Encubrieron crimen de Ciro

Publicado en Ojo el 30 de Junio del 2012

Las cosas personales de mi hijo y las de esa señorita (Rosario Ponce), encontradas en sus mochilas y fuera de ellas, habrían sido manipuladas para encubrir lo que realmente pasó en el Valle del Colca, en Arequipa, algo que no sería otra cosa que el asesinato de Ciro. No tengo duda de ello”, manifestó el doctor Ciro Castillo-Rojo Salas.

Así respondió el padre del estudiante muerto en el Colca, Ciro Castillo-Rojo García-Caballero, al ser consultado sobre la información que revelaría la intención de un alto efectivo policial para entorpecer el procedimiento normal en la manipulación de los objetos que estaban dentro de las mochilas, lo que en abril último narró otro oficial ante el Ministerio Público.

Opinió que se habrían “sembrado” cosas para encubrir los verdaderos hechos y hacer que todo luzca como un simple accidente.

“Confío en que la fiscal investigará a fondo esa información que traería abajo la hipótesis de un accidente”, subrayó.
El policía que dio tal dato a la fiscal María Lozada Sotomayor sería el capitán PNP Jorge Zúñiga Huayta, al revelar que la cadena de custodia de los objetos de ambos jóvenes no se cumplió como lo ordena la ley, lo cual podría haber facilitado la manipulación y la adulteración de los mismos.

Algo más

El capitán PNP Jorge Zúñiga también habría revelado que los objetos de los jóvenes no fueron entregados ni recibidos con las actas respectivas.

Anuncios

Policía intentó ocultar evidencia en caso Ciro

Oficial declaró que se detectó que los objetos que estaban en la mochila de Ciro fueron manipulados.

Publicado en Perú21 el 29 de Junio del 2012

Al encontrarse las mochilas de Ciro Castillo Rojo y de Rosario Ponce López en el cerro Bomboya, en abril del año pasado, un alto oficial de la Policía, en una actitud extraña, pretendió entorpecer el procedimiento normal que se seguía en la manipulación de los objetos que estaban dentro de las mismas. Esta versión, recogida por primera vez por el Ministerio Público, la dio un oficial de la Policía durante las investigaciones, y es uno de los aspectos en los que la Fiscalía ha puesto especial interés.

Ello, sobre todo, porque cuando llegaron las pertenencias de la pareja desde la localidad de Chivay, en Caylloma, al Ministerio Público, en Arequipa, los fiscales a cargo del caso también notaron que las evidencias, que debían estar lacradas, no eran guardadas con el más mínimo cuidado.

Fuentes de la Fiscalía indicaron a este diario que, en ese momento, el fiscal a cargo de las indagaciones, Jan Frank Zegarra, se mostró molesto por la forma en que se habían manipulado los objetos. Incluso dijo que se detectó una mala intención porque la Policía sabía bien el procedimiento y rigurosidad que se debe tener en este tipo de casos.

Por esta razón, la fiscal María del Rosario Lozada Sotomayor, que ahora dirige las investigaciones, ha citado a 13 policías que participaron en el rescate de los universitarios en el valle del Colca.

En la nueva programación de diligencias, que se inicia el 4 de julio, ha sido incluido Víctor Carlos Cabrera Córdoba, exenamorado de Rosario Ponce y, además, hijo de Miguel Cabrera, abogado de la mencionada estudiante. Posteriormente pasarán por el despacho de la fiscal Lozada los peritos José Darío Maquera, Edmundo Miranda, Richard Pinto y Elvis Mamani, quienes revisaron las prendas de Ciro.

SABÍA QUE

– La Fiscalía a cargo del caso enviará información al Instituto de Medicina Legal de Lima para que realice la reconstrucción virtual de la muerte de Ciro Castillo Rojo en el Colca.

Testimonio de los que encontraron las mochilas

Por Victorio Neves de Baers

Salvador Arotaype Tejada, Pedro Saúl Velásquez e Ignacio Condori encontraron las mochilas el día Jueves 14 de Abril, de acuerdo a las indicaciones dadas el día anterior por Rosario Ponce; a partir de allí, ese lugar se llamó “el lugar de las mochilas”; además de las mochilas, encontraron ropa desperdigada y una botella plástica con agua a medio llenar.

Salvador Arotaype e Ignacio Condori, conocedores de la montaña, explicaron que “para llegar al lugar donde se encontraron las mochilas tuvieron que seguir el camino de Ccapca, unos 2 kilómetros arriba de los riachuelos, pero las mochilas fueron halladas en el Cerro Huaychicani, un lugar distinto a dicho camino”.

Luego, concuerdan con el relato de Rosario, que ella bajó al camino y probablemente observó al puma que atacó al venado, pues ellos encontraron restos del animal en ese camino. Además, presumen que la chica no vio el camino a Madrigal, pues fue hallada en un pedregal.

Igualmente indican que desde donde hallaron las mochilas no existe camino al lugar donde encontraron los polos, pero que sí es posible caminar. En otro momento, Condori encontró en el Cerro Huaychicani huellas de la zapatilla de una sola persona, una bolsa de plástico y una cáscara seca de plátano. Las huellas seguían a unos peñascos difíciles de cruzar, “pero el de la huella logró pasar”.

Siguiendo las huellas encontró el polo blanco, el tronco de una planta masticada y llegó a un acantilado, donde hay una casita deshabitada. “En dicho acantilado encontró un hueco en la tierra donde alguien se había sentado, mirando hacia la casita y a dos metros una polera verde doblada. Y, sobre una piedra, alguien arrojó piedras hacia una pequeña planta, que estaba maltratada y con las hojas caídas, al filo del abismo”, refirió.

Agregó que “las huellas regresan y bajan a un riachuelo, finalmente a una catarata, llegan a un camino, donde se pierde con otras huellas de rescatistas” y se pierde todo rastro.