Análisis de la Resolución de Sobreseimiento

Por Victorio Neves de Baers – 12 de Agosto del 2013

No he leído muchas resoluciones judiciales, pero al leer esta se hace evidente la calidad intelectual del juez que la dicta; ante uno de los hechos que más ha cautivado la atención de los peruanos, logra establecer una secuencia lógica fácil de ser entendida por gente común como yo, no doctos en leyes.

Creo que la forma en que establece las vías lógicas para llegar a la conclusión es bastante acertada, y de igual manera las conclusiones son acertadas, sin embargo hay algunos elementos que no me parecen exactos, y por eso creo necesario hacer este análisis, para que, por medio del debate de los comentaristas, la verdad pueda ser más evidente.

Probablemente algunos de los elementos -que critico- en la resolución sean correctos, y yo sea el equivocado, pues definitivamente el Juez Torreblanca contaba, al momento de elaborar la resolución, con el mejor de los accesos al expediente completo, en cambio yo he ido elaborando una visión de la verdad en base a lo que del expediente ha podido ser revelado, a videos de entrevistas y otra información obtenida al tener contacto con algunos actores del caso.

Señalo cinco puntos que me parecen pueden ser inexactos en la resolución del Juez, pero para ser justos debo aclarar que todo lo demás en la resolución no sólo me parece exacto, sino elaborado de manera sobresaliente.

1. La llamada a la madre de Ciro

En el punto 3.2.2, el juez escribe:

ROSARIO VICTORIA GARCÍA CABALLERO MATTA, declara que el agraviado lo llamó el día cuatro de abril a medio día pidiéndole dinero, pero le explicó que su papá le depositaría al día siguiente cinco de abril.

Según los registros proporcionados por la empresa de telefonía, Ciro llamó a su mamá el día 4 de Abril a las 7:28am usando el celular de Rosario; la llamada duró 3 minutos y en ella aparte de solicitarle el dinero, Ciro le dijo a su mamá que estaba en la ciudad de Arequipa.

2. El mensaje de texto a Efraín Matos

En el punto 3.2.2, dice el Juez:

“…con la declaración de EFRAIN MARCELO MATOS MUÑASQUI en la que refiere que la imputada le mandó un mensaje de texto el seis de abril del dos mil once que decía “APURA, AUN NO ME ENCUENTRAN”, lo que demuestra que al ser un mensaje en singular, la imputada, el seis de abril del dos mil once, ya no estaba junto al agraviado…”

El mensaje de texto enviado por Rosario a su amigo Efraín Matos fue escrito el día 5, probablemente el mensaje no pudo ser enviado porque en ese momento la señal no era lo suficiente fuerte para establecer la conexión, debido a problemas técnicos, climatológicos, de saturación, etc.; cuando Rosario volvió a prender su celular al día siguiente (6 de Abril) el mensaje de texto salió de su bandeja de salida y llegó al celular de su amigo. Para comprobar esto no solo hay que mirar el registro de mensajes de texto que provee la empresa de telefonía, sino el registro de mensajes enviados en el celular de Rosario.

3. La fecha del testimonio de Martín Cuentas

En el punto 3.2.5, dice el Juez:

“El dos de abril del dos mil once, MARTÍN ALONSO CUENTAS ARROYO declara que…”

El 2 de Abril del 2011 los estudiantes aún no se habían declarado perdidos, no se había iniciado ninguna investigación fiscal y por lo tanto es improbable que Martín Cuentas haya hecho alguna declaración.

4. El testimonio de la niña

En el punto 3.2.2, el Juez escribe lo siguiente:

” …con la declaración de la menor HEIDY BELÉN MUÑOZ ANDÍA se busca acreditar que el día dos de abril del dos mil once a las seis horas con treinta minutos, la imputada y el agraviado estaban sentados en una piedra grande ubicada en el lugar denominado “Tinguiña“, ambos estaban abrazados…”

Personalmente creo que ese testimonio no es válido por las siguientes razones:

– “Tinguiña” o “Tinquiña” es una chacra muy cerca de el poblado de Madrigal a menos de 500 metros de su Plaza de Armas.

– La niña primero testificó en un programa de Televisión que vio a la pareja discutiendo y tomándose fotos.

– En su última declaración del 15 de Setiembre del 2011 -ante la Dra. Lozada- la niña afirmó que los jóvenes estaban abrazados, y cuando se le mostró la foto de los universitarios, dijo que no estaba segura y que probablemente no fueron ellos.

– En las fotos de la cámara de Rosario no hay ninguna toma en esa zona.

– En las fotos de la cámara de Rosario hay varias que indican que a esa hora (6:30am del 2 de Abril) estaban en la zona de los Queñuales en ruta hacia Malata vieja, algunas de ellas entre las fotos borradas, las más cercanas en el tiempo son la del 1ero de Abril a las 2:21pm y a las 9:59am del 2 de Abril.

– El testimonio de la última persona que los vio antes de que se perdieran, el Sub Oficial PNP Raúl Zea desde su puesto de vigilancia de la mina de Madrigal el día 1ero de Abril a la 1:30pm, indica que estaban entre Fortaleza y Malata, con dirección a Malata.

Hay que indicar que de acuerdo a todos los otros testimonios, fotos y videos (sin incluir el de la niña), la ruta de los jóvenes fue (en lo que se refiere al punto en cuestión, la chacra Tinquiña):

(a) pasaron por Madrigal el 31 de Marzo al medio día,

(b) probablemente cerca de la Tinquiña alrededor de la 1pm,

(c) a las 4:30pm cerca de Fortaleza cuando se cruzaron con Lupa y Condori,

(d) durmieron en Chimpa la noche del 31 de Marzo,

(e) fueron vistos en rumbo a Malata vieja el 1ero de Abril por Tito Lupa a las 7:30am y por Raúl Zea a la 1:30pm,

(f) la noche del 1ero de Abril durmieron entre arbustos en la ruta a Malata vieja,

(g) el 2 de Abril llegaron a las 9:30am a los Queñuales y

(h) el 2 de Abril durmieron entre Malata Vieja y la zona de las mochilas.

En todo ese recorrido es imposible -por los tiempos y las distancias- que se hayan encontrado en la zona de Tinquiña el 2 de Abril a las 6:30am.

Debo indicar que para demostrar el punto no entiendo por qué el Juez no incluyó el testimonio de Raúl Zea.

5. Los testimonios de cuándo se separó de Ciro

En el punto 3.2.5, el Juez escribe:

El Sub oficial Técnico de Segunda ROBERTO ISAAC ASILLO MUÑOZ declara que … cuando le preguntaron desde cuando estaba ahí, dijo que hace cinco días se había separado de CIRO…

El cuatro de agosto del dos mil once, NICOLAS ANTONIO AMANQUI QUISPE, declara que “Rosario le pregunta al efectivo Vargas si habían encontrado a Ciro respondiéndole que no, en eso ella refiere que no tenía contacto con Ciro Castillo hace cinco días atrás, indicando que se había separado de él donde estaban las mochilas, no describiendo el lugar, señalando que dicha zona estaba en la parte alta derecha del cerro…“,

El dos de agosto del dos mil once, MARÍA TERESA PILLCO CONDORI, manifiesta que trabaja en el área de Logística de Bomberos Unidos Sin Fronteras, por lo que participó en las labores de búsqueda y rescate de la imputada y del agraviado ella respondió que “se encontraba mal el día domingo de las elecciones [10 de Abril] y que fue la última noche que durmió con Ciro y que al día siguiente [11 de Abril] al levantarse ya no lo vio… “.

Rosario -en el momento de su rescate- estaba con la salud muy deteriorada y había sufrido un golpe en la cabeza, los miembros de la cuadrilla no eran expertos en interrogatorios, y esos testimonios (de que se separó hace 3 o 5 días) contradicen al mensaje de texto en singular enviado el día 5 por Rosario y recibido el 6 por Efraín Mattos. De manera que lo que creo (deduzco lógicamente), es que le preguntaron ¿cuándo fue el último día que estuviste con tu pareja? y Rosario respondió “El Lunes”, pero se refería al Lunes de la semana anterior, no de esa semana; también pudo habérsele preguntado ¿cuántos días esperaste a Ciro? y ella pudo haber respondido “Cinco días”, refiriéndose a que le esperó en el lugar de las mochilas por cinco días, y al sexto decidió regresar sola hacia Madrigal. Como los miembros de esa cuadrilla -rescatistas- no estaban haciendo un interrogatorio riguroso, y Rosario estaba bastante mal, eso quedó allí.

Eso fue un error de comunicación, el video de la mañana siguiente cuando Rosario es entrevistada por el General Hurtado lo demuestra, pues allí Rosario afirma que la última noche que durmieron juntos fue la del Lunes 4 de Abril y en la madrugada del 5 Ciro se separó de ella. Lo comprobable científicamente es que Rosario envió un mensaje el día Martes 5 (aparentemente no salió de su celular hasta el 6) y de acuerdo a ese mensaje, Ciro ya no estaba con ella.

Conclusión

Es probable que todos estos puntos estén en el expediente fiscal escritos literalmente tal como el Juez Torreblanca los ha redactado en su resolución; en cuyo caso él tendría que haberlos tomado como lo hizo, tal cual; sin embargo con un poco de rigurosidad creo que podría haber evaluado cualitativamente su contenido, recordemos el caso del “tercer guante” que la fiscal Lozada consignó y usó decisivamente en su resolución de formalización de la Investigación Preparatoria en Octubre del 2012.