La justicia del diablo

lajusticiadeldiablo

“… Desde aquellos días de enero del 2009 he visto un sinnúmero de personas ofreciendo audios, discos duros, borradores a mano, amistades con fiscales, con jueces; he visto a la fauna caníbal peor que en el Libro de Eli vender sus pedazos de extorsión por menos de 100 dólares. Cuántas laptops escaparon de manos de la policía, cuántas personas sonreían al ver las imágenes de Canal N y las detenciones en tiempo real.

El Perú es un país que, como todos, ha tercerizado áreas de su servicio de inteligencia. Lo hace Rusia, los Estados Unidos, incluso Bogotá. El punto es que en el Perú este servicio privado está concentrado en marinos y policías, usando equipos propios o del Estado, usando personal en retiro o en actividad. Como todos saben, me costó mucho denunciar ese mal comportamiento por parte de un grupo de marinos peruanos en actividad, pero hoy el asunto rebasa eso. La tercerización se convirtió en una oferta de servicio de espionaje empresarial o interceptación electrónica que algunas empresas y bufetes de abogados contrataron, como quien contrata un servicio de limpieza. De allí la madeja de grabar y escuchar más de lo solicitado hizo adictos a los que brindaban el servicio y despertó más codicia y por qué no decirlo, la inventiva de mirarle el lado político al asunto.

El resto es historia conocida. …”

Un comentario en “La justicia del diablo

Deje un comentario (no es obligatorio el email)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s