El Escuadrón de Rescate de la Policía tiene la tarea más fea de las tragedias

ESFUERZO.

Están preparados física y mentalmente para asistir a otras unidades de la Policía en casos difíciles, como rescatar cuerpos en zonas agrestes o buscar desaparecidos durante semanas. No siempre se llevan los créditos, como en los casos de Ciro y Olivier.

Por Arlen Palomino – Publicado en La República el 19 de Mayo del 2013

Cuando un miembro del Escuadrón de Rescate de la Policía sale en una misión, no sabe cuándo regresará. Puede volver el mismo día o varias semanas después. Los veinticuatro efectivos que conforman este pelotón tienen que estar preparados para todo, aunque todo signifique a veces rescatar los cuerpos destrozados de las víctimas de un accidente, como el despiste del ómnibus de la empresa Andares, en marzo pasado. Esa vez murieron 27 pasajeros.

Sacar los cuerpos mutilados de los asientos de este vehículo que cayó a un barranco en la carretera Arequipa-Puno, dejó una cicatriz en el alma de Lucio Mendoza, efectivo policial a cargo del Escuadrón de Rescate. Lucio es el miembro más experimentado; con 45 años, su estado físico aún sorprende a sus compañeros más jóvenes.

Los hombres del Escuadrón de Rescate tienen la tarea más fea y difícil de las tragedias: descender quebradas para rescatar muertos, caminar días enteros para buscar desaparecidos (como el caso de Ciro Castillo Rojo y Olivier Toledo), entrar en las gélidas aguas de ríos para rescatar cuerpos, etc. La mayoría de casos demanda esfuerzos físicos y resistencia.

Pero aunque en el desfile por Fiestas Patrias tienen una presentación pomposa, amarrados con sogas y arneses, trabajan con muchas carencias de equipos y logística.

Un helicóptero, carros modernos que permitan el ingreso a cualquier terreno y el cambio adecuado de implementos como sogas y kits de primeros auxilios, son primordiales. El director de operaciones de los Bomberos Unidos Sin Fronteras, Alonso Málaga, detalló que en el país esta situación ha mejorado en los últimos años, pero aún no superamos a países como Brasil y Colombia. Los brasileños, por ejemplo, cuentan con policías bomberos, capacitados para todo tipo de emergencias.

De los cinco patrulleros destinados a este escuadrón, uno tiene 12 años de antigüedad. Todos son 4×2 y no pueden acceder a terrenos accidentados. El grupo forma parte de la Unidad de Emergencia de la Policía, a cargo del comandante PNP Raúl Acosta Vera.

Contra el tiempo

Su última misión los llevó por cinco días a caminar en el desierto de Polobaya en busca de Olivier Toledo, quien se perdió caminando a Chapi. Pasaron hambre, sed y la desesperación de ver correr el tiempo con temperaturas extremas.

La misma experiencia por la que pasó el muchacho perdido. Al final, el crédito del rescate se lo llevó el guía de montaña Eloy Cacya. Lo mismo sucedió con el caso de Ciro Castillo Rojo en el Bomboya. Por esta razón, la opinión pública cuestiona sus capacidades y condiciones.

Desafío de rescatista

Integrar el Escuadrón de Rescate no es para cualquiera. De 60 estudiantes en promedio se gradúan solo unos 25 policías. Los requisitos básicos son: tener buen físico y estar preparado psicológicamente. Cuando Lucio Mendoza realizó su curso de capacitación corría el 2005. Fue la primera promoción en el sur del país y hasta la fecha solo se programaron cuatro cursos.

Los efectivos se preparan por un periodo de tres meses. Cada prueba es eliminatoria; es decir, si no pueden escalar, utilizar las cuerdas o concluir una larga caminata, no podrán graduarse: serán separados inmediatamente. El último desafío es caminar cerca de 180 kilómetros en tres días, desde la playa de Mollendo hasta la base en Mariano Melgar. Lucio recuerda su experiencia y reconoce que la pampa de San José es lo más duro.

“Nosotros hallamos el camino por donde Cacya encontró a Olivier”, dice como consuelo uno de los efectivos. Su trabajo muchas veces no es comprendido.

Salvavidas de vocación en cada caminata cargan cerca de 10 kilos

Lucio Mendoza Mendoza lleva la vocación de salvar vidas en el alma. En verano se traslada a las playas para custodiar a los veraneantes desde su puesto como salvavidas y el resto del año lidera el Escuadrón de Rescate. En los años que lleva vistiendo el uniforme policial, recuerda que un día arrancó de las manos de la muerte a 18 personas en las playas de Ilo.

Con su experiencia sabe que un rescatista carga en su mochila un promedio de 8 a 10 kilos. Aunque existen reentrenamientos periódicos, cada efectivo es responsable de mantener su excelente estado físico.

En el sur solo existe un Escuadrón de Rescate, en Arequipa. En Cusco se formó un grupo hace poco, pero el resto de ciudades no cuenta con este personal especializado.

¿Porqué no se rescató a Ciro?

Esta pregunta formulada como titular de un reportaje en el programa “La noche es mía” del 26 de Agosto del 2011, no me parece la más apropiada; ni la repuesta dada por Alonso Málaga me parece completa, sin embargo ilustra las contradicciones entre los testigos del rescate de Rosario.

Por Victorio Neves de Baers

Palabras de Alonso Málaga, de Bomberos Unidos sin Fronteras, BUSF:

En ese momento, hemos sido 5 ó 6 testigos, que hemos escuchado en ese momento, de que ella hacía referencia, y orientaba de donde venía ella, de la montaña, y que probablemente pudiese estar herido Ciro.

Había ella sí sugerido la orientación donde podría estar en una situación determinada Ciro, eso es, de eso hay testigos.

No es una afirmación, lo que pasa es que la prensa lo está afirmando, y no es así la información, simplemente lo orientó hacia donde podría estar, en una situación de herido, o de haber caído, o algo así.

Reportero: ¿Porqué, si estaba en juego la vida de Ciro, no lo buscaron?

Sí, mira fácil, falta de recursos, falta de tiempo, y ante eso, simplemente nosotros ya dejamos de hacer una labor específica, y pasamos la información a quien estaba a cargo.

Reportero: Que en este este caso era ¿la policía, la unidad de rescate?

Sí, la USAM.

Reportero: Uds. le dieron la información entonces a la unidad de rescate de la policía, que estaba a cargo.

Claro, les hemos dicho que, mira, hay este supuesto, hay esta situación, puede ser, hay que descartar. Se recomienda que peinen esta zona, se recomienda que hagan esto, bla, bla, bla, bla, bla, bla. punto. ¿No?, entonces de ahí, que hayan hecho, no sé; según ellos dicen, que sí lo han hecho; pero ese no es mi trabajo, yo no garantizo el trabajo de ellos.

Ver una nota acerca de este reportaje en:

“Rescatista: No se fue a buscar a Ciro por falta de tiempo y recursos”

Otras declaraciones a El Búho:

Acerca de la versión propalada en diferentes medios respecto a que los integrantes de Bomberos Unidos Sin Fronteras, María del Carmen Pillco y Alonso Málaga, habrían revelado que la estudiante les dijo que la última vez que vio a Ciro tenía la pierna y el brazo rotos, ha quedado desvirtuada.

El propio Málaga reveló a El Búho que la versión no es exacta, pues pese a sus contradicciones y sospechosa conducta, Rosario no señaló que Ciro padecía de fracturas, sino que sugirió la posibilidad de que si su enamorado demoraba en volver de Tapay, sería porque quizá habría sufrido un accidente, o haberse roto un hueso.

http://elbuho.pe/2011/08/28/actualidad-la-contradiccion-es-la-regla/

Ver el artículo “Las dos versiones de Salomón” para leer los comentarios al respecto de Jorge Salomón, jefe de BUSF, y del mismo Dr. Ciro Castillo.

Las dos versiones de Salomón

Por Victorio Neves de Baers

Bomberos Unidos sin Fronteras (BUSF) es una organización internacional no gubernamental, con sede principal en España, que se dedica a brindar socorro en catástrofes.

La representación en Perú está presidida por Edgar Salomón, y cuenta con sedes en Arequipa, Puno, Ica e Iquitos.

Miembros de esta organización participaron en la patrulla mixta que rescató a Rosario Ponce cerca a la casita de Peigh, en las faldas del Bomboya.

Algunos de estos rescatistas indicaron luego de meses del rescate, que Rosario habría dicho que Ciro [probablemente] estaba herido, y que [probablemente] tenía un brazo y/o una pierna rotos.

Los miembros de la organización que participaron en el rescate han evitado dar declaraciones a la prensa, y de esta labor se ha encargado el Sr. Salomón.

Sin embargo, el Sr. Salomón ha dado 2 versiones no iguales, acerca de lo que los miembros de su organización escucharon decir a Rosario.

PRIMERA VERSIÓN. (29/08/2011) Donde recalca que lo que escucharon fue en condicional.

 

Minuto 1

“Lo que consta, y de igual manera conversando con todos los rescatistas, es que Rosario indica la probabilidad, eso sí es importante mencionarlo, la probabilidad de que Ciro esté en el refugio, o por donde dejaron las mochilas, y que, probablemente, probablemente, tenía una pierna fracturada o un brazo fracturado.”

SEGUNDA VERSIÓN. (31/10/2011) Donde respalda lo dicho por María Teresa Pilco, quien dijo que no fue en condicional.

http://www.youtube.com/watch?v=S1OF3VHgSNg

Minuto 0:17

“… lo que María Teresa ha dicho, y ha salido en prensa televisada, es verdad …”

VERSIÓN DEL DR. CIRO

El Dr. Ciro respalda la primera versión del Sr. Salomón, en una entrevista con Humberto Ortiz:

“… Bueno, yo he escuchado las declaraciones del Jefe de la bombera, que me parecen bastante coherentes y asertivas, en el sentido de que, esta manifestación, que escuchó la bombera, y otro bombero más, y otras personas más, porque los equipos, las brigadas eran mixtas, habían policías, habían bomberos y habían civiles; por lo tanto nada ha sido un secreto, y no ha sido tampoco que le haya dicho en la oreja a la bombera; todo el mundo ha escuchado esto, y en ese momento la bombera informó pues a la fiscalía de que esto está sucediendo, y que probablemente, ahí dice, probablemente, Ciro haya estado con una pierna y brazo fracturados.

Yo también tuve conocimiento de esto en ese momento, y en ese momento a través de guías locales reforcé esa búsqueda en la zona que dice la bombera, no encontramos absolutamente nada. …”

http://www.youtube.com/watch?v=j9DS1dr7lok

Minuto 10:30

VERSIÓN DEL OTRO BOMBERO

El otro bombero en esa cuadrilla de rescate, Alonso Málaga, también de BUSF, declaró luego de la diligencia de Agosto en Fortaleza, a El Búho:

“… la versión (de María Teresa Pillco) no es exacta, pues pese a sus contradicciones y sospechosa conducta, Rosario no señaló que Ciro padecía de fracturas, sino que sugirió la posibilidad de que si su enamorado demoraba en volver de Tapay, sería porque quizá habría sufrido un accidente, o haberse roto un hueso.”

http://elbuho.pe/2011/08/28/actualidad-la-contradiccion-es-la-regla/