El Escuadrón de Rescate de la Policía tiene la tarea más fea de las tragedias

ESFUERZO.

Están preparados física y mentalmente para asistir a otras unidades de la Policía en casos difíciles, como rescatar cuerpos en zonas agrestes o buscar desaparecidos durante semanas. No siempre se llevan los créditos, como en los casos de Ciro y Olivier.

Por Arlen Palomino – Publicado en La República el 19 de Mayo del 2013

Cuando un miembro del Escuadrón de Rescate de la Policía sale en una misión, no sabe cuándo regresará. Puede volver el mismo día o varias semanas después. Los veinticuatro efectivos que conforman este pelotón tienen que estar preparados para todo, aunque todo signifique a veces rescatar los cuerpos destrozados de las víctimas de un accidente, como el despiste del ómnibus de la empresa Andares, en marzo pasado. Esa vez murieron 27 pasajeros.

Sacar los cuerpos mutilados de los asientos de este vehículo que cayó a un barranco en la carretera Arequipa-Puno, dejó una cicatriz en el alma de Lucio Mendoza, efectivo policial a cargo del Escuadrón de Rescate. Lucio es el miembro más experimentado; con 45 años, su estado físico aún sorprende a sus compañeros más jóvenes.

Los hombres del Escuadrón de Rescate tienen la tarea más fea y difícil de las tragedias: descender quebradas para rescatar muertos, caminar días enteros para buscar desaparecidos (como el caso de Ciro Castillo Rojo y Olivier Toledo), entrar en las gélidas aguas de ríos para rescatar cuerpos, etc. La mayoría de casos demanda esfuerzos físicos y resistencia.

Pero aunque en el desfile por Fiestas Patrias tienen una presentación pomposa, amarrados con sogas y arneses, trabajan con muchas carencias de equipos y logística.

Un helicóptero, carros modernos que permitan el ingreso a cualquier terreno y el cambio adecuado de implementos como sogas y kits de primeros auxilios, son primordiales. El director de operaciones de los Bomberos Unidos Sin Fronteras, Alonso Málaga, detalló que en el país esta situación ha mejorado en los últimos años, pero aún no superamos a países como Brasil y Colombia. Los brasileños, por ejemplo, cuentan con policías bomberos, capacitados para todo tipo de emergencias.

De los cinco patrulleros destinados a este escuadrón, uno tiene 12 años de antigüedad. Todos son 4×2 y no pueden acceder a terrenos accidentados. El grupo forma parte de la Unidad de Emergencia de la Policía, a cargo del comandante PNP Raúl Acosta Vera.

Contra el tiempo

Su última misión los llevó por cinco días a caminar en el desierto de Polobaya en busca de Olivier Toledo, quien se perdió caminando a Chapi. Pasaron hambre, sed y la desesperación de ver correr el tiempo con temperaturas extremas.

La misma experiencia por la que pasó el muchacho perdido. Al final, el crédito del rescate se lo llevó el guía de montaña Eloy Cacya. Lo mismo sucedió con el caso de Ciro Castillo Rojo en el Bomboya. Por esta razón, la opinión pública cuestiona sus capacidades y condiciones.

Desafío de rescatista

Integrar el Escuadrón de Rescate no es para cualquiera. De 60 estudiantes en promedio se gradúan solo unos 25 policías. Los requisitos básicos son: tener buen físico y estar preparado psicológicamente. Cuando Lucio Mendoza realizó su curso de capacitación corría el 2005. Fue la primera promoción en el sur del país y hasta la fecha solo se programaron cuatro cursos.

Los efectivos se preparan por un periodo de tres meses. Cada prueba es eliminatoria; es decir, si no pueden escalar, utilizar las cuerdas o concluir una larga caminata, no podrán graduarse: serán separados inmediatamente. El último desafío es caminar cerca de 180 kilómetros en tres días, desde la playa de Mollendo hasta la base en Mariano Melgar. Lucio recuerda su experiencia y reconoce que la pampa de San José es lo más duro.

“Nosotros hallamos el camino por donde Cacya encontró a Olivier”, dice como consuelo uno de los efectivos. Su trabajo muchas veces no es comprendido.

Salvavidas de vocación en cada caminata cargan cerca de 10 kilos

Lucio Mendoza Mendoza lleva la vocación de salvar vidas en el alma. En verano se traslada a las playas para custodiar a los veraneantes desde su puesto como salvavidas y el resto del año lidera el Escuadrón de Rescate. En los años que lleva vistiendo el uniforme policial, recuerda que un día arrancó de las manos de la muerte a 18 personas en las playas de Ilo.

Con su experiencia sabe que un rescatista carga en su mochila un promedio de 8 a 10 kilos. Aunque existen reentrenamientos periódicos, cada efectivo es responsable de mantener su excelente estado físico.

En el sur solo existe un Escuadrón de Rescate, en Arequipa. En Cusco se formó un grupo hace poco, pero el resto de ciudades no cuenta con este personal especializado.

Solicitó logística y no obtuvo respuesta

Jefe de la Región Policial Sur Manuel Guillén Haro

Equipos de alta tecnología y helicóptero le hacen falta

Publicado en Correo el 14 de Mayo del 2013

La pérdida y rescate de Olivier Toledo, puso en evidencia la falta de equipamiento para los efectivos policiales y de la Unidad de Rescate en Arequipa.

Pedido

El jefe de la Región Policial Sur, general PNP Manuel Guillén Haro, reconoció esta escasez e informó que antes de la pérdida del joven universitario solicitó a Lima la implementación pero a la fecha no ha recibido respuesta.

Indicó que necesitan logística para equipar los grupos de rescate con tecnologías para identificar su ubicación y orientación, además de accesorios y uniformes.

Helicóptero

Uno de los medios que era de vital importancia para rescatar a Olivier era la disponibilidad de un helicóptero. Guillén Haro, en una posición dubitativa indicó que también pidió un helicóptero.

Posteriormente, argumentó que no era posible que todas las regiones cuenten con un medio de transporte de ese tipo, salvo para casos de emergencia en que son solicitados especialmente para intervenciones específicas, tal como se hizo para Ciro Castillo Rojo y Olivier Toledo.

Los helicópteros de la Policía y Ejército, a la fecha estarían siendo utilizados para combatir el terrorismo.

Policía

Respecto al policía que está siendo investigado por matar un delincuente, Guillén Haro, manifestó que la Defensoría del Policía apoyará al efectivo. Además solicitó a la fiscalía a tomar en cuenta que utilizó su arma de reglamento.

Más prudencia en Interior

Por Marcos Ibazeta Marino – Publicado en su columna Sentido Común en Expreso el 14 de marzo de 2013

Parece que el ministro del Interior aún no es consciente del papelón hecho por su persona frente a los últimos acontecimientos delincuenciales que desbordaron, por su magnitud, crueldad y facilismo, toda tolerancia ciudadana, cuya masiva protesta lo puso contra la pared por su evidente debilidad frente al director PNP y a poderes que actúan sobre él desde sombras en el gobierno.La remoción del ex director PNP, general Raúl Salazar, no fue una decisión suya porque si así hubiera sido, no tenía que esperar tanto tiempo para adoptar una medida radical por la ineficiencia policial y falta de liderazgo institucional para enfrentar al crimen organizado y no organizado.

Ahora se jacta que él y solo él ha designado al nuevo director PNP dentro de una espiral triunfalista que no se condice con la realidad y que, finalmente, nadie se lo cree y seguro que ni él mismo está seguro de mandar como dice que manda. Ahora pone sus manos al fuego por el asesor presidencial de apellido Villafuerte cuando como ministro él no tiene vela en ese entierro pues, si ese asesor tiene el poder que se dice que tiene, no va a desaparecer porque el ministro del Interior lo diga, sino por lo que diga el futuro en la relación asesor-presidente.

Tampoco el ministro muestra signos de haber aprendido la lección y parece ser que considera que nos han tomado el pelo a todos los peruanos sacrificando al ex director PNP y pasando al retiro a los vinculados con el almuerzo en las Brujas de Cachiche como la gran solución y que toda la nación se lo ha creído. No es así, todo el Perú sabe que esas medidas fueron necesarias para salvar al ministro del Interior de una segura censura y de la interpelación que se venía contra el primer ministro.

En vez de estar alardeando tanto debería estar preparando una sólida planificación que se convierta en política de Estado en seguridad para que no vuelva a balbucear incoherencias ante el Congreso de la República. El problema no radica en la efectividad de la policía para resolver crímenes, a veces con métodos cuestionables y consecuencias imprevisibles por la carencia de pruebas sólidas que provoca el apuro; el problema está en la falta de eficacia en el control preventivo cuando inteligencia actúa a plenitud.

Negra noche

Ya lo saben. El ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, no tiene norte. Ni sur. Ni oeste. Tampoco este. Es así. Por donde se le mire, es un desbrujulado de tomo y lomo, o sea. O un desnortado, que también.

Por Pedro Salinas – Publicado en Hildebrandt en sus trece el 8 de Marzo del 2013

Va al Congreso y proclama con tan poca vergüenza lo bien que está haciéndolo, confundiendo realidad con sofismas. Hace un recuento de “acciones”, “logros”, “adquisiciones”, que salen de su boca como quien recita un poema. Pero claro. El caso es que no se trata de poesía, sino de demagogia. Porque en el Perú, qué quieren que les diga, en el Perú hasta George Bush calificaría de estadista. No sé si me explico. O si me dejo entender.

Lo que pasa es que aquí, y a ver si están de acuerdo conmigo, la fantochada y la chulería cada vez ganan más espacio. Y se nota más. Basta escuchar a los representantes del gobierno en los temas de seguridad ciudadana. O a sus escuderos en el Parlamento, defendiendo a sus compinches en el poder. Incapaces del menor sentido autocrítico, chillan que hay en marcha un “complot político contra la democracia”. Por dios.

Y como ahora está de moda esa cosa de las percepciones, pues a mí me ha quedado la sensación -después de escucharlo a Pedraza, y después de oír parlotear a los congresistas del nacionalismo-, que, la seguridad ciudadana está en manos de nadie. Y si me apuran, hasta diría que fuera de control.

Hablan de leyes, y las leyes no se aplican. O no solucionan nada. Hablan de patrulleros inteligentes, y lo paradójico es que, más que patrulleros, lo que nos falta son gobernantes juiciosos, intuitivos y despabilados. Hablan de políticas preventivas, pero en ningún caso explican cómo van a enfrentar el fondo del asunto, que es la corrupción en la policía, el poder judicial y los establecimientos penitenciarios. Hablan de gente capacitada y técnica que está asesorando al gobierno, y la verdad, al único que vemos empernado a su silla es al incombustible general Raúl Salazar, cuyo nombre suele vincularse a escándalos o a fracasos inocultables. Brujas de Cachiche. Kepashiato. La Parada. Notaría Paíno. Y así.

“A mí no me parece tan malo como lo pintan”, le dijo Pedraza a Mariella Balbi en El Comercio. Y eso lo pintó de cuerpo entero al propio ministro, pues era como decir que lo de Charles Manson en realidad fue un asunto de mala prensa. O algo parecido. Qué cosas.

Pero así estamos. Jodidos, para variar. Eso sí, pletóricos de artificios y la puntita nada más. Y como siempre: sin rumbo y camino hacia ninguna parte. Yo mismo, sin ir más lejos, luego de esta mala racha de pésimos gobiernos o gestiones mediocres que padecemos lustro tras lustro en el Perú, me ha dado últimamente por preguntarme si de verdad somos así de suicidas y tarambanas, que nos da por elegir cualquier cosa, ebrios de irresponsabilidad, o acaso hemos sido maldecidos por alguna infame divinidad que nos odia con odio jarocho. Y no encuentro la respuesta todavía, les confieso.

Si solo fuera lo de Raúl Salazar, todavía. Pero no. Lo de Salazar es solamente un síntoma. Y claro, si me preguntan, lo de Pedraza es apenas un mal chiste. En realidad el problema tiene nombre, y no solo eso: tiene nombre y apellido. Se llama Ollanta Humala. Y Humala, ya adivinarán. Anda por ahí, con su demagogia rústica y cuatroporcuatro. Pues ya está más que claro a estas alturas que, el mandatario no tiene ni puñetera idea sobre qué hacer para darle tranquilidad a las calles. Y es que ahí está el punto, digo. En que al presidente Humala no le avergüenza la incompetencia manifiesta y exasperante que le caracteriza. Por el contrario. Convive armónicamente con ella. Sin paltas. Como si fuese algo connatural y qué sé yo.

Bueno. Ya lo había dicho Virgilio, y en latín, pensando obviamente en el Perú (y en Humala, no faltaba más): Nox atra cava circumvolat umbra. La noche negra nos rodea con su envolvente sombra, es decir. Pues así nos va. Estamos siendo gobernados por un perdedor de éxito, cuya biografía, cuando sea volcada en Wikipedia, podría escribirse con quitamanchas.

Policía pide laboratorio para resolver los crímenes

Sin terreno. Gobierno destinó S/. 15 millones para obra, pero el proyecto duerme el sueño de los justos por falta de un terreno. Podrían perder partida.

Por Carlos Herrera – Publicado en La República el 28 de Enero del 2013

La falta de un laboratorio de investigación criminal de la Policía (en Arequipa) genera que decenas de crímenes no puedan resolverse. Desde la vigencia del Nuevo Código Procesal Penal (NCPP), solo el 24% de investigaciones policiales por robos, hurtos, homicidios, entre otros, concluyó en una investigación fiscal y llegó a juicio oral. El 76% restante se archivó por falta de condiciones para trabajar: tienen las pruebas, pero no pueden verificarlas. En otros hubo una terminación anticipada: los procesados confesaron y se acogieron a esta figura.

El laboratorio de la Oficina de Investigación Criminal (OFICRI) tiene dos oficinas en donde funciona el Departamento de Investigación Criminal (Depincri). En esos dos locales pequeños, en los últimos 17 años, se han venido verificando pruebas que se reportan de diversos delitos. Aquí se analizaron las huellas, prendas y gusanos hallados en el cuerpo de Ciro Castillo Rojo García Caballero, el estudiante extraviado en el Bomboya y luego hallado muerto.

Dinero se va al agua

Personal policial de la OFICRI y Depincri coincide que pese a las limitaciones se sacó adelante diferentes investigaciones. También son conscientes que otro porcentaje quedó sin resolver por la falta de un laboratorio y equipos. “Lo curioso de nuestras carencias para trabajar es que se tiene dinero para construir un laboratorio, y ya tenemos equipos que están almacenados y otros que llegarán en unos meses, lo que nos falta es un terreno donde construir el edificio del laboratorio”.

Los oficiales cuentan que el 2010, con apoyo de la Municipalidad de Miraflores, se elaboró el proyecto para la construcción del Centro de Criminalística en ese distrito. Sin embargo, invasores se apropiaron del predio. El 2011, el proyecto fue aprobado por el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP), y el Ministerio del Interior destinó S/. 15 millones para el laboratorio. La obra no se ejecuta por la falta del predio, y el dinero permanece guardado desde hace dos años. “El Ministerio de Economía reserva estas partidas por un periodo de tres años. Si en ese tiempo no se ejecuta, se canaliza a otros fines”, indicó uno de los oficiales.

Los policías agregaron que en dos años, los sucesivos jefes de la región policial no se preocuparon por buscar un  área para desarrollar la obra. “Tenemos, por ejemplo, un equipo de IBIS para rastrear la codificación de armas de fuego y explosivos, que está mal implementado en el local de la Depincri. En almacén se tiene un equipo AFIX para identificación de huellas digitales que no tenemos donde instalar, y en agosto llegará un microscopio electrónico de barrido para identificar partículas metálicas y de químicos en escenas de crímenes, y no hay donde llevarlo”, señalaron.

Municipalidad provincial evalúa donación de terreno a la Policía 

Actualmente, la Policía evalúa la donación de un terreno en el distrito de Miraflores. Éste se encuentra ubicado a un costado del cuartel de Bomberos de este distrito (cuadra 17 de la avenida Espinar). El predio es de la comuna provincial. El alcalde Alfredo Zegarra señaló que sus asesores evalúan el pedido realizado por la Policía. La autoridad mostró su disposición a ejecutar la obra.

Por su parte, el jefe de la Región Policial Sur, general Manuel Guillén Haro, refirió que la construcción del laboratorio de criminalística lo debe evaluar la Dirección Territorial de la Policía. Acotó que si es factible que el provincial done un terreno para esta infraestructura, él hará las gestiones para conseguirlo. Apoya las mejoras en la PNP.

La policía hace milagros

Publicado en Correo el 12 de Octubre del 2012

La realidad es otra y más dura, pero los efectivos policiales a pesar de las críticas y carencias logísticas, deben seguir adelante en la desigual lucha contra la delincuencia. No solo tienen que llevar sus propias computadoras e impresoras. También deben pagar su conexión a internet, y desde hace más de dos años los presupuestos de los vehículos e insumos para realizar pericias no llegan con regularidad.

¿Cómo trabajan? Es un verdadero milagro.

Las cinco especialidades de la policía tienen múltiples carencias: Investigación Criminal, Criminalística, Inteligencia, Orden Público y Administración.

MALOGRADOS

Los símbolos policiales son los patrulleros, pero éstos esconden una verdad: su antigüedad. Según información confidencial de la policía, todas las unidades de emergencia datan de la década del 90 y el 2000.

Policía intentó ocultar evidencia en caso Ciro

Oficial declaró que se detectó que los objetos que estaban en la mochila de Ciro fueron manipulados.

Publicado en Perú21 el 29 de Junio del 2012

Al encontrarse las mochilas de Ciro Castillo Rojo y de Rosario Ponce López en el cerro Bomboya, en abril del año pasado, un alto oficial de la Policía, en una actitud extraña, pretendió entorpecer el procedimiento normal que se seguía en la manipulación de los objetos que estaban dentro de las mismas. Esta versión, recogida por primera vez por el Ministerio Público, la dio un oficial de la Policía durante las investigaciones, y es uno de los aspectos en los que la Fiscalía ha puesto especial interés.

Ello, sobre todo, porque cuando llegaron las pertenencias de la pareja desde la localidad de Chivay, en Caylloma, al Ministerio Público, en Arequipa, los fiscales a cargo del caso también notaron que las evidencias, que debían estar lacradas, no eran guardadas con el más mínimo cuidado.

Fuentes de la Fiscalía indicaron a este diario que, en ese momento, el fiscal a cargo de las indagaciones, Jan Frank Zegarra, se mostró molesto por la forma en que se habían manipulado los objetos. Incluso dijo que se detectó una mala intención porque la Policía sabía bien el procedimiento y rigurosidad que se debe tener en este tipo de casos.

Por esta razón, la fiscal María del Rosario Lozada Sotomayor, que ahora dirige las investigaciones, ha citado a 13 policías que participaron en el rescate de los universitarios en el valle del Colca.

En la nueva programación de diligencias, que se inicia el 4 de julio, ha sido incluido Víctor Carlos Cabrera Córdoba, exenamorado de Rosario Ponce y, además, hijo de Miguel Cabrera, abogado de la mencionada estudiante. Posteriormente pasarán por el despacho de la fiscal Lozada los peritos José Darío Maquera, Edmundo Miranda, Richard Pinto y Elvis Mamani, quienes revisaron las prendas de Ciro.

SABÍA QUE

– La Fiscalía a cargo del caso enviará información al Instituto de Medicina Legal de Lima para que realice la reconstrucción virtual de la muerte de Ciro Castillo Rojo en el Colca.