Resolución de Sobreseimiento – Problemas Fácticos – CON SALUD DETERIORADA QUISO AYUDAR

3.2.5.- La imputada fue rescatada con deshidratación grave, quemadura de primer grado, insuficiencia renal, hipoglesenia, retinopatía y a pesar de ello, mostró una actitud de preocupación por el paradero del agraviado e incluso se ofreció a ayudar en su búsqueda.

En nota Informativa número ciento cuatro guion dos mil once, de fecha catorce de abril del dos mil once se establece que la agraviada fue encontrada totalmente deshidratada y desorientada por lo que se le brindó los primeros auxilios, siendo trasladada al Centro de Salud de Chivay en donde se le diagnosticó “DESHIDRATACIÓN GRAVE, QUEMADURA DE PRIMER GRADO, DX INSUFICIENCIA RENAL, DX HIPOGLESENIA, DX RETINOPATÍA“, asimismo, en las copias de la historia clínica de la imputada, se tiene que el día catorce de abril del dos mil once se le diagnosticó “DESHIDRATACIÓN GRAVE, QUEMADURA DE PRIMER GRADO, INSUFICIENCIA RENAL, HIPOGLESENIA, RETINOPATÍA Y SÍNDROME POR AYUNO PROLONGADO“, lesiones que se ven corroboradas por el certificado médico legal correspondiente a la imputada en el cual se establece que el shock hipovolémico que sufrió es por deshidratación severa, por otro lado, la hipotensión, la anemia por desnutrición y los otros signos descritos hablan a favor de que la imputada pudo, inicialmente, tener comprometida la conciencia en algún grado; finalmente, se consigna que la imputada se golpeó con una piedra y sufre caída de dos metros de altura, presentando múltiples escoriaciones en extremidades, es decir, con estos elementos de convicción se acredita que la imputada fue rescatada con su salud deteriorada, e incluso, tuvo una caída de dos metros por lo que se golpeó con una piedra, en este sentido, aplicando las reglas de la lógica y las máximas de la experiencia se hace obvio que por las condiciones físicas que presentaba la imputada ésta estuvo perdida por varios días en condiciones climáticas y geográficas adversas.

El dos de abril del dos mil once, MARTÍN ALONSO CUENTAS ARROYO declara que conoce al agraviado por cuanto ha estudiado en el Colegio San Juan Bautista de Puno, asimismo, que participó en el rescate de la imputada, a quien la encontraron sentada en una roca, viendo que se encontraba deshidratada, ello porque tenía los labios rajados y secos, estaba con la cara quemada por el sol, por otro lado, declara que la imputada le dijo que había estado comiendo hierbas, que se separó del agraviado hace tres días porque ella se sentía mal y no podía caminar, que vio como un puma atacó a un venado y cuando la subieron a la camilla sket les dijo que sigan buscando al agraviado ya que de repente había caído a un lugar del cual no podía salir y decía “debe estar vivo” sigan buscando; por otro lado, el declarante continúo la búsqueda, encontrando huellas del ataque de un puma a un venado, conforme lo indicó la imputada, es decir, un amigo del agraviado participó en el rescate de la imputada, y él afirma que la imputada fue encontrada deshidratada y con quemaduras, pero a pesar de ello, pidió que sigan buscando al agraviado, en otras palabras, con este elemento de convicción se corrobora que la imputada a pesar de las pésimas condiciones físicas en que fue encontrada siguió pidiendo ayuda para el agraviado.

El Sub oficial Técnico de Segunda ROBERTO ISAAC ASILLO MUÑOZ declara que el trece de abril del dos mil once, a las trece horas con cinco minutos, en una zona denominada PEIGH, escucharon una voz femenina muy débil que decía “AQUÍ“, por lo que iniciaron el descenso de aproximadamente setenta metros, ubicando a la imputada sentada en una piedra plana inclinada, estaba asustada, tenía dolor en el cuerpo y frío, cuando le preguntaron desde cuando estaba ahí, dijo que hace cinco días se había separado de CIRO, afirmando que estaba comiendo hierbas, plantas e insectos. Por otro lado, el declarante refiere que la imputada le preguntó por qué había estado escupiendo sangre, explicándole que eran síntomas o principios de hipotermia, asimismo, se refiere que la imputada preguntó si habían ubicado a CIRO, explicándole que no se preocupe porque muy pronto lo iban a ubicar, es decir, con este elemento de convicción se corrobora que la imputada fue rescatada de una zona de difícil acceso, presentando frío y dolor en el cuerpo, pero a pesar de ello, preguntó por el agraviado, lo cual, aunado al hecho de que se habría acreditado la relación amorosa normal y cariñosa entre ellos, nos lleva a concluir que la imputada a pesar de las condiciones tan adversas en las que fue rescatada, mostró preocupación por el agraviado y su rescate.

El Sub oficial Técnico de Segunda JORGE FERNANDO VARGAS BUENO declara que el trece de abril del dos mil once, a las trece horas con cinco minutos, en una zona denominada PEICH, escucharon una voz femenina que pedía ayuda, ubicando a la imputada sentada en una piedra, a la que no le notó heridas, pero sí estaba con los labios rajados y los dientes con residuos verdes, además, refiere que preguntó por CIRO y que quería que lo buscaran, es decir, con este otro elemento de convicción se corrobora la preocupación de la imputada por el agraviado, ya que la imputada, pese a las condiciones de su rescate preguntó por el agraviado y manifestó su deseo de que lo busquen.

El cuatro de agosto del dos mil once, NICOLAS ANTONIO AMANQUI QUISPE, declara que “Rosario le pregunta al efectivo Vargas si habían encontrado a Ciro respondiéndole que no, en eso ella refiere que no tenía contacto con Ciro Castillo hace cinco días atrás, indicando que se había separado de él donde estaban las mochilas, no describiendo el lugar, señalando que dicha zona estaba en la parte alta derecha del cerro…“, es decir, con este elemento de convicción se acredita que la imputada no sólo preguntó por el agraviado sino que además, a pesar de las condiciones de salud tan adversas en las que fue encontrada, estaba mostrando su actitud de colaboración indicando el lugar por donde se habían separado y que, incluso, fue por ese lugar en donde se encontró el cuerpo del agraviado más adelante, lo cual, no enerva la presunción de la inocencia de la imputada, sino más bien, la reafirma, dejándonos una reflexión: “si la imputada refirió, desde el primer momento, que el agraviado se separó de ella en el lugar de las mochilas, ¿Por qué no se centró la búsqueda en este lugar?.

El dos de agosto del dos mil once, MARÍA TERESA PILLCO CONDORI, manifiesta que trabaja en el área de Logística de Bomberos Unidos Sin Fronteras, por lo que participó en las labores de búsqueda y rescate de la imputada y del agraviado ella respondió que “se encontraba mal el día domingo de las elecciones y que fue la última noche que durmió con Ciro y que al día siguiente al levantarse ya no lo vio… aclarándome que la última noche que estaban acordaron que iban a pedir ayuda en diferentes caminos. Asimismo, me indicó que se dio cuenta que Ciro salió del refugio no sabiendo la hora pero que era oscuro, quedándose dormida y que esperó en dicho lugar por dos días a Ciro y que no tenía abrigo y que le hizo frío, no teniendo agua ni comida y como vio que no regresaba bajó con fines de buscar comida… Rosario me insiste dos veces de que Ciro probablemente haya caído por el lugar de su refugio, pues había acantilados y que podía estar con una pierna rota y que estaba segura de que Ciro estaba vivo y que incluso podía enseñar donde estaban sus mochilas, y que incluso podía caminar a dicho lugar y debíamos ayudarlo. Le volvía a preguntar si Ciro se había caído por su refugio indicándome que era probable pues ese sitio era peligroso y muy pendiente, volviendo a señalar que podía estar fracturado y que de repente no podía salir de dicho lugar porque era empinado, volviéndome a decir que le ayudáramos“, si bien la defensa técnica del actor civil ha interpretado esta declaración en el sentido de que la imputada sabía el lugar en donde se había caído el agraviado y las lesiones que él presentaba, esta interpretación resulta ser subjetiva y no está acorde con lo expresamente declarado por MARÍA TERESA PILLCO CONDORI, quien refiere que la imputada le manifestó que Ciro PROBABLEMENTE haya caído por el lugar de su refugio pues había acantilados y que PODÍA estar con una pierna rota y que incluso podía enseñar donde estaban sus mochilas caminando a dicho lugar solicitando que lo ayuden, en otras palabras lo que expresamente declaró MARÍA TERESA PILLCO CONDORI es que la imputada quería ayudar en la búsqueda del agraviado, ofreciéndose para caminar hasta el lugar en donde ella creía que probablemente el agraviado se había caído, tan es así que el diecisiete de octubre del dos mil once, VICTOR ALONSO MÁLAGA MACHICAO, declara que “Rosario nunca dijo a María Teresa Pillco que Ciro estaba con la pierna rota, que eso se ha malinterpretado por la prensa, que Rosario nos orientó hacia la zona de las mochilas, que era el refugio donde ellos estaban y que por allí pensaba que Ciro podía estar herido o estar herido“, por lo que utilizando las reglas de la lógica y las máximas de la experiencia, es obvio que si una persona hubiera matado a otra, no va a ofrecerse para ayudar en su búsqueda ni pedir constantemente que lo ubiquen, ya que por el contrario, trataría de esconder la ubicación del cuerpo para así evitar que la descubran, en este sentido, este magistrado considera que este elemento de convicción no sólo no enerva la presunción de inocencia de la imputada, sino que además, corrobora su versión y demuestra su actitud de ayuda hacia el agraviado desde que fue rescatada.

Un comentario en “Resolución de Sobreseimiento – Problemas Fácticos – CON SALUD DETERIORADA QUISO AYUDAR

  1. Declaraciones de María Gracia Castillo Rojo: espera que Rosario los apoye “nuevamente” (minuto 1:04):

    “… si se dan cuenta ella ha venido acá a Arequipa, ha tratado de ayudar a que encuentren a mi hermano, y ahora con las llamadas que estamos recibiendo de su parte, consideramos de que todo lo que especulan, talvez no ustedes, sino otras personas, es todo lo contrario…”

    Testimonio de la mamá de Ciro (minuto 11:16):

    “… mi esposo me comentó que cuando la llevaron a Madrigal, lo primero que dijo (Rosario) es que no quería que se la llevaran hasta que no lo encontraran a Ciro, eso es lo que pidió ella …”

Deje un comentario (no es obligatorio el email)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s