Sala concluye que no hay pruebas para acusar de crimen a Rosario Ponce

Después de dos años y medio de incertidumbre, Rosario Ponce puede respirar tranquila. No hay pruebas para acusarla por homicidio.

Por Carlos Herrera- Publicado en La República el 28 de Septiembre del 2013

La novela terminó con un final previsible. Se archivó en forma  definitiva el caso de Ciro Castillo Rojo García Caballero, un proceso que duró dos años y medio. La Segunda Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia no encontró fundamentos para disponer una acusación a Rosario Ponce, sindicada de haber dado muerte al joven estudiante de la Agraria. La historia se remonta a abril de 2011, cuando Ciro y Rosario Ponce López se perdieron en el valle del Colca. Se extraviaron en el nevado Bomboya cuando pretendieron llegar caminando desde El Madrigal hasta Tapay. De la montaña solo rescataron con vida a Rosario,mientras que Ciro fue encontrado sin vida en octubre de 2011.

En la investigación se tejieron diferentes hipótesis sobre la desaparición y muerte de Ciro, la principal que murió asesinado y no en forma accidental. La fiscal María del Rosario Lozada, inicialmente desarrolló la tesis que el joven fue empujado por su pareja tras una discusión. Lozada trabajó con 116 pruebas y no logró encontrar indicios probatorios, por ello ordenó el archivo. Esta solicitud fue aceptada por el juez Giancarlo Torreblanca. Esta decisión fue apelada por la familia de Ciro y sustentada ayer. Los jueces superiores Sandra Lazo de la Vega y Héctor Huanca no aceptaron la apelación.

La petición de la familia de Ciro tenía como base que el juez de Primera Instancia, Giancarlo Torreblanca, no tomó en cuenta informes de peritos que indican que Rosario habría empujado a Ciro, además de la conclusión de la Fiscalía que indica que Rosario vio caer a su pareja. Para los magistrados estas premisas carecen de fundamento.

Explican que las pericias que hace mención la defensa de Ciro, que son los informes del perito forense Roberto Parra (concluye que empujaron a Ciro) y Sandra Apaza (dice que alguien golpeó al joven antes de caer), fueron refutadas por otras pericias, además que ambos documentos tenían incongruencias. Entre los informes que lo rebaten figuran los peritajes de Edmundo Miranda y Alcides López. Ambos concluyen que Ciro cayó solo y murió.

Lazo de la Vega y Huanca acotaron que era preciso indicar que tampoco existía una prueba que demostrara que Ciro y Rosario estuvieron juntos cuando éste cayó. Dijeron que ello es solo una conclusión de la fiscal, más no hay una evidencia directa. Tampoco se demostró que ambos jóvenes pelearan y que haya sido el móvil para cometer el crimen.

Según las declaraciones vertidas por personas que conocieron a ambos, indicaron que fueron pocas ocasiones que los vieron discutir.  Por eso se procedió al archivo.

Error de apelación

El juez superior y presidente de la Segunda Sala de Apelaciones, Fernán Fernández Cevallos, emitió un voto distinto. El magistrado indicó que no compartía la decisión de sus colegas. Dijo que la apelación presentada por los abogados de la familia de Ciro: Juan de Dios Medina y Félix Palacios, nunca debió aceptarse. Explicó que ambos se constituyeron en el proceso como actores civiles, por ende su defensa debió centrarse solo en el resarcimiento económico causado por la muerte de Ciro, más no inmiscuirse en la pena por el delito de homicidio, “esa es potestad de la Fiscalía”.

Fernández llamó la atención a los abogados Medina y Palacios. Les solicitó leer más la jurisprudencia y los plenarios que cada año emite la Corte Suprema, sobre el rol que cumple cada uno de los actores del nuevo modelo procesal penal.

Al término de la audiencia, Juan de Dios Medina, abogado de la familia Castillo Rojo – García Caballero, indicó no estar de acuerdo con la resolución. No descartó llevar el caso a la instancia de la Corte Suprema. Sobre ello, el abogado de Rosario, Gonzalo Bellido, dijo que no hay argumentos para tratar el caso en la Suprema. Indicó que no existe una violación de derechos en la investigación.

Cambio de leyes

Ciro Castillo Rojo Salas señaló que pese al archivo de la investigación, él mantiene en su mente que alguien causó la muerte de su hijo. “Como el caso de mi hijo existen cientos en el país. Por ello urge la necesidad de que alguien haga algo por cambiar estas leyes, que no logran demostrar la verdad.” Para cambiar las normas, el médico no descartó ni ratificó una posible postulación al Congreso o la Presidencia de la República. Indicó que no era el momento oportuno para tocar el tema.”Todos somos políticos”.

5 comentarios en “Sala concluye que no hay pruebas para acusar de crimen a Rosario Ponce

  1. Muy buena la llamada de atención a los abogados de la parte acusadora, el hecho de ser tales no les faculta a tergiversar la ley, el Dr. Ciro puede tener el criterio que le parezca para acusar y apelar, pero sus abogados deben orientarlo y no caer en su juego.

Deje un comentario (no es obligatorio el email)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s