Don Ciro: “Le pregunté por Ciro y no me contestó”

Recuerda que cuando la rescataron, él se le acercó y Rosario no le dio cara. La acusa de armar campaña en su contra por Internet.

Por T. Paredes – Publicado en Trome el 4 de Noviembre del 2012

Luchó durante meses en el Colca, trepando agrestes caminos y asomándose a abismos, para que encuentren a su hijo y lo logró. Hoy, el médico Ciro Castillo-Rojo tiene otra misión: hallar la verdad sobre la muerte de su querido “Cucho”, como le decía a su primogénito.

Rosario Ponce dice que usted la odia por haber sido la única que regresó del Colca.

No tengo por qué odiarla por haberse salvado, pero tampoco tengo por qué quererla por ese mismo hecho. Celebro que se haya salvado, celebro que se salve una vida humana, como ciudadano y médico. Lo que sí me apena, como padre, es que mi hijo haya muerto en esas circunstancias.

La fiscal María del Rosario Lozada ha dicho que Ciro y Rosario tenían una relación violenta.

Ciro era un hombre pasivo, todos quienes lo conocieron pueden dar fe de ello, no porque somos sus padres decimos esto. Los amigos, su ex enamorada, pueden dar fe. Era de buenos sentimientos, muy diferente a Rosario.

Siendo tan diferentes, ¿como Ciro se enamoró de Rosario?

Analizando las cosas pienso que todo fue atracción física, porque no creo que mi hijo se pueda enamorar de una persona sin valores, que sale en la televisión a reírse de una persona que murió. Las frases de amor, para mí son frases hechas, no amas a alguien en tan poco tiempo. Ciro era un hombre noble.

Ingenuo, tal vez…

Nosotros venimos de Puno. Allá la vida es tranquila, venir a Lima significó para mis tres hijos un cambio. Tenía la ingenuidad propia de un provinciano.

¿Extraña mucho a Ciro?

Ciro era todo lo que yo no había sido. Físicamente, para empezar, él era apuesto. Era más agraciado, las chicas lo asediaban. No era conquistador, la prueba es que tuvo una enamorada cuatro años. Pese a que sabía que las chicas lo asediaban, era un hombre tranquilo y fiel. Luego terminó con su enamorada y continuaron como amigos, y conoció, para su desgracia y la nuestra, a esta señorita (Rosario).

¿Por qué quería ser como Ciro?

Por sus cualidades físicas, psicológicas. Era un hombre que cuando teníamos dudas, él nos explicaba las cosas. Sus hermanos lo admiraban, pero quien lo admiraba más era yo (la voz se le entrecorta y se queda callado). Tomó con mucha seriedad la vida.

¿Ciro fumaba marihuana?

Drogas, en absoluto. Mi hijo no fumaba drogas, él fumaba cigarrillos como todos los jóvenes, pero no era un marihuanero. Hemos tenido comunicación con sus amigos, quienes cuando estaban juntos jamás lo vieron fumando marihuana. No era un fumón.

Su acercamiento a la política ha sido muy criticado y quizá los que antes lo apoyaban, ahora lo critican.

Hay que analizar la pregunta y el hecho. Las redes sociales se han convertido en un espacio que tiene una característica, que es el anonimato. No es lo mismo que te lo digan en la cara y en persona. Sin embargo, lo que he observado es que, en las redes, han surgido grupos de detractores contra mi persona, que no son la mayoría. Observé de manera indirecta que es la misma Rosario, por el estilo que tiene, la que ha propiciado esto y ha escrito cosas contra mí. En la calle no he recibido ninguna sola vez mala vibra.

Existe la sensación de que se estaría aprovechando de la muerte de Ciro.

Siempre he dicho que jamás he querido meterme en política, no ha sido iniciativa mía. La gente, al ver lo sucedido, me propone. Me dicen que yo sea presidente o congresista. Pero yo solo lo estoy evaluando. Por ahora, lo más importante para mí es el caso de mi hijo.

Si se descubre que Rosario es inocente, ¿acatará el fallo? ¿Ofrecerá disculpas?

Por supuesto. En eso no tengo ninguna duda, pero imaginemos que una fiscal acusa, plantea un delito y dice que lo va a sustentar, ¿tendrá alguna posibilidad de decir que esta niña es inocente al final del proceso? Si ella sale inocente, será por cualquier otra causa, menos por haber estudiado detenidamente el caso. En la hipótesis de que salga librada, según ella tendrá todo el derecho de resarcir todo el daño que crea se le ha hecho y existirá la obligación de que las personas que la lastimaron, se disculpen.

¿Podría considerar, quizá, que las contradicciones de Rosario se deben a que estuvo aturdida?

El día que la rescataron, yo estuve al pie de la montaña esperando a que llegue y pensé que, a las pocas horas, llegaría Ciro. No quise molestarla, pero tuve que preguntarle dónde estaba Ciro, estaba tapada y no me contestó. Cuando la llevaron a la posta médica, ella se aferra al “canguro” y no lo suelta. Luego le hacen análisis incompletos, es decir, alteran todo.

Tendrá que regresar a Chivay, qué recuerdos

Sí tantos recuerdos, fue terrible para mí y mi familia, un “vía crucis” que sigue. Nadie nos devolverá a Ciro. Pase lo que pase, él no regresará.

Anuncios

Deje un comentario (no es obligatorio el email)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s