Por la sensibilidad del tema, la nota fue cerrada a comentarios

http://www.lanacion.com.ar/1591932-comenzaran-a-declarar-como-testigos-los-familiares-de-angeles

Con los resultados de los peritajes de los elementos secuestrados en el allanamiento a la vivienda de Ángeles, en Ravignani al 2300, y las declaraciones testimoniales, la fiscal podría decidir si existen pruebas para imputar a alguno de los integrantes del entorno de la adolescente.

Efectivos de la División Homicidios de la Policía Federal secuestraron en lo de Ángeles un par de zapatillas blancas y un morral. Este hallazgo confirmaría que, luego de salir de la clase de educación física, la joven pasó por su casa, se cambió las zapatillas y dejó el morral. Esto se contrapone con la versión que aportaron algunos miembros de la familia cuando realizaron la denuncia por la averiguación de paradero entre la noche del lunes y la madrugada del martes.

¿Ángeles conocía a quien la mató?

Aunque los investigadores todavía no pudieron determinar quién mató a Ángeles ni por qué, el informe de la autopsia estableció que la adolescente no se habría defendido, por lo que se sospecha que conocía al asesino. Tampoco se encontró la escena del homicidio, aunque se presume que sería cerca de su casa.

Por la sensibilidad del tema, la nota fue cerrada a comentarios.

5 comentarios en “Por la sensibilidad del tema, la nota fue cerrada a comentarios

  1. La que está cerrada a comentarios es la nota del diario online argentino “La Nación” (todas sus notas acerca del caso están cerradas).

    La nota en este blog no está cerrada a comentarios, los cuales son bienvenidos, entendiéndose que no espero especulaciones sobre el crimen, sino sobre el tratamiento de parte de la prensa y la opinión pública, ante tragedias como ésta.

    Una reacción diferente es la de Clarín, que sí permite comentarios en sus notas, por ejemplo:

    http://www.clarin.com/policiales/Confirman-Angeles-volvio-casa-asesinada_0_937706345.html

    • sinceramente crees en lo que dices? No se esperan especulaciones sobre el crimen? Como en el Colca?

      Estàs desfasado en el tiempo. Hubieras sido un gran funcionario del Sinamos de la època de Velasco. Te aviso que para tu “perfil” hay bastante chamba en Venezuela y Ecuador.

  2. De Adriana Schettini:

    …Se habló entonces de “un giro sorprendente” en la investigación. Y a propósito de esa frase tantas veces repetida, el periodista Luis Novaresio se preguntó anoche en “Animales sueltos” (América): “¿Hubo un giro espectacular o nosotros nos adelantamos?”. Tras aclarar que se consideraba parte de lo mismo que iba a cuestionar, Novaresio planteó un asunto espinoso: ¿Cómo se conjuga la necesidad de informar sobre una causa bajo secreto de sumario y el cuidado por no prejuzgar ni lanzar en la tele hipótesis descabelladas?

    No es fácil, creo. El periodismo siempre ha tenido que investigar los casos policiales que están bajo secreto de sumario acudiendo a sus fuentes y evaluando el grado de confianza que ellas le merecen antes de publicar los datos obtenidos. “Telefe Noticias”, por ejemplo, anoche consiguió y emtió el video grabado por una cámara de seguridad en el que se ve a una adolescente, que sería Ángeles, caminando por la cuadra de su casa después de terminada la clase de gimnasia. Así funciona desde siempre la tarea periodística: buscando datos.

    Pero en estos tiempos, el asunto se ha complicado. Con la presión constante del rating medido minuto a minuto, cuando un homicidio conmociona a la sociedad como lo hizo el de Ángeles, la exigencia de tratarlo en la tele durante horas y horas lleva a seguir hablando del caso incluso durante los períodos en los que no se cuenta con nuevos datos para informar. Allí comienza entonces lo que hemos visto por momentos ayer: las charlas de café televisadas acerca de impresiones subjetivas, análisis psicologistas, conclusiones express.

    Para mayor dificultad, la tele ahora tiene que aprender a manejarse con el rebote de sus dichos en las redes sociales. Desde tiempos inmemoriales, los crímenes despiertan el morbo en los humanos. Y además, el impulso a hablar de ellos, a opinar. Pero lo que antes no pasaba de una charla de sobremesa o un cotilleo de oficina, ahora se expresa en las cajas de resonancia que son Twitter o Facebook, un espacio virtual donde cualquiera se siente juez, fiscal o abogado defensor por un rato. Entonces, comienza el mecanismo de retroalimentación, un perro mordiéndose la cola. En la tele, cuando no hay datos para dar, se instala lo que llaman el debate, es decir, una discusión en la que opinan de igual a igual un médico forense, una vedette, un ex juez o un cronista de espectáculos. Las redes sociales reaccionan de inmediato con una lluvia de comentarios al paso y en tiempo real sobre lo que cualquiera de todos ellos ha dicho en la pantalla. Y la tele retoma el guante: informa que “la gente está diciendo en Twitter y en Facebook que…”. Eso está sucediendo con el crimen de Ángeles Rawson. La televisión está ante un nuevo desafío: encontrar la manera de cubrir los casos policiales con rigor en una época marcada por el vértigo y la inmediatez….

Deje un comentario (no es obligatorio el email)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s