Papá de Ciro pasará examen Tricológico

Por Cinthia Lozada

Publicado en el diario Correo el 4 de Abril del 2012

Hace 30 minutos aproximadamente, el doctor Ciro Castillo-Rojo culminó de prestar su manifestación ante la Fiscal del caso de la muerte de su hijo Ciro; María del Rosario Lozada Sotomayor.

En estos momentos el galeno se encuentra en el Departamento de Medicina Legal, a fin de que se le extraiga una muestra de sus cabellos y pasar así por el examen tricológico.

De otro lado, el abogado de Rosario Ponce López, Jorge Carpio Valencia, señaló que ha presentado una solicitud a fin de adelantar la fecha de manifestación de Rosario, que estaba previsto para el 13 de abril. Asimismo dijo que solicitaron también si es factible que pueda declarar vía teleconferencia.

Cabe mencionar, que la señora Rosario García-Caballero, no se encuentra muy bien de salud, se le nota demacrada y con dificultad para hablar.

¿Qué es un exámen Tricológico?

Tomado de World of Forensic Science

Al estudio científico del cabello se le denomina Tricología y el inicio de esta ciencia se remonta a mediados del siglo XIX. Los científicos forenses realizan principalmente tres tipos de análisis de cabello. Ensayos químicos se utilizan para evaluar el consumo de drogas ilegales, para detectar la presencia de metales pesados en el cuerpo (envenenamiento), y para el test de deficiencia nutricional. Las células en la raíz del pelo contienen ADN, el cual puede ser analizado. La comparación microscópica de cabellos recogidos en dos diferentes lugares se utiliza para determinar si los cabellos son de la misma persona o animal.

Dado que el cabello se puede trasladar de un lugar a otro por contacto físico, la presencia de pelo de una persona específica, puede vincular a un sospechoso o a una víctima con la escena del crimen. Si el cabello se transfiere directamente desde la región del cuerpo de la que se origina, se considera una transferencia primaria. Aproximadamente 100 cabellos de la cabeza pierde una persona cada día. Estos pelos por lo general terminan en la ropa, los muebles, o en otros elementos en el medio ambiente. La transferencia de pelo de estos artículos mencionados se llama transferencia secundaria. Transferencia secundaria de cabello es muy común con los pelos de animales, que se encuentran comúnmente en los dueños de mascotas y en el medio ambiente de estos últimos y se puede utilizar para vincular a los sospechosos con la escena del crimen.

El pelo crece de las células vivas en la epidermis de los mamíferos. Está casi en su totalidad compuesto por la proteína queratina. La raíz del pelo en forma de bastón está anclada en un folículo, el cual tiene músculos asociados, llamados erectores del pelo. Cuando estos músculos se contraen, el cabello se vuelve orientado casi perpendicular a la piel. El cabello en sí se compone de tres capas: la médula, la corteza y la cutícula. La médula es el canal interior que se extiende a lo largo del pelo. En los seres humanos éste puede ser continuo o discontinuo, interrumpido por una serie de espacios vacíos. Alrededor de la médula está la corteza, que constituye la mayor parte de la masa del cabello. La capa más externa es la cutícula, que es una sola capa de escamas. En los humanos estas escamas se solapan un poco y están fuertemente aferradas a la corteza.

Los pigmentos se encuentran en la corteza y en la médula, pero están ausentes en la cutícula. En los seres humanos, los pigmentos se tienden a distribuír hacia los bordes exteriores de la corteza, pero esto puede variar dependiendo de la raza. En el cabello humano, la médula es generalmente estrecha, y ocupa menos de un tercio del diámetro del tallo entero. En pelos de animales, el diámetro de la médula es mayor que la mitad del diámetro del tallo entero. La sección transversal del cabello humano es frecuentemente circular, aunque ocasionalmente es ovalada.

Usando características morfológicas, los científicos forenses clasifican seis diferentes tipos de pelo en el cuerpo humano: (1) el pelo de la cabeza, (2) cejas y pestañas, (3) bigote y barba, (4) vello corporal, (5) vello púbico y (6) vello axilar. Los estudios bioquímicos muestran que no hay diferencias significativas en la estructura química entre los tipos de cabello. Los animales también producen diferentes tipos de cabello. También producen bigotes y pelos más largos en lugares tales como la cola y la crin.

En los seres humanos, el cabello pasa por las fases de crecimiento (anágeno), transición (catágeno), y reposo (telógeno). Durante la fase de crecimiento, las células del folículo activamente se dividen y crecen hacia arriba. La fase de anágeno dura en promedio alrededor de mil días. Durante la fase telógeno, las células del folículo están inactivas y los pelos caen naturalmente hacia fuera. Esta fase suele durar 100 días. En cualquier momento, entre el 10% y el 18% de todos los cabellos de una cabeza humana se encuentran en la fase de telógeno, cerca del 2% se encuentran en la fase catágena, y el resto, entre el 80% y el 90% están en crecimiento activo. No hay un patrón para determinar qué pelos en la cabeza están en que fase en un momento dado.

Dado que el cabello crece desde los folículos de la piel, los materiales que hubiere en el cuerpo se incorporan en el cabello. El cabello crece de forma relativamente lenta, por lo que toma varias semanas para que los materiales en el cuerpo se reflejen en la composición del cabello. El pelo que recoge la presencia de drogas, metales pesados, y la insuficiencia nutricional generalmente se recorta de la nuca del cuello. Alrededor de una cucharada es necesaria y suficiente para el análisis.

Los resultados de los análisis de composición del cabello son un tanto controversiales. Una variedad de factores influyen en los resultados, incluida la ubicación en el cuerpo de donde el pelo se ha retirado, el color del pelo, la edad de la persona y la raza. Las normas varían en cuanto a los métodos de lavado, corte y recogido de pelo. Normas para el análisis también varían, y un solo laboratorio puede informar los resultados de diferentes submuestras de una misma muestra. Falsos positivos para las drogas ilegales son frecuentes y pueden ocurrir cuando alguien está en la presencia de humo de segunda mano de la marihuana o cocaína. Sustancias externas como la contaminación atmosférica, la composición del agua utilizada para lavar el cabello, y los materiales utilizados para tratar el cabello como el champú, laca para el cabello y tintes para el cabello también puede sesgar los resultados. Los análisis de cabello que sí tienen en cuenta la presencia de drogas ilegales o metales pesados deben ser verificados con exámenes de sangre u orina.

El análisis microscópico del pelo tiene dos componentes. El primero es identificar rasgos característicos del cabello en cuestión. El segundo es comparar entonces estas características en el cabello cuestionado contra el de un origen conocido. En particular, el pelo cuestionado puede ser recogido como evidencia en la escena del crimen y el pelo conocido se puede recoger de un sospechoso o de las posesiones de un sospechoso. La comparación microscópica de los cabellos en los laboratorios forenses generalmente implica el uso de dos microscopios compuestos que están ópticamente conectados de modo que el cabello cuestionado y el pelo de origen conocido están en el mismo campo de visión. El pelo suele ser magnificado entre 40 y 400 veces.

El primer paso del examen implica verificar si el pelo cuestionado es de un humano o de un animal. Si el cabello es de un animal, el examinador potencialmente puede identificar la especie de la que se trata, pero por lo general es imposible asignar la identidad de un pelo a un animal en particular. En el caso de los perros, la mayoría de los examinadores puede atribuir los pelos a determinadas razas. Si el pelo es de un ser humano, el examinador determinará la parte del cuerpo donde se originó. Algunas de las características que el examinador utiliza incluyen longitud, forma, tamaño, color, rigidez, rizado, pigmentación y la aparición de la médula. La mayoría de los pelos analizados en las investigaciones forenses son de la cabeza y de la zona púbica.

Examinadores microscópicos de pelo categorizan el pelo en tres diferentes grupos raciales basados en modelos establecidos. Estos grupos son ascendencia europea, ascendencia asiática, y ascendencia africana. Los pelos de las personas de ascendencia europea son generalmente rectos u ondulados, tienen secciones que son redondas u ovaladas y sus gránulos de pigmentos van de tamaño fino a mediano, y se distribuyen de manera uniforme. Los pelos de las personas de origen asiático son rectos, tienen secciones transversales circulares y tienen gránulos de pigmento medianos que se agrupan en manchas. También pueden tener una cutícula más gruesa que la de otras razas. Los pelos de las personas de ascendencia africana suelen ser rizadas o crespos y tienen una sección transversal ovalada. Los gránulos de pigmento son grandes y se encuentran agrupados en manchas. El cabello se puede torcer y se divide con frecuencia. El cabello de la cabeza muestra las características más distintivas para la determinación de la raza, los pelos del cuerpo también, pero evidencian otras características de identificación. Las complicaciones en la asignación de la raza incluyen el análisis del pelo de los niños y de personas de raza mixta.

La determinación de la edad de cabello no suele hacerse mediante un examen microscópico. Sin embargo, parte de la información general se puede suponer, como que el cabello de los bebés es generalmente sano y contiene pocos indicadores raciales. El pelo de las personas mayores muestra signos de pérdida de pigmento y, a menudo tiene un diámetro variable. El folículo del vello contiene cromosomas que pueden ser teñidos para determinar el sexo del individuo; sin embargo, el sexo se determina generalmente a partir de pruebas de ADN.

El examen de la raíz puede proporcionar información sobre la naturaleza de un crimen, sobre todo si se sospecha de la violencia. Si los pelos caen de manera natural durante la fase telógeno (reposo), la raíz tendrá una forma de mazo. Si el pelo fue arrancado por la fuerza, la raíz se estira o se rompe y puede tener algo de tejido. Los examinadores también puede determinar si el cabello ha sido quemado, cortado o aplastado.

Una variedad de factores influyen en el análisis microscópico del pelo, incluyendo la experiencia y la técnica del examinador. Dado que el análisis microscópico del pelo es subjetivo, no se dan porcentajes cuando se establece la probabilidad de que un pelo pertenezca a un individuo. La analogía usada frecuentemente es que un individuo puede reconocer la cara de un amigo entre un grupo de personas a pesar de que todos ellos tienen las mismas características: ojos, nariz y boca. De la misma manera, un examinador de pelo con experiencia puede reconocer las características del cabello que determinan si pertenece o no a un individuo específico.

El ADN de las células asociadas con la raíz puede ser extraído y utilizado para el análisis de ADN. Análisis de ADN del núcleo de la célula puede ser utilizado para determinar la identidad y el ADN del cromosoma se centra en las cuestiones de paternidad. El ADN mitocondrial es útil para establecer la maternidad. En teoría, una sola célula contiene suficiente ADN para el análisis de ADN y por lo tanto un solo cabello debe proporcionar el material necesario. En la práctica, una variedad de complicaciones hacen que las pruebas de ADN de pelo sean complejas. Las raíces de cabello en la fase anogeno (crecimiento) contienen más ADN que los pelos de la fase telógeno (reposo). Sin embargo, los pelos en la fase de telógeno es más probable que caigan de forma pasiva. Además, los problemas de contaminación son importantes ya que las células muertas de la piel, que también se arrojan de forma pasiva, contienen ADN y puede ser recogidos de superficies juntamente con el pelo. Si un pelo de la fase de telógeno se recoge, es posible que no contenga suficiente ADN nuclear para el análisis, pero puede contener ADN mitocondrial. Si el cabello ha sido arrancado por la fuerza, puede tener pedazos de tejido, y los análisis de ADN por lo general se puede hacer fácilmente en estas células de tejidos.