“Tuve que tomar mis propios orines”

“… Pero la voluntad y las ganas de sobrevivir me llevaban a soportar días con sol intenso, durante los cuales, a falta de agua, tuve que tomar mis propios orines…”, relata Rosario Ponce en su manuscrito.

Por Victorio Neves de Baers – 4 de Mayo del 2012

Esta semana se conoció el increíble caso de Daniel Chong, estudiante universitario en California, olvidado, por error, en una pequeña celda de una prisión temporal de la DEA, durante 5 días; en su dramático relato, el joven menciona que sobrevivió gracias a beber su propia orina.

http://actualidad.rt.com/actualidad/view/42486-Orina-para-beber-un-joven-encerrado-durante-cinco-d%C3%ADas-sin-agua-ni-comida-en-EE.-UU.

Similares historias son las del boliviano Minor Vidal,

http://laindustria.pe/actualidad/peru/tripulante-de-avion-accidentado-tomo-orina-para-sobrevivir

el argentino Juan Morales,

http://www.minutouno.com.ar/minutouno/nota/105859-Se-perdi%C3%B3-en-el-desierto-cuyano,-camin%C3%B3-dos-d%C3%ADas-y-sobrevivi%C3%B3-tomando-su-propia-orina/

y el colombiano Francisco Piedrahíta.

http://co.portalmundos.com/francisco-piedrahita-sobrevivio-masticando-plantas-y-bebiendo-orina/

¿Hay algún riesgo de intoxicación por beber su propia orina? aparentemente no.

http://alt1024.wordpress.com/2011/02/24/el-poder-curativo-de-la-orina-humana-aunque-a-veces-causa-risa/