Famoso perito argentino inhabilitado por una trastada

Tres años de inhabilitación para el perito Locles por alterar un proyectil que no pudo ser peritado.

Publicado en el blog “Crimen y Razón” el 9 de Setiembre del 2013

El perito Roberto Locles fue condenado a un año de prisión en suspenso y a tres de inhabilitación para ejercer su profesión por la inutilización como prueba de la bala con la que fue asesinado el joven militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra.

Roberto Locles actuaba como perito de parte de los acusados del crimen cuando arrojó el proyectil con fuerza sobre una mesa con el pretexto de probar el recorrido de la bala antes de impactar en el abdomen de la víctima, inhabilitándola para otras pericias técnicas.

El fallo fue dado esta tarde por Tribunal Oral en lo Criminal 16 de Capital, en una condena inferior a los pedidos de fiscalía y querellantes, que llegaba a tres años y medio de prisión efectiva y ocho de inhabilitación, informó la agencia Télam.

Los hechos por los que Locles fue juzgado ocurrieron durante una junta de peritos dispuesta por la jueza de instrucción Wilma López, quien instruyó la causa por el crimen de Ferreyra, cometido el 20 de octubre del 2010.

En esa ocasión, Locles, con la supuesta finalidad de explicar su teoría de que el proyectil habría rebotado previo a herir a Ferreyra, lo golpeó “reiterada y continuamente” contra la mesa de trabajo del gabinete, lo que provocó “leves aplastamientos en la parte de su ojiva y el cuerpo”, según el dictamen judicial.

El fiscal Fernando Fiszer había reclamado para Locles dos años de prisión en suspenso y ocho de inhabilitación, mientras que el abogado del CELS Federico Efrón había reclamado tres años y tres meses y el doble de inhabilitación, y la querellante Claudia Ferrero (del PO) pidió la pena de tres años y ocho meses de prisión y el doble de inhabilitación.

En sus últimas palabras antes de la sentencia de los jueces Gustavo González Ferrari, María Bértola y María Inés Cantisani, el veterano perito proclamó su inocencia.

Por el crimen de Ferreyra ya fueron condenados a quince años de prisión los máximos dirigentes de la Unión Ferroviaria, José Pedraza y Juan Carlos Fernández, y a 18 años el delegado Pablo Díaz y los autores materiales der los disparos, Cristian Favale y Gabriel Sánchez.

Aún está en trámite una causa abierta por un presunto intento de soborno a dos camaristas de Casación para favorecer a Pedraza en la que está implicado el ex juez federal José Octavio Aráoz de Lamadrid.

Delitos archivados por mal proceso

Indicios deben ser vinculantes

Ocurre más en zonas alejadas de la ciudad

Por Ibón Machaca – Publicado en Correo el 8 de Setiembre del 2013

“Lamentablemente, muchos procesos terminan archivados, por la falta de peritos o analistas de indicios que logren efectuar un correcto procedimiento del recojo de pruebas”, explicó el Dr. Carlos Tupayachi.

Los indicios en el Nuevo Código Procesal Penal necesariamente tienen que ser vinculantes, concurrentes, plurales y lógicos para que a partir de ellos se formule una teoría criminalística del caso, refirió.

He ahí uno de los principales escollos en la resolución de un delito, advirtió el especialista, pues muchas de las pruebas terminan siendo contaminadas.

La situación se repite con más recurrencia en zonas alejadas, donde se hace notoria la falta de peritos y materiales químicos.

En algún momento, explicó el jefe de la ODECMA, Jhonny Cáceres, al visitar a los juzgados de provincias, recogió el testimonio de muchos habitantes que mencionaban la impunidad de los crímenes por falta de especialistas. La población tiene que esperar un lapso de cinco días para que un grupo de especialistas llegue a la zona y pueda documentar las evidencias, manifestó.

“Un pelo, un rastro de sangre, una huella, líquidos biológicos, etc. son los datos que permiten tomar información de un hecho”, afirma el Dr. Carlos Giraldo. Si bien pueden existir los materiales, esto no será suficiente si no se tienen peritos de criminalística bien capacitados, pues “los indicios son testigos mudos que no mienten”, agrega el especialista.

Un procedimiento en favor de la justicia será incompleto si no se cuenta con un personal que sepa tratar los indicios, puntualiza.

El método no es suficiente en la investigación de crímenes, indica especialista

Al intervenir en un caso y recabar la información para definir un posible delito, intervienen muchos métodos. La aplicación de uno u otro depende del profesional, pero esto no será suficiente si no tiene la pericia necesaria para el manejo de pruebas.

El Dr. Marcelo Meriño Aravena explicó que, ante un examen testimonial realizado a una persona que ha sufrido un abuso, no se debe pretender la revictimización del individuo. Es por ello que en delitos como violencia sexual, robo o secuestro, el agraviado termina con una carga emocional negativa, mayor a la que padeció en un inicio.

Lo importante no se concentra en cuántas personas conozcan del hecho para luego emitir un diagnóstico, sino que se dé el tratamiento adecuado, enfocado en su bienestar.

Para ello es de necesidad trabajar con un especialista, en este caso psicólogos que sepan tomar un relato y diferenciar entre una mentira y una verdad.

“Aquí lo importante es trabajar asociado con el contexto, la memoria y la sugestión”, puntualizó.

Dato

– Expertos. La tarea no se remarca en una sola persona, se requieren además especialistas, partiendo de un perito de escena del crimen, un perito biólogo, perito químico y un fotógrafo forense, manifiesta el Dr. Carlos Giraldo.

Hallan vivo a uruguayo perdido durante cuatro meses en los Andes

Uruguayo encontrado con vida fue trasladado en helicóptero hasta un hospital de San Juan, Argentina.

Sobrevivió alimentándose de azúcar y pasas de uva. Se encuentra con signos de deshidratación avanzada y 20 kilos menos de peso.

Publicado en La República el 8 de septiembre de 2013 | 4:38 pm 

Un uruguayo de 58 años que llevaba cuatro meses desaparecido en la cordillera de los Andes fue encontrado hoy con vida en el interior de un refugio de alta montaña en la provincia argentina de San Juan, Argentina.

Raúl Fernando Gómez Cincunegui, del que su familia no sabía nada desde el pasado 11 de mayo, fue descubierto por policías argentinos en grave estado de salud en el refugio Ingeniero Sardina, en el Valle de Los Patos Sur.

Pese a las temperaturas extremas del invierno austral, el uruguayo sobrevivió a 2.840 metros sobre el nivel del mar, alimentándose de azúcar y pasas de uva dejados en el refugio previamente por algún alpinista.

“Se trata de un milagro”, declaró a la agencia oficial Télam el gobernador de San Juan, José Luis Gioja.

Gioja explicó que Gómez Cincunegui se encuentra internado en terapia intensiva después de haber sido encontrado “con signos de deshidratación avanzada” y 20 kilos menos de peso.

El uruguayo llegó a la ciudad argentina de Mendoza en abril para participar en un encuentro de motoristas. Desde allí, recorrió en moto el sur de Argentina, cruzó a Chile a visitar para visitar a su familia política y el 11 de mayo se comunicó con su esposa informándola que su moto se había averiado y que se disponía a cruzar a pie la cordillera.

Su familia no volvió a saber nada de él desde entonces y también había fracasado el operativo de búsqueda hasta hoy, cuando fue descubierto por policías y evacuado en helicóptero hasta un hospital de San Juan, 1.200 kilómetros al oeste de Buenos Aires.

Según contó Gómez Cincunegui a los rescatistas, se desorientó debido a dos fuertes nevadas que cayeron cuando caminaba por la cordillera desde la Quinta Región de Chile hasta la localidad sanjuanina de Barreal.