Caso Ciro: Pericia del Físico de la UNI descarta tercera persona y empujón

Algunos párrafos del informe de 24 páginas:

Título:

INFORME PERICIAL FÍSICO DE LAS FUERZAS QUE PRODUJERON EL MOVIMIENTO QUE OCASIONÓ LA MUERTE DE CIRO CASTILLO-ROJO GARCÍA-CABALLERO

Autoridades solicitantes:

Judy Jenny Rodríguez García, Fiscal Provincial Penal 2FPPC-Arequipa

Edén Apaza Mamani, Fiscal Provincial Adjunto 2FPPC-Arequipa

Perito designado

Alcides Agustín López Milla, Doctor en Ciencias con mención en Física, identificado con DNI xxxx2680, con Domicilio Laboral en la Av. Túpac Amaru Nro. 210, Facultad de Ciencias, Lab. de Microscopía Electrónica, Rímac, Lima.

Primera conclusión

El terreno por donde se desplazó el cuerpo de CCRGC consiste de una zona alta de 45° de pendiente, deleznable, pero transitable con mucho cuidado, la otra zona B más baja de 80° de pendiente, muy deleznable, con arena y piedras que facilitan el desplazamiento sin opción de aferrarse al suelo, alternada por piedras grandes que dificultan el desplazamiento, pero con alta probabilidad de que cualquier objeto que caiga pueda llegar hasta la profundidad del abismo.

Segunda conclusión

El cuerpo de CCRGC ha tenido un desplazamiento con velocidades y aceleraciones variables, trayectoria zigzagueante debido a las probables múltiples colisiones experimentadas hasta quedar atrapado en una roca sobresaliente.

Tercer Grupo de Conclusiones

A) La forma de desgaste y roturas de las medias, el patrón recurrente y abundante del aplastamiento de la pasta terrosa por el pie contra la planta de los zapatos, evidenciados por la microscopia electrónica de barrido, inducen fuertemente la hipótesis de que el desplazamiento del cuerpo se inició sin zapatos y debilita la hipótesis de que los haya perdido al inicio, la no aparición de los zapatos es consistente con la primera hipótesis ya que pudieron haber caído junto con CCRGC pero no pudiendo quedar atrapados junto al cuerpo.

B) El patrón recurrente de las roturas, de abajo hacia arriba, de sus prendas de vestir y del jaloneo hacia arriba de sus casacas, inducen la hipótesis de gran probabilidad de que el desplazamiento del cuerpo de CCRGC fue mayoritariamente en forma vertical (cabeza arriba) y con giros en el eje vertical corporal.

C) La posición de la basta de la pernera izquierda por encima de la rodilla, es consistente con el hecho de que previo a la caída se los haya remangado ya que es muy poco probable de que esto ocurra durante una caída brusca y sin rasgaduras en la parte baja de la pernera izquierda del pantalón.

D) La posición de cúbito ventral final, sobre la mano izquierda y la casaca levantada hacen bastante probable que alguna herida aun sangrante en su posición final, haya mojado el lado izquierdo y manga izquierda de la casaca, que una vez extraída y examinada, dicha casaca da la impresión de que el sangrado haya ocurrido estando de pie, hipótesis que da escaso margen a la última situación: del sangrado estando de pie.

La figura 21 muestra el chullo de CCRGC, se nota a primera vista una posición incompatible con el enganche debido a alguna rama o piedra, más bien se nota una posición de resguardo como tratando de evitar que el viento se lo lleve, la posición es difícilmente compatible con que haya sido parcialmente tapado por una pequeña avalancha o corrimiento de piedras, esta situación induce a crear la hipótesis de que el chullo fue colocado en esas condiciones a fin de evitar que sea llevado por el viento.

La figura 22 muestra el guante derecho de CCRGC, el informante ha constatado que es el guante pareja del guante izquierdo mostrado en la figura 19 y que además en esta fotografía, se nota que el forro negro al que hace mención la referencia [4] sobre el guante izquierdo (y que el informante también ha constatado), se encuentra desplegado fuera del guante. La posición del forro del guante casi íntegramente desplegado fuera del guante no es compatible con un jaloneo o arranque brusco de la mano, además de que no se observan rasguños en dicho guante, por el contrario es compatible con una extracción realizada con los dientes o con la mano izquierda, adicionalmente, el guante puede haber cambiado de lugar por acción del viento durante los meses que duró la búsqueda del cuerpo de CCRGC, para un observador que sólo ve la foto es fácil confundir de que se trata de dos guantes diferentes, cuando se trata únicamente del guante derecho.

Cuarto Grupo de Conclusiones

A) La forma en que fue encontrado el chullo no es compatible con que haya sido arrancado de la cabeza de CCRGC durante una caída brusca, por el contrario la forma en que se encuentra a resguardo del viento hace deducir la hipótesis de que fue colocado adrede en la forma y posición encontrada

B) La forma en que se encontró el guante derecho con el forro interior totalmente desplegado hacia afuera, no es compatible con un arranque o liberación de la mano de forma brusca, sino por el contrario es más probable la hipótesis de que haya sido extraída con ayuda de los dientes o con la mano izquierda.

Hipótesis formulada sobre el desplazamiento del cuerpo de CCRGC

A partir de los resultados observacionales, de la información recabada en forma fotográfica, de pericias especializadas, del reconocimiento del lugar de los hechos y opiniones vertidas por los rescatistas presentes en el reconocimiento, se propone la siguiente hipótesis de la secuencia del hecho ocurrido durante los últimos minutos de vida de CCRGC.

Las opciones más probables de ocurrencias han sido analizadas, detalladas y presentadas en las conclusiones parciales de la sección 1 del presente informe, éstas en forma resumida nos presentan la siguiente Hipótesis del desplazamiento final del cuerpo de CCCRGC.

Hipótesis final sobre el desplazamiento del cuerpo de CCRGC

A) El desprendimiento temprano de los zapatos, la colocación del chullo a resguardo del viento, el guante derecho extraído en forma adrede y sin rasguños, la desaparición de los zapatos, y el remangamiento de la pernera izquierda del pantalón sobre su rodilla izquierda, sugiere la siguiente hipótesis:

El joven CCRGC llegó hasta la posición del chullo cansado e íntegro, se sacó el chullo y lo puso a resguardo del viento, se quitó el guante derecho y con la mano derecha se desató los zapatos (acción que resulta dificultosa hacerla con los guantes puestos) que los puso a su costado, se remangó la pernera izquierda del pantalón encima de la rodilla, iniciando así un descanso, ventilación y aflojamiento para los pies, situación totalmente compatible y normal luego de una caminata.

B) Las condiciones peligrosas del terreno, la elevada pendiente y lo resbaladizo del terreno sugieren lo siguiente:

Basta un pequeño deslizamiento de la persona para iniciar un desplazamiento sin posibilidad de aferrarse a terreno o roca firme, dicho desplazamiento inicial puede ocurrir estando de pie, sentado o recostado, la necesidad de que el inicio de la caída sea provocada por otra persona es poco probable, debido a lo inestable y peligroso del terreno, situación que abre la posibilidad a un gran número de posibles causantes, como por ejemplo: caída de una piedra desde la parte superior de CCRGC y que haya hecho un movimiento brusco para evitarlo, o que se haya caído el zapato y haya tratado de rescatarlo, etc. Será muy difícil establecer con certeza el motivo o la fuerza que ocasionó el desplazamiento inicial y sin retorno de CCRGC.

C) Las rasgaduras de sus prendas de vestir, las casacas tiradas para arriba, las roturas y ensuciamiento de las medias sugieren lo siguiente:

El desplazamiento se hizo manteniéndose el cuerpo mayoritariamente en posición vertical (cabeza arriba) y girando sobre el eje corporal vertical.

D) Lo accidentado de la superficie de desplazamiento, con piedras pequeñas y arena, la presencia de rocas grandes firmemente incrustada al cerro y las múltiples lesiones traumáticas y graves en la cabeza, brazo, pierna derecha, etc., sugieren lo siguiente:

El cuerpo de CCRGC que se desplazó cerca de 50 metros a partir del punto C, lo hizo con el cuerpo en forma vertical, con la cabeza arriba, con múltiples choques, rodamientos, rapones, arrancamiento de sus prendas de vestir, cambiando erráticamente su posición, velocidad y aceleración, durante las probables múltiples y sucesivas colisiones es probable que haya experimentado los diversos traumatismos encontrados en las pericias, todos totalmente compatibles con aquellos provocados por caídas equivalentes de altura aproximadas de 4 a 6 metros, tal como han sido calculados apropiadamente por G. Dávila [6], hasta quedar finalmente atrapado con heridas mortales, en una roca saliente, dicho desplazamiento, acompañado de piedras y arena probablemente haya tardado pocos segundos.

3. Conclusiones

Las deducciones hipotéticas realizadas a partir de una amplia información así como estudios del terreno, de las prendas de vestir, de los traumatismos experimentados, de las pericias seguidas, etc., hacen formular y concluir con lo siguiente:

Alrededor de 200 metros más arriba del punto donde se encontró el chullo es un terreno calificado por los rescatistas como difícil y peligroso, el joven CCRGC es probable que se haya arriesgado a bajar hasta muy próximo a las paredes de desbarrancamiento en forma temeraria, la presencia de otra persona hasta o cerca de dicho punto no sugiere una condición necesaria para iniciar el desbarrancamiento, es una zona que al menor descuido de una persona, aun experimentada, puede iniciar por sí mismo un deslizamiento mortal.

El hecho de haberse desplazado casi en su totalidad con el cuerpo en forma vertical y la cabeza arriba, disminuye la probabilidad de que alguien lo haya empujado, ya que si hubiera sido empujado estando parado de frente o de espaldas al abismo, existiría gran probabilidad de que el cuerpo se hubiera desplazado cabeza abajo, si hubiera sido empujado estando sentado o echado en el suelo, habría requerido una fuerza considerable y la probable caída de ambos.

El presente informe es una apreciación deducida a partir de toda la información acumulada que se haya podido analizar y sacada conclusiones coherentes y compatibles con las leyes naturales del movimiento.

Lima, 22 de Abril de 2013

Vea el documento original en versión PDF

8 comentarios en “Caso Ciro: Pericia del Físico de la UNI descarta tercera persona y empujón

      • No debería hacerlo por lo que le diga nadie, sino por la verdad.

        Hay un “testimonio” de Ciro a través de un medium que dice que Rosario por celos le golpeó con una pala en la cabeza y lo envió al abismo, con psicografías incluídas; hay videntes que dicen que Rosario le mató, hay decenas de psicofonías que indican la culpabilidad de Rosario; por último hay un vidente que hace dos semanas dijo que Rosario tenía que ver en su muerte, y la madre de Ciro dijo “muy tarde se dió cuenta mi hijo”.

        Hay “máximas de la vida y la experiencia” ajenas a la racionalidad que demuestran la parcializacion de la Dra. Lozada.

        No hay tercer guante, no hay empujón, no hay tercera persona, no hay temperaturas bajo cero, documentadas en las pericias de profesionales que indican que no existió un crimen.

        • Y también está el “imaginario popular”, gente que inmaduramente no quiere defraudar a sus fantasías (ya dije quinientas veces “no se cayó solito”).

          Y también está el millón de soles y las fantasías en que se lo gastaría.

          Y también está el “60% del abanico del espectro político” que ahora se ha convertido en “nadie me ha invitado”.

  1. Si la fiscal dice la verdad como tu dices, la linchan! Tienes razón, Ciro se cayo solito por tonto y marihuano. La imputada es una santa, siempre dijo la “verdad”, ayudo a mas no poder a la investigación y el papa de Ciro es un criminal muy necio que nunca desistió en la búsqueda de su hijo y ahora por querer saber que paso realmente. Si tu tienes toda la razón, la fiscal esta parcializada y todos los peritos y demás personas que dicen que a Ciro nadie lo empujo. Papa Ciro, familia y fiscal malos, irresponsables, necios, etc, etc. U.U Lo hice bien Victorio? Gracias!!

    • La verdad es una sola, y yo no soy dueño de ella.

      Si la fiscal dice la verdad, el que la “linche” o critique por ello se constituye en enemigo de la verdad.

      Yo he aplaudido muchas veces las correctas actuaciones de los operadores de justicia.

      Cuando se conocieron los detalles de la resolución fiscal de Octubre 2012, yo los critiqué con argumentos en las notas “Informe Lozada – El diablo en los detalles”, cuando la Fiscalía se enemistó con la verdad de la no existencia del tercer guante por más de 150 días, la critiqué duramente, con razonamientos, al punto de sugerir que estaba cometiendo prevaricato y que estaba parcializada. En ningún momento he agredido con algún epíteto o etiqueta a la Fiscal; lo digo porque “linchar” tiene que ver con un acto abusivo, cometido por un grupo, y amistado más con la prepotencia que con la razón.

      Sobre que Rosario siempre dijo la verdad, yo no pongo mis manos al fuego por ella, pero no encuentro ninguna contradicción en sus declaraciones luego de ser rescatada en el Colca. Varias veces hice esta pregunta en foros, y nunca nadie me respondió apropiadamente ¿Cuál es la principal contradicción o mentira de Rosario?

      Repito, no creo que Rosario sea una santa, y tampoco la defiendo, pero goza de la presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario.

Deje un comentario (no es obligatorio el email)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s