Salvan a 11 estudiantes limeños perdidos en gélidas alturas de Huaraz

Estuvieron 48 horas a más de 4 mil metros de altura, soportando temperaturas de hasta 20 grados bajo cero. Universitarios fueron hallados maltrechos en la quebrada de Llanganuco, cerca del nevado Ausquicocha.

Por Ernesto Guerrero – Publicado en La República el 10 de Octubre del 2012

Once jóvenes, en su mayoría estudiantes limeños que se aventuraron a explorar la quebrada de Llanganuco, en la provincia de Huaraz, región Áncash, fueron rescatados maltrechos ayer por policías de la Unidad de Salvamento de Alta Montaña. El grupo permaneció dos días perdido a más de 4 mil metros de altura y soportando de noche temperaturas de hasta 20 grados bajo cero, cerca del Parque Nacional del Huascarán.

Los muchachos, aficionados al excursionismo o trekking, tenían previsto acceder primero a la laguna Orconcocha, conocida también como ‘Macho’, y luego encaminarse hasta la laguna Chinancocha o ‘Hembra’.

FERIADO LARGO

Ocho de ellos, alumnos de las universidades San Ignacio de Loyola, La Católica, Ricardo Palma y Agraria de La Molina, partieron de Lima el viernes último. Decidieron relajarse aprovechando el feriado largo. Ese mismo día se reunieron con tres amigos huaracinos amantes, como ellos, de la naturaleza.

El sábado, muy temprano, todos emprendieron la travesía anhelada. Por entusiasmo, al parecer, no adoptaron las medidas de seguridad pertinentes.

Oliver Figueroa Cuadros (26), Arthur Huamaní Pajuelo (27), Miriam Gómez de la Barra, Wilder Marín Layme, Raúl Mosquera Pumaricra, Percy Molina Neyra, Julio Gamboa y los hermanos Raúl y Marilú Maguiña Huerta, así como otros dos varones identificados como Manuel y Juan, recorrieron ocho horas en carro antes de iniciar el ascenso a la quebrada Llanganuco, ubicada a 25 kilómetros al noreste de la ciudad de Yungay.

El ascenso lo hicieron en dos grupos, por senderos distintos. Iban a encontrarse en la laguna Orconcocha o ‘Macho’.

El mismo sábado todos se extraviaron. Sin brújulas ni mapas que les permitieran orientarse, siguieron caminando en busca de cuevas para refugiarse.

Los hermanos Raúl y Marilú Maguiña, naturales de Huaráz, como cabezas de grupo, evitaron que el pánico cundiera y se las arreglaron para pedir ayuda.

IPHONE SALVADOR

Raúl tenía un iPhone 4, con servicio de internet incluido. A través del moderno celular contactó en Lima, la tarde del domingo, a Any Figueroa Cuadros y le reveló la situación de peligro que afrontaba su hermano Oliver, perdido con todos cerca del nevado de Ausquicocha. Su interlocutora transmitió el mensaje a la Central Policial 105 y desde ese instante, 2.30 p.m., las fuerzas del orden iniciaron la búsqueda.

“Las condiciones climáticas eran adversas. En esta época del año suele llover torrencialmente en las alturas y la temperatura es bajísima. Estábamos en una lucha contra el tiempo”, explicó el mayor PNP Marcos Carrera Torres, jefe de la Unidad de Rescate de Alta Montaña de Huaraz.

SEVERA HIPOTERMIA

El oficial con otros 6 agentes localizaron a los excursionistas a las 2.30 de la madrugada de ayer. Les dieron prioridad a Oliver Figueroa y Arthur Huamaní, quienes presentaban severos cuadros de deshidratación e hipotermia. Ambos fueron llevados al hospital de Carhuaz. Los demás consiguieron descender recién a las 9 de la mañana de ayer, concluyendo una travesía que pudo ser fatal.

EMERGENCIA

El médico Jhon Huerta Villanueva, jefe de emergencia del hospital de Carhuaz, explicó que Oliver Figueroa y Arthur Huamaní no hubieran resistido seis horas el intenso frío de la montaña. “Tuvieron suerte, los hallaron a tiempo, la hipotermia pudo haberlos matado…”, dijo.

El trekking, modalidad deportiva que practicaban los excursionistas rescatados, consiste en recorrer a pie y de forma autónoma parajes aislados con dificultad de tránsito y zonas remotas sin senderos, manteniendo la adrenalina al tope.

EN CIFRAS

4.100 metros sobre el nivel del mar escalaron los jóvenes antes de extraviarse.

90 kilómetros de distancia hay desde la ciudad de Huaraz hasta el distrito de Shilla, punto de ascenso a la quebrada de Llanganuco.

Videos USAM

Creo conveniente compartir estos videos de la Unidad de Salvamento de Alta Montaña de la PNP.

El fundador es el Coronel en retiro Luis Gárate Otero, quien ha sido citado por la Fiscalía para este Jueves 2 de Agosto para explicar su participación en el rescate de Rosario Ponce y sus relaciones con los miembros de la USAM a lo largo del caso, y con el tío de Rosario, Carlos Ponce.

En este segundo video de la TV arequipeña, también sobre USAM, se observa al Mayor Robert Grandez, responsable de la búsqueda de Rosario y Ciro en los primeros meses, y acusado por el Dr. Ciro de aleccionar a Rosario sobre su permanencia en el Colca y al mismo tiempo encubrir un posible crimen.

El entorno de Rosario Ponce recibía información de USAM

Declaración. Nuevo jefe declaró que efectivos de esta unidad dieron reportes y fotos durante todo el proceso de búsqueda y hallazgo de Ciro Castillo Rojo, a personas cercanas a Rosario. Ex jefe de la USAM habría cometido varios vicios, entre ellos ordenar que DNI de Ciro sea dejado subrepticiamente bajo la puerta de la Fiscalía.

Por Carlos Herrera – Publicado en La República el 24 de Julio del 2012

El 10 de febrero de 2012, el capitán PNP Jorge Zúñiga Huayta, jefe de la Unidad de Salvamento de Alta Montaña (USAM) de Chivay, Arequipa, declaró ante la fiscal María del Rosario Lozada Sotomayor, por el caso de la muerte de Ciro Castillo Rojo en el nevado Bomboya.

Zúñiga le dijo a la titular de la investigación que existieron varias irregularidades durante la búsqueda de Ciro, quien se extravió en el Cañón del Colca, el 4 de abril de 2011, junto a su enamorada Rosario Ponce. La muchacha apareció luego de nueve días, pero el joven fue rescatado sin vida el 19 de octubre de ese año.

La versión del actual jefe de la USAM se ha convertido en una pieza clave dentro de la investigación fiscal. Este sería el “testigo clave” del que Ciro Castillo Rojo Salas, padre del muchacho, ha venido hablando en las últimas semanas.

La República tuvo acceso a la declaración que Zúñiga hizo en la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa. En la diligencia, el jefe policial indicó que al asumir el cargo en la USAM, en octubre de 2011, notó que el teléfono de la unidad recibía llamadas del policía en retiro Luis Gárate Otero, quien fue fundador de la USAM a nivel nacional.

A éste, el personal le brindaba reportes de cómo iba la búsqueda del estudiante universitario. La información a Gárate también le era entregada por correos electrónicos. Estos “emails” eran enviados por el secretario de la USAM, Percy Coronel.

Incluso se notó en la revisión de las bandejas de entrada y salida del correo electrónico de la unidad, que fotos del rescate del cuerpo de Ciro, realizado el 19 de octubre, le fueron remitidas a Luis Gárate.

Zúñiga explica que internamente averiguó cuál era la relación de Gárate en el caso. Tras sus indagaciones determinó que éste habría participado en el rescate de Rosario Ponce, quien ahora afronta una denuncia por los delitos de homicidio y encubrimiento. El jefe de la USAM también se enteró que Gárate era amigo del tío de Rosario, Carlos Ponce.

Aunque dijo no estar seguro que Gárate subió al Bomboya cuando se rescató a Rosario, afirmó que sí estuvo en Chivay en esas fechas.

Asimismo detectó que tras la salida del anterior jefe de la USAM, Robert Grandez, éste todavía mantenía contacto con los integrantes de la unidad, para recabar información del caso. En los registros de llamadas, figura el número de celular de Grandez.

Más anomalías

En otra parte de la declaración, el capitán PNP Jorge Zúñiga explicó que luego de sostener conversaciones con el personal de la unidad, detectó que el suboficial Jonathan Palomino Ramos, quien participó en la búsqueda de Rosario en el Bomboya, nunca fue citado por la Fiscalía.

Palomino Ramos le dijo a Zúñiga que escuchó decir a la integrante de Bomberos Unidos Sin Fronteras (BUSF), María Teresa Pillco, que Rosario Ponce le dijo que su compañero estaba en la montaña herido y con el brazo roto. Aclaró que en el reporte enviado sobre el rescate de Rosario Ponce, no se consignó la participación de este efectivo.

Tras conocer esta información, la fiscal citó a Palomino el pasado 5 de julio y ya rindió su manifestación.

Zúñiga también dijo a la fiscal que fue la hermana de Rosario Ponce quien llevó el DNI de Ciro Castillo Rojo a la USAM y se lo entregó al policía Oswaldo Huallasi. El entonces jefe de la unidad, Robert Grandez, le ordenó llevar el DNI a la Fiscalía e ingresarlo por debajo de la puerta de esta entidad. Toda esta información sería clave para formalizar denuncia por la muerte de Ciro.