Caso Ángeles: Entrevista a fiscal (II)

Paula Asaro: “Es necesario que la gente conozca la actividad de los fiscales”

Publicado en fiscales.gob.ar el 19 de Setiembre del 2013

En esta segunda parte de la entrevista, la fiscal que investiga el asesinato de Ángeles Rawson opinó, entre otras cosas, acerca del rol que tiene el Ministerio Público Fiscal en una causa de estas características y del interés social que originó este caso.

-A poco de haberse cumplido tres meses del asesinato de Ángeles, ¿por qué cree que el caso llamó tanto la atención pública?

Quiero encontrarle una explicación. En primer lugar, diría que ello tuvo que ver con las características que rodearon al hecho y a la víctima. Una adolescente, que desaparece un día hábil, durante la mañana, alterando su rutina y que 24 horas más tarde es hallada sin vida en una planta procesadora de residuos, lo que implica que fue asesinada y tirada a la basura. Indudablemente ese contexto de situación y la potencial representación de que uno podría encontrarse inmerso en ella, ya sea como familiar o allegado, disparó el interés de la sociedad y de los medios de comunicación. También la movilización que implicó encontrarla; la investigación; los personajes que iban saliendo a la luz. Finalmente influyeron las declaraciones que impactaron, principalmente las de su grupo familiar.

Asimismo, pienso que llamó la atención la inmediatez en que fue hallado el autor. La gente suele poner reparos cuando la justicia actúa velozmente. Muchas dudas había en la opinión pública ante la “sorpresiva” imputación y posterior detención de Mangeri. Y finalmente el morbo; el caso, desde el punto de vista de la prensa estaba concentrado en la figura del padrastro como presunto autor del hecho y, si bien una línea de investigación fue el círculo íntimo de la familia de Ángeles, como dije, no había elementos serios que lo comprometiesen. En este marco, sobre todo en la televisión, se produjeron amplios debates con grupos de panelistas disertando sobre el caso, en todos los horarios, es decir que el tema no estaba reservado a los noticieros, sino que ocupaba espacios en franjas no habituales y en programas destinados a otro tipo de género.

-En términos personales, ¿qué implicó el caso para usted? ¿Cómo fue el trabajo de la Fiscalía?

Todas las causas son importantes. Indudablemente algunas tienen más repercusión que otras, tal como ocurrió con el homicidio de Ángeles Rawson. Apenas juré como fiscal tuve un suceso vinculado a la barrabrava de Boca Juniors., donde el imputado era José Barrita. Habían atacado a unos chicos jóvenes de River que iban en un camión, algunos murieron y otros resultaron lesionados. Pero en ese momento no había una proliferación de medios de comunicación y por supuesto no había Internet. Consecuentemente no estaba la noticia al día, a cada minuto y a cada segundo.

Con este hecho reafirmo una vez más que es indispensable, ya sea que se obtenga un resultado favorable o no, concentrar todas las energías, recursos humanos y técnicos en las primeras horas y durante los días inmediatos posteriores al hecho, pues el paso del tiempo opera como un obstáculo cada vez más difícil de sortear en la búsqueda del responsable. Incluso la Cámara del Crimen hizo hincapié en esto en algún pasaje de las resoluciones que han salido a la luz recientemente.

En este caso fue la primera vez que me pasó que alguien me confesara un hecho, teniendo a mi cargo la dirección de la investigación. Sentís la carga de la angustia. También me impactó sobremanera ver a los funcionarios y agentes de la fiscalía emocionados frente al resultado positivo obtenido, luego de trabajar a destajo y hasta altas horas de la noche para lograr ese objetivo de hallar al responsable. En este sentido, quiero destacar que yo soy la cara visible de un grupo de trabajo, de un equipo con experiencia y preparación sin el cual hubiese sido muy difícil esclarecer el hecho.

– En términos institucionales, ¿qué reflexiones cree que deja este caso?

Debo decir que me sentí acompañada y protegida por la Procuración General, lo que te da más energías para trabajar. En ese contexto, por ejemplo, es muy positivo que se creen las nuevas Procuradurías y Unidades especiales, que asistan en la investigación. Trabajás sabiendo que estás respaldada. Se ve en el Ministerio Público el cambio que le está dando la Procuradora General Alejandra Gils Carbó.

Por otra parte, a no dudarlo, una vez individualizado y detenido Mangeri, la labor del juzgado de instrucción que interviene ha sido sumamente eficiente, avalando todas las medidas de prueba y actos procesales que le solicité y que llevé a cabo durante la investigación.

Como ya dije, al grupo de trabajo de la fiscalía, compuesto por funcionarios y agentes de experiencia, y por jóvenes debidamente preparados, intenté transmitirles este respaldo. Habían sufrido bastante por la muerte de dos fiscales titulares en el transcurso de un año y medio. En particular, perdieron al recordado y querido Dr. Rodolfo Cudicio, con quien compartieron largos años de trabajo y quien fuera el mentor de ese grupo humano. A pesar de estas circunstancias, trabajaron casi sin descanso. Fue sumamente movilizador.

Por otro lado, pienso que es necesario mejorar en el conocimiento público. Es necesario ayudar a que la gente conozca cuál es la actividad que desarrollamos nosotros los fiscales. La noche en que comenzó la investigación le transmití a los chicos y chicas de la fiscalía lo que había dicho la Procuradora en la reunión anual: “Quiero que sepan qué hacemos”, lo que me había quedado muy presente. Fue la primera vez que pude hacer el trabajo del fiscal propiamente dicho, porque en el caso de Boca no era un 196 [en referencia al artículo del Código Procesal Penal que establece que el juez puede decidir que la investigación quede a cargo del fiscal].

-¿En qué ayuda la comunicación para eso? Por ejemplo, los comunicados publicados por Fiscales el 12 y el 17 de junio.

Para mí los comunicados permitieron que la opinión pública conociera, de manera directa, las conclusiones de la titular de la acción penal pública que intervenía en el caso. Permitió despejar las principales inquietudes que tenía la sociedad frente a este grave episodio, en el momento en que fueron publicados. Creo que el Ministerio Público Fiscal tiene un potencial enorme, desde el punto de vista técnico y humano, y trabajando de esta manera es posible obtener resultados que mejoren el servicio de justicia y satisfagan el derecho a la tutela judicial efectiva, claro está, dentro del marco normativo y rol que nos cabe a los fiscales de acuerdo con la Constitución.

Deje un comentario (no es obligatorio el email)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s