Niña Pastori – Espinas

Anuncios

El atenuante del guante

Por Victorio Neves de Baers – 18 de Marzo del 2013

El argumento sorpresa y principal en la resolución de la Fiscalía del 31 de Octubre del 2012 -formalizando la investigación preparatoria- era el tercer guante en la escena de la muerte de Ciro Castillo. Ese elemento probaría la responsabilidad de una tercera persona en la muerte del estudiante.

Ese tercer guante no existe.

La Fiscalía ha esquivado responder la solicitud de la defensa de Rosario Ponce acerca del supuesto tercer guante; me parece un error, sólo está postergando la agonía de su credibilidad. Cuando la Dra. Lozada asumió el caso en Setiembre 2011, tenía el beneficio de la duda; pero cuando el 16 de Octubre del 2011, rescatistas -a los cuales ella llevó e instruyó- encontraron el cadáver de Ciro Castillo en el Bomboya; se ganó el respeto de todos; anunció una investigación imparcial, y sugirió que en unos cuantos meses tendría todas las respuestas.

No fue así, cuando en Enero 2012 vencido el plazo solicitó 8 meses, asegurando que no usaría los 8 meses, sino sólo 2 o 3, seguía teniendo el beneficio de la duda; pero vencido este plazo el 4 de Agosto del 2012, se tomó más de 50 días para elaborar su informe y presentarlo con errores e irracionales conclusiones; simplemente perdió la credibilidad, la imagen de imparcialidad, y provocó que renombradas personalidades emitieran juicios como “… la Fiscal debería ir a la cárcel…”, Hildebrandt; y “…pero ¡qué mente!, ¿qué elementos tiene?…”, Javier Valle Riestra, entre otros.

La Fiscal no debería dudar en reconocer el error del tercer guante -entre otros-; cuanto más temprano lo haga, menos daño ocasionará a su imagen y a la de su institución. En vez de eso, se ha empezado a jugar con la hipótesis de que el estado del guante en la mano izquierda de Ciro demuestra que fue un empujón.

¿Qué buscan? ¿Atenuar su responsabilidad por el error del tercer guante?

Hablemos ahora del guante en la mano izquierda en la mano de Ciro. El 5 de Agosto del 2012 se publicó un reportaje sobre las prendas de Ciro en América TV, al observar el mismo, sobre todo el guante izquierdo con un corte vertical, hice el siguiente comentario

https://elcrimenperfecto.wordpress.com/2012/08/06/nuevas-fotos-son-claves-en-muerte-de-ciro/

… 2. La locutora indica que el guante está completamente roto, sin embargo en la foto se observa que el guante está evidentemente cortado probablemente realizado por los peritos en la necropsia con el objeto de desprenderlo de la mano de Ciro. …

guanteizquierdoLuego de observar la foto publicada esta semana por La República, reafirmo lo dicho en esa ocasión, el guante no estaba roto, y el corte fue realizado durante la necropsia. Si el Dr. Cabrera ha afirmado que el guante estaba roto, está equivocado.

El análisis correcto sobre el guante izquierdo

1. Ciro derrapó sobre su lado derecho, la casaca y el pantalón tienen rasgaduras sobre este lado y además los dedos de la mano derecha, sin guante, también tienen evidencia de los intentos de Ciro por sujetarse.

Hasta el final de su trayectoria el cuerpo se desplazó sobre el lado derecho, vea las conclusiones del antropólogo Parra: “…El impacto estuvo localizado sobre el lado derecho de la cabeza el cual necesariamente fue sometido a una alta presión originando de esta manera fracturas tanto en la cara, el cuello (2da vértebra cervical) y brazo derecho…”

2. Que un guante no esté roto no indica, sin lugar a dudas, que no haya sido usado para intentar sujetarse en un desplazamiento involuntario.

La absurda hipótesis sobre el guante izquierdo no es más que un intento de atenuar las consecuencias por el tremendo error de la tremenda fiscalía. El guanticidio.

Más prudencia en Interior

Por Marcos Ibazeta Marino – Publicado en su columna Sentido Común en Expreso el 14 de marzo de 2013

Parece que el ministro del Interior aún no es consciente del papelón hecho por su persona frente a los últimos acontecimientos delincuenciales que desbordaron, por su magnitud, crueldad y facilismo, toda tolerancia ciudadana, cuya masiva protesta lo puso contra la pared por su evidente debilidad frente al director PNP y a poderes que actúan sobre él desde sombras en el gobierno.La remoción del ex director PNP, general Raúl Salazar, no fue una decisión suya porque si así hubiera sido, no tenía que esperar tanto tiempo para adoptar una medida radical por la ineficiencia policial y falta de liderazgo institucional para enfrentar al crimen organizado y no organizado.

Ahora se jacta que él y solo él ha designado al nuevo director PNP dentro de una espiral triunfalista que no se condice con la realidad y que, finalmente, nadie se lo cree y seguro que ni él mismo está seguro de mandar como dice que manda. Ahora pone sus manos al fuego por el asesor presidencial de apellido Villafuerte cuando como ministro él no tiene vela en ese entierro pues, si ese asesor tiene el poder que se dice que tiene, no va a desaparecer porque el ministro del Interior lo diga, sino por lo que diga el futuro en la relación asesor-presidente.

Tampoco el ministro muestra signos de haber aprendido la lección y parece ser que considera que nos han tomado el pelo a todos los peruanos sacrificando al ex director PNP y pasando al retiro a los vinculados con el almuerzo en las Brujas de Cachiche como la gran solución y que toda la nación se lo ha creído. No es así, todo el Perú sabe que esas medidas fueron necesarias para salvar al ministro del Interior de una segura censura y de la interpelación que se venía contra el primer ministro.

En vez de estar alardeando tanto debería estar preparando una sólida planificación que se convierta en política de Estado en seguridad para que no vuelva a balbucear incoherencias ante el Congreso de la República. El problema no radica en la efectividad de la policía para resolver crímenes, a veces con métodos cuestionables y consecuencias imprevisibles por la carencia de pruebas sólidas que provoca el apuro; el problema está en la falta de eficacia en el control preventivo cuando inteligencia actúa a plenitud.

Fiscal tiene caso “Petroaudios” hace 6 meses y no acusa a nadie

Salvado. La Fiscalía Anticorrupción tarda en acusar a Fortunato Canaán, entre otros implicados del caso

fortunato

Cambiazo. Sacaron a la fiscal original del caso, Flor de María Vega Zapata, y la reemplazaron por Delia Espinoza Valenzuela, y desde entonces el expediente está congelado. La tardanza favorece a los implicados con la prescripción de los delitos.

Por María Elena Hidalgo – Publicado en La República el 13 de marzo de 2013

Nota de Victorio Neves de Baers – Dos dominicanos, ¿veremos alguna vez al de cuello blanco presentado como se hizo con el sicario esta semana?, no recuerdo haber visto algo así; muchos de los “señores” implicados en este caso (petroaudios), ya están en su casa; algunos mandos policiales sólo se ensañan contra los que no tienen poder -económico o político-, como es el caso de Víctor Loayza Franco, dicen porque el Fiscal así lo indicó. Y no son 6 meses sino menos de 5; pero en total ya son 1,620 días, y alrededor de 2,000 días de los “negocios”.

El caso “Petroaudios”, el escándalo de presunta corrupción que se registró durante el gobierno de Alan García, está empantanado en el Ministerio Público desde hace medio año.

El 18 de octubre del 2012 el expediente del caso “Petroaudios” pasó a manos de la fiscal anticorrupción Delia Espinoza Valenzuela para que formulara acusación contra los “lobistas” Rómulo León Alegría y Alberto Químper Herrera, y los empresarios Fortunato Canaán, Mario Díaz Lugo y Jostein Kare Kjerstad, entre otros.

Desde entonces, la fiscal Espinoza no se ha pronunciado, confirmaron fuentes del Ministerio Público.

Preguntada sobre el destino del expediente, la fiscal Delia Espinoza, por intermedio de su secretario, manifestó que no haría ningún comentario a la prensa.

El caso de los “Petroaudios” llegó al despacho de la fiscal anticorrupción Delia Espinoza, después de un repentina y extraña decisión del fiscal de la Nación, José Antonio Peláez.

El caso de los “Petroaudios” estalló el 5 de octubre del 2008.

SINUOSO CURSO

Luego de tres años y siete meses después, el 3 de mayo del 2012 la titular de la Tercera Fiscalía Superior Especializada en Corrupción de Funcionarios, Flor de María Vega Zapata, acusó a 15 personas, entre las que se encontraban Rómulo León y Alberto Químper, como autores del delito de tráfico de influencias, y Fortunato Canaán, Mario Díaz y Jostein Kare Kjerstad, como instigadores del mismo delito.

Sin embargo, la Cuarta Sala Penal Especial devolvió el expediente a la fiscal Vega para que rectificara la tipificación de los delitos que les atribuía a Canaán, Díaz y Kjerstad.

Antes de sustentar la acusación, repentinamente, el 20 de julio del 2012, el fiscal de la Nación, José Antonio Peláez, cambió a la fiscal Flor de María Vega y la “promueve” como titular de la recientemente creada Segunda Fiscalía Penal Nacional y en su reemplazo fue designada Delia Espinoza Valenzuela.

Con este relevo, la fiscal Vega, que desde un principio tuvo el expediente del caso “Petroaudios”, perdió el seguimiento de la investigación.

investigacionreservadaDesde esa fecha, hace medio año, la fiscal Delia Espinoza no se ha pronunciado sobre el caso a pesar de su importancia y no obstante que algunos de los delitos están por prescribir. Ese es el caso del hijo de Rómulo León, Rómulo León Romero, para quien la fiscal Vega pidió cuatro años por el delito de encubrimiento real. Su caso prescribe en el 2014.

De acuerdo con fuentes del despacho del fiscal de la Nación, José Antonio Peláez, la sustitución de la fiscal Flor de María Vega no fue nada irregular.

“Su cambio fue un tema de promoción. La doctora Vega pasó a una nueva fiscalía debido a que se creó la Segunda Fiscalía Penal Nacional. Como es natural, esto produjo una rotación de fiscales. Ella no fue la única cambiada. En esta rotación la doctora Delia Espinoza se hace cargo del despacho de la doctora Vega”, explicaron las fuentes.

Sin embargo, la Fiscalía de la Nación le había asegurado a la Procuraduría Anticorrupción que la fiscal Flor de María Vega continuaría con el caso.

“No es comprensible por qué cambiaron a la fiscal Vega, ya que ella hizo la investigación y por lo tanto conoce mejor el caso”, dijo el procurador Julio Arbizu.

“NO ENTENDEMOS POR QUÉ DEMORA”

Según el procurador anticorrupción Julio Arbizu Gonzales la fiscal Flor de María Vega cumplió con realizar una indagación a fondo del caso “Petroaudios”.

“La fiscal Vega hizo una investigación sólida y no comprendemos por qué ahora la fiscal que la reemplazó, Delia Espinoza Valenzuela, demora tanto en formular la acusación cuando solo debe respaldar lo que hizo su predecesora”, indicó Arbizu.

La fiscal pidió para Alberto Químper ocho años de cárcel y para Rómulo León, Mario Díaz y Jostein Kare Kjerstad solicitó siete años y medio, y para Fortunato Canaán y Ernesto Arias Schreiber, seis años.