosario Lozada, si denuncia a Rosario Ponce López o archiva el caso.

“Hemos sostenido siempre que se trata de un homicidio”, dijo Castillo en conversación con RPP TV. En otro momento, indicó que de ser archivado el caso “estaríamos en la impunidad de siempre y agregando un grano más al clima de impunidad”.

Padre de Ciro Castillo abrirá institución benéfica si recibe reparación

Publicado en Peru21 el 29 de Junio del 2013

Ciro Castillo Rojo dijo que dicha organización estará destinada a ayudar a quienes atraviesen por dificultades como las que experimentó él y su familia.

Ciro Castillo Rojo, padre del joven universitario fallecido en el nevado Bomboya, indicó que abrirá una institución para ayudar a las personas que atraviesen dificultades como las que experimentó él y su familia si logra recibir los S/.500,000 fijados como reparación civil en el proceso que se le sigue a Rosario Ponce por homicidio.

“Nosotros nos hemos apersonado como persona civil en este caso y uno de los requisitos es que se fijen reparaciones civiles. Le hemos encargado esto a nuestro abogado y él ha puesto cifras simbólicas que,obviamente, no van a representar en lo más mínimo algo por la vida de mi hijo”, señaló el galeno a RPP.

“Son S/.500,000 simbólicos que, aclaramos si es que se da, cosa que no sabemos, se van a utilizar íntegramente en la implementación de una organización de apoyo a la gente necesitada que tengan este tipo de problemas”, sentenció Castillo Rojo, quien reiteró que sería algo contradictorio si la fiscal María del Rosario Lozada cree en la inocencia de Ponce López y archiva el caso.

Ciro Castillo: Quedan hechos pendientes en investigación de muerte de Ciro

Publicado en RPP el 29 de Junio 2013

Ciro Castillo-Rojo Salas, padre del universitario fallecido en el nevado Bomboya en abril de 2011, opinó que aun falta investigar una serie de hechos sobre la muerte de su hijo Ciro Castillo. Su familia sostiene que se trató de un homicidio.

Como se ha informado la Fiscal encargada del caso, María del Rosario Lozada, habría pedido el archivamiento de la investigación, con lo cual se estaría liberando de responsabilidad a Rosario Ponce López, la principal acusada. 

Ante esta posibilidad Castillo-Rojo, dijo a RPP Noticias que falta aclarar la participación del general Darío Hurtado Cárdenas, a quien acusa de haber encubierto los hechos favoreciendo una supuesta coartada de Ponce López.

“Hay una serie de hechos que quedan pendientes de investigación, como la actuación del general Hurtado Cárdenas. Todo el encubrimiento que se dio. Si hubiera sido un accidente no hubiera sido necesario (…) que se buscará por 7 meses el cuerpo de Ciro”, manifestó. 

Recordó que según un video que se difundió hace algunos meses, los propios abogados de Rosario Ponce no creían en su inocencia, por lo que consideró que sería contradictorio que la Fiscal sí lo creyera. 

“Hemos sostenido siempre que se trata de un homicidio, de manera anecdótica, ni los propios abogados de Rosario le han creído a ella (…) sería contradictorio que sea la Fiscal a estas alturas sea quien crea en su inocencia”, expresó. 

Respecto al peritaje del físico Alcides Agustín López Revilla que ha sido tomado en cuenta por la Fiscal Lozada y que concluyó que la forma en que cayó el cuerpo de Ciro “disminuye la probabilidad de que alguien lo haya empujado”, Castillo-Rojo dijo que según otros especialistas ocurrió lo contrario. 

“Han habido otros especialistas que opinan que si hubo una fuerza externa que impulso a Ciro, por las características de las heridas. Habría que ver ese informe. Lo justo, lo coherente es que en este caso, se acuse”, aseveró.

Angeles y el reino de la noticia deseada

Por JORGE LANATA – Publicado en Clarin el 29 de Junio del 2013

Investigación: JL/María Eugenia Duffard/Amelia Cole

Rocío Abigail Juárez tenía 22 años. Su cadáver se encontró el 4 de junio en Zárate: había sido violada, asesinada de un balazo en la cabeza y luego quemada.

Siete días después, el martes 11 de junio, apareció el cadáver de Angeles Rawson en la CEAMSE de José León Suárez. Estaba desaparecida desde el lunes. Son por demás conocidos los detalles de esta historia: el caso Angeles sufre de exceso de detalles. Lleva semanas en la prensa y representa lo que Miguel Wiñazki bautizó como “La noticia deseada” en el libro que lleva ese título. En el ensayo, Wiñazki analiza tres casos: el asesinato de Alfredo Yabrán, la muerte de Carlos Menem junior y el caso de los hijos del ex presidente Fernando de la Rúa.

En los tres, pese a las pruebas, el público generó una noticia diferente a la realidad. A pesar de que hemos mostrado las fotos de la autopsia de Yabrán por televisión –en América, durante un ciclo titulado “Por qué”– hay quienes todavía piensan que Yabrán está vivo y disfrutando de sus millones. En el caso de Junior, se demostró que los impactos de bala en el helicóptero en el que viajaba se habían producido después del accidente, pero muchos sostienen aún hoy que se trató de una venganza contra su padre. Y en cuanto a los hijos de De la Rúa copiándose sus exámenes, nadie lo creyó: en aquel momento –del primer diario Perfil– el público necesitaba creer en la honestidad del entonces presidente. “Esta era una noticia no deseada”, dice Wiñazki.“

Cuando falta información adviene la noticia deseada porque todo el mundo teje hipótesis. La noticia deseada es siempre la hipótesis más escatológica, macabra y en general relacionada con la conspiración. Y el periodismo, a veces, se doblega frente a la noticia deseada y se entrega a la opinión publica”, concluye.

Nadie decepciona sus propias expectativas.

“La gente tiene un culpable, ya decidió –le dice a Clarín Ricardo Canaletti, periodista de larga trayectoria en Policiales–; este caso es la peor publicidad que se le puede hacer al juicio por jurados, cosa que lamento, porque la gente ya tiene un preconcepto. No se la ha preparado”.

–Pero, y entonces: ¿fue el padrastro?

–No lo sé. Lo que me interesa ver es que el público está absolutamente empeñado en que no fue el portero. ¿Basado en qué? En la cara de ambos. La intuición general atrasa un poco: remite a Cesare Lombroso (Verona, 1835-Turín, 1909), un médico y criminólogo italiano representante del positivismo criminológico, llamado en su tiempo Nueva Escuela. Para Lombroso el delincuente tenía, siempre, tendencias innatas de orden genético, y éstas podían detectarse en los rasgos físicos: asimetrías craneales, formas de mandíbula, orejas, arcos superciliares, etc. Para decirlo de otro modo: había “ojos de asesino”, “boca de violador”, “nariz de ladrón”. “Para los criminales natos adultos no hay muchos remedios –escribió Lombroso en “Le piu recenti scoperte ed applicazioni della psichiatria ed antropologia criminale”–, es necesario o bien secuestrarlos para siempre, en los casos de los incorregibles, o suprimirlos, cuando su incorregibilidad se torna demasiado peligrosa”.

El público persiguiendo la noticia deseada y los medios en búsqueda del rating se niegan a ver las evidencias que involucran al portero, a saber:

1) Su declaración testimonial: el sábado 15, el encargado reveló: “El responsable de lo de Ravignani 2360 fui yo. Mi señora no tuvo nada que ver con el hecho”.

2) Las pericias indicaron que el perfil genético encontrado en los restos de piel hallados debajo de la uña de tres dedos (índice, mayor y anular) de la mano derecha de Angeles corresponde al ADN de Mangeri. “La ciencia coloca a Mangeri en la escena del crimen”, dijo Pablo Lanusse, abogado del padre de la víctima.

3) Mangeri incurrió en continuas contradicciones. “Tenía el cuerpo lleno de marcas, que podían haber sido realizadas por la víctima durante su defensa ante un ataque. Presentaba lesiones autoproducidas, posiblemente para enmascarar aquéllas que habría sufrido inicialmente con motivo de la violencia que ejerció contra la menor”, dijo la fiscal María Paula Azaro.

4) Los peritos del Cuerpo Médico Forense de la Corte establecieron que las lastimaduras que tenía el portero en su cuerpo no se correspondían con “torturas”, como él mismo había denunciado.

5) Mangeri aseguró que el día del crimen no salió de su departamento por un malestar estomacal. Se contradice con la declaración de un taxista que dijo que ese día lo trasladó durante cinco cuadras. El horario del viaje coincide con el momento en que se apagó el celular de Angeles, a las 21.50.

6) Durante su declaración testimonial, Mangeri dijo que trabajó martes, miércoles y jueves de la semana pasada en la obra de un edificio vecino. Pero el encargado suplente dijo que no lo vio.

7) Dominga Trinidad Torres, empleada doméstica, dijo que Angeles no fue a su casa el día que desapareció. Para la Fiscalía significa que Angeles ingresó al edificio, pero no al departamento.

8) Dos mujeres denunciaron que Mangeri era acosador.

9) Los vecinos coincidieron en que, el día del crimen, Mangeri les pidió por el portero eléctrico sacar la basura dos horas antes de lo habitual.

Nunca nada alcanza: “Fue el padrastro”, repite el público. “Debe haber sido”, insisten los medios atentos al minuto a minuto.

Del otro lado del televisor, millones de personas que no creen en absoluto en la Justicia ni en la Policía –y hacen bien en ser escépticos– asisten perplejos al desarrollo de esta novela de la vida real.

“Es un ángel que tiraron a la basura –le dijo a Clarín la psicóloga Silvia Alejandra Braida–; la gente no puede salir del asombro y la perplejidad. La fantasía social que se generó remite al ángel muerto. Algo difícil de tolerar, una situación que produce mucha vulnerabilidad”.

Si fue el padrastro, el miedo se circunscribe: todo queda en una familia enferma. Pero si fue el portero, si el portero mató al ángel y lo tiró a la basura, ¿qué hacemos con el miedo?

Caso Ciro Castillo a punto de cerrarse

Especialista concluye que estudiante cayó de manera accidental al tratar de recoger alguna prenda. Acusaciones contra Rosario Ponce deberían detenerse.

Caso Ciro Castillo llega al final y con ello esperamos que termine el linchamientro contra Rosario Ponce.

Publicado en La Primera el 29 de Junio del 2013

El catedrático de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), Alcides López Milla, concluyó que el fallecido estudiante Ciro Castillo Rojo, cuyo cuerpo fue encontrado en el nevado Bomboya del Cañón del Colca, en Arequipa, habría caído accidentalmente y sin intervención de terceros, desbaratando la tesis de que su acompañante en el viaje turístico, Rosario Ponce, fue la causante de su muerte.

López entregó esta conclusión luego que el Ministerio Público lo designara, a pedido de la fiscal que sigue el caso, Rosario Lozada Sotomayor, quien recibió el informe del catedrático en Física de la UNI antes de enviar su solicitud al juzgado de Chivay para que el caso sea archivado.

El especialista concluyó que lo más probable era que Castillo Rojo resbaló de manera accidental. Explicó que el estudiante habría caminado hasta una zona cercana al lugar donde fue hallado su cuerpo, y donde se habría sentado por un momento y posteriormente habría caído al barranco al tratar de recoger alguna prenda, de manera casual.

En la página 7 del informe, López Milla describe las condiciones del terreno y argumenta cómo llegó a la hipótesis de la caída accidental. “Ciro caminó por una zona peligrosa de aproximadamente 45 grados cuando cayó; es transitable, pero con mucho cuidado. La otra zona es de 80 grados de pendiente, con arena y piedras que facilitan el desprendimiento sin opción a aferrarse al suelo”, señaló el experto.

El documento de 24 páginas, entregado a la Fiscalía el pasado 25 de abril, señala además que se realizaron pericias a las diferentes prendas que llevaba el joven, como medias, chullo, guantes, casaca y pantalón. También revisó el registro de lesiones que tuvo el cuerpo de Ciro para tener una visión más amplia de lo ocurrido. En la página 13, el experto concluye que Ciro se sacó los zapatos antes de caer.

Esto echa por tierra la hipótesis de un gran sector de la prensa nacional, que durante mucho tiempo insistió en culpar a la joven Ponce López de la muerte de su expareja, quien fue denunciada también por el padre de este último, Ciro Castillo Rojo Salas, quien pese al inminente cierre del caso ratificó sus acusaciones e indicó que el informe presentado por otro perito anularía el fallo del juzgado de Chivay.

Dos peritajes revelan que Ciro murió por una caída y no porque lo empujaron

Fiscal tiene la palabra. En expediente fiscal figuran las pericias de Alcides López y del coronel PNP (r) Edmundo Miranda. La próxima semana se sabrá si fueron o no claves en la resolución de la fiscal para archivar o acusar a Rosario.

Por Carlos Herrera – Publicado en La República el 29 de junio de 2013

La investigación por la muerte de Ciro Castillo Rojo García Caballero tardó más de dos años. Durante el proceso hubo 45 pericias científicas, entre otras indagaciones. Según la fiscal encargada de la investigación, Rosario Lozada Sotomayor, estas pruebas fueron de enorme utilidad para tomar la conclusión final. Esta será sustentada en audiencia al juez de Investigación Preparatoria  de Chivay, Giancarlo Torreblanca.

Hay dos informes categóricos que sostienen la tesis que el joven murió a causa de una caída. El primero fue elaborado en noviembre de 2011 (un mes después de hallado el cuerpo de Ciro) por el perito forense coronel PNP en retiro, Edmundo Miranda Cabello. El segundo lo trabajó el docente de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), Alcides López Milla, en abril de 2013. La conclusión de ambos es que el estudiante se desbarrancó y no fue empujado por su expareja, Rosario Ponce López, lo que desvirtuaría la tesis inicial de la fiscal: que Ponce empujó a Ciro tras una discusión.

Caída mortal

Edmundo Miranda fue el primer perito que señaló que Ciro cayó accidentalmente. Este elaboró un primer informe en noviembre de 2011 junto a sus colegas Andrés Chavieri y José Maquera. Posteriormente Miranda hizo una ampliación de su pericia en diciembre de 2012. La teoría del especialista se centra en que el joven caminaba en la montaña el 5 de abril de 2011, en un terreno resbaloso e  inestable. “La caída (sentado) se inicia por un resbalón abrupto sobre superficie terrosa, suelta y lábil”.

Agrega que la forma de caída originó roturas de las prendas de vestir de abajo hacia arriba, “implica una caída del cuerpo con los pies hacia abajo y la cabeza arriba, en la forma de parado…  Primero rueda y llega  a un precipicio, cuya altura alcanza los siete metros. Entonces sufre una caída libre con violenta velocidad a la que se suma la fuerza de la gravedad.  El cuerpo  se deposita en una base y que impacta inicialmente con la palma de la mano derecha. Eso genera una mecánica de fracturas y daños corporales… Y su posterior muerte, concluye Miranda.

Refuerza teoría

La pericia que habría fortificado la tesis de que Ciro cayó y no fue empujado, la elaboró el doctor en Física y docente de la UNI, Alcides López Milla. El especialista llegó en abril de este año hasta el nevado Bomboya  (Caylloma). Realizó una inspección de la zona donde se encontró el cuerpo de Ciro.

La hipótesis final que emite indica que Ciro llegó a la zona donde empezó su caída. Se sentó, colocó su chullo a resguardo en el suelo y se sacó los zapatos para relajar los pies luego de la caminata. 

Debido a lo inestable del suelo, éste resbaló y empezó a caer. Llegó a un punto de vacío de una altura de 6 metros, donde terminó atascado en una piedra con múltiples lesiones que le causaron la muerte.

Acota que no existen posibilidades de que Ciro fuera empujado por otra persona. En este caso Rosario Ponce. Indica que si ello fuera así, Ciro hubiese caído con la cabeza hacia abajo, además que la mujer se hubiera precipitado con él.

Rol del Juzgado de Chivay en la resolución final del caso Ciro

Este lunes debe recepcionar el juzgado de Chivay la conclusión final de la investigación de la muerte de Ciro Castillo Rojo García Caballero. Ahí está decidido si la fiscal acusa a Rosario Ponce por la muerte de Ciro o archiva (sobreseimiento) la causa.

Una vez ingresado el documento, el juez de Investigación Preparatoria notificará a las partes del proceso (acusado y actor civil), para que revisen la pretensión fiscal. Luego de diez días y evaluando la carga de audiencias de Investigación Preparatoria se fijará fecha para la audiencia de control de requerimiento.

De ser una acusación, la fiscal fundamenta sus razones, detalla las pruebas que llevará a juicio, además de los testigos que declararán en éste. Si fuese el sobreseimiento, la fiscal explica las causas e indica las pruebas realizadas en la investigación, que no lograron acreditar el ilícito.

En ambas situaciones, la resolución que emita el juez, puede ser apelada a la Sala de Apelaciones de Arequipa. Debido a la carga procesal de las dos salas de apelaciones, la audiencia se programaría después de 3 meses de ingresada la apelación.

Los juicios mediáticos: ¿y la presunción de inocencia?

Por María del Pilar Tello – Publicado en Generacción.com el 28 de Junio del 2013

El Congreso ecuatoriano controlado por Rafael Correa aprobó la Ley de Comunicación que tenía cuatro años de incubación. Las críticas a dicha norma han venido de la oposición pero también de organismos internacionales, hasta el punto de ser calificada como ley mordaza.

Entre los artículos más controvertidos están los referidos al delito de “linchamiento mediático”, definido como la “difusión de información que, de manera directa o a través de terceros, sea producida de forma concertada y publicada reiterativamente a través de uno o más medios de comunicación con el propósito de desprestigiar a una persona natural o jurídica o reducir su credibilidad pública”. La pena por este delito es pedir disculpas “en el medio o medios de comunicación, en días distintos, en el mismo espacio, programas, secciones, tantas veces como fue publicada la información lesiva al prestigio o la credibilidad de las personas afectadas”. No parece tan grave.

Pero no solo hay inquietud por la ley ecuatoriana. En España han considerado preocupante que la resolución adoptada por un juez o un jurado popular pueda verse condicionada por el prejuicio formado por los medios, en la opinión pública, durante la instrucción sumarial o la celebración del juicio. Por ello han previsto dar al juez la facultad de requerir a un medio de comunicación el cese de la publicación de informaciones que comprometen gravemente el derecho a un proceso justo o a los derechos fundamentales de los afectados.

Este condicionamiento, que para muchos afecta la libertad de expresión, está haciendo un camino en el sentido común al punto que en el foro El papel de los medios durante los procesos penales, organizado por la Asociación de la Prensa de Madrid, se señaló que el periodista es un historiador de la realidad diaria cuya primera preocupación es la verdad, y que el ejercicio del periodismo suscita en numerosas ocasiones un conflicto entre derechos fundamentales. Se refieren los hispanos a los llamados “juicios paralelos” o “juicios mediáticos” figuras de hecho emparentadas con el famoso “linchamiento mediático” de la ley ecuatoriana. En España han encontrado una solución legislativa al conflicto posible entre el derecho a la información y el derecho a la tutela judicial efectiva.

Como bien dice el ex presidente Carlos Mesa Gisbert, político y reconocido periodista boliviano, los hombres y mujeres de la información nos hemos convertido en jueces sumariales, rol alejado de la justicia, que debemos evitar en tanto implica una violación a la presunción de inocencia, garantía obtenida en siglos de lucha.

Para el ministro español Gallardón “los medios de comunicación y el sistema judicial se superponen, se influyen y chocan cuando comprometen el derecho a la presunción de inocencia, que es una condición para que haya un juicio justo, o el derecho a la información, que es un derecho medular en una sociedad avanzada como la española”.

Y por casa, ¿cómo andamos? No queremos leyes reguladoras sobre juicios o linchamientos mediáticos pero aceptamos complacientemente que algunos medios ataquen o liquiden personajes sin presunción de inocencia alguna. Sin ir más lejos ahí está el caso de Rosario Ponce, sentenciada a priori por los medios, por la muerte de Ciro Castillo. Le dedicaron un tratamiento duro y destructivo, con múltiples primeras planas, que de seguro le ocasionaron un daño imposible de reparar. Pero el Ministerio Público acaba de archivarlo. ¿Quién le devuelve el tiempo y el dolor por un tratamiento injusto de los medios en el tribunal de la opinión pública?.

Comencemos, entonces, por priorizar la autorregulación e instalar instituciones que la perfeccionen, protectoras de derechos como el Defensor del Lector o de la Audiencia. Nos evitaremos problemas.

El AFSCA evalúa sanciones por la cobertura periodística del caso Ángeles Rawson

Publicado en Terra el 28 de junio de 2013

La Autoridad de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) anunció hoy que evalúa aplicar sanciones a algunos medios de radio y televisión por la cobertura periodística del asesinato de la joven Ángeles Rawson.

Luego de que el Observatorio de Discriminación en Radio y TV dependiente del AFSCA señalara en un informe que el tratamiento del caso resultó “violatorio de los derechos de las niñas y las mujeres”, el titular del organismo, Martín Sabbatella, ordenó a la Dirección de Fiscalización y Evaluación “actuar con la mayor celeridad para tipificar las posibles infracciones” de acuerdo a la ley de medios “y la inmediata aplicación de las sanciones correspondientes”.

Según el documento elaborado por esta dependencia del AFSCA, “la exposición de detalles morbosos y la realización de supuestas pruebas para emular lo que habría sucedido en el asesinato de la niña Ángeles Rawson, constituyen una espectacularización del hecho que no colabora con la averiguación de la verdad material”.

“La permanente búsqueda por la primicia debe manejarse con responsabilidad. Asimismo, que tanto en radio como en TV, distintos programas bajo diversos formatos hayan hecho humor con el tema resulta muy alarmante”, agregó la dependencia.

Y remarcó que “a la luz de la normativa vigente” (esto es la Ley N° 23.592 de Actos discriminatorios; Ley N° 26.061 de Protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes; Ley N° 26.485 de Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales; y Ley N° 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual) “el tratamiento brindado a las noticias y otras cuestiones relativas al asesinato de Ángeles Rawson ha sido violatorio de los derechos de las niñas y también de las mujeres”.

Así, por ejemplo, remarcó que “la publicación de información que la niña hubiera brindado en redes sociales constituye parte de su intimidad y de modo alguno debiera haber sido difundida, ya que expresamente la Convención sobre los Derechos del Niño -con jerarquía constitucional en nuestro país- protege la privacidad de los niños y de las niñas”.

“Por otra parte, se debe evitar la sobreexposición mediática de los/as jóvenes, por ejemplo, el hecho de entrevistar a los/as compañeros/as de Ángeles, sin preservar su identidad, constituye una exposición abusiva. Estas entrevistas fueron luego repetidas en otros medios”, apuntó el organismo.

Además, el Observatorio repudió la reproducción realizada por algunos medios televisivos de las imágenes del cadáver de la niña, publicadas en el diario MUY.

“El tratamiento que recibió el caso en noticieros, programas periodísticos, de chimentos y aún en algunos de humor se espectacularizó, se mostró de manera obscena y morbosa, pero la difusión de estas últimas fotografías excede todo límite ético. Llamamos a la reflexión sobre la responsabilidad de reproducir tales imágenes y discursos”, sostuvo el comunicado.

El Observatorio de Discriminación en Radio y TV del AFSCA está integrado por un equipo profesional interdisciplinario, asesorado técnicamente por el Instituto Nacional contra la Discriminación, la xenofobia y el racismo (INADI) y el Consejo Nacional de las Mujeres (CNM).

Caso Ciro: Dictamen Mixto

Por Victorio Neves de Baers – 28 de Junio del 2013

Esta nota evalúa la probabilidad de que la Dra. Lozada, Fiscal a cargo del caso, haya emitido un dictamen mixto, es decir ordenado archivar la denuncia por homicidio, y al mismo tiempo haya emitido una resolución acusando a Rosario Ponce por otro delito.

indiciosLa acusación de homicidio perdió su sustento al considerarse la pericia del físico Alcides López Milla, en cuyo informe se descarta la hipótesis del empujón y se da más crédito al accidente. Además esta hipótesis ya había perdido su evidencia más importante al comprobarse que no existía el tercer guante, el cual era la prueba determinante que ponía a Rosario Ponce en la escena de la muerte de Ciro Castillo. Sin embargo la ausencia del tercer guante, no eliminaba totalmente la teoría del homicidio, lo que sí logra la pericia de López Milla.

El sobreseimiento de la acusación por homicidio deja en el aire los indicios de las peleas entre los jóvenes estudiantes en el Cusco, y la supuesta discusión en el Colca, pues estos servían para dar fuerza o motivo al supuesto empujón.

¿Cuál sería la acusación sobre Rosario Ponce que la Fiscal habría incluido en su informe?

Considero que los elementos del tipo “abandono de persona en peligro”  o “denegación de auxilio y socorro” podrían encontrarse presentes en el informe fiscal. Para ser más precisos, son los elementos que se encontraban en la resolución fiscal de Octubre 2012 y que aún se mantendrían en pie, es decir no hay motivo para haberlos retirado, como sí lo deben haber sido la teoría del empujón y la existencia del tercer guante:

La sobrevivencia

El punto de la sobrevivencia, presente en la resolución anterior, no servía para demostrar el delito de homicidio, sino para demostrar que Rosario mentía, pero era un punto absurdo porque Rosario fue rescatada viva, prueba de que sobrevivió, por lo tanto esa hipótesis era un apéndice innecesario, como lo sería también ahora.

Rosario nunca se separó de Ciro

“… quien se va a buscar “ayuda” lleva consigo sus efectos personales (canguro) y Rosario indicó que Ciro solo se quitaba el canguro para dormir, donde tenía sus billetera y su DNI, corroborándose una vez más que Rosario nunca se separó de Ciro”.

Rosario fue testigo del accidente

“… que Rosario haya dado cuenta sobre la ubicación y lesiones que podría presentar Ciro, como así lo hizo conocer a Teresa Pilco Condori (integrante de Bomberos Unidos Sin Fronteras). Si se advierte que quien no sabe de la ubicación de una persona ni lo que le hubiese pasado pueda suponer una posibilidad tan particular y exacta (lugar y lesiones en el cadáver de Ciro), salvo que haya sido protagonista del hecho precedente. …”

En este párrafo se podría cambiar la última frase “protagonista del hecho precedente” por “testigo del hecho precedente”.

Si la Dra. Lozada es coherente con su resolución anterior, bien podría haber seguido sosteniendo en pie estos dos puntos, que Rosario nunca se separó de Ciro y que fue testigo del accidente, y por lo tanto podría acusarla por abandono de persona en peligro.

Puntos en contra

  • El testimonio de Rosario, que ella se quedó esperando en el lugar de las mochilas.
  • No hay ninguna evidencia de que Rosario estuvo en el lugar del hallazgo del cadáver de Ciro.
  • Si Rosario estuvo presente, ¿cómo salió de allí?, es increíble que Rosario, sin ayuda, haya podido escalar o bordear el precipicio y los acantilados para regresar cargando las dos mochilas y la bolsa de dormir hasta el lugar de las mochilas.
  • Ciro murió instantáneamente y por lo tanto no pudo comunicar su situación a Rosario. Existió un testimonio inicial de que Ciro agonizó por 8 horas, sin embargo al exponerse las pericias, la teoría de la muerte instantánea fue la que se sobrepuso.
  • Entre el lugar de las mochilas, donde sí hay evidencia que estuvieron los jóvenes universitarios, y la escena del hallazgo habría unos 500 metros no lineales, y entre ellos una cima y un abismo. Si Rosario permaneció en el lugar de las mochilas, es bastante probable que no haya escuchado caer a Ciro, considerando que la hora de su muerte no es conocida con certidumbre, y por lo tanto no se sabe si las condiciones ambientales, como lluvia, viento u otros favorecerían o no que Rosario haya podido escuchar la caída o algún grito de auxilio.

También uno podría preguntarse ¿cómo se acusaría de “abandono de persona en peligro” si la víctima estaba muerta?, esto basado en que murió instantáneamente; no tengo la respuesta, porque se podría arguir que Rosario no sabía que estaba muerto, y por lo tanto la intención de no ayudar podría contar como “abandono de persona en peligro”; pero nunca estudié derecho, tampoco torcido, y mis especulaciones al respecto serían más desacertadas que nombrar a Chinguel como jefe del INPE.

El Juez de Chivay debe comunicar el resultado del dictamen fiscal a las partes en el transcurso de 10 días hábiles a partir de que lo recibe que será este Lunes 1ero. de Julio.

Presentan un petitorio contra la exposición de la vida privada de Ángeles

Claudia Fernández Chaparro, integrante del Plenario del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, presentará hoy un petitorio ante el juez que lleva la causa por el asesinato de la adolescente para solicitar que “se tomen medidas para evitar la exposición mediática a la que se encuentra sometida la vida privada” de la menor.

Publicado en Noticias Tucumán el 28 de Junio del 2013

El escrito será presentado en la Fiscalía en lo Penal de Instrucción Nº 35 que lleva adelante la causa por la muerte de la adolescente de 16 años que fue encontrada asesinada el 11 de junio en un predio de la CEAMSE, en la localidad bonaerense de José León Suárez.

Mediante el documento, Fernández Chaparro solicita que “se arbitren las medidas necesarias para evitar la propalación de información en los medios de comunicación masiva, que afecten la intimidad, la moral y/o vulneren derechos con manifestaciones sobre detalles de la vida privada o sobre las circunstancias que dieron lugar a la muerte de Angeles Rawson, como así también se preserve la identidad de cualquier otra persona menor de 18 años vinculada a la investigación en curso”.

El petitorio precisa que desde el descubrimiento del cuerpo de Angeles “en todos los medios de comunicación masiva se han difundido sin ningún cuidado información, fotos, redes sociales, documentación de la investigación penal, datos de su vida sexual, imágenes que ponían el acento en su orientación sexual”.

Fernández advirtió que también se tomaron y difundieron “declaraciones de los compañeros de colegio sin preservar su identidad, videos de Angeles, múltiples manifestaciones con detalles sobre la vida privada o sobre las circunstancias que dieron lugar a su muerte”.

Fernández Chaparro remarcó que la Constitución Nacional “en su artículo 75 inciso 22 incorpora la Convención Internacional sobre Derechos del Niño” normativa que establece “la prohibición de injerencias arbitrarias o ilegales en la vida privada de los niños y a la protección de la ley contra dichas injerencias”.

Asimismo, destacó que la ley 26061 de Protección Integral de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y la ley 26522 de Servicios de Comunicación Audiovisual en su artículo 70 establece que se “deberá evitar contenidos que promuevan o inciten… o que menoscaben la dignidad humana o induzcan a comportamientos perjudiciales para el ambiente o para la salud de las personas y la integridad de los niños, niñas o adolescentes”.

El marco normativo señalado “tiene el claro objetivo de resguardar la intimidad de los niños evitando la injerencia arbitraria e ilegal en la misma, tanto por las autoridades como por los individuos, ya que no respetar la esfera privada del individuo implica ocasionar daños en el entorno familiar y comunitario”, aseguró la consejera.

Padre de Ciro Castillo: Sería incoherente si libran a Rosario Ponce de responsabilidades

Ciro Castillo Rojo Salas dijo que sería impropio e incoherente si es que la fiscal encargada del caso libra a la universitaria de toda responsabilidad.

Publicado en Peru.com el 28 de junio del 2013

“Después de tanto tiempo de acopio de afirmación. Incluso ni sus abogados le creen a Rosario. Sería absolutamente impropio que sea la fiscal la que le crea. De que la exculpen totalmente, no creo que así sea. Sería absolutamente incoherente”, dijo en Buenos Días Perú.

Sin embargo, aseguró que si la Fiscalía decide no acusar a Rosario Ponce, la familia del joven desaparecido en el Colca apelará.

“La ley prevé una serie de mecanismos. Se puede apelar”, indicó.

Se refirió al peritaje realizado por el profesor de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) Alcides López Milla, que indica que Ciro Castillo no habría sido empujado, sino que su caída se habría debido a que caminó por una zona peligrosa.

“Si ha caminado él por esa zona, también caminó Rosario. Si cayó él, por qué no se cayó Rosario. Quedan unas cosas en el tintero. Creo que la persona que estuvo hasta el final con Ciro fue Rosario”, puntualizó.

Finalmente, indicó que si está equivocado en sus afirmaciones, “haré absolutamente todo lo posible para resarcir”.

Perito confirma que Ciro se cayó y no lo empujaron

Físico concluyó que Ciro caminó por un terreno muy difícil, sin posibilidades de aferrarse al suelo.

Publicado en Peru21 el 28 de Junio del 2013

Antes de emitir su pronunciamiento final, la fiscal María del Rosario Lozada, que investigó la muerte de Ciro Castillo Rojo, pidió la participación de un experimentado físico. El Ministerio Público nombró al profesor de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) Alcides López Milla, quien, tras revisar diversas pericias y analizar el lugar donde murió el universitario, concluyó que lo más probable es que el joven cayera solo.

“El doctor en física nos ha hecho el peritaje que ha servido para que podamos tomar esta decisión”, reveló la fiscal Lozada al confirmar el término de la investigación preparatoria y anunciar que ha remitido su decisión final al juez de Chivay, Giancarlo Torreblanca.

El informe de López Milla consta de 24 páginas y fue entregado a la Fiscalía el pasado 25 de abril. En el reporte, el físico hace un preciso análisis de las pericias practicadas a las prendas: medias, chullo, guantes, casaca y pantalón. También revisó el registro de lesiones que tuvo el cuerpo de Ciro.

En la página 7 del informe, que describe las condiciones del terreno, López Milla arriba a su primera conclusión: “Ciro caminó por una zona peligrosa de aproximadamente 45 grados cuando cayó; es transitable, pero con mucho cuidado. La otra zona es de 80 grados de pendiente, con arena y piedras que facilitan el desprendimiento sin opción a aferrarse al suelo”.

En la página 13, el experto analiza el misterio de los zapatos y concluye que Ciro se los sacó antes de caer.

Para Gonzalo Bellido, abogado de Rosario Ponce, las conclusiones de López Milla respaldan la inocencia de su defendida pues no se encontró ningún tipo de evidencia que la vincule con la muerte de su exenamorado.

Sin embargo, el padre del estudiante adelantó que si la fiscal pide el archivo de la investigación, apelará el fallo. “Sería una incoherencia por cuanto la prueba del delito más importante, el cuerpo, la hemos presentado”, anotó.

SABÍA QUE

– El requerimiento enviado por la fiscal al juez de Chivay será revisado por el magistrado, quien notificará a las partes en un plazo máximo de 10 días.

– Luego, el magistrado convocará a una audiencia en la que se decidirá si Rosario Ponce va a juicio o se archiva la investigación.